Regístrese
Buscar en
Revista Médica Clínica Las Condes
Toda la web
Inicio Revista Médica Clínica Las Condes Citopatología de tiroides. Punción por aguja fina
Información de la revista
Vol. 29. Núm. 4.
Tema central: Diagnóstico precoz y prevención en cáncer de cabeza y cuello
Páginas 435-439 (Julio - Agosto 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1864
Vol. 29. Núm. 4.
Tema central: Diagnóstico precoz y prevención en cáncer de cabeza y cuello
Páginas 435-439 (Julio - Agosto 2018)
DOI: 10.1016/j.rmclc.2018.05.006
Open Access
Citopatología de tiroides. Punción por aguja fina
Thyroid cytopathology. Fine-needle aspiration biopsy
Visitas
1864
Carmen Franco
Autor para correspondencia
carmen.afranco@gmail.com

Autor para correspondencia.
Patólogo. Unidad de Anatomía Patológica. Clínica Santa María. Santiago, Chile
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Recomendaciones para la punción por aguja fina basándose en las características y tamaño ecográfico29
Tabla 2. Categorías diagnósticas. Modificación al sistema de Bethesda para la citopatología de tiroides (2017)0,1330
Tabla 3. Sistema de Bethesda para el informe de la citopatología de tiroides (2017) Riesgo de malignidad y manejo clínico recomendado30
Mostrar másMostrar menos
Resumen

La punción por aguja fina de tiroides es el examen diagnóstico disponible más preciso para evaluar el nódulo tiroideo. Desde 2009 está vigente la clasificación de Bethesda, que estratifica los hallazgos citomorfológicos en 6 categorías, cada una asociada a un riesgo de malignidad. Esta clasificación fue revisada en 2017 donde se mantuvieron las 6 categorías con algunas modificaciones principalmente debido a la reclasificación de la Variante Folicular de Carcinoma Papilar (VFCP) encapsulada que era considerada maligna y actualmente se considera benigna y se denomina “Neoplasia folicular del tiroides no invasiva con características nucleares de tipo papilar” (NIFTP). Esto cambia los valores de riesgo de malignidad en algunas categorías de Bethesda. En los casos indeterminados, se sugiere la adición de estudios de biología molecular.

Palabras clave:
Tiroides
citopatología
punción por aguja fina
sistema de Bethesda
neoplasia folicular
NIFTP
pruebas moleculares.
Abstract

Thyroid fine-needle aspiration biopsy is the best diagnostic test available for the evaluation of the thyroid nodule. In 2009, the Bethesda system for the cytomorphologic stratification of thyroid cytopathology, was established. In it, 6 categories carry a defined risk of malignancy. The Bethesda system was revised in 2017. The six categories remained, but there were some modifications mainly due to the reclassification of the encapsulated follicular variant of papillary carcinoma (VFCP), which is now called Noninvasive follicular thyroid neoplasm with papillary-like nuclear features (NIFTP). This reclassification changes the risk of malignancy for some of the Bethesda categories. Molecular biology testing is suggested in indeterminate cases.

Keywords:
Thyroid
cytopathology
fine-needle aspiration
Bethesda system
follicular neoplasm
NIFTP
molecular markers.
Texto completo
INTRODUCCIÓN

Los nódulos tiroideos son frecuentes. En estudios ultrasonográficos, se encuentran en el 19 a 35% de la población1,2. A pesar de su frecuencia, solo 4 a 6.5% son malignos3,4.

La ecografía tiroidea debería realizarse en todos los pacientes con sospecha de nódulos tiroideos, para evaluar las características del nódulo y clasificarlos de acuerdo al índice de sospecha de cáncer5.

Las pautas actuales de la Asociación Americana de Endocrinología Clínica (AACE), sugieren clasificar los nódulos en tres grupos: Bajo riesgo, riesgo intermedio y alto riesgo6.

Recomendaciones para punción por aguja fina de tiroides7, se muestra en la Tabla 1.

Tabla 1.

Recomendaciones para la punción por aguja fina basándose en las características y tamaño ecográfico29

Descripción   
Nódulos ≥1cm con patrón ecográfico intermedio o altamente sospechoso 
Nódulos ≥1,5cm con patrón ecográfico de baja sospecha 
Nódulos ≥2cm con patrón ecográfico de muy baja sospecha. Opción alternativa: seguimiento. 
Para nódulos que no poseen los criterios anteriores, no es necesaria la PAAF*, incluyendo nódulos menores de 1cm y nódulos completamente quísticos 
*

PAAF=Punción por Aguja Fina

PUNCIÓN POR AGUJA FINA DE TIROIDES

La punción por aguja fina (PAAF) es el método más importante para el estudio del nódulo tiroideo.

Es un procedimiento ambulatorio, que se realiza sin anestesia. Es seguro, preciso y costo-efectivo8,9

La PAAF se realiza por el radiólogo o el endocrinólogo con asistencia del radiólogo, con una aguja 23 a 27 G, bajo visión ecográfica.

Mediante la aspiración, se obtiene un coágulo que se fija en formalina tamponada al 10%, posteriormente se incluye en parafina, se corta en forma seriada y se tiñe con Hematoxilina-Eosina. Además, se obtienen frotis para citología que se tiñen con Papanicolau10.

DIAGNÓSTICO CITOPATOLÓGICO

Para el diagnóstico citopatológico de la PAAF, se usa actualmente el Sistema de Bethesda, descrito en 200911,12. La clasificación fue revisada en 201713 (Tabla 2) donde se mantienen las mismas categorías, con algunas consideraciones adicionales:

  • -

    La introducción de estudios de biología molecular como método adyuvante al examen cito-histológico.

  • -

    -La re-clasificación de la variante folicular de carcinoma papilar encapsulado (NIFTP) como entidad benigna.

Tabla 2.

Categorías diagnósticas. Modificación al sistema de Bethesda para la citopatología de tiroides (2017)0,1330

I. INSUFICIENTE O INSATISFACTORIA 
Solo contenidos del quiste 
Espécimen virtualmente acelular 
Otros (Frotis hemorrágico, artefacto por desecación, etc.) 
II. BENIGNO 
Compatible con nódulo folicular benigno (incluye nódulo adenomatoide, nódulo coloideo, etc.) 
Compatible con tiroiditis linfocitaria autoinmune (Hashimoto) 
Compatible con tiroiditis granulomatosa subaguda (de Quervain) 
Otros 
III. LESIÓN FOLICULAR DE SIGNIFICADO INDETERMINADO O ATIPÍA DE SIGNIFICADO INDETERMINADO 
IV. NEOPLASIA FOLICULAR O SOSPECHA DE NEOPLASIA FOLICULAR 
Especificar si es de tipo oncocítico (células de Hürthle) 
V. SOSPECHOSO DE MALIGNIDAD 
Sospechoso de Carcinoma Papilar 
Sospechoso de Carcinoma Medular 
Sospechoso de metástasis 
Sospechoso de Linfoma 
Otros 
VI. MALIGNO 
Cáncer Papilar del tiroides 
Cáncer pobremente diferenciado 
Cáncer Medular del tiroides 
Carcinoma Anaplástico 
Carcinoma Escamoso 
Carcinoma con características mixtas (especificar) 
Cáncer metastásico 
Linfoma 
Otros 

Cada categoría de Bethesda se asocia a un riesgo de malignidad y se dan recomendaciones para el manejo del paciente (Tabla 3).

Tabla 3.

Sistema de Bethesda para el informe de la citopatología de tiroides (2017) Riesgo de malignidad y manejo clínico recomendado30

Categoría Diagnóstica  Riesgo de Malignidad si NIFTPCáncer (%)  Riesgo de Malignidad si NIFTP=Cáncer (%)  Manejo 
Insuficente o insatisfactorio  5-10  5-10  Repetir PAAF* bajo ecografía 
Benigno  0-3  0-3  Seguimiento clínico y ecográfico 
Atipia de significado indeterminado o Lesión folicular de significado indeterminado  6-18  10-30  Repetir PAAF, pruebas moleculares o cirugía 
Neoplasia folicular o sospecha de neoplasia folicular  10-40  25-40  Pruebas moleculares, cirugía 
Sospechoso de malignidad  45-60  50-75  Tiroidectomía o lobectomía 
Maligno  94-96  97-99  Tiroidectomía o lobectomía 

PAAF=Punción por Aguja Fina.

