Buscar en
Revista Mexicana de Ortodoncia
Toda la web
Inicio Revista Mexicana de Ortodoncia Pronunciación de fonemas en relación con el grado de maloclusión y posición ...
Información de la revista
Vol. 4. Núm. 4.
Páginas 219-226 (Octubre - Diciembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4655
Vol. 4. Núm. 4.
Páginas 219-226 (Octubre - Diciembre 2016)
TRABAJO ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.rmo.2017.03.003
Open Access
Pronunciación de fonemas en relación con el grado de maloclusión y posición de bordes incisales-borde bermellón del labio
Pronunciation of phonemes in relation to the degree of malocclusion and position of the incisal edges-lip vermilion border
Visitas
...
Samantha López Nájera1,
Autor para correspondencia
sam_22lo@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Francisco Javier Marichi Rodríguez2, Abigailt Flores Ledesma3, Diana Ibarra Grajeda4, Joaquín Canseco Jiménez5, Vicente Cuairán Ruidíaz6
Contenido relaccionado
Revista Mexicana de Ortodoncia. 2016;4:e217-2410.1016/j.rmo.2017.03.012
Samantha López Nájera, Francisco Javier Marichi Rodríguez, Abigailt Flores Ledesma, Diana Ibarra Grajeda, Joaquín Canseco Jiménez, Vicente Cuairán Ruidíaz
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (7)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (11)
Cuadro I. Criterios de inclusión
Cuadro II. Criterios de exclusión
Cuadro III. Parámetros usados para el estudio de análisis dental y facial
Cuadro IV. Términos usados para la evaluación de la articulación de fonemas
Cuadro V. Se representa tabla relacionando pronunciación de fonemas * borde bermellón-borde incisal
Cuadro VI. Se representa tabla relacionando grado de maloclusión
Cuadro VII. Se representa tabla relacionando fonema L
Cuadro VIII. Se representa tabla relacionando fonema R
Cuadro IX. Se representa tabla relacionando fonema S
Cuadro X. Se representa tabla relacionando fonema K
Cuadro XI. Se representa tabla relacionando fonema D
Mostrar másMostrar menos
RESUMEN
Introducción

La fonética ayuda a establecer la posición ideal de los bordes incisales con relación al borde bermellón del labio durante la articulación de los fonemas.

Objetivo

Evaluar la relación entre la posición de los bordes incisales-borde bermellón del labio y el grado de maloclusión con la articulación de fonemas en pacientes del Servicio de Ortodoncia del Hospital Infantil de México «Federico Gómez», de enero a febrero de 2015.

Material y métodos

Se realizó un estudio prospectivo, observacional y transversal en 40 pacientes ambos sexos, de 14 a 25 años de edad en los cuales se grabó una secuencia de video digital (dos minutos), mientras el paciente realiza la pronunciación de diversas palabras.

Resultados

El 22.5% de los pacientes presentó problemas en la articulación de fonemas (D, K, L, R, S); de los cuales la S se encontró con mayor error del 8%.

Conclusión

No se logró observar si existe asociación entre el grado de maloclusión, bordes incisales-borde bermellón del labio con la articulación de fonemas.

Palabras clave:
Fonema
pronunciación
maloclusión
bordes incisales
borde bermellón del labio
ABSTRACT
Introduction

Phonetics helps to establish an ideal incisal edge position in relation to the vermilion border during phoneme articulation.

Objective

To evaluate the relationship between the incisal edge of the anterior teeth and the vermilion border with the severity of the malocclusion and phonemes articulation of patients attending from January to February 2015 at the Orthodontics Service of Mexico Children's Hospital «Dr. Federico Gomez».

Material and methods

A prospective, observational and cross-sectional study was performed on 40 patients of both genders between the ages of 14 to 25 years old. A digital video sequence was recorded (2minutes) while the patients pronounced different words.

Results

22.5% of the patients presented phoneme articulation problems (D, K, L, R, S); the phoneme S was found to have the most statistically significant error (8%).

