Regístrese
Buscar en
Revista Iberoamericana de Micología
Toda la web
Inicio Revista Iberoamericana de Micología Interés medicinal de Poria cocos (= Wolfiporia extensa)
Información de la revista
Vol. 26. Núm. 2.
Páginas 103-107 (Junio 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 26. Núm. 2.
Páginas 103-107 (Junio 2009)
DOI: 10.1016/S1130-1406(09)70019-1
Acceso a texto completo
Interés medicinal de Poria cocos (= Wolfiporia extensa)
Medicinal interest of Poria cocos (= Wolfiporia extensa)
Visitas
16058
Carlos Illana Estebana
a Departamento de Biolog??a Vegetal, Facultad de Ciencias, Universidad de Alcal??, Alcal?? de Henares, Madrid, Espa??a
Este artículo ha recibido
16058
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
El esclerocio del hongo Poria cocos forma parte, desde hace miles de años, de la farmacopea china. En esta revisión se presentan aspectos sobre la biología y nomenclatura de este hongo, y especialmente sobre su composición y aplicaciones terapéuticas.
Palabras clave:
Poria cocos
Wolfiporia extensa β-glucanos
Medicina tradicional china
The sclerotium of Poria cocos has been used in the Chinese pharmacopoeia during thousands of years. In this note several aspects about the biology and nomenclature of this fungus are summarized, with emphasis on its composition and therapeutic applications.
Keywords:
Poria cocos
Wolfiporia extensa
β-glucan
Traditional Chinese medicine
Texto completo

Poria cocos es un hongo perteneciente al orden Polyporales de la división Basidiomycota, y su esclerocio forma parte aproximadamente del 10% de las prescripciones de la medicina tradicional china52. Sus propiedades medicinales se conocen en China desde hace miles de años, y se describieron por primera vez en el Shen Nong Ben Cao Jing31.

P. cocos también está presente como ingrediente en el 30% de las fórmulas de la denominada Kampo45, que es como se llama a la medicina tradicional china introducida en Japón entre los siglos VI y VIII5. Además, se usa como ingrediente en algunas formulaciones en la medicina tradicional coreana41-44.

P. cocos se consume en oriente desde hace mucho tiempo por sus valores medicinales; sin embargo, no es un hongo muy conocido en occidente. Es por ello que proponemos una revisión de los artículos que inciden en su potencial terapéutico.

Taxonomía y nomenclatura

Aunque su nombre válido es Wolfiporia extensa (Peck) Ginns19, en esta revisión se emplea el sinónimo Poria cocos (Schwein.) F.A. Wolf por ser éste con el que aparece en la mayoría de las publicaciones consultadas. La nomenclatura de esta especie ha sido algo confusa y se resume a continuación.

El nombre Sclerotium cocos Schwein. fue propuesto en 1822 para nombrar al esclerocio que forma el hongo. Al año siguiente, Fries propuso el nombre Pachyma cocos, usando la descripción de Schweinitz: P. cocos, oblongum, cortice duro fibroso-squamoso brunneo13,65. Casi un siglo más tarde, F.A. Wolf combinó la especie como Poria cocos (Schwein.) F.A. Wolf por el parecido de su basidiocarpo con el del género Poria65.

Años después, P. cocos es combinada como Macrohyporia cocos (Schwein.) Johans & Ryvarden por la similitud con los sistemas hifales del género Macrohyporia25. En 1983 este último nombre es nuevamente combinado a Macrohyporia extensa (Peck) Ginns & Lowe, porque según el Código de Nomenclatura de 1978 el nombre correcto de un taxón es el primer nombre legítimo que se refiere al teleomorfo, y éste se corresponde con Daedalea extensa Peck, descrito en 189118.

Tras estudiar los ejemplares americanos del género Poria (entre ellos P. cocos) se propuso un nuevo género para éstos, el género Wolfiporia (dedicado a F.A. Wolf) y la especie pasó a denominarse Wolfiporia cocos (F.A. Wolf) Ryvarden & Gilb47. Sin embargo, como P. cocos es un sinónimo de D. extensa, es esta última especie la que es combinada al género Wolfiporia como Wolfiporia extensa (Peck) Ginns19, nombre que es el aceptado en la actualidad en el Index Fungorum. En resumen, el tratamiento taxonómico ha sido el siguiente:

Nombre actual: Wolfiporia extensa (Peck) Ginns. Mycotaxon. 1984;21:332.

= Daedalea extensa Peck, Rep NY St Mus Nat Hist. 1891;44:21.

