Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Amaryl® y Alapryl®: dos medicamentos parónimos
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 10.
Páginas 669-670 (Diciembre 1998)
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 10.
Páginas 669-670 (Diciembre 1998)
Acceso a texto completo
Amaryl® y Alapryl®: dos medicamentos parónimos
Amaryl® and Alapryl®: two paronymic medicines
Visitas
...
JJ. Navarro Sanza, P. García Ortegaa
a Centros de Salud Parquesol y Arturo Eyries Sur. Valladolid
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Estadísticas
Texto completo

Sres. Directores: La constante investigación en el campo de la medicina, y de forma particular en farmacología, hace que todos los años surjan nuevos principios activos. Esto conlleva continuamente nombres comerciales también novedosos.

A finales de 1997, aparece en el mercado español el antidiabético oral Amaryl® (sulfonilurea: glimepirida). Este nombre comercial tiene mucha similitud fonética y ortográfica (incluso en su formato) con Alapryl® (benzodiacepina: halazepam), hace ya varios años en nuestro arsenal terapéutico.

Estos dos principios activos son de uso frecuente, ya que los trastornos mentales y la diabetes presentan una elevada prevalencia entre la población general1,2 y ambos son motivo de consulta habitual en atención primaria. El tratamiento y seguimiento de estas dos patologías también se hace en muchos casos por los médicos de familia, y las benzodiacepinas son el grupo farmacológico más consumido entre los psicofármacos3,4.

En numerosas consultas de nuestros centros de salud el tiempo por paciente es todavía reducido, si tenemos en cuenta la enorme carga burocrática que soportamos. Por ello, la calígrafía de nuestras prescripciones pudiera ocasionar errores en la posterior dispensación de estos dos medicamentos de nombre similar, pero de acciones totalmente diferentes, lo que podría producir en el paciente daños importantes.

Por todo lo anterior, sugerimos que un cambio de nombre de alguno de estos medicamentos resultaría conveniente, tal como sucedió recientemente en un caso similar5.

También queremos insistir en la necesidad de extremar el cuidado en la elaboración de las recetas por parte de todos los profesionales que participamos en esta tarea, que no por rutinaria deja de tener una enorme trascendencia.

Bibliografía
[1]
Diabetes. En: Mart??n A, Cano JF, eds. Manual de Atenci??n Primaria. 3.?? ed. Barcelona: Doyma, 1994; 546-584.
[2]
Cortes JA, Peñalver C, Alonso J, Arroyo A, González L..
La prevalencia del malestar psíquico en atención primaria y su relación con el grado de frecuentación de las consultas..
Aten Primaria, 9 (1993), pp. 459-463
[3]
Psichyatric disorder in America. Nueva York: Free Press, 1991.
[4]
Mateo R, Rupérez O, Hernando MA, Sánchez R..
Consumo de psicofármacos en atención primaria..
Aten Primaria, 1 (1997), pp. 47-50
[5]
Madurga M, De Abajo FJ..
Actol y Acfol: medicamentos que ya no se confundirán..
Med Clin (Barc), 110 (1998), pp. 198-199
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos