Buscar en
Revista Internacional de Acupuntura
Toda la web
Inicio Revista Internacional de Acupuntura Acupuntura, nuestra herencia ancestral
Información de la revista
Vol. 12. Núm. 1.
Páginas 1-4 (Enero - Marzo 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 12. Núm. 1.
Páginas 1-4 (Enero - Marzo 2018)
Editorial
DOI: 10.1016/j.acu.2018.01.002
Acceso a texto completo
Acupuntura, nuestra herencia ancestral
Acupuncture, our ancestral heritage
Visitas
...
Roberto González Gonzáleza,b,
Autor para correspondencia
rgdos@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Amalia Dávila Hernándezc, Jorge Arturo Santana Portilloa
a Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, Instituto Politécnico Nacional, Ciudad de México, México
b Instituto Nacional de Cancerología, Ciudad de México, México
c Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, Instituto Politécnico Nacional, Ciudad de México, México
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Somos los herederos directos de más de 2.500 años de estudio, investigación continua de un sistema teórico aplicado al trinomio salud-enfermedad-curación.

Una de nuestras más profundas raíces llega hasta quien se llamó Qin Yueren, después apodado Bian Que. Su sapiencia mitificada llega hasta nuestros días, sus historias anecdóticas también son nuestrasI.

Ahí, detrás de nosotros están quienes sobre miles de tablillas de bambú escribieron muchas obras que se perdieron en el tiempo y que sirvieron de base para formar a aquellos héroes anónimos que poco a poco fueron hilando El primer canon del Emperador Amarillo (Huangdi Neijing)1 y El canon de las 81 dificultades del Emperador Amarillo (Huang Di Ba Shi Yi Nan Jing)2. Estas obras nos dieron la simiente de la teoría de la Medicina Tradicional China (MTC) que sigue vigente hasta nuestros días. También somos orgullosos herederos de ese maravilloso ser considerado el Hipócrates de la MTC, Zhang Zhongjing. Por su gran sentido ético, nos legó el Tratado de criopatología y enfermedades varias (Shang Han Za Bing Lun) donde se muestra su depurada técnica para establecer la diferenciación sindromática, motivo de otras 500 obras que —a lo largo de una historia de más de 1.800 años— sus hermeneutas han hecho una obra continua y viva para ratificar su valor a quien enseñó que la potencia de una fórmula bien estructurada es la base para obtener el éxito terapéutico. El padre de la MTC mostró que la teoría y la práctica son la base para obtener experiencia. Ese hombre no pudo escribir tan maravillosa obra sin tener una depurada y rica experiencia clínica luchando al pie del moribundo. Asimismo, en los tiempos muy pretéritos de nuestra MTC destaca Hua Tuo, quien logró la hazaña de la anestesia y las intervenciones quirúrgicas rudimentarias. Con sus ejercicios estableció uno de los sistemas más importantes de la prevención de las enfermedades. Su muerte nos enseña que la práctica médica nunca debe ser sometida por nadieII. Somos también herederos de Wang Shuhe, quien con su Canon del Pulso (Mai Jing)III —maravillosa obra que no ha pasado de moda y sigue guiando la sensibilidad para entender lo que el cuerpo quiere expresar mediante ese importante procedimiento diagnóstico— estableció además el puente entre Zhang ZhongjingIV y nosotros; así podemos usar y admirar la obra del Hipócrates chino. También descansa sobre nuestras espaldas la obra de Huang Fumi (el “ave fénix” de la acupuntura) quien después de haberse levantado de una hemiplejia grave, se recuperó gracias a la acupuntura y pudo escribir el primer libro especializado de acupuntura y moxibustión —el ABC de acupuntura y moxibustión (Zhen Jiu Jia Yi Jing)— y nos legó una de las más grandes hazañas de la humanidad: el poder comunicarnos con el cuerpo a través de un delgado filamento metálico llamado aguja. Somos herederos de Ge Hong, el “Paracelso” de la medicina china: personaje bohemio, niño pródigo, astrólogo, botánico y médico que nos dejó uno de los libros más importantes sobre fórmulasV y alquimia; lo que facilitó el aprovechamiento de muchas plantas que sin ese procedimiento de desintoxicación jamás se hubieran aprovechado.