= Macrohyporia extensa (Peck) Ginns & Lowe. Can J Bot. 1983;61(6): 1673.

= Sclerotium cocos Schwein. Schr Naturf Ges Leipzig. 1822;1:56.

= Pachyma cocos Fr. Syst Mycol. 1823;2(1):242.

= Poria cocos (Schwein.) F.A. Wolf. J Elisha Mitchell Scient Soc. 1922;38:134.

= Macrohyporia cocos (Schwein.) Johans & Ryvarden. Trans Br Mycol Soc. 1979;72:192.

= Wolfiporia cocos (F.A. Wolf) Ryvarden & Gilb. Mycotaxon. 1984;19:141.

El esclerocio de P. cocos es conocido por distintos nombres vulgares. En la farmacopea oficial de China se le conoce con el nombre de "fuling". Se llama "fulingge" al fuling desenterrado del suelo y puesto a secar durante varios días hasta que pierde toda el agua, y a consecuencia de ello su superficie se arruga. "Fushen" es el fulingge cortado en piezas finas y secado al aire31.

La parte externa del esclerocio se conoce como "fulingpi" y la parte interna como "baifuling"56. Una variedad rojiza de P. cocos se conoce como "chifuling"21. El nombre que recibe en China puede ser modificado para indicar la procedencia local; así, se denomina "anling" si procede de Anwei y "yunling" si procede de la provincia de Yunnan, producto este último considerado de muy buena calidad3.

En Japón se denomina "matsuhodo" y "bukuryo"21,45 y en coreano "bokryung"43.

Otro término empleado para referirse al esclerocio de P. cocos es "tuckahoe", que es como los indios nativos de Estados Unidos denominaban a las partes subterráneas de las plantas, como bulbos y raíces. En el estado de Virginia, algunas tribus de indios han usado el esclerocio como alimento y lo han denominado "Indian bread" o "Indian potato"21,64. En Canadá, para referirse al esclerocio del hongo Polyporus tuberaster (Jacq.) Fr., se ha utilizado el nombre de "canadian tuckahoe", ocasionando algunas veces confusión con P. cocos18.

"Hoelen" es como denominan al esclerocio en países anglosajones. Este nombre viene de uno de los sinónimos que ha tenido: Pachyma hoelen, que fue propuesto por el botánico holandés Georg Eberhard Rumphius, en 174176. También es denominado "China root", por el hecho de ser abundante en China y crecer sobre raíces de distintos árboles.

Descripción, hábitat y distribución

Los basidiocarpos de P. cocos son anuales y resupinados, y aparecen como pequeñas manchas sobre la madera que luego confluyen y se extienden. El himenóforo es porado, formado por 1-2 poros angulares por milímetro y es de color ocráceo a rosado. La carne del basidiocarpo es delgada, de color crema a rosado15.

P. cocos forma un esclerocio hipogeo que crece entre las raíces de algunos árboles. Es variable en forma y tamaño, generalmente oblongo a globoso, de 10-30 cm de largo y hasta de 1 kg de peso. La superficie externa es arrugada y fibrosa, de color pardo, y el interior es blanco o ligeramente rosado. Cuando está fresco es resistente y flexible, y se vuelve duro cuando se seca38,71. Los restos de los basidiocarpos de P. cocos se encuentran algunas veces en la capa externa del esclerocio; sin embargo, los basidiocarpos frescos son comúnmente visibles en árboles muertos, pero sin estar asociados con el esclerocio18,38. También se pueden obtener esclerocios cuando los basidiocarpos se incuban en cámara húmeda15.

Es un parásito de algunas coníferas de los géneros Picea, Tsuga y Pinus (P. massoniana, P. densiflora, P. yunnanensis, P. taiwanensis y P. thunbergii) y árboles de hoja caduca (Acer, Betula, Citrus, Diospyros, Eucalyptyus, Fagus, Magnolia, Ostrya, Populus, Poncirus, Quercus, Rhus), que causa la podredumbre de la raíz de árboles maduros, lo cual puede ocasionar su caída18,31,38. Incluso se le ha encontrado parasitando las raíces del maíz (Zea mays)66. P. cocos puede llegar a destruir madera almacenada por el efecto destructivo que hace sobre la celulosa38.