Conclusion

It was not observed if a relationship exists between malocclusion severity, incisal edges- vermilion border and phonemes articulation.

Keywords:
Phoneme
pronunciation
malocclusion
incisal edges
vermilion border
Texto completo
INTRODUCCIÓN

Se ha mencionado que la belleza está relacionada con la función de los labios y los dientes durante el tratamiento ortodóncico, ninguno de estos estudios ha sido realizado dentro de una evaluación frontal de las relaciones labio-diente desde el punto de vista fonético y funcional.1

El labio y la relación de los bordes incisales son importantes por tres razones:

  • 1.

    La fuerza de los labios influye en la alineación dental y estabilidad.

  • 2.

    El labio inferior se relaciona con los incisivos superiores, al colocar los bordes incisales en su posición para tener una correcta función de ambos.

  • 3.

    El cierre labial debe ser fácil y delicado.

Al encontrarse los labios en buena relación de trabajo con los bordes incisales de los dientes anteriores se revela una buena posición y forma de arco.1,2

En 410 estudiantes universitarios con maloclusión se encontró que el 87% presentaba problemas de lenguaje, el 62% un lenguaje promedio y el 35% no tenía problemas de lenguaje. Se concluyó que los problemas de lenguaje están relacionados directamente con la severidad de la anomalía dental.3

La patología del habla involucra defectos en la articulación de fonemas o sonidos, ritmo de voz y lenguaje; los cuales son los que involucran tanto al ortodoncista como al foniatra. Los problemas de lenguaje y maloclusiones dentales tienen una causa común como producto de movimientos orofaciales anormales, producto de condiciones neurológicas y miopáticas, de origen genético o hábitos mal adaptativos. El paciente que tiene patrones anormales o inmaduros de la función orofacial muscular durante la masticación y deglución, también presenta maloclusiones y alteraciones del lenguaje.4

La dificultad para la correcta articulación de los fonemas (sonidos), se le denomina «dislalias», las cuales se pueden clasificar en la distorsión, omisión y sustitución inapropiada de los sonidos consonantes y vocales al hablar. El foniatra se relaciona más con el ortodoncista en el manejo de los problemas articulatorios de sonidos consonantes, al momento de planear la cantidad de corona que muestran los dientes anteriores del paciente en dinámica, durante el tratamiento de ortodoncia.4

Las personas con defectos en la articulación de fonemas, tienden a presentar una alta incidencia de maloclusiones, pero también se han encontrado en oclusiones normales. Sin embargo, al estar presente un defecto en el habla, no puede asumirse que tiene una relación estricta con la maloclusión; en algunos casos, la lengua y los labios son capaces de adaptarse a malposiciones dentarias severas, en otros casos, donde la maloclusión es leve a moderada, pueden prevalecer los defectos en la articulación de fonemas.5

La fonología es el estudio de los fonemas o sonidos del lenguaje. El proceso de aprendizaje del sistema fonológico usualmente comienza en los primeros años de vida y es completado a los ocho años de edad, en el cual tendrá una articulación y producción de sonido de un adulto.6

Los componentes anatómicos de los diversos sistemas empleados en la producción de la voz están relacionados entre sí y son los siguientes:7

  • El aparato respiratorio: La producción de la voz, depende de la relación equilibrada entre las fuerzas ejercidas por los músculos intrínsecos de la laringe y la fuerza ejercida por el aire (presión de aire), al ser espirado desde los pulmones; las más pequeñas desviaciones de este equilibrio, producen una notable alteración en el tono, potencia o calidad de la voz.7

  • El sistema fonatorio: El aparato que produce actualmente el sonido que llamamos voz consiste en una estructura cartilaginosa, llamada laringe. El movimiento que resulta de la contracción de los músculos laríngeos intrínsecos, produce las características de masa, longitud y tensión que alteran los pliegues vocales (Figura 1).7

    Figura 1.

    Esquema del sistema fonatorio (Fuente directa).

