Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Ectima
Información de la revista
Vol. 41. Núm. 8.
Páginas e84-e85 (Noviembre - Diciembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 41. Núm. 8.
Páginas e84-e85 (Noviembre - Diciembre 2015)
Carta clínica
DOI: 10.1016/j.semerg.2014.09.008
Acceso a texto completo
Ectima
Ecthyma
Visitas
...
M.A. Babiano Fernández
Medicina de Familia y Comunitaria, EAP Argamasilla de Calatrava, Argamasilla de Calatrava, Ciudad Real, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Mujer de 44años con antecedentes de hipotiroidismo en tratamiento con levotiroxina sódica 100, que consulta por presentar una lesión de 2semanas de evolución, localizada en la espalda a nivel del área interescapular de 2×2cm con fondo exudativo y aspecto fibrinoso y bordes eritematosos y sobreelevados que sangran al roce, no dolorosa y sin afectación generalizada (fig. 1). Se procede a recoger muestra de exudado para cultivo y se realiza consulta a través del Servicio de Teledermatología disponible en nuestra área que permite consultar con el dermatólogo vía Web.

Figura 1.

Lesión en la espalda de bordes eritematosos y sobreelevados con fondo blanquecino y supurativa.

(0,11MB).

Con diagnóstico de sospecha de ectima, se le pauta a nuestra paciente ácido fusídico como tratamiento local y cloxacilina 500mg vía oral cada 6h y se le cita a la semana para ver evolución y resultados del cultivo.

La consulta con Teledermatología nos aporta el ectima como primer diagnóstico, no descartándose la posibilidad de poder tratarse de un granuloma piogénico si la evolución no es favorable.

A la semana acude la paciente con la lesión en estado de resolución (fig. 2). El cultivo de la lesión resulta negativo.

Figura 2.

La misma lesión, en resolución después de una semana de tratamiento.

(0,14MB).

El ectima es una piodermitis ulcerativa causada habitualmente por Streptococcus pyogenes1-3. Por lo general es consecuencia de un impétigo no tratado que se extiende en profundidad1-3, dando lugar a la formación de una úlcera profunda bien delimitada recubierta de costras necróticas adheridas. Se acompaña de linfangitis y linfadenitis regional. Las lesiones ectimatosas pueden originarse a partir de una piodermitis primaria, dentro de una dermatosis preexistente, o en puntos en los que se ha producido un traumatismo previo3.

Aparece con más frecuencia en niños o pacientes inmunodeprimidos2.

La localización más frecuente es en brazos y piernas, aunque hay descritas localizaciones en casi toda la superficie cutánea.

Curan dejando una cicatriz residual.

Las complicaciones del ectima son infrecuentes y se caracterizan por la extensión a otras áreas de la piel y el desarrollo de bacteriemia y glomerulonefritis secundarias3. Se presentan con mayor frecuencia en pacientes diabéticos e inmunocomprometidos2.

El diagnóstico es clínico y se confirma con Gram y cultivo de frotis de la úlcera.

El diagnóstico diferencial tiene que establecerse sobre todo con el ectima gangrenoso producido por Pseudomonas (escara necrótica verdosa en el centro), con el granuloma piogénico y con el pioderma gangrenoso, entidad esta última de relevancia ya que se asocia a las enfermedades inflamatorias intestinales o discrasias sanguíneas; es por ello que ante la presencia de una lesión ulcerosa cutánea de evolución rápida en un paciente que no mejora claramente con el tratamiento local, con cultivos negativos y sin respuesta al tratamiento antibiótico, se debe sospechar la posibilidad de un pioderma gangrenoso3.

El tratamiento combina antibioticoterapia sistémica y tópica4-7.

En el ámbito de la atención primaria, al médico de familia se le presentan casos que pese a ser poco frecuentes resultan muy interesantes. Y más si se trata de la dermatología, especialidad tan complicada por la similitud de las lesiones.

Especial interés tiene mencionar el aporte indiscutible que ha tenido la introducción del uso de las nuevas tecnologías, como el caso de la Teledermatología, en nuestra área, que evita desplazamientos al enfermo y fluidez bidireccional con el dermatólogo.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Agradecimientos

Al Dr. Pablo Bautista Martínez, del Servicio de Dermatología del Hospital Santa Bárbara de Puertollano.

WARNING in_array() expects parameter 2 to be array, null given (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[209])
Bibliografía
[1]
Sadick.
NS. Current aspects of bacterial infections of the skin.
Dermatol Clin, 15 (1997), pp. 341-349
[2]
M.E. Pichichero.
Group of betahemolytic streptococcal infections.
Pediatr Rev, 19 (1998), pp. 291-302
[3]
R. Haro, D.H. Toharo, A.L. Aguilar-Shea, J.M. Revelles, L. Requena.
Pioderma gangrenoso: revisión de cinco casos.
Semergen, 35 (2009), pp. 406-409
[4]
B. Porras, M. Costner, A.E. Fnedman-Kien, C.J. Cockerell.
Update on cutaneous manifestations of HIV infection.
Med Clin North Am, 82 (1998), pp. 1033-1080
[5]
W.D. Hewitt, W.E. Farra.
Bacteremia and ecthyma caused byStreptococcus pyogenes in a patient with acquired immunodeficiency syndrome.
Am J Med Sci, 295 (1988), pp. 52-54
[6]
A. George, G. Rubin.
A systematic review and meta-analysis of treatment for impetigo.
Br J Gen Pract, 53 (2003), pp. 480-487
[7]
R. Dagan, Y. Bar-David.
Double blind study comparing erythromycin and mupirocin for treatment of impetigo in children: Implications of a high prevalence of erythromycin-resistant Staphylococcus aureus strains.
Antimicrob Agents Chemother, 36 (1992), pp. 287-290
Copyright © 2014. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.