La distribución y la relación de árboles a los que parasita P. cocos está basada en el hallazgo de esclerocios o en los cultivos realizados a partir de árboles afectados por el hongo y, algunas veces, en la recolección de basidiocarpos18. Se distribuye por Asia oriental -especialmente en China-, Australia oriental, sudeste de Estados Unidos y oeste de Canadá18,35. También ha sido citada como Macrohyporia cocos de África y Tíbet18.

Aspectos comestibles del esclerocio

El esclerocio que se forma a partir del micelio del hongo se considera comestible y seguro para el consumo humano45. Es de sabor dulce y de consistencia suave31,64.

P. cocos se encuentra en la lista de la FAO de hongos silvestres de importancia económica4. Su empleo como comida se ha indicado en Nigeria51 -posiblemente confundido con el esclerocio de Pleurotus tuber-regium (Rumph. ex Fr.) Singer-, así como en Estados Unidos, donde se han comido los esclerocios tostados64.

Con el esclerocio de P. cocos, en China se elabora un dulce conocido con el nombre de "fuling cake"31. Actualmente, forma parte de muchas composiciones medicinales de la medicina tradicional china.

Además del esclerocio de P. cocos, en los últimos años está ganando popularidad en China el consumo del esclerocio de los hongos Pleurotus tuber-regium (Rumph. ex Fr.) Singer y Polyporus rhinocerus Cooke8.

Componentes bioquímicos

Se han aislado distintos polisacáridos del micelio de P. cocos denominados PCM1, PCM2, PCM3 y PCM4. PCM1 y PCM2 consisten en D-ramnosa, D-fucosa, D-xilosa, D-manosa, D-galactosa, D-glucosa y ácido D-glucurónico; PCM4 en D-glucosa y ácido glucurónico y PCM3 se corresponde con la mayor fracción de polisacáridos (55,8%), que consiste en cadenas deβ-(1®3)-D-glucanos con ramificaciones β-(1® 2) yβ-(1® 6), lo que se denomina pachyman11,73. La composición en polisacáridos del esclerocio es muy similar a la del micelio62.

El pachymaran y el carboximetil pachymaran son derivados del pachyman27.

P. cocos contiene 15 aminoácidos, incluyendo ácido aspártico, serina y valina75.

A partir del esclerocio de P. cocos se han aislado distintos compuestos lanostanos tipo triterpenos y triterpenoides (tabla 1), muchos de ellos con capacidad terapéutica.

Aplicación terapéutica

El esclerocio seco de P. cocos se ha usado de modo tradicional en la medicina tradicional china como diurético y sedativo, y la parte interna se ha tomado como vigorizante39,56.

Farmacológicamente los polisacáridos tienen actividad anticancerígena e inmunomoduladora22,63,72,73. Los polisacáridos que contiene P. cocos podrían ser una alternativa en terapias contra el cáncer, ya que in vitro han demostrado tener una potente actividad antisupresora en células leucémicas humanas7. Se ha demostrado actividad antitumoral de los polisacáridos del micelio en células tumorales de sarcoma en 180 de ratones24. Igualmente, se ha indicado que el denominado poriatin (una mezcla de varios compuestos extraída con cloroformo de P. cocos) tiene poder inhibitorio sobre la biosíntesis de ADN en células con leucemia52. Recientemente se ha visto que losβ-glucanos del micelio tienen un efecto inhibitorio sobre células cancerosas cultivadas in vitro procedentes de mamas afectadas72.

También algunos de los lanostanos tipo triterpenos encontrados en el esclerocio se han revelado como inhibidores del crecimiento de células tumorales1,26,60. El ácido dehidroebricónico es capaz de inhibir la ADN topoisomerasa II y de prevenir el crecimiento de células cancerígenas en humanos39 y el ácido pachímico tiene capacidad para inducir la apoptosis (muerte celular) de células cancerígenas de próstata14. Se han demostrado efectos antitumorales con el ácido poricoico C y el ácido 16-deoxiporicoico B procedentes de la parte externa del esclerocio2, y se ha purificado una proteína que es capaz de estimular el sistema inmune en ratones6. Recientemente, el ácido paquímico, el ácido 3-epi-dehidrotumulósico y el recién aislado ácido 29-hidroxipoliporénico C han mostrado citotoxicidad hacia células cancerígenas de pulmón de la línea A549 y células cancerígenas de próstata de la línea DU14574.

Varios lanostanos tipo triterpenos extraídos del esclerocio también han demostrado tener un efecto antiinflamatorio en ratones16,17,40, como el ácido 3β-p-hidroxibenzoildehidrotumulósico70 y los ácidos paquímico y dehidrotumulósico46.