    (1,46MB).
  • El sistema resonador: La resonancia es un fenómeno no acústico, gracias al cual una estructura vibratoria (fuente de sonido) excita el aire en una cámara llena de aire, que a su vez, hace que las paredes de ésta, vibren de modo similar. La voz humana sonaría como un ruido débil susurrante, a no ser por la contribución acústica de la resonancia.

    • -

      Las alteraciones en la configuración del tubo vocal, resultado de las posiciones diferentes de la lengua o de acoplar el resonador nasal (cavidad nasal) al resto de la vía vocal, producen notables cambios acústicos.7

El aparato oral y laríngeo principalmente es un mecanismo de lenguaje. El trabajo del ortodoncista, se relaciona primariamente a los procesos de articulación de sonidos y resonancia; estos procesos están íntimamente relacionados.8

La lengua contacta diferentes zonas de la cavidad oral para producir diferentes puntos de articulación de fonemas, clasificados en:

  • Linguovelar: la parte posterior de la lengua contacta el paladar blando.

  • Linguopalatal: el dorso lingual contacta con el paladar duro.

  • Linguoalveolar: la punta de la lengua se eleva para contactar con el reborde alveolar.

  • Linguodental: la punta de la lengua, cuando realiza movimiento de protrusión y contacta con los dientes.8

La función de los labios participa en dos puntos de articulación:

  • 1.

    Labiodental: los incisivos superiores y el labio inferior.

  • 2.

    Labial: ambos labios trabajan juntos.8

A continuación se describe el método de clasificación de consonantes más significativo para el ortodoncista, se identifican aquellas más afectadas por las condiciones dentales:

  • Consonantes labiodentales: La /f/ es producida forzando el paso del aire a través del contacto de los incisivos superiores con el labio inferior.8

  • Consonantes linguodentales: Las /t/ y /d/ son producidas forzando el flujo de aire a través del contacto o aproximación de la punta de la lengua entre los incisivos superiores e inferiores.8 El objetivo fue evaluar la relación entre la posición de los bordes incisalesborde bermellón del labio y el grado de maloclusión con la articulación de fonemas (Figura 2).

    Figura 2.

    Puntos de contacto de los órganos articulatorios para la pronunciación de fonemas (Fuente directa).

    (0,08MB).

MATERIAL Y MÉTODOS

El estudio fue realizado en 40 pacientes mexicanos, ambos sexos entre 14 y 25 años de edad, que acudieron al Servicio de Ortodoncia del Hospital Infantil de México «Federico Gómez» en el periodo de enero a febrero del 2015. Los 40 pacientes, hijos de padres mexicanos, fueron evaluados por el especialista en Ortodoncia. Los criterios de inclusión y exclusión se muestran en los cuadros I y II.

Cuadro I.

Criterios de inclusión

• Pacientes que presenten las siguientes características: 
-Mordida abierta anterior 
-Mordida profunda clase II, Div I 
-Sobremordida horizontal clase I, II, III leve, moderado, severo 
-Amalgamas, resinas (mínimamente invasivas) 
-Ambos sexos 
-Clase molar y canina I 
-Apiñamiento dental leve, moderado, severo 
-Dentición completa 
-Pacientes con extracciones dentales 
-Pacientes que presenten espacios dentales 
-Sin tratamiento de ortodoncia previo 
Cuadro II.

Criterios de exclusión

• Disfunción temporomandibular 
• Tratamiento de ortodoncia previo 
• Problemas periodontales 
• Pacientes con alteraciones craneofaciales, alteraciones del sistema nervioso central, problemas de lenguaje, síndromes, secuela de labio y paladar fisurado, enfermedades del aparato respiratorio, malformaciones laríngeas, intervenciones quirúrgicas, manipulaciones terapéuticas, traumatismo laríngeo 

En la historia clínica se registraron las medidas tomadas a cada paciente como:

  • La longitud de stomion (borde más inferior) del borde bermellón del labio superior a bordes incisales superiores, la cual fue clasificada en tres categorías: normal de 3 a 5mm, disminuido menor a 3mm, aumentado mayor a 5mm (Cuadro IIIyFigura 3).