Uno de tantos héroes, casi desconocido en Occidente, fue Sun Simiao. Un sabio longevo (vivió más de 100 años) pícaro, amante de las montañas y de la medicina que nos dejó 2 enormes obras: Las recetas de oro necesarias para la vida (Qian Jin Yao Fang) y las Recetas de oro protectoras para la Vida (Qian Jin Yi Fang). Además de su ética, nos muestra su maestría en el manejo de las plantas; sin descuidar por un momento la acupuntura, propone la utilización combinada de los procedimientos terapéuticos. ¡Qué actual resulta ser Sun Simiao cuando además nos dice que diez mil cosas pueden ser medicamento!

Wang Bing, uno de los más grandes hermeneutas del Neijing, finalmente encontró “el camino para llegar a la montaña Taishan”VI y nos muestra la forma de comprender las obras clásicas más importantes, empezando por el Suwen.

Somos herederos de Wang Weiyi, ese gran maestro que —para poder explicar mejor la localización de los puntos— creó una estatuilla denominada el Hombre de bronce (Tong ren)VII.

Liu Wansu, desde su comarca de Yishui, hereda la tendencia a la discusión y el análisis. Gracias a él adquirimos toda su escuela y la de sus miles de discípulos que nos enseñan cómo atacar la energía patógena externa, considerando que lo más grave que le puede pasar al ser humano es la agresión por la energía patógena Fuego. ¡Cuán cierto es cuando nos enfrentamos a las enfermedades oncológicas cuyo principal proceso fisiopatológico es el FuegoVIII!

De Zhang Yuansu heredamos la fortaleza clínica de la diferenciación sindromática, que ayudó a consolidar las bases de una práctica clínica adecuada de la MTCIX.

La historia no puede olvidar a Li Dongyuan, nuestro gran patriarca por su gran contribución al desarrollo del tratamiento sobre el Bazo y el Estómago. ¡Qué actual resulta ser Li DongyuanX!

Detrás de nosotros también está la sombra de Zhu Danxi, quien enfatizó en sostener el Yin del Riñón y ayudó a entender mejor la función MingmenXI.

Li Shizhen se encuentra entre nuestros ancestros cognitivos, una de las más grandes estrellas que están sobre nuestro Cielo Anterior (Qian Tian); nos legó el trabajo de toda una vida buscando no solo sus plantas, sino todo su saber. Escribió esa gran joya de la herbolaria mundial, Gran compendio de materia médica (Ben Cao Gang Mu), pero también la obra más excelsa sobre los canales extraordinariosXII y el segundo en importancia de pulsologíaXIII.

Otro de los personajes que debemos venerar como uno de nuestros ancestros más importantes es Zhang Jingyue, considerado el teórico más importante de la MTC. Además de ser uno de los más grandes hermeneutas del NeijingXIV, abrevó una depurada experiencia clínica que enfatizaba en la gran importancia de sostener la energía Jing esencial. ¡¡¡Qué actual es su obra en nuestros días!!! Con su obra sustenta la práctica clínica cotidiana de todos nosotros. También heredamos quizá la obra más grande de la acupuntura y moxibustión: Gran compendio de acupuntura y moxibustión (Zhen Jiu Da Cheng) de Yang Jizhou. Este gran médico casi desconocido muestra la exquisitez de un arte, el de las agujas y la moxa, del masaje y particularmente en los niños. También debemos gran respeto, y sobre nuestras espaldas cargamos orgullosos a quienes se enfrentaron a las grandes epidemias que devastaron a millones de seres humanos, porque nos dejaron la técnica para estudiar y atender las enfermedades febriles epidémicas. Entre nuestros héroes más encumbrados de esta gran especialidad de la MTC se encuentra sin duda Wu JutongXV

De la misma forma, somos herederos de todos aquellos héroes anónimos que lucharon durante la “Guerra del Opio” y todo el período caótico de la última mitad de la dinastía Qing, quienes a pesar del vasallaje cultural de los colonizadores y de la traición de sus propios gobernadores supieron mantener a flote el barco cargado con las arcas de las joyas de la MTC.

También somos herederos de aquellos que —ante la miseria resultante de la efímera república, la invasión japonesa, la guerra civil entre el Kuomintang (Partido Nacionalista Chino) y el Partido Comunista— supieron defender su saber y gracias a ellos mucha gente no pereció.