Otros efectos terapéuticos de los componentes de P. cocos son: antinefrítico20, antiemético58, antioxidante28,33,49, actividad nematicida32, para el tratamiento del acné y la piel grasa10 e incluso disminuye los efectos de los sofocos durante la menopausia45.

Recientemente, se ha demostrado el efecto antiinflamatorio de algunos compuestos tipo lanostanos (ácidos tumulósico, dehidrotumulósico, 3-0-acetiltumulósico, poricoicos A y BC y dihidrolanostanos), de manera experimental, para tratar dermatitis en humanos12.

El esclerocio de P. cocos fue el ingrediente de algunas fórmulas para el tratamiento de la piel de las mujeres de la corte de la China Imperial, que permitían mantener una piel limpia y prevenían la formación de granos, puntos negros y arrugas31. Actualmente, forma parte de la composición de distintas cremas faciales y de otros cosméticos.

Cultivo

El esclerocio de P. cocos se puede recoger durante todo el año, especialmente en agosto y septiembre8, pero la mayor parte de la producción se cultiva.

En China el cultivo de los esclerocios se hace en el campo, en un proceso que puede tardar varios meses. En otoño se cortan troncos de pino y se extienden en el suelo durante medio año. A la primavera siguiente se realizan agujeros en los troncos cortados en los que se introduce el micelio del hongo. Un mes después los troncos de madera se entierran a una profundidad de 10 cm en un terreno soleado. En diciembre del año siguiente P. cocos ya ha crecido. Tras extraer del suelo los esclerocios, éstos se limpian de restos de tierra y se cortan en piezas delgadas que se secan al sol y posteriormente se almacenan68.

En Japón se ha inoculado el micelio de P. cocos en troncos de Pinus thunbergii siguiendo el proceso anterior, obteniéndose en algunos casos esclerocios de 15-20 cm de diámetro23.

Recientemente, se ha desarrollado un nuevo método de cultivo de los esclerocios de P. cocos en laboratorio, usando botellas de plástico con trozos de madera de Pinus densiflora en su interior, a los que se inocula la cepa del hongo30. Con este procedimiento se consigue en 14 semanas una alta producción de esclerocios, con un contenido similar en ácido paquímico y dehidropachímico que las muestras comerciales obtenidas de su cultivo en el campo30.

En laboratorio la formación del basidiocarpo se ha obtenido en agar o en medios con serrín30.

Comercialización

La mayoría de los esclerocios disponibles comercialmente proceden de China. La producción anual de esclerocios de P. cocos en China oscila entre las 10.000 y 13.000 toneladas anuales76.

Los esclerocios se comercializan enteros ya desecados, en rodajas y cuadrados pequeños o en polvo (extracto)77. Las empresas que comercializan estos productos son en su mayoría asiáticas, pero hay alguna de Estados Unidos y Reino Unido (la empresa MRL distribuye un producto fabricado a partir de micelio y primordio de cuerpo fructífero). En China y Japón se comercializan varios tipos de té que llevan en su composición esclerocio de P. cocos como "Poria cocos brick (Fu Tea)" y Shen-Chu-Cha78.

El esclerocio es uno de los ingredientes de varias fórmulas tradicionales empleadas en la medicina tradicional china (Banxia Houpu, Dang-Gui-Shao-Yao-San, FuLing-BaiZhu-DangCui, Kuei-chih-fu-lingwan, Quizhu Tang), Kampo (Choto-san, keishibukuryogan, goshajinkigan, goreisan, saireito)30 y en la medicina tradicional coreana (Chuk-Me-Sun-Dan, Danggijakyaksan, Geiji-Bokryung-Hwan). En la tabla 2 se indican algunos de estos preparados, el uso que han tenido de modo tradicional y los estudios recientes que se han realizado con ellos. En Estados Unidos se venden varios productos para adelgazar que llevan en su composición P. cocos, como "Zylene" y "Li Da DaiDaiHua".

Para el control de calidad de P. cocos se ha propuesto el uso de métodos cromatográficos (TLC y HPLC), para así conocer el contenido de ácido paquímico y dehidro-paquímico30,67.

Agradecimientos

Quiero agradecer al Servicio de Acceso al Documento de la Universidad de Alcalá la búsqueda de alguna de las fuentes bibliográficas.


