Regístrese
Buscar en
Acta Otorrinolaringológica Española
Toda la web
Inicio Acta Otorrinolaringológica Española Programas de rehabilitación auditiva en adultos mayores, ¿qué sabemos de su e...
Información de la revista
Vol. 65. Núm. 4.
Páginas 249-257 (Julio - Agosto 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
9638
Vol. 65. Núm. 4.
Páginas 249-257 (Julio - Agosto 2014)
Revisión
DOI: 10.1016/j.otorri.2013.10.005
Acceso a texto completo
Programas de rehabilitación auditiva en adultos mayores, ¿qué sabemos de su efectividad?
Auditory rehabilitation programmes for adults: What do we know about their effectiveness?
Visitas
9638
Felipe Cardemila,b, Lorena Aguayoc, Adrian Fuented,??
Autor para correspondencia
afuente@med.uchile.cl

Autor para correspondencia.
a Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Barros Luco Trudeau, Universidad de Chile, Santiago, Chile
b Programa de Doctorado en Salud Pública, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile
c Programa de Magíster en Salud Pública, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile
d Escuela de Fonoaudiología, Universidad de Chile, Santiago, Chile
Este artículo ha recibido
9638
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Relación de los 10 estudios seleccionados
Resumen
Introducción y objetivo

La hipoacusia ocupa el tercer lugar entre las patologías que involucran años de vida con discapacidad. El tratamiento habitualmente utilizado es la implementación con audífonos, sin embargo, distintos programas de rehabilitación auditiva han sido desarrollados para mejorar las habilidades comunicativas de quienes padecen hipoacusia. El objetivo de esta revisión fue conocer la efectividad de los programas de rehabilitación auditiva centrados en estrategias comunicativas.

Material y métodos

El presente artículo corresponde a una revisión narrativa. Se realizó una búsqueda bibliográfica en PUBMED de aquellas revisiones sistemáticas que examinaban la efectividad de los programas de entrenamiento y rehabilitación auditiva individuales y grupales, centrados en orientación y estrategias comunicativas en sujetos adultos con hipoacusia. Se analizó cada estudio, evaluando el tipo de intervención utilizada y los resultados obtenidos.

Resultados

Se identificaron 3 artículos, uno acerca de la efectividad de programas de entrenamiento auditivo y 2 revisiones sistemáticas que evaluaron la efectividad de programas comunicativos en adultos hipoacúsicos. El programa Active Communication Education aparece como un programa de rehabilitación auditiva grupal efectivo y que podría ser implementado con pacientes adultos mayores hispanoparlantes.

Conclusiones

La implementación con audífonos y los programas comunicacionales como intervenciones en rehabilitación son positivos para mejorar la participación social y la calidad de vida en pacientes hipoacúsicos, especialmente las estrategias de rehabilitación auditiva grupal, que presentarían un potencial para reducir la limitación de actividades y las restricciones de participación, y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Palabras clave:
Hipoacusia
Audífonos
Rehabilitación
Adherencia
Calidad de vida
Abstract
Introduction and objective

Hearing loss ranks third among the health conditions that involve disability-adjusted life years. Hearing aids are the most commonly used treatment option in people with hearing loss. However, a number of auditory rehabilitation programmes have been developed with the aim of improving communicative abilities in people with hearing loss. The objective of this review was to determine the effectiveness of auditory rehabilitation programmes focused on communication strategies.

Material and methods

This was a narrative revision. A literature search using PUBMED was carried out. This search included systematic reviews investigating the effectiveness of auditory training and individual and group auditory rehabilitation programmes with the main focus on counselling and communicative strategies for adults with hearing loss. Each study was analysed in terms of the type of intervention used and the results obtained.

Results

Three articles were identified: one article about the effectiveness of auditory training programmes and 2 systematic reviews that investigated the effectiveness of communicative programmes in adults with hearing loss. The «Active Communication Education» programme appears to be an effective group programme of auditory rehabilitation that may be used with older Spanish-speaking adults.

Conclusions

The utility of hearing aid fitting and communicative programmes as rehabilitation options are associated with improvements in social participation and quality of life in patients with hearing loss, especially group auditory rehabilitation programmes, which seem to have good potential for reducing activity limitations and social participation restrictions, and thus for improving patient quality of life.

Keywords:
Hearing loss
Hearing aids
Rehabilitation
Adherence
Quality of life
Texto completo
Introducción

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la hipoacusia ocupa el tercer lugar entre las patologías que involucran años de vida con discapacidad (Years lived with disability, YLD) luego de la depresión y lesiones no intencionadas1. Esto implica un desafío tanto en las acciones que se deben realizar para prevenir la hipoacusia como en la implementación de tratamientos efectivos y que mejoren la calidad de vida de las personas que la padecen.

