Regístrese
Buscar en
Acta Otorrinolaringológica Española
Toda la web
Inicio Acta Otorrinolaringológica Española Audiometría con extensión en altas frecuencias (9.000-20.000Hz). Utilidad en e...
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 1.
Páginas 40-44 (Enero - Febrero 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3755
Vol. 67. Núm. 1.
Páginas 40-44 (Enero - Febrero 2016)
COMUNICACIÓN BREVE
DOI: 10.1016/j.otorri.2015.02.002
Acceso a texto completo
Audiometría con extensión en altas frecuencias (9.000-20.000Hz). Utilidad en el diagnóstico audiológico
Extended high-frequency audiometry (9,000-20,000hz). Usefulness in audiological diagnosis
Visitas
3755
Antonio Rodríguez Valiente
Autor para correspondencia
facialmedicine@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Amaya Roldán Fidalgo, Ithzel M. Villarreal, José R. García Berrocal
Grupo de Investigación Otológica, Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Universitario Puerta de Hierro, Majadahonda, Madrid, España
Este artículo ha recibido
3755
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Tabla 1. Sujetos a los que se les realizó audiometría con extensión en altas frecuencias
Resumen

La detección precoz y el tratamiento adecuado de la hipoacusia es fundamental para minimizar las consecuencias de la pérdida auditiva. Además de la audiometría convencional (125-8.000Hz), disponemos de la audiometría con extensión en altas frecuencias (9.000 - 20.000Hz), que puede ser de gran utilidad en el diagnóstico precoz de hipoacusia en ciertas patologías, como es el efecto ototóxico de los tratamientos quimioterápicos, la exposición a ruido o el mal entendimiento del lenguaje, especialmente en ambientes ruidosos. Aquí se presentan 11 casos clínicos en los que la audiometría con extensión en altas frecuencias ha ayudado en la detección precoz de la hipoacusia en diversas patologías, a pesar de tener una audiometría normal en frecuencias convencionales. Se pretende así destacar la importancia de la exploración audiométrica en altas frecuencias, con el fin de que se convierta en una herramienta habitual en la exploración audiológica.

Palabras clave:
Audiometría con extensión en altas frecuencias
Hipoacusia
Tinnitus
Presbiacusia
Cisplatino
Abstract

Early detection and appropriate treatment of hearing loss are essential to minimise the consequences of hearing loss. In addition to conventional audiometry (125-8,000Hz), extended high-frequency audiometry (9,000-20,000Hz) is available. This type of audiometry may be useful in early diagnosis of hearing loss in certain conditions, such as the ototoxic effect of cisplatin-based treatment, noise exposure or oral misunderstanding, especially in noisy environments. Eleven examples are shown in which extended high-frequency audiometry has been useful in early detection of hearing loss, despite the subject having a normal conventional audiometry. The goal of the present paper was to highlight the importance of the extended high-frequency audiometry examination for it to become a standard tool in routine audiological examinations.

Keywords:
Extended high-frequency audiometry
Hearing loss
Tinnitus
Presbycusis
Cisplatin
Texto completo
Introducción

Se conocen muchos factores que pueden afectar a la audición como son la edad, la exposición a ruido o la toma de fármacos potencialmente ototóxicos. Tanto la detección precoz de la hipoacusia, como una intervención temprana, son fundamentales para minimizar las posibles consecuencias de la pérdida auditiva.

La valoración auditiva se realiza mediante la audiometría tonal convencional (125-8.000Hz). No obstante, el oído humano posee un rango auditivo que alcanza hasta los 20.000Hz. A las frecuencias comprendidas entre 9.000 y 20.000Hz se les denomina extended-high frequencies en la literatura internacional. En castellano no existe un término equivalente definido, siendo denominadas por los distintos autores como altas frecuencias, ultra-altas frecuencias o extensión en altas frecuencias (EAF), siendo este último término el que vamos utilizar para referirnos a ellas.

La implicación de la EAF en la patología auditiva es múltiple. Pueden influir en la localización del sonido1 y en el entendimiento del lenguaje, especialmente en ambientes ruidosos2,3. También se ha relacionado con la presbiacusia, la ototoxicidad y el trauma acústico. La capacidad de oír va disminuyendo con la edad, empezando esta pérdida en las frecuencias más altas y extendiéndose de forma progresiva hacia las frecuencias más bajas. De esta forma la EAF adquiere una especial importancia en la presbiacusia, como método de detección precoz de la misma.