Correo electrónico:carlos.illana@uah.es

INFORMACIÓN DEL ARTÍCULO

Historia del artículo:

Recibido el 19 de mayo de 2008

Aceptado el 19 de noviembre de 2008

Bibliografía
[1]
Akihisa T, Mizushina Y, Ukiya M, Oshikubo M, Kondo S, Kimura Y, Suzuki T, Tai T..
Dehydrotrametenonic acid and dehydroeburiconic acid from Poria cocos and their inhibitory effects on eukaryotic DNA polymeraseá andâ.
Biosci Biotechnol Biochem, 68 (2004), pp. 448-450
[2]
Akihisa T, Nakamura Y, Tokuda H, Uchiyama E, Suzuki T, Kimura Y, Uchikura K, Nishino H..
Triterpene acids from Poria cocos and their anti-tumor-promoting effects.
J Nat Prod, 70 (2007), pp. 948-953
[3]
Bau Y-S..
Fungi used in Chinese medicines.
New Asia Coll Acad Annual, 16 (1998), pp. 425-436
[4]
Boa E..
Los hongos silvestres comestibles.
[4]
The Faseb Journal..
2007.
[5]
Borchers AT, Sakai S, Henderson G, Harkey MR, Keen CL, Stern JS, Terasawa K, Gershwin ME..
Shosaiko-to and other Kampo (Japanese herbal) medicines: a review of their immunomodulatory activities.
J Ethnopharmacol, 73 (2000), pp. 1-13
[6]
Chang HH, Sheu F..
A novel fungal immunomodulatory protein (PCP) isolated from Poria cocos activates mouse peritoneal macrophage involved in toll-like receptor.
[7]
Chen YY, Chang HM..
Antiproliferative and differentiating effects of polysaccharide fraction from fu-ling (Poria cocos) on human leukemic U937 and HL-60 cells.
Food Chem Toxicol, 42 (2004), pp. 759-769
[8]
Cheung PCK..
Mushrooms as functional foods.
, John Wiley & Sons (New Jersey), pp. 2008
[9]
Chung TW, Koo BS, Choi EG, Kim MG, Lee IS, Kim CH..
Neuroprotective effect of a Chuk-Me-Sun-Dan on neurons from ischemic damage and neuronal cell toxicity.
Neurochem Res, 31 (2006), pp. 1-9
[10]
Dean K..
Anti-acne composition containing a Poria cocos extract.
HerbalGram, 47 (1999), pp. 32
[11]
Ding Q, Zhang L, Cheung PCK..
Isolation and structural analysis of polysaccharides from Poria cocos mycelia.
Acta Polymer Sin, 2 (2000), pp. 224-227
[12]
Fuchs SM, Heinemann C, Schliemann-Willers S, Härtl H, Fluhr JW, Elsner P..
Assessment of anti-inflammatory activity of Poria cocos in sodium lauryl sulphate-induced irritant contact dermatitis.
Skin Res Technol, 12 (2006), pp. 223-227
[13]
Fries E..
Systema Mycologicum Vol.
2,
[14]
Gapter L, Wang Z, Glinski J, Ng K..
Induction of apoptosis in prostate cancer cells by pachymic acid from Poria cocos.
Biochem Biophysic Res Commun, 332 (2005), pp. 1153-1161
[15]
Gilbertson RL, Ryvarden L..
North American Polypores. Vol.
2, Fungiflora (Oslo), pp. 1987
[16]
Giner EM, Máñez S, Recio MC, Giner RM, Cerdá-Nicolás M, Ríos JL..
In vivo studies on the anti-inflammatory activity of pachymic and dehydrotumulosic acids.
Pl Med, 66 (2000), pp. 221-227
[17]
Giner-Larza EM, Máñez S, Giner-Pons RM, Recio MC, Ríos JL..
On the anti-inflammatory and anti-phospholipase A activity of extracts from lanostanerich species.
J Ethnopharmacol, 73 (2000), pp. 61-69
[18]
Ginns J, Lowe JL..
Macrohyporia extensa and its synonym Poria cocos.
Can J Bot, 61 (1983), pp. 1672-1679
[19]
Ginns J..
New names, new combinations and new synonimy in the Corticiaceae, Hymenochaetaceae and Polyporaceae.
Mycotaxon, 21 (1984), pp. 325-333
[20]
Hattori T, Hayashi K, Nagao T, Furuta K, Ito M, Suzuki Y..
Studies on antinephritic effects of plant components: effect or pachyman, a main component of Poria cocos Wolf. On original type anti-GBM nephritis in rats and its mechanisms.