    Cuadro III.

    Parámetros usados para el estudio de análisis dental y facial

    Grado de maloclusión  Posición de bordes incisalesstomion borde bermellón del labio 
    Apiñamiento dental: análisis de discrepancias   
    Leve (0.5-2mm)  Normal: 3-5mm 
    Moderado 3-5 mm  Menor de 3mm disminuido 
    Severo 6-10 mm  Mayor de 5mm aumentado 
    Figura 3.

    Localización de puntos anatómicos para las medidas extraorales.

    (0,09MB).
  • El grado de maloclusión basado en el análisis de discrepancias, para determinar el grado de apiñamiento dental que presentaban los pacientes el cual fue clasificado en: leve (0.5-2mm), moderado (3-5mm), severo (6-10mm) (Cuadro IIIyFigura 4).

    Figura 4.

    Medición de Vernier de puntos anatómicos para las medidas extraorales.

    (0,06MB).

Grado de maloclusión

Análisis de la arcada superior basado en el análisis de la demanda de espacio de Nance, realizado directamente en boca.

Ejemplo: ED-ER =_______mm

La diferencia en milímetros entre el espacio disponible y el espacio requerido fue la magnitud o grado de apiñamiento (Figura 5).

Figura 5.

Medición de ED y ER.

(0,1MB).

Al concluir la toma de medidas faciales e intraorales se tomaron dos fotografías frontales y dos fotografías laterales (serio con labios relajados y sonrisa) como respaldo de una imagen estática de la posición de los bordes incisales. Cada fotografía fue grabada en formato .jpg con la misma resolución y tamaño (Figuras 6 y 7). Posteriormente, cada paciente de forma individual, fue evaluado por el médico Especialista en Foniatría. Los fonemas considerados en este estudio fueron B, C, CH, D, F, K, L, M, P, R, S; se realizó mediante el «Cuestionario para Evaluación Fonológica Infantil» (CEFI), el cual evalúa la pronunciación de los pacientes, ya que su estructura y sistema de registro permite apreciar la articulación de todos los fonemas. Dicha prueba constó de dos partes. La primera de ellas, aparece una secuencia de láminas o dibujos que el paciente nombró a la pregunta: «¿qué es esto?» o «¿cómo se llama?»; la prueba evaluó cada articulación mediante claves N (normal), S (sustitución), O (omisión), D (distorsión) (Cuadro IV), en la segunda parte de la prueba el médico especialista en Foniatría registró los resultados de los fonemas donde se encontró problema (D, K, L, R, S) en la hoja de evaluación de la articulación.

Figura 6.

Vista frontal en reposo y sonrisa.

(0,1MB).
Figura 7.

Vista lateral en reposo y sonrisa.

(0,08MB).
Cuadro IV.

Términos usados para la evaluación de la articulación de fonemas

Sustitución 
Un sonido es sustituido por otro. Se puede dar a principio, en medio o al final de una palabra 
Ejemplo: cedo por cero 
Omisión 
Se omite el fonema que no se sabe decir 
Ejemplo: Amora por Zamora 
Distorsión 
Se trata de un fallo en la articulación de un sonido 
El sonido se pronuncia de forma aproximada a la correcta, pero sin llegar a serlo 
RESULTADOS

El 22.5% de los pacientes presentaron problemas de pronunciación con relación al borde incisal-borde bermellón del labio (Cuadros V y VI).

Cuadro V.

Se representa tabla relacionando pronunciación de fonemas * borde bermellón-borde incisal

    Borde bermellón-borde incisal 
    Normal  Disminuido  Alimentado  Total 
Pronunciación de fonemas  Normal  12 (30)  13 (32.5)  6 (15)  31 (77.5) 
  Distorsión  3 (7.5)  2 (5)  2 (5)  7 (17.5) 
  Omisión  0 (0)  0 (0)  1 (2.5)  1 (2.5) 
  Escape de aire  0 (0)  0 (0)  1 (2.5)  1 (2.5) 
Total    15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde Bermellón-borde incisal.