Se ha observado que la prevalencia de esta condición es mayor en las regiones del mundo en vías de desarrollo, lo que representa un especial reto para la salud pública. Existen múltiples causas para esto, y la proporción de personas con hipoacusia aumenta progresivamente con la edad, siendo los adultos mayores el grupo más afectado2. Con el envejecimiento poblacional es de esperar que el número de personas que viven con hipoacusia aumente con el tiempo.

El tratamiento habitualmente utilizado es la implementación con audífonos, sin embargo existe un porcentaje importante de pacientes que finalmente no lo utilizan3, por lo que progresivamente se ha ido estudiando el rol que cumplen diferentes programas de rehabilitación auditiva en la mejora auditiva, la adherencia al uso del audífono y la calidad de vida de dichos pacientes.

El objetivo de esta revisión bibliográfica no sistemática es conocer la efectividad de los programas de entrenamiento auditivo y rehabilitación auditiva centrada en estrategias comunicacionales desde un enfoque de práctica basada en la evidencia. Todo ello con la meta de impulsar programas de entrenamiento auditivo y comunicativo, que muestren ser eficaces y que se complementen con la adaptación de audífonos en pacientes adultos mayores.

La hipoacusia en los adultos mayores

Los adultos mayores son una población de pacientes especialmente importante para el otorrinolaringólogo y el audiólogo, ya que la alteración sensorial más comúnmente observada en esta población es la pérdida de la audición relacionada con el envejecimiento o presbiacusia4. La presbiacusia puede ser definida como el conjunto de cambios de las estructuras auditivas centrales y periféricas relacionados con el proceso de envejecimiento. Los signos de los cambios en las estructuras periféricas de la audición son bien conocidos5, sin embargo, aquellos que se producen en las estructuras auditivas centrales no lo son, lo que limita las intervenciones de rehabilitación en los adultos mayores.

Uno de los problemas más comúnmente presentados por los adultos mayores es la comprensión del habla, en especial cuando existe ruido de fondo o reverberación6,7. Estos problemas, referidos en la literatura como problemas con la comunicación oral, se asocian directamente con una reducción en la calidad de vida, tanto de quienes padecen estas dificultades como de quienes los rodean8 y representan además la razón principal que lleva a los adultos mayores a buscar ayuda por sus problemas auditivos. En este contexto, comunicación oral se refiere a la habilidad de una persona de participar activa y efectivamente en una conversación en distintos medios de escucha.

Debido a la importancia de la comunicación oral y las dificultades observadas en ella en los adultos mayores, el Committee on Hearing, Bioacoustics and Biomechanics propuso en 1988 un modelo acerca de los aspectos que afectan adversamente la comunicación oral en los adultos mayores9. De acuerdo a este modelo, los cambios relacionados con el envejecimiento de las estructuras auditivas periféricas y centrales, así como la disminución de las funciones cognitivas, tales como memoria y atención, aisladas o en combinación entre ellas, llevan consigo dificultades en la comunicación oral.

En la actualidad, las ayudas auditivas externas o audífonos son la opción de rehabilitación de mayor disponibilidad para quienes sufren pérdida auditiva relacionada con el envejecimiento10. Los audífonos tienen la capacidad de amplificar el nivel de presión sonora de las señales acústicas entrantes, mejorando la detección de sonidos por parte del oyente, la cual se ve afectada por una pérdida auditiva periférica. Sin embargo, como ya se ha mencionado, la pérdida periférica de la audición es solo uno de los aspectos de la pérdida auditiva relacionada con el envejecimiento, y así también, solo uno de los aspectos que dan cuenta de las dificultades en la comunicación oral observada en los adultos mayores9. Probablemente esta sea una de las razones fundamentales para que alrededor del 30 al 45% de los adultos mayores que usan audífonos por primera vez no los utilicen3,8,11. Como ha sido ejemplificado por Humes12, si las dificultades en la comunicación oral presentadas por un adulto mayor se deben principalmente a los cambios relacionados con el envejecimiento en las estructuras auditivas centrales, entonces es muy probable que la adaptación protésica en este paciente no demuestre beneficio.

De esta forma, tanto el alto porcentaje de adultos mayores que no recibe beneficio con los audífonos como la complejidad de los aspectos anatomofisiológicos y cognitivos que llevan a las dificultades en la comunicación oral en este grupo de edad hacen necesario complementar la adaptación de audífonos con programas de entrenamiento auditivo y/o rehabilitación auditiva centrada en estrategias comunicacionales en adultos mayores.