Jap J Pharmacol, 59 (1992), pp. 89-96
[21]
Hobbs C..
Medicinal mushrooms.
An exploration of tradition, healing & culture, Botanica Press (Santa Cruz), pp. 1995
[22]
Huang Q, Jin Y, Zhang L, Cheung PC.K, Kennedy JF..
Structure, molecular size and antitumor activities of polysaccharides from Poria cocos mycelia produced in fermenter.
Carbohyd Polym, 70 (2007), pp. 324-333
[23]
Igari N, Minoura S, Sano T, Kubo T, Higuchi M, Sasaki H, Okada M..
Cultivation of sclerotia of Wolfiporia cocos.
Nat Med, 54 (2000), pp. 237-240
[24]
Jin Y, Zhang L, Zhang M, Chen L, Keung PC.K, Oi VE.C, Lin Y..
Antitumor activities of heteropolysaccharides of Poria cocos mycelia from different strains and culture media.
Carbohyd Res, 338 (2003), pp. 1517-1521
[25]
Johansen I, Ryvarden L..
Studies in the Aphyllophorales of Africa. Some new genera and species in the Polyporaceae.
Trans Brit Mycol Soc, 72 (1979), pp. 189-199
[26]
Kaminaga T, Yasukawa K, Kanno H, Tai T, Nunoura Y, Takido M..
Inhibitory effects of lanostane-type triterpene acids, the components of Poria cocos, on tumor promotion by 12-O-tetradecanoylphorbol-13-acetate in two-stage carcinogenesis in mouse skin.
Oncology, 53 (1996), pp. 382-385
[27]
Kanayama H, Adachi N, Togami M..
A new antitumor polysaccharide from the my-celia of Poria cocos Wolf.
Chem Pharm Bull, 31 (1983), pp. 1115-1118
[28]
Kang A, Kang T, Shon H, Seo S, Kang M, Kim K, Lee J..
Studies on improvement of artificial cultivation and antioxidative activity of Poria cocos.
Korean J Mycol, 27 (1999), pp. 378-382
[29]
Koo BS, Choi EG, Park JB, Cho CH, Chung KH, Kim CH..
Neuroprotective effect of Chuk-Me-Sun-Dan on NMDA- and AMPA-evoked nitric oxide synthase activity in mouse brain.
Immunopharmacol Immunotoxicol, 27 (2005), pp. 499-514
[30]
Kubo T, Terabayashi S, Takeda S, Sasaki H, Aburada M, Miyamoto K..
Indoor cultivation and cultural characteristics of Wolfiporia cocos sclerotia using mushroom culture bottles.
Bio Pharm Bull, 29 (2006), pp. 1191-1196
[31]
Leung AY, Foster S..
Encyclopedia of common natural ingredients used in food, drugs and cosmetics. 2nd ed.
New Jersey: John Wiley & Sons, Inc, 2003
[32]
Li GH, Shen YM, Zhang KQ..
Nematicidal activity and chemical component of Poria cocos.
J Microbiol, 43 (2005), pp. 17-20
[33]
Lin Z, Zhu D, Yan Y, Yu B, Wang Q, Shen P, Ruan K..
An antioxidant phytotherapy to rescue neuronal oxidative stress. eCAM 2008: 1-7.
DOI: 10, (1093/ecam/ nen053),
[34]
Lin Z, Zhu D, Yan Y, Yu B..
Herbal formula FBD extracts prevented brain injury and inflammation induced by cerebral ischemia-reperfusion.
J Ethnopharmacol, 118 (2008), pp. 140-147
[35]
Lowe JL, Gilbertson RL..
Synopsis of the Polyporaceae of the western United States and Canada.
Mycologia, 53 (1961), pp. 474-511
[36]
Luo L, Nong Wang J, Kong LD, Jiang QG, Tan RX..
Antidepressant effects of Banxia Houpu decoction, a traditional Chinese medicinal empirical formula.
J Ethnopharmacol, 73 (2000), pp. 277-281
[37]
Luiz L, de Vilhena MA, Medeiros-Souza P, Almeida G..
The use of herbal medicine in Alzheimer''s disease.
A systematic review, 3 (eCAM 2006), pp. 441-445 (publicació
[38]
McRitchie JJ..
Tuckahoes.
Plant Pathology Circular n,
[39]
Mizushina Y, Akihisa T, Ukiya M, Murakami C, Kuriyama I, Xu X, Yoshida H, Sakaguchi K..
