Regístrese
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Exantema fijo medicamentoso por etoricoxib
Información de la revista
Vol. 51. Núm. 8.
Páginas 518-520 (Octubre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 51. Núm. 8.
Páginas 518-520 (Octubre 2019)
Imágenes
DOI: 10.1016/j.aprim.2018.09.017
Open Access
Exantema fijo medicamentoso por etoricoxib
Fixed drug eruption induced by etoricoxib
Visitas
264
Ana Margarita Cantero Macedoa,
Autor para correspondencia
richican81@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Alba Palmerín-Donosoa, Manuel Tejero-Masb
a Medicina Familiar y Comunitaria, Centro de Salud Valdepasillas, Badajoz, España
b Medicina Familiar y Comunitaria, Centro de Salud La Paz, Badajoz, España
Este artículo ha recibido
264
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Paciente de 74 años sin alergias medicamentosas conocidas ni antecedentes de interés, que consulta en atención primaria por la aparición de 2 lesiones pruriginosas maculares eritematosas, bien definidas, con centro violáceo, de apenas horas de evolución. Una de ellas se ubica en la cara lateral del tercio superior de la pierna izquierda y la otra en la cara posterolateral del tercio inferior de la pierna derecha (fig. 1). Como dato de interés, refiere realizar tratamiento con 60mg diarios de etoricoxib desde hace 4 días por gonalgia mecánica. Niega traumatismo previo o picadura de insecto en relación con las lesiones.

Figura 1.

Lesiones maculares bien definidas con centro violáceo en la cara posterolateral del tercio inferior de la pierna derecha (A) y en la cara lateral del tercio superior de la pierna izquierda (B).

(0,13MB).

La paciente es citada 5 días después para revisión, y las lesiones han evolucionado a 2 placas edematosas con ampolla central de contenido serohemorrágico (fig. 2A). Ante la sospecha diagnóstica de exantema fijo medicamentoso (EFM) se suspende el tratamiento con etoricoxib y se inicia tratamiento con 20mg/día de bilastina y clobetasol tópico al 0,05%/2 veces/día. Además, se realiza derivación a consultas externas de dermatología.

Figura 2.

Evolución de la lesión localizada en la cara posterolateral del tercio inferior de la pierna derecha. A) Placa edematosa con ampolla central de contenido serohemorrágico (5 días después). B) Aspecto de la placa 2 semanas más tarde.

(0,14MB).

La paciente experimenta mejoría clínica progresiva (fig. 2B), quedando de forma residual, a nivel de las lesiones, un área hiperpigmentada. En dermatología se mantiene la sospecha diagnóstica y se deriva a la paciente al servicio de alergología donde se le realizan pruebas epicutáneas y de provocación oral con etoricoxib (teniendo esta última un resultado positivo). Así, se concluyó la contraindicación de los inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa 2, siendo recomendable evitar el empleo de fármacos relacionados químicamente con etoricoxib (biperideno y milrinona), salvo objetivación previa de tolerancia a los mismos.

El 5% de las consultas médicas en atención primaria se deben a efectos adversos precipitados por fármacos, y en el 0,3% de estas aparece una reacción cutánea1. El EFM constituye el 25% de las dermatosis medicamentosas y es 2 veces más frecuente en mujeres2. Su etiopatogenia se desconoce, aunque parece que están implicados tanto factores autoinmunes como genéticos3,4. Tres de cada 4 casos se observan en población de entre 11 y 40 años de edad (predomina en adultos jóvenes)2,3. No existe afectación sistémica, y el diagnóstico es fundamentalmente clínico (aunque pueden emplearse, para apoyar el diagnóstico, pruebas de provocación o la biopsia cutánea)1,4. Las pruebas de provocación por contacto aplicando el fármaco en áreas con lesiones previas1,3 son más seguras1, pero solo son positivas en un 30% de los casos, teniendo menor sensibilidad que las pruebas orales3.

La secuencia evolutiva descrita en las lesiones es la forma de presentación típica del EFM1–5: máculas redondas u ovales de coloración rojiza o violácea, placas edematosas con vesículas y ampollas serohemorrágicas y, finalmente, hiperpigmentación residual (que puede persistir durante meses o años). Las ampollas pueden romperse, generando erosiones dolorosas (especialmente en mucosas) y, previamente a la hiperpigmentación, pueden aparecer costras y descamación superficial3.

Característicamente, si tiene lugar una recurrencia, las lesiones aparecen siempre en la misma localización4. El primer brote suele tener lugar varios días después de la toma del fármaco, mientras que con las tomas sucesivas el tiempo suele acortarse, siendo la media de 2 días4.

El diagnóstico diferencial en caso de lesión única se establece fundamentalmente con picaduras de insecto (incluyendo la picadura de araña Loxosceles)1,4; sí existe afectación mucosa con infecciones herpéticas, aftas y eritema polimorfo1,3,4; en afectaciones periungueales con paroniquia1,4 y en afectaciones múltiples con el síndrome de Stevens-Johnson, eritema polimorfo y necrólisis epidérmica tóxica3,4.

El EFM no precisa tratamiento específico4. Se realiza tratamiento sintomático, y lo más importante es la retirada del agente desencadenante (habitualmente un fármaco)1–5.

Bibliografía
[1]
J. Rueda López, C. Cruces Baca, R. Pérez Moreno, L. Villa García, A. Guerrero Palmero.
Exantema fijo medicamentoso por paracetamol: Caso clínico con revisión bibliográfica.
Gerokomos, 28 (2017), pp. 158-162 [consultado 20 Ago 2018]
[2]
R. Arenas Guzmán.
Dermatitis medicamentosas.
Dermatología Atlas, diagnóstico y tratamiento, 6.a ed., pp. 78-86
[3]
J. Avilés Izquierdo, M. Huerta Brogeras, R. Suárez Fernández, P. Lázaro Ochaíta.
Exantema fijo medicamentoso.
Med Integr, 40 (2002), pp. 251-255 [consultado 21 Ago 2018]
[4]
Agusti-MejiasF A., A. Mejias-Boils, F. Messeguer, V. Alegre De Miguel.
Eritema fijo medicamentoso: claves diagnósticas.
Semergen, 37 (2011), pp. 215-218 [consultado 23 Ago 2018]
[5]
L. Puig Sanz.
Toxicodermias dermatosis facticias y úlceras de diversas etiologías.
Dermatología Clínica, 4.a ed., pp. 119-130
Copyright © 2019. The Authors
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.