FORMATO DEL INFORME

Se debe incluir el nombre de la categoría y el número de la clasificación, por ejemplo: Tiroiditis Linfocitaria Crónica. Bethesda II.

Consideraciones respecto a las distintas categorías Bethesda:

I: Insatisfactoria/No-diagnóstica

En esta categoría se incluyen muestras hemorrágicas, con mala preservación celular e insuficiente número de células foliculares. Una muestra satisfactoria, debe incluir al menos 6 grupos de 10 células cada uno.

Hay varias excepciones: una muestra que contiene abundante coloide, es adecuada, aunque haya menos de 6 grupos celulares.

Si hay células atípicas, no importa el número de grupos celulares, se reporta como satisfactoria.

Las muestras que contienen solo macrófagos, se reportan como “contenidos de quiste” y si la ecografía no presenta hallazgos sospechosos, no es necesaria la re-punción.

Sin embargo, si la ecografía es sospechosa, está indicado repetir la punción.

Se considera aceptable, hasta un 4% de casos insuficientes/inadecuados. En centros con alto número de insuficientes, se recomienda:

  • a)

    Las PAAF deben ser realizadas bajo visión ecográfica, por radiólogos experimentados.

  • b)

    La lectura de las muestras debe ser realizada por citopatólogos expertos.

  • c)

    Se ha sugerido disminuir el número de células foliculares (menos de 6 grupos), pero no hay consenso al respecto7.

II: Benigno

En esta categoría se incluyen muestras con macrofolículos sin atipía, coloide, linfocitos, granulomas, etc. (Nódulos hiperplásticos, quistes coloideos, tiroiditis autoimmune, tiroiditis granulomatosa).

III: Lesión folicular o atipia de significado indeterminado

En esta categoría hay dos nombres alternativos. Cada laboratorio debe elegir uno de los dos nombres y usar siempre el mismo.

Se incluyen lesiones con células atípicas y nódulos mixtos macro y microfoliculares.

El riesgo de malignidad (ROM) es de 5 a 15%.

El problema es que la mayoría de los pacientes en esta categoría no se operan, por lo que hay una sobreestimación del ROM (sesgo de selección).

Se recomienda subclasificar la atipia: Atipia citológica, atipia arquitectural (microfolículos), abundantes células de Hürthle, entre otros.

Es recomendable usar esta categoría como “último recurso”. El porcentaje debería ser un 10% del total, como máximo. En centros con alto % de esta categoría, se recomienda como primera medida interconsultar el caso a un centro con mejor experiencia14. Otra alternativa es la re-punción, que se puede realizar de inmediato. No es necesario esperar, ya que no se producen atipías secundarias a la punción15.

En series de re-punción de casos indeterminados, el % de malignidad varía entre un 23 y un 48%15,16.

Se estima que el riesgo global de malignidad es de 5 a 15%. Sin embargo, existe un sesgo de selección tanto en la re-punción como en los casos que van a cirugía, ya que si la ecografía es de aspecto benigno y no hay otros factores de riesgo, los pacientes quedan en observación; los que son sometidos a re-punción y posteriormente cirugía son los pacientes con ecografía sospechosa de malignidad.

Si después de la re-punción, el caso persiste como indeterminado, se pueden realizar pruebas moleculares, pero este es un campo en evolución y actualmente de alto costo13.

IV: Neoplasia folicular o sospecha de neoplasia folicular

Esta categoría incluye nódulos microfoliculares y lesiones de células de Hürthle.

En la revisión de 2017, se incluye una modificación a los criterios diagnósticos, debido a la nueva entidad NIFTP.