A novel DNA topoisomerase inhibitor: dehydroebriconic acid, one of the lanostane-type triterpene acids from Poria cocos.
Cancer Sci, 95 (2004), pp. 354-360
[40]
Nukaya H, Yamashiro H, Fukazawa H, Ishida H, Tsuji K..
Isolation of inhibitors of TPA-induced mouse ear edema from Hoelen, Poria cocos.
Chem Pharm Bull, 44 (1996), pp. 847-849
[41]
Park WH, Kim SH, Chang YC, Lee YC.h, Kim CH..
The antiplatelet activity of Danggijakyaksan by inhibition of phospholipase C.
Immunopharmacol Immunotoxicol, 25 (2003), pp. 561-571
[42]
Park WH, Kim KS, Kim KH, Kim DS, Kim CH..
The antiplatelet activity of Geiji-Bokryung-Hwan, Korean traditional formulation, is mediated through inhibition of phospholipase C and inhibition of TxB synthetase activity.
Int Immunopharmacol, 3 (2003), pp. 971-978
[43]
Park WH, Joo ST, Park KK, Chang YC, Kim CH..
Effects of the Geiji-Bokryung-Hwan on carrageenan-induced inflammation in mice and cyclooxygenase-2 in hepatoma cells of HepG2 and Hep3B.
Immunopharmacol Immunotoxicol, 26 (2004), pp. 103-112
[44]
Park WH, Lee SK, Oh HK, Bae JY, Kim CH..
Tumor initiation inhibition through inhibition COX-1 activity of a traditional Korean Herbal Prescription, Geiji-Bokryung-Hwan, in human hepatocarcinoma cells.
Immunopharmacol Immunotoxicol, 27 (2005), pp. 473-483
[45]
Plotnikoff GA..
Poria cocos (Schwein.) F.A. Wolf in Japanese Traditional Herbal Medicines: insights from Kampo case studies and implications for contemporary research.
Int J Med Mush, 7 (2005), pp. 447-448
[46]
Prieto JM, Recio MC, Giner RM, Máñez S, Giner-Larza EM, Ríos JL..
Influence of traditional Chinese anti-inflammatory medicinal plants on leukocyte and platelet functions.
J Pharm Pharmacol, 55 (2003), pp. 1275-1282
[47]
Ryvarden L, Gilbertson RL..
Type studies in the Polyporaceae 15, species described by L.O. Overholts, either alone or with J.L. Lowe.
Mycotaxon, 19 (1984), pp. 137-144
[48]
Sakamoto S, Yoshino H, Shirahata Y, Shimodairo K, Okamoto R..
Pharmacotherapeutic effects of kuei-chih-fu-ling-wan (keishi-bukuryo-gan) on human uterine myomas.
Amer J Chin Med, 20 (1992), pp. 313-317
[49]
Schinella GR, Tournier HA, Prieto JM, Mordujovich de Buschiazzo P, Ríos JL..
Antioxidant activity of anti-inflammatory plant extracts.
Life Sci, 70 (2002), pp. 1023-1033
[50]
Shen AY, Wang TS, Huang MH, Liao CH, Chen SJ, Lin CC..
Antioxidant and antiplatelet effects of Dang-Gui-Shao-Yao-San on human blood cells.
Amer J Chin Med, 33 (2005), pp. 747-758
[51]
Smith J, Rowan N, Sullivan R..
Medicinal mushrooms: their therapeutic properties and current medical usage with special emphasis on cancer treatments. University of Strathclyde, 2002:1-256. Disponible en: http://www.icnet.
uk/labs/med_ mush/med_mush, (html),
[52]
Song Z, Bi K, Luo X, Chan K..
The isolation, identification and determination of dehydrotumulosic acid in Poria cocos.
Analytical Sci, 18 (2002), pp. 529-531
[53]
Tai T, Akahori A, Shingu T..
Triterpenoids from Poria cocos.
Phytochemistry, 30 (1991), pp. 2796-2797
[54]
Tai T, Akahori A, Shingu T..
A lanostane triterpenoid from Poria cocos.
Phytochemistry, 31 (1992), pp. 2548-2549
[55]
Tai T, Akahori A, Shingu T..
Triterpenes of Poria cocos.
Phytochemistry, 32 (1993), pp. 1239-1244
[56]
Tai T, Shingu T, Kikuchi T, Tezuka Y, Akahori A..
Triterpenes from the surface layer of Poria cocos.
Phytochemistry, 39 (1995), pp. 1165-1169
[57]
Tai T, Shingu T, Kikuchi T, Tezuka Y, Akahori A..