Cuadro VI.

Se representa tabla relacionando grado de maloclusión

Pronunciación de fonemas 
Borde bermellón-borde incisalNormal  Distorsión  Omisión  Escape de aire  Total 
    Leve  9 (60)  2 (13.3)  0 (0)  0 (0)  11 (73.3) 
Normal    Moderado  2 (13.3)  0 (0)  0 (0)  0 (0)  2 (13.3) 
    Severo  1 (6.7)  1 (6.7)  0 (0)  0 (0)  2 (13.3) 
    Total  12 (60)  3 (20)  0 (0)  0 (0)  15 (100) 
    Leve  6 (40)  1 (6.7)  0 (0)  0 (0)  7 (46.7) 
Disminuido    Moderado  3 (20)  0 (0)  0 (0)  0 (0)  3 (20) 
    Severo  4 (26.7)  1 (6.7)  0 (0)  0 (0)  5 (33.3) 
  Grado de maloclusión  Total  13 (86.7)  3 (13.5)  0 (0)  0 (0)  15 (100) 
    Leve  4 (40.0)  1 (10.0)  0 (0)  0 (0)  5 (50.0) 
Aumentado    Moderado  1 (10)  0 (0)  0 (0)  0 (0)  1 (10) 
    Severo  1 (10)  1 (10)  1 (10)  1 (10)  4 (40) 
    Total  6 (60)  2 (20)  1 (10)  1 (10)  10 (100) 
    Leve  13 (47.5)  4 (10)  0 (0)  0 (0)  23 (57.5) 
Total    Moderado  6 (15)  0 (0)  0 (0)  0 (0)  6 (15) 
    Severo  6 (15)  3 (7.5)  1 (2.5)  1 (2.5)  11 (27.5) 
    Total  25 (77.5)  7 (17.5)  1 (2.5)  1 (2.5)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

ro reducido de pacientes con un grado de maloclusión moderado a severo coinciden en una correcta pronunciación (Cuadro VI).

Una vez identificados los fonemas donde se presentaron problemas de pronunciación como: distorsión, omisión, escape de aire, se evaluaron de manera individual en relación con el borde incisal-borde bermellón del labio (Cuadros VII a XI).

Cuadro VII.

Se representa tabla relacionando fonema L

Borde bermellón-borde incisal 
Normal  Disminuido  Aumentado  Total 
Fonema L  Buena pronunciación  15 (37.5)  14 (35)  10 (25)  39 (97.5) 
  Mala pronunciación  0 (0)  1 (2.5)  0 (0)  1 (2.5) 
  Total  15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

Cuadro VIII.

Se representa tabla relacionando fonema R

Borde bermellón-borde incisal 
Normal  Disminuido  Aumentado  Total 
Fonema R  Buena pronunciación  14 (35)  14 (35)  10 (25)  38 (95) 
  Mala pronunciación  1 (2.5)  1 (2.5)  0 (0)  2 (5) 
  Total  15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

Cuadro IX.

Se representa tabla relacionando fonema S

Borde Bermellón-borde incisal 
Normal  Disminuido  Aumentado  Total 
Fonema S  Buena pronunciación  13 (32.5)  13 (32.5)  7 (17.5)  33 (82.5) 
  Mala pronunciación  2 (5)  2 (5)  3 (7.5)  7 (17.5) 
  Total  15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

Cuadro X.

Se representa tabla relacionando fonema K

Borde Bermellón-borde incisal 
Normal  Disminuido  Aumentado  Total 
Fonema K  Buena pronunciación  14 (35)  15 (37.5)  9 (22.5)  38 (95) 
  Mala pronunciación  1 (2.5)  0 (0)  1 (2.5)  2 (5) 
  Total  15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

Cuadro XI.