Asimismo, heredamos con mucho orgullo el saber de todos aquellos que supieron llevar a cuestas la medicina de sus antepasados, que primero combatieron al lado de Mao Zedong, y de quienes supieron defender nuestra medicina ante el temor de ser juzgados durante la Revolución Cultural y llegar a nuestros días con gran fuerza, dispuestos a seguir defendiendo su medicina otros 2.000 años.

También somos orgullosos herederos de millones de profesionales de la salud de Japón, Vietnam, Corea y otros países que supieron adoptar, adaptar, enseñar e investigar esta maravillosa medicina en sus respectivos escenarios culturales.

No se puede despreciar el esfuerzo de todos aquellos occidentales que se aventuraron en la incomprensible Asia para traer a nosotros no solo la cultura china, sino también esa noble, valiosa e indispensable medicina.

También somos herederos de un grupo de profesionales de la MTC que han llevado a cabo una investigación sólida que ha permitido dilucidar muchos de los mecanismos de acción de la acupuntura. Entre ellos están Han JishengXVI de Shanghai, Zhu BingXVII, Tu YaXVIII, Yang JiasanXIX, Shi Xuemin de TianjinXX, Xu PingXXI, Liu ZhichengXXII y Wang LinglingXXIII de la Universidad de MTC de Nanjing. Lai XinshengXXIV y Xu NengguiXXV de la Universidad de MTC de Cantón. Chen ShaozongXXVI de la Universidad de MTC de Shandong. Luo MingfuXXVII del Instituto de Acupuntura y Moxibustión de la Academia China de MTC. Chen Keqin, de la Universidad de MTC de Tianjin y de ShanxiXXVIII.

También hay inventores de nuevos métodos como Jiao Shunfa3 (inventor de la craneoacupuntura), Zhu Hanzhang4 (inventor de la acutomomedicina), Fu Zhonghua5 (inventor de la plotoacupuntura [acupuntura flotante o superficial]), Peng Jingshan (inventor de la oftalmoacupuntura), Bo Zhiyun6 (inventor de la acupuntura abdominal), Sun Jieguang7 (inventor de la glosoacupuntura), Wang Wenyun (inventor del sistema equilibrante con acupuntura) y Wang Xuechang (inventor de la aguja arco filoso [hu ren zhen]), que hemos bautizado como “arcuatorepuntura”XXIX.

Se ha mencionado solo a unos cuantos profesionales de la salud porque en el firmamento de la historia brillan más, pero hay una interminable lista de profesionales que —alimentados por la magia de la aguja— han hecho realidad el sueño del Emperador Amarillo: “La acupuntura debe ser transmitida a la posteridad. Es necesario que se enseñe correctamente la gran técnica de la acupuntura para que pueda perdurar por siempre, que nunca sea destruida, que sea fácilmente utilizada y recordada”.

También somos herederos de aquellos autores anónimos que se pierden en la historia, miles de profesionales que inventaron y desarrollaron técnicas como la moxibustión y su rica gama de métodos relacionados: Guasha, ventosas, colateropunción-ventosas, sangría de puntos, aguja de fuego y otros microsistemas como la auriculoacupuntura, la manoacupuntura, la podoacupuntura, la nosoacupuntura, etc.

También hemos recibido muchas cosas dignas de respeto de todos los que se aventuraron al Oriente a estudiar esta maravillosa medicina y de quienes, sin haber pisado aquellas tierras, han generado nuevos conocimientos desde una plataforma de observación y acción ubicada en Occidente.

Sobre nuestras espaldas y conciencias recae un cúmulo de experiencias únicas, producto de estar observando y exprimiendo las neuronas del trabajo de millones de médicos bien intencionados que han luchado de forma permanente por resolver con sus “agujitas” los padecimientos que han aquejado a sus pacientes.

Esto nos hace responsables de no dejar caer este puente generacional que sobre nosotros se ha construido. Dejar de ser lo que debemos ser y hacer, equivale a tirar a la basura un verdadero tesoro que miles y miles de manos y mentes brillantes construyeron. Debemos hacer lo mejor en cada una de nuestras áreas de competencia, ya sea en la enseñanza, el estudio, la investigación clínica o básica, la difusión y la divulgación, la práctica clínica, la legislación, etc.