La audiometría con EAF ha alcanzado un papel importante en la monitorización del efecto ototóxico de fármacos como el cisplatino, que produce una pérdida de audición inicial en EAF, afectando posteriormente a las frecuencias convencionales4. Sin embargo, aún está en discusión la utilidad de la audiometría con EAF frente a las frecuencias convencionales en la detección precoz del trauma acústico5–8.

Recientemente se han publicado umbrales de audición de referencia distribuidos por grupos de edad tanto en frecuencias convencionales9, como en EAF10,11. Estos valores nos permiten comparar la audición de un sujeto con el estándar de una población otológicamente normal, y establecer en qué grado su audición se aleja de la normalidad en función del percentil. De esta forma podemos valorar pacientes en tratamiento con quimioterápicos o expuestos a ruido que refieren pérdida de audición y de los que no disponemos de una audiometría previa.

El objetivo del presente trabajo es destacar la importancia de la audiometría en EAF, con el fin de que se convierta en una herramienta habitual en la exploración audiológica. Para ello presentamos una serie de casos clínicos en los que esta audiometría ha ayudado a la detección precoz de diversas patologías.

MétodosSujetos

Se han recogido los datos de 11 sujetos que acudieron a la consulta con sospecha de patología auditiva, en los que la audiometría en frecuencias convencionales fue normal, y a los que se les realizó una audiometría en EAF (tabla 1). Los pacientes seleccionados presentaban distintas patologías que pueden causar pérdida de audición a lo largo de la evolución de la enfermedad.

Tabla 1.

Sujetos a los que se les realizó audiometría con extensión en altas frecuencias

Edad  Sexo  Patología 
24  Enfermedad de Fabry 
26  Tinnitus tras minoxidil 
20  Ca de cavum tratado con RT 
21  Músico rock 
26  Ca nasosinusal tratado con RT+cisplatino 
39  No entiende en ambientes con ruido 
38  Sospecha de hipoacusia genética 
33  Hipoacusia fluctuante 
39  Sospecha de hipoacusia autoinmune 
10  49  Tinnitus 
11  45  Tratamiento con ciclofosfamida+MTX+5-FU 

Ca: carcinoma; FU: fluorouracilo; H: hombre; M: mujer; MTX: metotrexato; RT: radioterapia.

Instrumental y procedimiento

A todos los sujetos seleccionados se les realizó una audiometría tonal liminar por vía aérea para determinar el umbral de audición en las distintas frecuencias (125-20.000Hz). Los resultados audiométricos obtenidos fueron comparados con los valores de normalidad para la población española publicados previamente en frecuencias convencionales9 y en EAF10.

Para la audiometría en frecuencias convencionales (125 a 8.000Hz) se utilizó un audiómetro clínico Madsen Orbiter 922 y unos auriculares supra-aurales Telephonics TDH-39. La audiometría con EAF (9.000-20.000Hz) se realizó con el mismo audiómetro y auriculares circumaurales Koss HV/1A. Todo el material audiométrico se calibró de acuerdo a las recomendaciones del fabricante y la normativa ISO 389-112 e IEC 60645-113. Los transductores se calibraron de acuerdo a la ISO 389-112.

La audiometría se llevó a cabo de forma manual por personal entrenado, de acuerdo con la norma ISO 8253-114, dentro de una cabina sonoamortiguada. Los umbrales auditivos se determinaron de acuerdo al método ascendente establecido en la norma ISO 8253-114. Los umbrales en las frecuencias convencionales fueron calculados en dB Hearing Level (dB HL), y los umbrales en EAF en dB Sound Pressure Level (dB SPL).

Resultados

En la tabla 1 se resumen las características de los sujetos a los que se les realizó la audiometría en frecuencias convencionales y en EAF.

Los casos 1, 2, 3 presentaban una audición normal hasta 8.000Hz, con caída por debajo del percentil 95 (P95) para su grupo de edad (20-29 años) en las frecuencias a partir de 9.000Hz (fig. 1).

Figura 1.

Audiometría de los sujetos 1, 2, 3, 4 y 5 comparados con la mediana (m) y el percentil 95 (P95) para el grupo de edad de 20-29 años.

(0,18MB).

El caso 4, músico de un grupo de rock durante 2 años, presentaba una audición por debajo del P95 solo en las frecuencias 9.000, 11.200 y 12.500Hz (fig. 1). Las frecuencias donde más se alejaba de la mediana fueron 12.000 y 16.000Hz.

El caso 5 es el de una mujer de 26 años con un carcinoma nasosinusal, que había recibido tratamiento con radioterapia y 3 ciclos de cisplatino hacía un año, y que presentaba una audición por debajo del P95 a partir de 4.000Hz (fig. 1).