En la clasificación original, si las células presentaban núcleos sugerentes de cáncer papilar, eran excluidos. En la modificación de 2017, se incluyen casos con patrón microfolicular, con aumento del tamaño nuclear, bordes nucleares irregulares o núcleos claros, siempre que no hayan papilas o pseudoinclusiones nucleares.

Se debe agregar un comentario mencionando que los cambios nucleares podrían corresponder a VFCP o NIFTP. La distinción definitiva entre estas dos entidades, se logra con el estudio de la pieza quirúrgica. En estos casos los estudios de biología molecular podrían ser útiles.

V. Sospechoso de malignidad

Se incluyen casos con algunas características de carcinoma, pero que no cumplen con todos los requisitos. Por ejemplo, fragmentos epiteliales con núcleos sugerentes de cáncer papilar, pero no se observan papilas. En esta categoría también pueden haber casos de NIFTP17,18.

VI. Maligno

Esta categoría se usa cuando las características citomorfológicas son concluyentes para malignidad.

En esta categoría también pueden haber casos de NIFTP, por lo que se sugiere limitarla solo a casos de Carcinoma Papilar Clásico.

MARCADORES MOLECULARES

Su uso se ha sugerido en los casos indeterminados, para tomar decisiones de manejo (cirugía). Las pruebas con más datos disponibles, son el Afirma Gene-expression Classifier19, el panel de 7 genes de mutaciones y reordenamiento20 y la inmunohistoquímica con Galectina-321,22.

El ensayo de Afirma (167 genes) evalúa la presencia de un patrón genético benigno. Tiene alta sensibilidad 92% y valor predictivo negativo (VPN) de 93%, pero muestra un bajo valor predictivo positivo (VPP) y baja especificidad 48-53%23. Un test benigno, predice bajo riesgo de malignidad, pero los nódulos clasificados como benignos, tienen un riesgo de malignidad cercano al 5%24.

El panel de 7 genes, que evalúa mutaciones puntuales de BRAF, NRAS, HRAS, y KRAS y además, los reordenamientos RET/PTC y PAX/PPARγ. Tiene alta especificidad 86-100% y VPP 84-100%, pero baja sensibilidad 44-100%25–27.

Esta es una área en desarrollo y se están estudiando otros marcadores. Sin embargo, ningún ensayo disponible puede confirmar o descartar malignidad en el 100% de los casos indeterminados.

Se necesitan datos a largo plazo para confirmar la utilidad de estos marcadores.

Por otro lado las pruebas moleculares son costosas y en la decisión para el manejo de un nódulo indeterminado se deben considerar otros factores como características ultrasonográficas, tamaño del nódulo, preferencia del paciente y la posibilidad de seguimiento.

En la actualidad, las pruebas moleculares son un complemento al estudio citopatológico de la PAAF y la ultrasonografía.

CONCLUSIONES

  • Los nódulos tiroideos son frecuentes y se asocian a un riesgo global de malignidad de 4-6.5%.

  • La PAAF es costo-efectiva, precisa y presenta un bajo nivel de complicaciones.

  • Los nódulos menores de 1,0cm no requieren PAAF con algunas excepciones, por ejemplo, pacientes con adenopatías cervicales sospechosas28.

  • Los nódulos benignos pueden ser seguidos periódicamente con estudio ecográfico.

  • En los casos indeterminados (B-III y B-IV), se pueden usar pruebas moleculares como estudios complementarios.

  • Todos los casos con sospecha de malignidad o malignos (V y VI), deben ser referidos a cirugía.