Existe evidencia de que los programas de rehabilitación auditiva que se implementan como tratamiento adicional al uso de audífonos suponen mejoras significativas en la percepción de desventaja auditiva en comparación con el uso exclusivo de audífonos13–15, siendo además este tipo de intervenciones más costoefectivas16. Sin embargo, algunos autores sugieren que dichos beneficios se presentan solo a corto plazo17,18. Respecto al contenido específico de los programas, Preminger y Yoo mostraron que no existen diferencias significativas entre distintos contenidos en cuanto a los beneficios logrados, por lo que un programa de rehabilitación debería contener tanto información, como intervenciones y entrenamiento psicosocial19.

Se ha estudiado también qué es lo que hace que un paciente con hipoacusia decida someterse a un programa de rehabilitación, implementar su capacidad auditiva con audífono o no someterse a ninguna intervención. En el estudio de Laplante-Lévesque et al.20 en pacientes mayores de 50 años se observó que algunos factores que se asociaban a que las personas decidieran participar de un programa de rehabilitación eran el mayor nivel socioeconómico del afectado, la entrega subsidiada de audífonos por parte del Estado, y la percepción de mayor efectividad de los programas comunicacionales. Un 24% de los pacientes estudiados no realizó la intervención por la que optó inicialmente, lo que además es reflejo de que las intenciones no siempre se ven traducidas en comportamientos. Finalmente los predictores más importantes de desenlaces exitosos fueron la discapacidad auditiva autopercibida y la etapa de cambio en que se encontraba el paciente.

A continuación haremos una revisión de las principales modalidades de rehabilitación auditiva y la evidencia que sustenta su uso.

Entrenamiento auditivo individual

Sweetow y Palmer21 realizaron una revisión sistemática sobre la efectividad de entrenamientos auditivos tanto analíticos como sintéticos, así como de la combinación de ambos, en individuos entre 19 y 85 años, siendo solo 3 de los estudios incluidos de adultos mayores. En los entrenamientos auditivos analíticos, el habla se descompone en sus partes (consonantes y vocales), y el objetivo de esta técnica es mejorar la discriminación entre sus partes y el reconocimiento de las mismas. En una aproximación sintética lo que se busca fundamentalmente es mejorar las habilidades de escucha a través de la utilización de claves relacionadas con la redundancia lingüística y contextual. Por tanto, el material auditivo verbal utilizado usualmente son oraciones. En esta revisión se analizaron 6 estudios que cumplían los criterios de inclusión. Se encontró que en general los entrenamientos que utilizaban una aproximación sintética demostraban mejoras en la percepción de habla en presencia de ruido de fondo y una mejor utilización de estrategias de escucha activa. Por otro lado, se encontró menor evidencia de la efectividad de entrenamientos analíticos. Los autores concluyeron que aún falta evidencia para evaluar la efectividad de los entrenamientos auditivos individuales.

Programas de rehabilitación auditiva grupal (estrategias comunicacionales)

Los programas de rehabilitación auditiva grupal, a diferencia de los programas de entrenamiento auditivo individual, se basan en la entrega de orientación y estrategias comunicacionales para enfrentar mejor el déficit en la participación social. Desde el punto de vista clínico, se han implementado usualmente en adultos luego de la entrega de audífonos con el objetivo de suplementar la ayuda aportada por estos. La gran mayoría de estos programas representa básicamente una terapia grupal de seguimiento a la adaptación de audífonos.

Este tipo de rehabilitación fue inicialmente introducida por Carhart en el Deshon General Hospital como parte del programa de personal militar post Segunda Guerra mundial22. Distintos autores han mencionado la importancia de incorporar estrategias de comunicación y orientación como parte de un manejo holístico de adultos con hipoacusia a través de un método eficiente, en tiempo y costo, en el contexto de rehabilitación grupal, donde es posible que los participantes compartan sus sentimientos, problemas y soluciones para enfrentar los problemas de comunicación. Los programas de rehabilitación auditiva grupal usualmente incluyen la utilización de clases dirigidas en las cuales se incorpora información acerca de la audición, hipoacusia, lectura labial, estrategias comunicativas y dispositivos de asistencia personal. Por otra parte, algunos de estos programas también incluyen una práctica en la utilización de estrategias comunicacionales, el uso de técnicas de relajación y manejo de estrés, aspectos psicosociales, y la incorporación de la pareja.