El caso 6, que refería dificultad de entendimiento en ambientes con ruido, presentaba una audición muy cercana a la mediana para su grupo de edad (30-39 años), con una caída por debajo del P95 en las frecuencias a partir de 14.000Hz (fig. 2).

Figura 2.

Audiometría de los sujetos 6, 7, 8 y 9 comparados con la mediana (m) y el percentil 95 (P95) para el grupo de edad de 30-39 años.

(0,17MB).

Los casos 7, 8 y 9 presentaban una audición por debajo del P95 a partir de 9.000, 8.000 y 4.000Hz respectivamente (fig. 2).

El caso 10 refería acúfeno sin hipoacusia. La audiometría reflejaba una audición por debajo del P95 para su grupo de edad (40-49 años) a partir de 9.000Hz, estando la audición en todas las frecuencias convencionales muy cercana a la mediana para su grupo de edad (fig. 3).

Figura 3.

Audiometría de los sujetos 10 y 11 comparados con la mediana (m) y el percentil 95 (P95) para el grupo de edad de 40-49 años.

(0,14MB).

El caso 11, un hombre de 45 años que había recibido tratamiento con ciclofosfamida, metotrexato y 5-fluorouracilo, presentaba una audición por debajo del P95 a partir de 9.000Hz, siendo la audiometría en frecuencias convencionales normal, aunque en 500 y 2.000Hz está muy cercana al P95 (fig. 3).

Discusión

Ciertas patologías sistémicas pueden producir hipoacusia neurosensorial, la cual puede ser detectada precozmente al realizar una audiometría con EAF. La enfermedad de Fabry es una enfermedad de almacenamiento lisosómico hereditaria ligada al cromosoma X. Dentro de la clínica que produce esta enfermedad se encuentra la hipoacusia neurosensorial. En el caso 1 el sujeto no manifestaba hipoacusia, con una audiometría en frecuencias convencionales normal, lo que nos podría llevar a pensar que este sujeto no presentaba afectación auditiva. Sin embargo, al realizar la audiometría con EAF se vio una pérdida importante en todas las frecuencias entre 9.000 y 20.000Hz.

Muchos pacientes consultan por tinnitus, sin referir pérdida de audición, como son los casos 2 y 10. En el caso 2 el sujeto refería tinnitus y mareo tras el uso de minoxidil. La audiometría en frecuencias convencionales fue normal, pero en la audiometría con EAF los umbrales de audición estaban muy por debajo de la normalidad, pérdida que podría justificar el tinnitus.

La radioterapia en la región de la cabeza es otra causa de hipoacusia neurosensorial. En el caso 3, una paciente tratada con radioterapia por un carcinoma de cavum, presentó una pérdida de audición solo detectable en la audiometría con EAF, especialmente en las frecuencias entre 9.000 y 16.000Hz.

El caso 4 representa a un sujeto expuesto a música a un volumen alto, y donde se puede ver una pérdida de audición en EAF, especialmente en las frecuencias comprendidas entre 11.200 y 14.000Hz, alejándose más de la mediana en 12.000 y 16.000Hz.

Algunos autores han encontrado que el trauma acústico afecta a las frecuencias 3.000-6.000Hz y también de forma considerable a la EAF5, especialmente en 14.000 Hz6 y 16.000 Hz7. La audiometría con EAF es más sensible que la audiometría convencional, especialmente en sujetos jóvenes7, aunque no todos los autores creen que la audiometría con EAF aporte información adicional8. Por lo tanto, no disponemos aún de datos concluyentes para establecer la utilidad de la audiometría con EAF en la detección precoz de la hipoacusia inducida por ruido.

Es bien conocida la utilidad de la audiometría con EAF en la detección precoz de la hipoacusia en sujetos sometidos a tratamientos quimioterápicos derivados del platino, siendo el cisplatino el que presenta mayor riesgo de desarrollar efectos ototóxicos. Otros quimioterápicos como el metotrexato y la ciclofosfamida también son conocidos por producir hipoacusia neurosensorial. En el caso 5 la paciente fue tratada con cisplatino y en su audiometría se puede apreciar una gran pérdida de audición, ya detectable en las frecuencias convencionales (4.000Hz). Hay que señalar que, aunque el umbral de audición está muy disminuido, la audición se mantiene en todas las frecuencias hasta 20.000Hz, algo que ocurre en los sujetos más jóvenes, que conservan su audición hasta frecuencias muy altas, aunque esté por debajo de la normalidad (fig. 1). En el caso 11 solo se puede ver la afectación de la audición al realizar la audiometría en EAF.