Bibliografía
[1]
L. Hegedus, practice. Clinical.
The thyroid nodule.
N Engl J Med., 351 (2004), pp. 1764-1771
[2]
D.S. Dean, H. Gharib.
Epidemiology of thyroid nodules.
Best Pract Res Clin Endocrinol Metab., 22 (2008), pp. 901-911
[3]
N. Li, X.L. Du, L.R. Reitzel, L. Xu, E.M. Sturgis.
Impact of enhanced detection on the increase in thyroid cancer incidence in the United States: review of incidence trends by socioeconomic status within the surveillance, epidemiology, and end results registry, 1980-2008.
Thyroid., 23 (2013), pp. 103-110
[4]
E.E. Werk Jr., B.M. Vernon, J.J. Gonzalez, P.C. Ungaro, R.C. McCoy.
Cancer in thyroid nodules. A community hospital survey.
Arch Intern Med., 144 (1984), pp. 474-476
[5]
E. Horvath, S. Majlis, R. Rossi, C. Franco, J.P. Niedmann, A. Castro, et al.
An ultrasonogram reporting system for thyroid nodules stratifying cancer risk for clinical management.
J Clin Endocrinol Metab., 94 (2009), pp. 1748-1751
[6]
H. Gharib, E. Papini, J.R. Garber, D.S. Duick, R.M. Harrell, L. Hegedus, et al.
American Association of Clinical Endocrinologists. American College of Endocrinology, and Associazione Medici Endocrinologi Medical Guidelines for Clinical Practice for the Diagnosis and Management of Thyroid Nodules--2016 Update.
Endocr Pract., 22 (2016), pp. 622-639
[7]
S. Tamhane, H. Gharib.
Thyroid nodule update on diagnosis and management.
Clin Diabetes Endocrinol., 2 (2016), pp. 17
[8]
H. Gharib.
Fine-needle aspiration biopsy of thyroid nodules: advantages, limitations, and effect.
May Clin Proc., 69 (1994), pp. 44-49
[9]
H. Gharib, J.R. Goellner.
Fine-needle aspiration biopsy of thyroid nodules.
Endocr Pract., 1 (1995), pp. 410-417
[10]
M. Domínguez Errázuriz, C. Franco Silva, M. Contreras, J. Torres Ortega, R. Volpato de Vettor, C. Cerpa, et al.
Punción de nódulos tiroídeos con aguja fina: análisis de los resultados obtenidos utilizando una nueva metódica con examen histológico de la muestra.
Rev méd Chile., 123 (1995), pp. 982-990
[11]
Z.W. Baloch, V.A. LiVolsi, S.L. Asa, J. Rosai, M.J. Merino, G. Randolph, et al.
Diagnostic terminology and morphologic criteria for cytologic diagnosis of thyroid lesions: a synopsis of the National Cancer Institute Thyroid Fine-Needle Aspiration State of the Science Conference.
Diagn Cytopathol., 36 (2008), pp. 425-437
[12]
E.S. Cibas, S.Z. Ali.
The Bethesda System for Reporting Thyroid Cytopathology.
Thyroid., 19 (2009), pp. 1159-1165
[13]
E.S. Cibas, S.Z. Ali.
The 2017 Bethesda System for Reporting Thyroid Cytopathology.
Thyroid., 27 (2017), pp. 1341-1346
[14]
T. Davidov, S.Z. Trooskin, B.A. Shanker, D. Yip, O. Eng, J. Crystal, et al.
Routine second-opinion cytopathology review of thyroid fine needle aspiration biopsies reduces diagnostic thyroidectomy.
Surgery, 148 (2010), pp. 1294-1299
discussion 9-301
[15]
Z. Baloch, V.A. LiVolsi, P. Jain, R. Jain, I. Aljada, S. Mandel, et al.
Role of repeat fine-needle aspiration biopsy (FNAB) in the management of thyroid nodules.
Diagn Cytopathol., 29 (2003), pp. 203-206
[16]
J. Yang, V. Schnadig, R. Logrono, P.G. Wasserman.
Fine-needle aspiration of thyroid nodules: a study of 4703 patients with histologic and clinical correlations.
Cancer., 111 (2007), pp. 306-315
[17]
K.C. Strickland, B.E. Howitt, E. Marqusee, E.K. Alexander, E.S. Cibas, J.F. Krane, et al.
The Impact of Noninvasive Follicular Variant of Papillary Thyroid Carcinoma on Rates of Malignancy for Fine-Needle Aspiration Diagnostic Categories.