Hawkins realizó una revisión sistemática en 2005 en individuos adultos con hipoacusia con el objetivo de determinar si la participación en programas de rehabilitación auditiva grupal de usuarios de audífonos se traducía tanto a corto como a largo plazo en beneficio y satisfacción autopercibidos, como con los audífonos23. Las mediciones de resultado de la terapia incluyeron procedimientos que evaluaron el ajuste personal, el hándicap auditivo autopercibido, o beneficio y/o satisfacción con los audífonos percibido por el usuario. Un total de 12 estudios cumplieron con los criterios de inclusión. La mayoría de los estudios demostró beneficios de los programas de rehabilitación auditiva grupal, en términos de reducción de la restricción en la participación social. A pesar de que hubo mejoría en el uso de estrategias comunicativas, en el ajuste personal y mejor uso de los audífonos, los datos fueron limitados y no habían sido sistemáticamente replicados. Hawkins concluyó que pocos estudios estaban bien controlados y que existía variabilidad en los resultados, por lo que sugirió la realización en el futuro de ensayos clínicos aleatorizados con números adecuados de participantes.

En una reciente revisión sistemática realizada por Chisolm y Arnold24, llevada a cabo entre mayo y agosto de 2010 en individuos adultos, se incluyeron solo estudios clínicos aleatorizados, en los que hubiera medidas de evaluación del efecto de la rehabilitación, en términos de reducción de la restricción en la participación social y mejoras en la calidad de vida. Los resultados arrojaron un total de 10 estudios, de los cuales 7 estaban incluidos en la revisión de Hawkins de 2005, más 3 estudios recientes. La tabla 1 muestra los 10 estudios seleccionados. El estudio con mayor número de participantes identificado en esta revisión fue el de Hickson et al.25, el cual incluyó 100 adultos mayores con una edad media de 74 años que participaron en el entrenamiento experimental Active Communication Education (ACE), y 78 adultos mayores quienes recibieron un entrenamiento placebo seguido del programa ACE. El 54% de estos adultos mayores había sido adaptado con audífonos. El ACE es un programa que está comercialmente disponible26 y que ha sido diseñado especialmente para adultos mayores con o sin audífonos. Este programa es ampliamente utilizado en Australia y actualmente ha sido traducido al francés canadiense y sueco, siendo por tanto aplicado en estas regiones geográficas, además de en los países anglosajones. Debido a estas características, el programa ACE parece ser un programa de rehabilitación auditiva grupal efectivo y que podría ser implementado con pacientes adultos mayores hispanoparlantes. Por todo ello, a continuación se discute con mayor detalle en qué consiste el programa ACE y la evidencia científica de su efectividad.

Tabla 1.