Las frecuencias comprendidas entre 500 y 4.000Hz se han considerado tradicionalmente como las más importantes para el entendimiento de la palabra. El rango de frecuencias conversacionales de la voz humana está entre 250 y 3.000Hz; si bien algunos fonemas se encuentran situados entre los 4.000 y los 8.000Hz, incluso en frecuencias más altas, especialmente en las consonantes fricativas3. El mal entendimiento de la palabra en ambientes ruidosos, como en el caso 6, podría estar justificado por la pérdida de audición en las frecuencias más altas, en este caso en las frecuencias por encima de 14.000Hz.

Muchos casos con sospecha de sordera de origen genético o autoinmune se pueden beneficiar de la realización de una audiometría con EAF para detectar la hipoacusia de forma precoz. En los casos 7, 8 y 9 se observa esta pérdida de audición en EAF, con más o menos afectación de las frecuencias convencionales más agudas.

Por todas estas razones, la audiometría con EAF puede ser de gran utilidad en la detección precoz de la hipoacusia neurosensorial, y su realización se debería instaurar en la práctica clínica habitual con el fin de ampliar el estudio del rango auditivo de los pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
V. Best, S. Carlile, C. Jin, A. Van Schaik.
The role of high frequencies in speech localization.
J Acoustic Soc Am., 118 (2005), pp. 353-363
[2]
G.M. Shaw, C.A. Jardine, P. Fridjhon.
A pilot investigation of high frequency audiometry in obscure auditory dysfunction (OAD) patients.
Br J Audiol., 30 (1996), pp. 233-237
[3]
A. Rodríguez Valiente, C. Pérez Sanz, C. Górriz, A. Juárez, M. Monfort, J.R. García Berrocal, et al.
Diseño de una nueva herramienta para la exploración auditiva.
Acta Otorrinolaringol Esp., 60 (2009), pp. 43-48
[4]
K.R. Knight, D.F. Kraemer, C. Winter, E.A. Neuwelt.
Early changes in auditory function as a result of platinum chemotherapy: use of extended high-frequency audiometry and evoked distortion product otoacoustic emissions.
J Clin Oncol., 25 (2007), pp. 1190-1195
[5]
G. Dieroff.
Behaviour of high-frequency hearing in noise.
Audiology., 21 (1982), pp. 83-92
[6]
S.A. Fausti, R.H. Frey, D.A. Erickson, B.Z. Rappaport, E.J. Cleary, R.E. Brummett.
A system for evaluating auditory function from 8000--20 000Hz.
J Acoust Soc Am., 66 (1979), pp. 1713-1718
[7]
G. Somma, A. Pietroiusti, A. Magrini, L. Coppeta, C. Ancona, S. Gardi, et al.
Extended high-frequency audiometry and noise induced hearing loss in cement workers.
Am J Ind Med., 51 (2008), pp. 452-462
[8]
N. Schmuziger, J. Patscheke, R. Probst.
An assessment of threshold shift in nonprofessional pop/rock musicians using conventional and extended high-frequency audiometry.
Ear Hear., 28 (2007), pp. 643-648
[9]
A. Rodríguez Valiente, A. Roldán Fidalgo, J.R. García Berrocal, R. Ramírez Camacho.
Hearing threshold levels for an otologically screened population in Spain.
[10]
A. Rodríguez Valiente, A. Trinidad, J.R. García Berrocal, C. Górriz, R. Ramírez Camacho.
Extended high-frequency (9-20kHz) audiometry reference thresholds in 645 healthy subjects.
Int J Audiol., 53 (2014), pp. 531-545
[11]
A. Rodríguez Valiente, J.R. García Berrocal, A. Roldán Fidalgo, A. Trinidad, R. Ramírez Camacho.
Earphones in extended high-frequency audiometry and ISO 389-5.
Int J Audiol., 53 (2014), pp. 595-603
[12]
International Organization for Standardization. Acoustics. Reference zero for the calibration of audiometric equipment. Part 1: Reference equivalent threshold sound pressure levels for pure tones and supra-aural earphones. ISO 389-1: 1998. Geneva: ISO.
[13]
International Electrotechnical Commission. Electroacoustics Audiological equipment - Part 1: Pure-tone audiometers. IEC 60645-1: 2001. Geneva: IEC.
[14]
International Organization for Standardization. Acoustics. Audiometric test methods - Part 1: Pure-tone air and bone conduction audiometry. ISO 8253-1: 2010. Geneva: ISO.
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.