Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Nódulos eritematosos palpebrales bilaterales
Información de la revista
Vol. 52. Núm. 8.
Páginas 574-575 (Octubre 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 52. Núm. 8.
Páginas 574-575 (Octubre 2020)
Imágenes
DOI: 10.1016/j.aprim.2020.05.007
Open Access
Nódulos eritematosos palpebrales bilaterales
Bilateral palpebral erythematous nodules
Visitas
...
Jorge Juan Vega-Castillo
Autor para correspondencia
jorvegcas@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Ricardo Ruiz-Villaverde
Servicio de Dermatología, Hospital Universitario San Cecilio, Granada, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Varón de 48 años, sin antecedentes personales de interés, que acudió a consulta de dermatología por nódulos en ambos párpados de más de un año de evolución. Realizaba seguimiento por su médico de familia, quien lo derivó por la falta de control del proceso y la aparición de lesiones en la frente en algún momento de su evolución. Refería ocasional sensación de cuerpo extraño ocular. Negaba empeoramiento en relación con desencadenante alguno, afectación de la visión y liberación de material por parte de las lesiones.

En la exploración física se objetivó un eritema difuso en ambos párpados superiores, con áreas nodulares induradas, adheridas, no móviles (fig. 1A.). El borde libre palpebral bilateral evidenció telangiectasias. El examen de las pestañas no mostró aumento de seborrea, hiperqueratosis ni parásitos. En ambas mejillas se apreciaban pápulas y nódulos eritematosos discretamente infiltrados.

Figura 1.

A. Eritema difuso en ambos párpados superiores, con áreas nodulares induradas, adheridas, no móviles y afectación malar. B. Resultado a los 12 meses de tratamiento con isotretinoína.

(0,23MB).

A la luz de los hallazgos se pautaron medidas de higiene palpebral diarias y tratamiento con isotretinoína 10mg/día 12 meses, sin alteraciones analíticas en su seguimiento, con importante mejoría clínica (fig. 1B).

La rosácea ocular constituye uno de los 4 subtipos de rosácea según la clasificación propuesta por la National Rosacea Society Expert Committee en el año 2002. Dada la coexistencia de lesiones de varios subtipos en un mismo paciente, y la progresión entre subtipos, se propuso en 2017 una nueva clasificación por fenotipos, divididos en 3 categorías (patognomónicos, mayores y secundarios) según su peso para el diagnóstico, cuya presencia determinaría el diagnóstico o no de la enfermedad1,2.

La rosácea ocular podría llegar a afectar hasta a 3 de cada 4 pacientes con rosácea. Puede aparecer acompañando a lesiones faciales o de forma aislada. Presentaciones típicas de la rosácea ocular incluyen las telangiectasias del margen palpebral y la inyección conjuntival, que puede llegar a complicarse provocando queratitis y escleritis. Como síntomas habituales destacan el escozor, la sensación de cuerpo extraño y la fotosensibilidad. La blefaritis o los chalazia constituyen hallazgos menos específicos. Otras manifestaciones inespecíficas que podemos observar son: la presencia de un collarete melicérico en la base de las pestañas, irregularidad del borde palpebral o alteraciones en la calidad de la lágrima1,2.

La patogénesis de la rosácea se conoce solo con vaga precisión, asociándose con factores genéticos, inmunitarios, neurovasculares y microbiológicos, habiéndose relacionado con Demodex folliculorum1–5. En cuanto a las lesiones puramente oculares existe una disfunción de las glándulas de Meibomio y Zeis (glándulas sebáceas palpebrales): la inflamación local provocaría obstrucción de los ductos de salida glandulares ocasionando la blefaritis y, al liberarse el sebo a los tejidos circundantes, este induciría una reacción granulomatosa desarrollándose así los chalazia. Asimismo, la alteración del sebo afectaría a la calidad de la lágrima, explicando esto la sequedad ocular y la predisposición al desarrollo de complicaciones como conjuntivitis, queratitis y escleritis1,2.

En el diagnóstico diferencial deben incluirse aquellas causas de blefaritis diferentes de la rosácea, y ante todo paciente con chalazia de repetición habrá que descartar la presencia de un carcinoma sebáceo3.

En relación con la terapéutica la mayoría de opciones carecen de un grado alto de evidencia. En general, se recomiendan medidas de higiene palpebral 2 veces al día con compresas tibias y el empleo de lágrimas artificiales a demanda1,2,4,6. Se ha publicado el uso con éxito de ciclosporina solución ocular al 0,05%. En aquellos casos con mayor grado de afectación la doxiciclina 100mg día ha demostrado mejoría clínica en diferentes estudios observacionales, así como pautas de isotretinoína a dosis bajas (<20mg/día) por periodos de tiempo prolongados1,6. Esto hace que la monitorización clínica y analítica de estos pacientes requiera una colaboración estrecha entre medicina de familia y dermatología.

Bibliografía
[1]
R. Gallo, R. Granstein, S. Kang, M. Mannis, M. Steinhof, J. Tan, et al.
Standard classification and pathophysiology of rosacea: The 2017 update by the National Rosacea Society Expert Committee.
J Am Acad Dermatol, 78 (2017), pp. 148-155
[2]
E.J. Van Zureen.
Rosacea.
N Engl J Med, 377 (2017), pp. 1754-1764
[3]
G.A. Jordan, K. Beier.
Chalazion.
Stat Pearls, (2020),
[4]
J. Iglesias-Martín, A. Tenorio-Abreu, E. Rodríguez-Molins, M. Jiménez-Alcántara.
Blefaritis crónica grave. Evolución tórpida de varios años.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 37 (2019), pp. 410-412
[5]
M. Schear, T. Milman, T. Steiner, C. Shih, I. Udell, A. Steiner.
The association of Demodex with chalazia: A histopathologic study of the eyelid.
Ophthal Plast Reconstr Surg, 32 (2016), pp. 275-278
[6]
K. Duncan, B.H. Jeng.
Medical management of blepharitis.
Curr Opin Ophthalmol, 26 (2015), pp. 289-294
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.