Relación de los 10 estudios seleccionados

Referencia  Diseño  Participantes  Intervención  Instrumentos  Resultados 
Abrams et al., 1992  Ensayo clínico controlado (3 grupos)Todos los sujetos fueron nuevos usuarios de audífonos  Grupo control n=9Solo audífonos n=11Audífonos y rehabilitación grupal n=11  Rehabilitación auditiva grupal una vez a la semana durante hora y media durante 3 semanas  HHIE  Los grupos de solo audífonos y audífonos más rehabilitación grupal mostraron mayor reducción del hándicap auditivo en comparación con el grupo control (HHIE puntación total), se vio mayor cambio en el grupo de audífonos más rehabilitación grupal que en el grupo de solo audífonos 
Abrams et al. 2002 16  Ensayo clínico controlado (2 gruposTodos los sujetos fueron nuevos usuarios de audífonos  Grupo de solo audífonos n=52Grupo de audífonos más rehabilitación grupal n=53  Rehabilitación auditiva grupal una vez a la semana durante hora y media. Cuatro sesiones en total  SF-36Mental Component Scores (MCS)Physical Component Scores (PCS)  Las puntuaciones del MCS mejoraron más en el grupo que recibió rehabilitación grupal en comparación con el grupo que recibió solo los audífonos, pero no hubo diferencias estadísticamente significativas. No se observó un efecto en la puntuación del PCS 
Andersson et al. 1995a, 1996b  Ensayo clínico controlado (2 grupos)Los sujetos fueron usuarios experimentados en audífonos  Grupo control n=12Grupo de rehabilitación auditiva n=12  Rehabilitación auditiva grupal una vez a la semana durante 2h. Cuatro sesiones en total  HCA  No se evidenciaron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos, medido a través del HCA. Seguimiento de 2 años no mostró diferencias entre los grupos (n=20) 
Benyon et al. 1997  Ensayo clínico controlado (2 grupos)Nuevos usuarios de audífonos  Grupo de solo audífonos n=25Grupo de audífonos y rehabilitación auditiva grupal n=19  Rehabilitación auditiva grupal de 4 sesiones (no se reportaron el número de días y horas)  QDS  Se observó una mayor reducción en el promedio del QDS en el grupo de audífonos más rehabilitación grupal en comparación con el grupo de solo audífonos 
Chisolm et al., 2004  Ensayo clínico controlado (2 grupos)Nuevos usuarios de audífonos    Rehabilitación auditiva grupal una vez a la semana durante hora y media. Cuatro sesiones en total  CPHI, subescala y puntuaciones factoriales  Se observaron mejorías a corto plazo en el grupo de rehabilitación en lo que respecta a los factores de reacción y utilización de estrategias de comunicación e interacción. El beneficio se mantuvo después de un año de finalizada la rehabilitación. Sin embargo, el grupo de solo audífonos mejoro al cabo de un año y por tanto luego de un año de finalizada la terapia no hubo diferencias significativas entre ambos grupos 
Hallberg y Barreras, 1994  Ensayo clínico controlado (2 grupos)7,2% usuarios experimentados de audifonos92,5% no usuarios de audifonos  Grupo control n=12Grupo experimental n=23  Rehabilitación auditiva grupal de 3h a la semana. Cuatro sesiones en total  HMS, HSS  Se observó una reducción a corto plazo en el hándicap autopercibido a través del HMS y HSS en el grupo experimental. A los 4 meses postintervención no se observaron diferencias entre el grupo experimental y el control 
Hickson et al., 2007a  Ensayo clínico controlado (2 grupos)54% usuarios experimentados con audífonos46% no usuarios de audífonos  Grupo place n=78Grupo de tratamiento n=100  Rehabilitación auditiva grupal (ACE) de 2h a la semana durante 5 semanasPrograma social (placebo) seguido del programa ACE durante 2h a la semana durante 10 semanas en total (placebo más programas ACE)  HHQ, QDS, SAC, escala Ryff reducida, Sf-36  Se observó mayor beneficio del programa ACE que del programa placebo en las medidas de HHQ, QDS, SAC y Ryff 
Preminger y Yoo, 2010  Ensayo clínico controlado (3 grupos)Usuarios experimentados con audífonos  Grupo de estrategias comunicativas solamente n=18Grupo de estrategias comunicativas más ejercicios psicosociales n=17Grupo de ejercicios psicosociales más entrega de información n=17  La rehabilitación auditiva grupal consistió en sesiones de una vez a la semana durante 1 h durante 6 semanas. Todos los sujetos completaron al menos 5 sesiones  HHIE, WHODAS II  Los grupos de estrategias de comunicación y ejercicios psicosociales, y el de ejercicios psicosociales y entrega de información mostraron efectos a corto y largo plazo (6 meses) en el HHIE 
Preminger y Ziegler, 2008  Ensayo clínico controlado (3 grupos)Usuarios experimentados en el uso de audífonos  Grupo control n=16Grupo de entrenamiento auditivo más ejercicios psicosociales n=16Grupo de entrenamiento auditivo solamente n=18  La rehabilitación auditiva grupal consistió en sesiones de una vez a la semana durante 1h durante 6 semanas. Todos los sujetos completaron al menos 5 sesiones  HHIE, WHODAS II  Se observó un efecto significativo (F-test) en la puntuación total del HHIE entre pre y postentrenamiento tanto a las 6 semanas como a los 6 meses, en los 3 grupos estudiados. Se observó además solamente en los grupos de entrenamiento auditivo un descenso en la percepción de hándicap medido a través de la escala emocional del HHIE. No se encontraron efectos significativos en ningún grupo para la WHODAS II 
Smaldino y Smaldino, 1988  Ensayo clínico controlado (4 grupos)Nuevos usuarios de audífonos  Grupo control n=10Grupos de estilo cognitivo n=10Grupo de rehabilitación auditiva grupal n=10Grupo de rehabilitación auditiva grupal más estilo cognitivo n=10  Los grupos de rehabilitación auditiva grupal recibieron un total de 4 sesiones (no se reportó el número de horas y días)  HPI  La participación en las sesiones de rehabilitación auditiva grupal resultó en una reducción de la autopercepción del hándicap auditivo 

HHIE: Hearing handicap inventory for the elderly; SF-36: Short form 36; HCA: Hearing coping assessment; QDS: Quantified Denver Scale; CPHI: Communication profile for the hearing impaired; HMS: Hearing measurement scale; HSS: Hearing satisfaction survey; HHQ: Hearing health questionnaire; SAC: Self-assessment of communication; WHODAS II: World Health Organization Disability Assessment Schedule II; HPI: Hearing performance inventory.

