Regístrese
Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Bruceloma hepático: actitud terapéutica
Información de la revista
Vol. 94. Núm. 4.
Páginas 238-239 (Abril 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 94. Núm. 4.
Páginas 238-239 (Abril 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2015.04.003
Acceso a texto completo
Bruceloma hepático: actitud terapéutica
Hepatic bruceloma: Therapeutic approach
Visitas
1355
Antonio Serafín Valero Liñán
Autor para correspondencia
aseravl@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, José Ignacio Miota de Llama, José Antonio González Masiá, Juan Luis Rueda Martínez, Pascual González Masegosa
Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Albacete, España
Este artículo ha recibido
1355
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

La brucelosis es la zoonosis más común en todo el mundo, causada por microorganismos del género Brucella. La Brucella, bacteria aerobia gramnegativa con capacidad in vivo para comportarse como parásito intracelular facultativo1, afecta a animales y puede causar infecciones sistémicas en el hombre, que se pueden expresar de forma aguda, subaguda o crónica2,3.

Presentamos el caso clínico de un varón de 48 años (antecedente de brucelosis a los 14 años) diagnosticado de recidiva brucelar hepática persistente a pesar de ser tratado, en primer lugar, con doxiciclina más aminoglucósido y, posteriormente, hasta la cirugía con doxiciclina, ciprofloxacino y rifampicina, esta última tuvo que ser retirada por pérdida de sensibilidad en los dedos de las manos. Dada la mala evolución clínico-radiológica (febrícula y anorexia con pérdida de peso, así como aumento del número y tamaño de las lesiones hepáticas), e intento fallido de drenaje percutáneo es presentado a nuestra unidad de cirugía hepatobiliopancreática donde se decidió intervención quirúrgica. En la misma se halló gran tumoración hepática que ocupa los segmentos 5, 6 y 4B, con infiltración de pared abdominal anterior y diafragma. Se realizó hepatectomía derecha ampliada más exéresis de fragmento de pared abdominal y diafragma infiltrados en bloque (fig. 1). El examen macroscópico y microscópico informó de pieza de hepatectomía de 960g y unas dimensiones de 19×16×7cm, la cual presentó a los cortes un área blanquecina amarillenta irregular de aspecto fibrinopurulento de 12×14×6,5cm donde se visualizaron granulomas epitelioides necrotizantes4. El postoperatorio evolucionó favorablemente sin complicaciones médico-quirúrgicas. Al alta se mantuvo el tratamiento antibiótico (doxiciclina más ciprofloxacino). Tras 7 meses de seguimiento el paciente se encuentra asintomático, con ganancia ponderal y sin signos clínicos, analíticos o radiológicos de recidiva de la enfermedad.

Figura 1.

Pieza quirúrgica y lecho de transección hepática.

(0,19MB).

La dificultad para la erradicación total de la enfermedad, así como la aparición tardía de complicaciones focales se debe a su afinidad por las células del sistema mononuclear fagocítico y capacidad de acantonamiento dentro de las mismas5. Los brucelomas hepáticos suelen ser complicaciones poco comunes que, por lo general, ocurren en adultos con formas crónicas de la enfermedad. Radiológicamente se representan como lesiones únicas de aspecto seudotumoral con márgenes mal definidos y bordes irregulares, de contenido heterogéneo, con posibles cavitaciones y con la presencia típica de una calcificación central6 (fig. 2). Los cultivos bacteriológicos, aunque suelen ser positivos en la fase aguda de la brucelosis, en el caso de los brucelomas casi siempre son negativos (rentabilidad diagnóstica 10-30%) lo cual obliga a presentar recurrencias a las pruebas serológicas7,8. Los estudios serológicos se basan en la detección de anticuerpos, realizada con tinción de rosa de Bengala, a pesar de que nunca ha sido totalmente validado para el diagnóstico en seres humanos1 se considera el test de Coombs anti-Brucella como el de mayor sensibilidad. Con frecuencia, los estudios serológicos en los brucelomas no son concluyentes, por lo que es recomendable realizar la técnica de PCR, útil tanto en sangre como en el exudado purulento o la muestra tisular.

Figura 2.

Imágenes de TC donde se aprecia lesión seudotumoral hepática con una calcificación central.

(0,25MB).

Podemos concluir que ante una lesión ocupante de espacio a nivel hepático de márgenes mal definidos, de contenido heterogéneo y con una calcificación central, se debe plantear la posibilidad de un bruceloma hepático en el diagnóstico diferencial. Además en el estudio clínico se debe incluir la técnica de PCR para Brucella dado de que los estudios serológicos con frecuencia, en esta fase de la enfermedad, no son concluyentes. Por último, enfatizar que la combinación de cirugía hepática y tratamiento antibiótico específico durante unas 6-8 semanas es el idóneo para garantizar la erradicación absoluta de esta zoonosis en casos clínicos recidivantes o con baja respuesta terapéutica frente al tratamiento antibiótico o al drenaje percutáneo9.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
T.R. Harrison.
Principios de medicina interna.
16.ª ed., Interamericana-McGraw-Hill, (2005), pp. 1019-1023
[2]
M.P. Franco, M. Mulder, R.H. Gilman, H.L. Smits.
Human brucellosis.
Lancet Infect Dis, 7 (2007), pp. 775-786
[3]
L. Barutta, D. Ferrigno, R. Melchio, V. Borretta, C. Bracco, C. Brignone, et al.
Hepatic brucelloma.
Lancet Infect Dis, 13 (2013), pp. 987-993
[4]
E.J. Young, M.R. Hasanjani Roushan, S. Shafae, R.M. Genta, S.L. Taylor.
Liver histology of acute brucellosis caused by Brucella melitensis.
Hum Pathol, 45 (2014), pp. 2023-2028
[5]
J.D. Colmenero, M.I. Queipo-Ortuño, J.M. Reguera, M.A. Suárez-Muñoz, S. Martín-Carballido, P. Morata.
Chronic hepatosplenic abscesses in brucellosis: Clinico-therapeutic features and molecular diagnostic approach.
Diagn Microbiol Infect Dis, 42 (2002), pp. 159-167
[6]
O. Sisteron, J. Souci, P. Chevallier, E. Cua, J.N. Bruneton.
Hepatic abscess caused by Brucella US, CT and MRI findings. Case report and review of the literature.
Clin Imaging, 26 (2002), pp. 414-417
[7]
J. Ariza, C. Pigrau, C. Cañas, A. Marron, F. Martínez, B. Almirante, et al.
Current understanding and management of chronic hepatosplenic suppurative brucellosis.
Clin Infect Dis, 32 (2001), pp. 1024-1033
[8]
P. Morata, M.I. Queipo-Ortuño, J.M. Reguera, F. Miralles, J.J. López-González, J.D. Colmenero.
Diagnostic yield of a PCR assay in focal complications of brucellosis.
J Clin Microbiol, 39 (2001), pp. 3743-3746
[9]
P. Menéndez, P. Villarejo, T. Cubo, D. Padilla, D. Gambí, J.M. Menéndez, et al.
Hepatic brucelloma: Diagnosis and treatment.
Gastroenterol Hepatol, 32 (2009), pp. 291-293
Copyright © 2015. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.