Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Enterobius vermicularis. Manifestación pulmonar
Información de la revista
Vol. 89. Núm. 4.
Páginas 257-259 (Abril 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 89. Núm. 4.
Páginas 257-259 (Abril 2011)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2010.03.018
Acceso a texto completo
Enterobius vermicularis. Manifestación pulmonar
Enterobius vermicularis. Lung signs
Visitas
...
J.L.. José Luis García Fernándeza,??
Autor para correspondencia
jlgf7478@gmail.com

Autor para correspondencia.
, R.. Ramón Moreno Balsalobrea, Roberto Risco Rojasb, Marta Fernandez Jiméneza, Carlos Gamallo Amata
a Hospital Universitario de la Princesa, Servicio de Cirugía Torácica, Madrid, España
b Hospital Infanta Cristina, Sección de Cirugía Torácica, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

El Enterobius vermicularis es un nematodo intestinal de climas templados, denominado «oxiuro o lombriz de los niños», es el más frecuente de todos los parásitos intestinales en nuestro medio. Se trata de un gusano cuya longitud oscila entre 2 y 13mm, con un diámetro de 0,1mm, en forma de huso y color blanco1,2.

Las hembras grávidas emigran desde el ciego, en cuya mucosa se fijan por unos pequeños labios que poseen en la boca, hasta los márgenes del ano, donde depositan los huevos en número de 10.000 o más, que se adhieren a la piel de la zona donde se vuelven infectantes al cabo de 6 horas. Esto explica la autoinfestación del sujeto parasitado que sufre un intenso prurito anal, se rasca y conduce estos huevos en las uñas a su propia boca1.

Existen en la literatura formas de infestación ectópica, menos frecuentes, consecuencia de la migración de las formas adultas. Localizaciones tales como el apéndice vermiforme, peritoneo, epiplon, vagina, cerviz, trompa de Falopio, intestino, hígado, vía biliar y pulmón1,4,5.

La escasa incidencia de colonización pulmonar por este parásito condiciona las expectativas diagnósticas de esta entidad patológica y justifica la presentación de este caso clínico.

Se presenta una paciente de origen ecuatoriano de 25 años de edad, no fumadora, casada y con residencia fija en España dedicada al cuidado de ancianos, neonatos y a la limpieza.

La historia natural de la enfermedad debuta con un cuadro subagudo de astenia, sin pérdida de peso y dolor en hemitórax derecho, que cede espontáneamente, de un año de evolución. En el momento de su ingreso, presenta fiebre de 38°C y episodios autolimitados de expectoración hemoptoica.

En la TAC se aprecia una condensación alveolar subsegmentaria en la língula en el lóbulo superior izquierdo con broncograma aéreo dentro de la lesión y una imagen con densidad aire en su periferia. Una imagen compatible con bronquiectasia pulmonar.

Con un doble objetivo diagnóstico y terapéutico se realiza una segmentectomía reglada de la língula mediante toracotomía posterolateral izquierda.

En el estudio anatomopatológico se aprecia una lesión nodular de superficie lisa, bien delimitada y con una bronquiectasia de 1,5cm de diámetro con mucosa irregular y cambios inflamatorios. Alrededor de esta se observan cambios inflamatorios bronquiales. Microscópicamente se trata de una bronquitis granulomatosa necrotizante con presencia de huevos de E. vermicularis (figs. 1 y 2).

Figura 1.

Huevo Enterobius vermicularis.

(0,32MB).
Figura 2.

Huevo Enterobius vermicularis y célula de Langhans.

(0,29MB).

Una vez conocido el origen de la enfermedad se procede a la detección de parásitos en heces y a la realización de un test de Graham a la paciente. Ambos procedimientos diagnósticos resultan negativos para parásitos intestinales.

La colonización pulmonar por E. vermicularis ha sido excepcionalmente descrita en la literatura. Actualmente, se discuten dos probables vías de acceso al pulmón del parásito. La primera de ellas, consistiría en una migración activa del gusano atravesando la pared intestinal y accediendo al sistema portal hepático desde donde, a través del ventrículo derecho, accedería a la circulación pulmonar y acabaría alojándose, tras su impactación en una arteriola, en el parénquima pulmonar1,3.

Por otra parte, teniendo en cuenta la ausencia de sintomatología intestinal en la paciente, parece más verosímil explicar la lesión pulmonar como consecuencia de la migración de los huevos del parásito a través de las fosas nasales o la boca de forma pasiva y por arrastre mecánico, hasta alojarse en el tejido pulmonar, resultado de la contaminación de la vía aérea superior por la manipulación de la región perianal1,3.

Si la paciente no tiene parásitos intestinales debemos asumir que la infestación ha sido exógena. En países latinoamericanos (lugar de origen de la paciente) se almacenan los excrementos humanos y animales en fosas sépticas cercanas a las poblaciones. Las consecuencias epidemiológicas ante una infestación de alta incidencia (sobretodo en etapas tempranas de la vida) podrían modificarse a través de una correcta educación sociosanitaria con la meticulosa higiene por parte de estos pacientes para evitar la contaminación ano buco nasal.

Por otro lado, a la luz de los hallazgos radiológicos poco específicos que hagan sospechar esta patología, sería oportuno tenerla en cuenta en el diagnóstico diferencial ante una prueba de imagen y un cuadro clínico sugestivo de bronquiectasias con infecciones respiratorias de repetición en pacientes jóvenes en contacto con ancianos y niños sin patología pulmonar previa.

Bibliografía
[1]
B. Sinniah, J. Leopairut, R.C. Neafie, DH Connor, M Voge.
Enterobiasis: a histopathological study of 259 patiens.
Ann Trop Med Parasitol, 85 (1991), pp. 625-635
[2]
P.C. Beaver, J.J. Kriz, T.J. Lau.
Pulmonary nodule caused by Enterobius vermicularis.
Am J Trop Med Hyg, 22 (1973), pp. 711-713
[3]
W. El-Matary, A. Mark Dalzell, G. Kokai.
Clinical quiz. Enterobius vermicularis infection.
J Pediatr Gastroenterol Nutr, 43 (2006), pp. 271-272
[4]
J. Jeske, J. Kamerys, A. Ochecka-Szymańska.
Efficacy of mebendazol in treatment of selected parasitosses. A retrospective study.
Wiad Parazytol, 46 (2000), pp. 127-139
[5]
E.N. Beckam, J.B. Holland.
Ovarian enterobiasis—a proposed pathogenesis.
Issue Series Title: Am J Trop Med Hyg, 30 (1981), pp. 74-76
Copyright © 2010. AEC.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.