Se representa tabla relacionando fonema D

Borde bermellón-borde incisal 
Normal  Disminuido  Aumentado  Total 
Fonema D  Buena pronunciación  15 (37.5)  14 (35)  10 (25)  39 (97.5) 
  Mala pronunciación  0 (0)  1 (2.5)  0 (0)  1 (2.5) 
  Total  15 (37.5)  15 (37.5)  10 (25)  40 (100) 

* Se muestra frecuencia y entre paréntesis el porcentaje dentro de la variable borde bermellón-borde incisal.

En los fonemas L, R, K, D el 2.5% de los pacientes presentó una mala pronunciación (Cuadros VII, VIII, X y XI).

En un borde incisal-borde bermellón del labio disminuido y aumentado, el 8% de los pacientes presentó una mala pronunciación del fonema S (Cuadro IX).

DISCUSIÓN

Desde el punto de vista fisiológico, la correcta pronunciación de palabras es aquella que se produce sin alguna alteración en su dinámica anatomofuncional. Las posiciones de los dientes y su relación con los tejidos de soporte son fundamentales en la fisiología del habla, por los cambios de posición de estos tejidos duros y blandos, la corriente de aire es afectada para producir el tono vocal y los sonidos normales o defectuosos. Vallino y Tompson9 en sus investigaciones reconocen que las maloclusiones dentarias son factores importantes en la patología del habla; dentro de su grupo de investigación, se determinó que la consonante linguo-dental D estaba afectada en un 75%, seguido por las alveolares R, RR, L en el 60%, las dentales S en el 45% y en menor frecuencia N, O, Z, F, en un 30%. Estos resultados coinciden con los datos obtenidos en este estudio, donde se encontraron problemas de pronunciación en los fonemas D, K, L, R, S del total de 11 fonemas estudiados.

Las anomalías de la oclusión dentaria son la causa más frecuente de dislalias orgánicas; el resalte aumentado y los diastemas, fueron las maloclusiones que con mayor frecuencia provocaron alteraciones articulatorias10 grupos con condiciones dentales anormales o desórdenes de la articulación de los sonidos, han confirmado la relación 1 a 1 entre la condición dental y cualquier defecto en el lenguaje.8

Fymbo3 puso especial atención en la importancia de las relaciones verticales anormales de las arcadas, especialmente en mordidas abiertas y mordidas profundas donde solamente el 29% de los pacientes con mordida profunda y 21% con mordida abierta tuvieron lenguaje satisfactorio. En el presente estudio se consideró la relación vertical de los incisivos anteriores con relación al borde bermellón del labio superior, donde no se encontró relación entre una pronunciación defectuosa de los fonemas y un borde bermellón del labio corto o aumentado.

Subtelny y colaboradores5 concluyeron que algunos pacientes con sobremordida horizontal aumentada, se adaptan al producir sonidos, donde los pacientes con pronunciaciones normales posicionaron la punta de la lengua ligeramente posterior a los incisivos inferiores y aquéllos con problemas de lenguaje, protruyeron la punta de la lengua significativamente por delante de los incisivos inferiores al tener contacto con las superficies de los incisivos superiores, que se encontraban protruidos.

Fairbanks y Lintner11 estudiaron la relación entre la maloclusión y el defecto de la articulación de los sonidos, donde en el 72% de los niños estudiados, demostró que no existió relación entre los problemas de lenguaje y la maloclusión; lo que es coincidente este estudio con lo mencionado por Fairbanks y Lintner donde no se encontró asociación entre el grado de maloclusión y la pronunciación de fonemas.

Travis12 señaló que «las anormalidades de las estructuras orofaciales no pueden por sí mismas ser consideradas como causas primarias de articulación defectuosa de fonemas». Existe evidencia de adaptabilidad considerable en el uso de los labios y la lengua para compensar las malformaciones dentarias; que en la mayoría de los casos, la adaptación o compensación supera la tarea de la maloclusión. En este estudio no se encontró asociación entre el grado de maloclusión y pronunciación de fonemas.