Programa Active Communication Education

El programa ACE ha sido creado en Australia por las autoras Louise Hickson, Linda Worral y Nerina Scarinci. Este programa está enfocado a adultos mayores con pérdida de audición y se basa en estrategias de solución de problemas. Consta de 6 módulos acerca de actividades de la comunicación diaria, que han demostrado ser problemáticas para adultos mayores con pérdida de audición y sus familiares más cercanos, tales como la utilización del teléfono, escuchar la televisión, ir a un restaurante y mantener una conversación durante la cena. Los módulos específicos que son tratados durante las sesiones del programa dependen de las necesidades comunicativas identificadas por el grupo de participantes durante la primera sesión. Este programa es, por tanto, menos prescriptivo que otros programas de comunicación, ya que los contenidos varían dependiendo de las dificultades de comunicación específicas descritas por los participantes.

Durante la primera sesión se introduce el programa ACE y el análisis de necesidades de comunicación donde los participantes discuten qué dificultades de comunicación experimentan en el día a día como resultado de su discapacidad auditiva. Las necesidades identificadas por los participantes en esta sesión determinarán los módulos de comunicación que serán desarrollados en las semanas siguientes. Dentro de cada módulo existe una discusión detallada de la actividad de comunicación propiamente, los orígenes de las dificultades en la actividad, posibles soluciones, ejercicios prácticos, ejercicios para el hogar e información escrita. Las sesiones del ACE están estructuradas para poner bajo el control de la persona aspectos de la comunicación diaria mediante demostraciones, ejercicios prácticos, discusiones y estrategias de solución de problemas. Los objetivos principales de este programa son enseñar estrategias individuales de solución de problemas y abordar el uso de estrategias de comunicación, lectura labial, estrategias de clarificación y tecnología de asistencia. En el periodo entre las sesiones, se anima a los participantes a utilizar las nuevas estrategias aprendidas en su comunicación diaria.

La efectividad del programa ACE ha sido estudiada como parte de un proyecto financiado por el Australian National Health and Medical Research Council (NHMRC). El número total de participantes en la investigación fue de 178, la edad media fue de 73,8 años con un rango entre 53 y 94 años. El promedio de los umbrales audiométricos de los participantes (500, 1.000, 2.000 y 4.000Hz) en el mejor oído fue de 41,3dB HL. Aproximadamente la mitad de ellos había sido adaptado con audífonos en el pasado. Los participantes fueron evaluados antes, e inmediatamente después de finalizado el programa ACE. Además, 167 participantes fueron reevaluados 6 meses después de haber completado el programa ACE. Todas las evaluaciones consistieron en instrumentos de autopercepción27–32. También se investigó la asociación entre la respuesta de los participantes frente al programa ACE y distintas variables personales tales como edad, género, hipoacusia, utilización del audífono, actitudes hacia la discapacidad auditiva y el compromiso de las parejas de los participantes en la terapia.

Los resultados mostraron mejoras significativas en los participantes que completaron el programa ACE, las cuales se mantuvieron a los 6 meses de evaluación. Además aquellos participantes que eran más conscientes de sus dificultades auditivas lograron mayor beneficio del programa. Todo esto sugiere que la implementación del programa ACE, junto con la adaptación de audífonos en adultos mayores podría ser de utilidad para mejorar la calidad de vida.

Discusión

La hipoacusia produce múltiples limitaciones en la vida de los adultos mayores, generando restricciones en su participación social y disminución de la calidad de vida. En una revisión crítica reciente se detectó que la utilidad de la implementación con audífonos y los programas comunicacionales como intervenciones en rehabilitación en personas mayores de 60 años son positivos para mejorar la participación social y la calidad de vida, sin embargo, su disponibilidad y adherencia siguen siendo bajas33. Para modificar la actual situación destacan 2 cambios necesarios: mejora en la disponibilidad, con intervenciones más allá de los audífonos; y un compromiso activo de los adultos con hipoacusia en el proceso de rehabilitación. En este sentido, un artículo sugiere que la calidad de vida y la adherencia al uso del audífono en adultos mayores de 65 años sometidos a un programa grupal de adaptación y seguimiento serían similares al seguimiento individual, lo que permitiría ahorrar costos en un programa de rehabilitación de este tipo, lo cual haría posible mejorar la disponibilidad de estas estrategias34.