Isolation of lanostane-type triterpene acids having an acetoxyl group from sclerotia of Poria cocos.
Phytochemistry, 40 (1995), pp. 225-231
[58]
Tai T, Akita Y, Kinoshita K, Koyama K, Takahashi K, Watanabe K..
Anti-emetic principles of Poria cocos.
Pl Med, 61 (1995), pp. 527-530
[59]
Tohda C, Naito R, Joyashiki E..
Kihi-to, a herbal traditional medicine, improves Abeta(25-35)-induced memory impairment and losses of neurites and synapses.
BMC Complementary and Alternative Medicine,
[60]
Ukiya M, Akihisa T, Tokuda H, Hirano M, Oshikubo M, Nobokuni Y, Kimura Y, Tai T, Kondo S, Nishino H..
Inhibition of tumor-promoting effects by poricoic acids G and H and other lanostane-type triterpenes and cytotoxic activity of poricoic acids A and G from Poria cocos.
J Nat Prod, 65 (2002), pp. 462-465
[61]
Wang XJ, Feng P..
Antioxidant activity of Qizhu Tang.
Acta Pharm Sin, 21 (2000), pp. 1141-1144
[62]
Wang Y, Zhang M, Ruan D, Shashkov A, Kilcoyne M, Savage A, Zhang L..
Chemical components and molecular mass of six polysaccharides isolated from the sclerotium of Poria cocos.
Carbohyd Res, 339 (2004), pp. 327-334
[63]
Wang Y, Zhang L, Li Y, Hou X, Zeng F..
Correlation of structure to antitumor activities of five derivatives of aâ-glucan from Poria cocos sclerotium.
Carbohyd Res, 339 (2004), pp. 2567-2574
[64]
Weber G..
The occurrence of Tuckahoes and Poria cocos in Florida.
Mycologia, 21 (1929), pp. 113-130
[65]
Wolf FA..
The fruiting stage of the tuckahoe, Pachyma cocos.
J Elisha Mitchell Sci Soc, 38 (1922), pp. 127-137
[66]
Wolf FA..
Tuckahoe on maize.
J Elisha Mitchell Sci Soc, 41 (1926), pp. 288-290
[67]
Xu XY, Yi ZH, Zheng YM, Fu SQ..
Study on quality standard of Poria cocos.
Zhong Yao Cai, 31 (2008), pp. 597-599
[68]
Yamada H, Saiki I..
Juzen-taiho-to (Shi-Quan-Da-Bu-Tang): Scientific evalua-tion and clinical applications.
, CRC Press, Taylor & Francis (Boca Raton), pp. 2005
[69]
Yamaguchi S, Matsubara M, Kobayashi S..
Event-related brain potential changes after Choto-san administration in stroke patients with mild cognitive impairments.
Psychopharmacol, 171 (2004), pp. 241-249
[70]
Yasukawa K, Kaminaga T, Kitanaka S, Tai T, Nunoura Y, Natori S, Takido M..
3â-ñ-hydroxybenzoyldehydrotumulosic acid from Poria cocos, and its anti-inflammatory effect.
Phytochemistry, 48 (1998), pp. 1357-1360
[71]
Ying J, Mao X, Ma Q, Zong Y, Wen H..
Icones of medicinal fungi from China.
, Science Press (Beijing), pp. 1987
[72]
Zhang M, Chiu LC.M, Cheung PC.K, Ooi VEC..
Growth-inhibitory effects of aâ-glucan from the mycelium of Poria cocos on human breast carcinoma MCF-7 cells: cell-cycle arrest and apoptosis induction.
Oncol Rep, 15 (2006), pp. 637-643
[73]
Zhang M, Cui SW, Cheung PC.K, Wang Q..
Antitumor polysaccharides from mushrooms: a review on their isolation process, structural characteristics and antitumor activity.
Trends Food Service Technol, 18 (2007), pp. 4-19
[74]
Zhou L..
, Zhang Y, Gapter LA, Ling H, Agarwal R, Ng KY. Cytotoxic and anti-oxidant activities of lanostane-type triterpenes isolated from Poria cocos.
Chem Pharm Bull, 56 (2008), pp. 1459-1462
[75]
Disponible en: http://www..
drugs.
com/npp/poria, (html),
[76]
Disponible en: http://www..
midea.
, (com),
[77]
Disponible en: http://www..
ccne.mofcom.
gov, (cn/),
[78]
Disponible en: http://www..
naturalinbio.
, (com),
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.