La acupuntura no nació desde que se inició la búsqueda de sus mecanismos de acción basado en las biomoléculas. No hay que olvidar que estamos parados con un pie en la tradición y el otro en la ciencia. Debemos seguir respetando sus bases teóricas y apoyarnos con los nuevos conocimientos que nos ofrece la investigación basada en la ciencia moderna. La acupuntura ha sido y sigue siendo producto de corrientes del conocimiento sincréticas para dar la mejor oferta terapéutica. Somos herederos de un gran tesoro que aquilatamos y con orgullo lo llevamos, respetamos y transmitiremos a futuras generaciones.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
González R, Hua YJ. Medicina Tradicional China. El primer canon del Emperador Amarillo. El tratado clásico de la acupuntura. México: Grijalbo; 1996.
[2]
González R. El Canon de las 81 dificultades del Emperador Amarillo. Las preguntas más importantes sobre acupuntura y medicina tradicional china. México: Grijalbo; 2000.
[3]
Jiao Shunfa. Craneoacupuntura. 山西人民出版社; 1982.
[4]
Zhu Hanzhang. Acutomoterapia. 中国中医药出版社; 1992.
[5]
Fu Zhonghua. Manual de tratamiento de dolor con plotoacupuntura. 人民卫生出版社; 2011.
[6]
Bo Zhiyun. Acupuntura abdominal. Beijing: 科学普及出版社; 1999.
[7]
Sun Jie Guang, Sun Xue Ran. Acupuntura de la lengua. 中国针灸. 2010; 4:347-8.

Sima Qian (Dinastía Han Occidental). Crónica del Historiador. Capítulo sobre las Anécdotas sobre Bian Que.

Hua Tuo fue ejecutado por las órdenes de Cao Cao, caudillo militar de finales de la dinastía Han Occidental. Cao Cao quería tenerlo a su lado, pues padecía de fuertes dolores de cabeza. Cierto día, Hua Tuo decidió ir a atender a su esposa enferma y sus paisanos; al no encontrarlo, Cao Cao enfureció y ordenó su ejecución.

Wang Shuhe (dinastía Jin Occidental) Mai Jing.

Él recopiló la obra de Zhang Zhongjing e incluso la dividió en 2 partes: el Tratado de criopatología (Shang Han Lun) y el Sumario de la Caja Dorada (Jin Kui Yao Lue).

Ge Hong, Dinastía Jin. Zhou Hou Bei Ji Fang.

Wang Bing (uno de los hermeneutas más importantes del Neijing), en el prólogo de su obra Explicaciones Agregadas al Suwen del Primer Canon del Emperador Amarillo (Bu Zhu Huangdi Neijing Suwen) dice que la obra está tan desordenada que no se puede tener acceso a ella y hace la analogía de que, estando así el material, es como querer llegar a la cima de la montaña Taishan sin vereda alguna.

Wang Weiyi, médico famoso de la dinastía Song que en 1026 editó el libro Canon de las gráficas de los puntos de acupuntura y moxibustión del hombre de bronce (Tong Ren Shuxue Zhenjiu Tu Jing). Este tomo fue distribuido por orden del gobierno de aquel momento en el interior del país. En el libro se citan 657 puntos (354 nombres de puntos). Al año siguiente, Wang Weiyi fundió un modelo de bronce —en el que sobre la superficie estaban colocados los puntos, cuyo interior hueco se llenaba con agua (originalmente con mercurio) y se cubría la superficie con cera— usado para hacer exámenes de localización de puntos.

Liu Wansu (1120-1200) fue uno de los padres de las 4 grandes escuelas de las dinastías Jin y Yuan. Padre de la Escuela Enfriadora, consideraba que la energía patógena más agresiva es el Fuego, por eso consideraba que se debía actuar antes que nada enfriando el Fuego mediante medicamentos enfriadores.

Zhang Yuansu (1151-1234) es otro de los grandes exponentes de las dinastías Jin y Yuan.

Li Dongyuan (1180-1251).

Zhu Danxi (1281∼1358) fue uno de los 4 exponentes fundamentales de las Escuelas de las dinastías Jin y Yuan.

El examen de los ocho Canales Extraordinarios (Qi Jing Ba Mai Kao).

La Ciencia de la Pulsología de Pin Hu (濒湖脉学 Pin Hu Mai Xue), el nombre de la comarca donde nació Li Shizhen.