Distintas investigaciones han sido llevadas a cabo con el objetivo de determinar la efectividad de los programas de entrenamiento auditivo y rehabilitación auditiva grupal centrados en orientación y estrategias comunicacionales en sujetos adultos con hipoacusia, tanto usuarios como no usuarios de audífonos. Tomando como base los artículos publicados, da la impresión de que los entrenamientos auditivos individuales de tipo sintético conllevan una mejora en las habilidades de percepción del habla en presencia de ruido de fondo. Sin embargo, se requiere de mayor evidencia para determinar de forma más categórica la efectividad de los programas de entrenamiento auditivo individual.

Por otra parte, existe desde hace décadas la noción de la necesidad de complementar la entrega de audífonos con programas que involucren aspectos relacionados a la orientación, conocimiento de la audición y del dispositivo de ayuda externa, así como también aspectos de estrategias comunicacionales. Hayun gran número de artículos publicados acerca de distintos tipos de programas de rehabilitación auditiva grupales, sin embargo no todos muestran la misma efectividad de los resultados. De acuerdo con la evidencia revisada para el presente artículo, lo anterior se podría explicar básicamente por sesgos en los diseños de los estudios. Finalmente, los estudios que han incluido metodologías adecuadas para evaluar la efectividad de los programas de rehabilitación auditiva grupal muestran que el potencial para mejorar la calidad de vida y la disminución en el hándicap auditivo es todavía limitado. En esta revisión no sistemática se ha identificado un programa de rehabilitación auditiva grupal utilizado en países anglosajones, que incluyó el mayor número de pacientes y mostró mejoras en la calidad de vida, y que podría ser utilizado en el futuro en adultos mayores hispanoparlantes con hipoacusia.

Conclusión

En conclusión, el uso de audífonos y programas comunicacionales como intervenciones en rehabilitación en individuos con hipoacusia son positivos para mejorar los resultados. Los programas de rehabilitación individual mejoran principalmente la escucha y la percepción del habla, mientras que las estrategias de rehabilitación auditiva grupal presentan un potencial para reducir la limitación de actividades y las restricciones de participación, y mejorar la calidad de vida de las personas. Se requiere de más evidencia para continuar evaluando la efectividad de estos programas.

Conflicto de intereses

El presente estudio contó con financiamiento del VIII concurso nacional de proyectos de investigación en salud 428 (Fonis) SA11I2199, Conicyt Chile.