Bloomer13 afirma que los efectos sobre el habla pueden ser directos o indirectos: indirectos, por dificultades mecánicas de la persona al tratar de lograr la posición correcta y el movimiento de los tejidos del habla; e indirectos, debido a la influencia que las deformaciones pueden ejercer en la salud física y mental del individuo.

El problema no es una relación simple de causa y efecto, ya que algunas de las maloclusiones no provocan anomalías fonéticas discernibles, debido al excelente mecanismo de ajuste.14 Es importante mencionar que lo anterior tiene relación con los resultados encontrados en este estudio en el cual, no se encontró asociación entre el grado de maloclusión, posición de bordes incisales-borde bermellón del labio con la pronunciación de fonemas.

CONCLUSIÓN

No se encontró asociación directa entre los diversos grados de maloclusión y la posición de bordes incisales-borde bermellón del labio con la articulación de fonemas debido la cantidad reducida de pacientes de la muestra. Otros factores podrían estar asociados con la pronunciación de los fonemas como las características anatómicas y fisiológicas del paciente (lengua, frenillos, paladar, tono labial y muscular, etc.), grado de adaptabilidad y control neuromuscular, por lo que se sugiere continuar con una segunda fase de investigación para profundizar más en este estudio.

REFERENCIAS
[1]
C.M. Hulsey.
An esthetic evaluation of lip-teeth relationships present in the smile.
Am J Orthod., 57 (1970), pp. 132-144
[2]
H. Stallard.
Survival of the periodontium during and after orthodontic treatment.
Am J Orthodontics., 50 (1964), pp. 584-592
[3]
L. Fymbo.
The relation of malocclusion of the teeth to defects of speech.
Arch Speech., 1 (1936), pp. 204-216
[4]
M.B. Ackerman, C. Brensinger, J.R. Landis.
An evaluation of dynamic lip-tooth characteristics during speech and smile in adolescents.
[5]
J.D. Subtelny, J.D. Subtelny.
Malocclusion, speech, and deglutition.
Am J Orthodontics., 48 (1962), pp. 685-697
[6]
R. Ávila.
La Lengua y los hablantes.
Trillas, (2003),
[7]
R.J. Prater, R.W. Swift.
Manual de terapéutica de la voz.
Ediciones científicas y técnicas S.A, (1992),
[8]
William R. Laney, Thomas J. Salinas, Alan B. Carr.
Diagnosis and treatment in prosthodontics.
Quintessence Publishing Co, Inc, (2011),
[9]
L.D. Vallino, B. Tompson.
Perceptual characteristic of consonant errors associated with malocclusion.
J Oral Maxillofac Surg., 51 (1993), pp. 850-856
[10]
C. Bruggeman.
A study of the relation of malocclusion of teeth and oral deformities to articulatory defects in children.
Iowa City, (1964), pp. 32-39
[11]
G. Fairbanks, M.V. Lintner.
A study of minor organic deviations in functional disorders of articulation. 4. The teeth and hard palate.
J Speech Disord., 16 (1951), pp. 273-279
[12]
L.E. Travis.
Handbook of speech pathology and audiology.
Prentice-Hall, (1971),
[13]
H. Bloomer.
Speech defects in relation to orthodontic.
Am J Orthod., 49 (1963), pp. 920
[14]
T. Laine.
Malocclusion traits and articulatory components of speech.
Eur J Orthod., 14 (1992), pp. 302-309

Este artículo puede ser consultado en versión completa en http://www.medigraphic.com/ortodoncia

Alumna del Servicio de Ortodoncia Hospital Infantil de México «Federico Gómez».

Profesor del Departamento de Ortodoncia de la DEPeI UNAM.

Profesor de Asignatura de FOUNAM.

Médico adscrito de Foniatría Pediátrica Hospital Infantil de México «Federico Gómez».

Profesor Titular del Curso de Ortodoncia Hospital Infantil de México «Federico Gómez».

Jefe del Departamento de Estomatología Hospital Infantil de México «Federico Gómez».

Copyright © 2016. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Odontología
Opciones de artículo
Herramientas