Destacan 2 obras dedicadas al estudio del Neijing: el Canon clasificado (Leijing) y el Canon clasificado ilustrado (Leijing Tu Yi), donde muestra su gran conocimiento sobre la esencia de las obras clásicas. Sin embargo, una de las grandes joyas de la literatura de la MTC es la conocida como Obras completas de Zhang Jingyue (Jing Yue Quan Shu), publicada en 1624, donde se muestra una excelsa experiencia clínica.

Wu Jutong fue el autor de una de las 4 obras más importantes de la MTC, el Tratado diferencial de las enfermedades febriles (Wen Bing Tiao Bian) publicado en 1798. Sigue siendo una de las obras más importantes para el estudio y tratamiento de las enfermedades febriles epidémicas.

Han Jisheng, sin duda el padre de la investigación de la analgesia mediante acupuntura, publicó más de 2.000 trabajos sobre el tema.

Zhu Bing fue director del Instituto de Investigaciones en Acupuntura y Moxibustión de la Academia de MTC de China. Publicó cerca de 300 artículos especialmente en el campo de la analgesia mediante acupuntura y sobre el estudio del fenómeno de propagación a lo largo de los canales. Es uno de los investigadores más importantes y entre sus obras destaca Bases Científicas de la Acupuntura y la Moxibustión (Zhen Jiu De Ke Xue Ji Chu).

Tu Ya. Investigadora de la Universidad de MTC de Beijing, con cerca de 200 artículos publicados especialmente en el campo del uso de acupuntura en la depresión y otras neuropatías.

Yang Jiasan, uno de los pilares fundamentales de la acupuntura de la Universidad de MTC de Beijing y de toda China. Entre libros y artículos publicados se cuentan más de 250. Los principales libros de acupuntura publicados a finales del siglo pasado tienen su sello y su técnica de acupuntura: muy efectiva y depurada.

Shi Xuemin fue uno de los más grandes investigadores de acupuntura. Investigó en particular sobre el uso de acupuntura en el tratamiento de patologías del sistema nervioso central y su especialidad fue la técnica para despertar el cerebro y abrir los orificios del corazón (Xing Nao Kai Qiao). Entre libros y artículos reporta más de 3.000 publicaciones.

Xu Ping es una de las más importantes investigadoras de la Universidad de MTC de Shanghai en el campo de la acupuntura y Qigong. Ha publicado más de 100 artículos sobre diversos temas de la MTC, especialmente de acupuntura, y destacan sus trabajos sobre el uso de acupuntura en la dependencia de drogas y su trabajo en modelos animales.

Liu Zhicheng es uno de los más grandes investigadores del uso de acupuntura en el tratamiento del síndrome metabólico, la obesidad y la diabetes, con más de 300 trabajos publicados sobre el tema.

Wang Lingling. Investigadora de varias áreas de la acupuntura y autora de casi un centenar de artículos relacionados con el uso de la acupuntura en la enfermedad de Parkinson, la depresión, la osteoporosis, etc.

Lai Xinsheng. Uno de los investigadores más prolíficos de toda China en el campo de la acupuntura y moxibustión (más de 900 artículos). Investigó las características específicas de los enerpuntos, la sensación acupuntural De Qi, el uso de la acupuntura en el tratamiento del asma, la rinitis y las enfermedades inmunes.

Xu Nenggui. Autor de más de 200 artículos, especialmente sobre el efecto de la acupuntura sobre el accidente cerebrovascular.

Chen Shaozong. Autor de más de 200 artículos sobre la analgesia en acupuntura y la especificidad de ciertos puntos, la acupuntura horaria, etc.

Luo Mingfu es uno de los más notables investigadores del Instituto de Acupuntura y Moxibustión de la Academia China de MTC. Sus líneas de investigación más importantes son sobre la naturaleza del sistema de canales y colaterales y la microscopia electrónica. Ha publicado más de 90 artículos sobre el tema.

Chen Keqin. Autor de varios libros y artículos de MTC y acupuntura, entre los que destaca el estudio de la naturaleza bidireccional de los puntos; así como sobre los mecanismos de acción en la respuesta inmune.

Wang Xuechang. Inventor de una técnica que consiste en usar un tipo de aguja similar a la hipodérmica, pero con una punta a modo de arco curveado, con cierta similitud a un acutomo. Este permite además la aplicación de substancias en el interior de los puntos. El nombre “arcuatorepuntura” procede de los vocablos latinos arcuato (arco: hu), ore (filo, borde: ren) y puntura, punción (zhen).

Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.