Bibliografía
[1]
World Health Organization. Primary ear and hearing care training resource: Advanced. Ginebra, Suiza [consultado 8 Abr 2013]. Disponible en: http://www.who.int/pbd/deafness/activities/hearing_care/en/
[2]
G. Stevens, S. Flaxman, E. Brunskill, M. Mascarenhas, C. Mathers, M. Finucane.
Global and regional hearing impairment prevalence: An analysis of 42 studies in 29 countries.
Eur J Public Health, 23 (2013), pp. 146-152
[3]
M. Popelka, K. Cruickshanks, T. Wiley, T. Tweed, B. Klein, R. Klein.
Low prevalence of hearing-aid use among older adults with hearing loss: The epidemiology of hearing loss study.
J Am Geriatr Soc, 46 (1998), pp. 1075-1078
[4]
E. Van Eyken, G. van Camp, L. van Laer.
The complexity of age-related hearing impairment: Contributing environmental and genetic factors.
Audiol Neurootol, 12 (2007), pp. 345-358
[5]
G.A. Gates, J.H. Mills.
Presbycusis.
Lancet, 366 (2005), pp. 1111-1120
[6]
R. Plomp.
Auditory handicap of hearing impairment and the limited benefit of hearing aids.
J Acoust Soc Am, 63 (1978), pp. 533-549
[7]
A.K. Nabelek, P.K. Robinson.
Monaural and binaural speech perception in reverberation for listeners of various ages.
J Acoust Soc Am, 71 (1982), pp. 1242-1248
[8]
P. Stark, L. Hickson.
Outcomes of hearing aid fitting for older people with hearing impairment and their significant others.
Int J Audiol, 43 (2004), pp. 390-398
[9]
Speech understanding and aging. Working Group on Speech Understanding and Aging. Committee on Hearing, Bioacoustics, and Biomechanics, Commission on Behavioral and Social Sciences and Education, National Research Council.
J Acoust Soc Am, 83 (1988), pp. 859-895
[10]
H.P. Chang, P. Chou.
Presbycusis among older Chinese people in Taipei, Taiwan: A community-based study.
Int J Audiol, 46 (2007), pp. 738-745
[11]
S. Kochkin.
MarkeTrack V: Consumer satisfaction revisited.
Hear J, 53 (2000), pp. 38-55
[12]
L.E. Humes.
Issues in the assessment of auditory processing in older adults.
Controversies in central auditory processing disorder, pp. 121-150
[13]
H.B. Abrams, T. Hnath-Chisolm, S.M. Guerreiro, S.I. Ritterman.
The effects of intervention strategy on self-perception of hearing handicap.
Ear Hear, 13 (1992), pp. 371-377
[14]
G. Benyon, F. Thornton, C. Poole.
A randomized: controlled trial of the efficacy of a communication course for first time hearing aid users.
Br J Audiol, 31 (1997), pp. 345-351
[15]
S. Smaldino, J. Smaldino.
The influence of aural rehabilitation and cognitive style disclosure on the perception of hearing handicap.
J Acad Rehabil Audiol, 21 (1988), pp. 57-64
[16]
H.B. Abrams, T. Hnath-Chisolm, M.S. McArdle.
A cost-utility analysis of adult group audiologic rehabilitation: Are the benefits worth the costs?.
J Rehabil Res Dev, 39 (2002), pp. 549-558
[17]
T. Chisolm, H. Abrams, R. McArdle.
Short and long-term outcomes of adult audiologic rehabilitation.
Ear Hear, 25 (2004), pp. 464-477
[18]
L. Hallberg, M. Barreras.
Group rehabilitation of middle-aged males with noise induced hearing loss and their spouses. Evaluation of short-and long-term effects.
Br J Audiol, 28 (1994), pp. 71-79
[19]
J. Preminger, J.K. Yoo.
Do group audiologic rehabilitation activities influence psychosocial outcomes?.
Am J Audiol, 19 (2010), pp. 109-125
[20]
A. Laplante-Lévesque, L. Hickson, L. Worrall.
What makes adults with hearing impairment take up hearing AIDS or communication programs and achieve successful outcomes?.
[21]
R. Sweetow, C.V. Palmer.
Efficacy of individual auditory training in adults: A systematic review of the evidence.
J Am Acad Audiol, 16 (2005), pp. 494-504
[22]
M. Bergman.
On the origins of Audiology: American wartime military audiology.
Audiology Today, (2002),
[23]
D.B. Hawkins.
Effectiveness of counselling-based adult group aural rehabilitation programs: A systematic review of the evidence.
J Am Acad Audiol, 16 (2005), pp. 485-493
[24]
T. Chisolm, M. Arnold.
Evidence about the effectiveness of aural rehabilitation programs for adults.
Evidence-based practice in Audiology. Evaluating interventions for children and adults with hearing impairment.,
[25]
L. Hickson, L. Worrall, N. Scarinci.
A randomized controlled trial evaluating the active communication education program for older people with hearing impairment.
Ear Hear, 28 (2007), pp. 212-230
[26]
L. Hickson, L. Worrall, N. Scarinci.
Active Communication Education (ACE). A program for older people with hearing impairment.
Speechmark, (2007),
[27]
S. Gatehouse, W. Noble.
The Speech, Spatial and Qualities of Hearing Scale (SSQ).
Int J Audiol, 43 (2004), pp. 85-99
[28]
R.L. Schow, M.A. Nerbonne.
Communication screening profile: Use with elderly clients.
Ear Hear, 3 (1982), pp. 135-147
[29]
J.G. Alpiner, W. Chevrette, G. Glascoe, M. Metz, B. Olsen.
The Denver Scale of Communicative Function.
University of Denver, (1974),
[30]
J.E. Ware Jr., C.D. Sherbourne.
The MOS 36-item short-form health survey (SF-36) I. Conceptual framework and item selection.
Med Care, 30 (1992), pp. 473-483
[31]
H. Dillon, A. James, J. Ginis.
Client Oriented Scale Improvement (COSI) and its relationship to several other measures of benefit and satisfaction provided by hearing aids.
J Am Acad Audiol, 8 (1997), pp. 27-43
[32]
W. Noble.
Extending the IOI to significant others and to non-hearing-aid-based interventions.
Int J Audiol, 41 (2002), pp. 27-29
[33]
A. Laplante-Lévesque, L. Hickson, L. Worrall.
Rehabilitation of older adults with hearing impairment: A critical review.
J Aging Health, 22 (2010), pp. 143-153
[34]
M.P. Collins, C.F. Liu, L. Taylor, P.E. Souza, B. Yueh.
Hearing aid effectiveness after aural rehabilitation: Individual versus group trial results.
J Rehabil Res Dev, 50 (2013), pp. 585-598
Copyright © 2013. Elsevier España, S.L. y Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.