Thyroid., 25 (2015), pp. 987-992
[18]
W.C. Faquin, L.Q. Wong, A.H. Afrogheh, S.Z. Ali, J.A. Bishop, M. Bongiovanni, et al.
Impact of reclassifying noninvasive follicular variant of papillary thyroid carcinoma on the risk of malignancy in The Bethesda System for Reporting Thyroid Cytopathology.
Cancer Cytopathol., 124 (2016), pp. 181-187
[19]
E.K. Alexander, G.C. Kennedy, Z.W. Baloch, E.S. Cibas, D. Chudova, J. Diggans, et al.
Preoperative diagnosis of benign thyroid nodules with indeterminate cytology.
N Engl J Med., 367 (2012), pp. 705-715
[20]
Y.E. Nikiforov, N.P. Ohori, S.P. Hodak, S.E. Carty, S.O. LeBeau, R.L. Ferris, et al.
Impact of mutational testing on the diagnosis and management of patients with cytologically indeterminate thyroid nodules: a prospective analysis of 1056 FNA samples.
J Clin Endocrinol Metab., 96 (2011), pp. 3390-3397
[21]
A. Bartolazzi, F. Orlandi, E. Saggiorato, M. Volante, F. Arecco, R. Rossetto, et al.
Galectin-3-expression analysis in the surgical selection of follicular thyroid nodules with indeterminate fine-needle aspiration cytology: a prospective multicentre study.
Lancet Oncol., 9 (2008), pp. 543-549
[22]
C. Franco, V. Martinez, J.P. Allamand, F. Medina, A. Glasinovic, M. Osorio, et al.
Molecular markers in thyroid fine-needle aspiration biopsy: a prospective study.
Appl Immunohistochem Mol Morphol., 17 (2009), pp. 211-215
[23]
E.K. Alexander, M. Schorr, J. Klopper, C. Kim, J. Sipos, F. Nabhan, et al.
Multicenter clinical experience with the Afirma gene expression classifier.
J Clin Endocrinol Metab., 99 (2014), pp. 119-125
[24]
J.L. Marti, V. Avadhani, L.A. Donatelli, S. Niyogi, B. Wang, R.J. Wong, et al.
Wide Inter-institutional Variation in Performance of a Molecular Classifier for Indeterminate Thyroid Nodules.
Ann Surg Oncol., 22 (2015), pp. 3996-4001
[25]
S. Cantara, M. Capezzone, S. Marchisotta, S. Capuano, G. Busonero, P. Toti, et al.
Impact of proto-oncogene mutation detection in cytological specimens from thyroid nodules improves the diagnostic accuracy of cytology.
J Clin Endocrinol Metab., 95 (2010), pp. 1365-1369
[26]
Y.E. Nikiforov, D.L. Steward, T.M. Robinson-Smith, B.R. Haugen, J.P. Klopper, Z. Zhu, et al.
Molecular testing for mutations in improving the fine-needle aspiration diagnosis of thyroid nodules.
J Clin Endocrinol Metab., 94 (2009), pp. 2092-2098
[27]
S. Beaudenon-Huibregtse, E.K. Alexander, R.B. Guttler, J.M. Hershman, V. Babu, T.C. Blevins, et al.
Centralized molecular testing for oncogenic gene mutations complements the local cytopathologic diagnosis of thyroid nodules.
Thyroid., 24 (2014), pp. 1479-1487
[28]
B.R. Haugen.
2015 American Thyroid Association Management Guidelines for Adult Patients with Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer: What is new and what has changed?.
Cancer., 123 (2017), pp. 372-381
[29]
B.R. Haugen, E.K. Alexander, K.C. Bible, G.M. Doherty, S.J. Mandel, Y.E. Nikiforov, et al.
2015 American Thyroid Association Management Guidelines for Adult Patients with Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer: The American Thyroid Association Guidelines Task Force on Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer.
Thyroid., 26 (2016), pp. 1-133
[30]
Ali SZ, Cibas ES. The Bethesda system for reporting thyroid cytopathology: definitions, criteria, and explanatory notes: Springer; 2017.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.