Regístrese
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Densitometría en atención primaria, més que mai
Información de la revista
Vol. 34. Núm. 3.
Páginas 155 (Julio 2004)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 3.
Páginas 155 (Julio 2004)
Acceso a texto completo
Densitometría en atención primaria, més que mai
Densitometry in Primary Care, More Than Ever
Visitas
1929
E. Barrera Linaresa, R. Sánchez Gonzáleza, M. Pinel Gonzáleza
a EAP San Blas. Parla. Madrid. ??rea X del Instituto Madrile??o de Salud.
Este artículo ha recibido
1929
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Sr. Director: La lectura del artículo original de Zwart et al1 acerca del abordaje de la osteoporosis (OP) en un centro de atención primaria nos ha parecido un buen punto de partida para reflexionar sobre esta afección tan prevalente, también conocida como «la epidemia silenciosa»2.

Los autores concluyen que en el centro de salud estudiado la indicación de la densitometría ósea (DO) es baja y su adecuación, mejorable.

Queremos añadir algún matiz a las conclusiones. La reflexión que se impone es probablemente de otra índole, en relación con la accesibilidad a la DO por parte de los médicos de atención primaria (AP).

Al parecer, en el centro de salud en que se realiza el estudio, los facultativos disponen de la posibilidad de petición de DO, si bien no se informa de qué modalidad; éste nos parecía un dato de interés, ya que no todas las técnicas densitométricas están aconsejadas para el diagnóstico3,4.

Pero lo cierto es que la DO no es una prueba disponible habitualmente para el primer nivel asistencial. En España, parece que, además, no se dispone de densitómetros suficientes para cubrir de una forma satisfactoria las necesidades que se plantean por los diferentes protocolos de detección oportunista de OP. Según datos publicados2, el 72% de los médicos de primaria no dispondría de acceso a este test diagnóstico. Había 8 aparatos de densitometría por cada millón de habitantes, de los que más del 65% estarían en la sanidad privada.

Estamos de acuerdo en que los médicos de familia debemos estar capacitados para el manejo de la OP en cualquier modelo de prevención, ya sea primaria, secundaria o terciaria. Para ello, y sobre todo en prevención secundaria, consideramos que no basta únicamente con la implantación de programas y la difusión de las guías de práctica clínica. Se deberían revisar los recursos a nuestro alcance, necesarios para el abordaje de esta afección.

A la vista de lo anterior, no se podrán generalizar las conclusiones que los autores sugieren, de falta de sensibilidad y formación de los médicos de familia hacia un proceso patológico tan prevalente. Parece más lógico colegir que los médicos de atención primaria hemos «fosilizado» una conducta diagnóstica de una forma imperativa, por la limitación al acceso de una prueba.

Estudios como el publicado carecen del diseño y de la base poblacional suficiente como para permitir inferir conclusiones que habría que interpretar con cautela antes de extrapolar, mutas mutandis, al resto de la AP. En este sentido, discrepamos de aserciones como la que los autores postulan cuando afirman que «el registro de los factores clave para la prevención y el manejo no está asumido en algunos centros de AP y ello parece extensible a la AP». Nosotros hemos apuntado sólo una de las múltiples causas que podrían explicar las hipótesis alternativas a esta conclusión.

Para finalizar, queremos dejar constancia de una reflexión ética que la lectura del artículo mencionado nos ha generado. Las diferencias en las posibilidades de acceso a los recursos diagnósticos subrayan diferencias en la equidad de la atención sanitaria, que no debieran darse en un sistema sanitario que pretende garantizar, en la articulación de sus prestaciones, iguales recursos para iguales necesidades5.

Bibliograf??a
[1]
Abordaje de la osteoporosis en un centro de atenci??n primaria. Aten Primaria 2004;33:183-7.
[2]
Prevenci??n de la osteoporosis: el coste de la desinformaci??n del paciente. Rev Esp Econ Salud 2002;1:(24)-246.
[3]
Actualizaci??n en el abordaje y tratamiento de la osteoporosis 2001. Inf Ter Sist Nac Salud 2001;25:117-41.
[4]
T??cnicas de medida de densidad de masa ??sea. An Sist Sanit Navarr 2003;26(Supl 3):19-27.
[5]
??Peligra la equidad del SNS? Rev Esp Econ Salud 2002;1:(3):24-6.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.