Regístrese
Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN ¡Con perdón!
Información de la revista
Vol. 34. Núm. 5.
Páginas 217 (Mayo 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 5.
Páginas 217 (Mayo 2008)
DOI: 10.1016/S1138-3593(08)71885-9
Acceso a texto completo
¡Con perdón!
With your permission
Visitas
2005
J. Saavedra Mijána
a Ex vicepresidente de SEMERGEN. Miembro de la CNE en MFyC
Este artículo ha recibido
2005
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Soy médico. Sólo eso. Al modo de los clásicos y como se entiende desde hace un par de milenios largos. Como lo entendía D. Gregorio Marañón, salvando, por supuesto, las distancias. Médico de todo, no de una parte del cuerpo humano, ni tampoco de su fisiología. Tampoco de ningún sistema sanitario. En España, médico de familia. A algunos les parecerá poco, es verdad. A mí, la mayoría de las veces, me parece demasiado.

Llevo ejerciendo 26 años, tanto en hospital, como en atención primaria. Me afilié a Semergen hace más de 20 años, convencido de que era mi sociedad científica, la que me representaba y con la que estaba identificado. Por esto no necesito excusarme. Es mi elección y mi derecho. Y, además, fue la primera; después vinieron otras. Supongo que quienes las fundaron y a ellas se afiliaron tendrían sus buenos motivos.

Yo sigo encontrándome en mi sociedad mejor que nunca. Somos más, nuestro ideario se perfila como integrador y se oferta a todos, sin distinción de formación ni de procedencia, y a todos se acoge con cariño y comprensión. Quizá por eso crecemos.

Recientemente son algunas las voces que intentan hacerse oír, así como las palabras de algunos artículos de opinión con títulos impositivos, aludiendo a una unión de las sociedades científicas de atención primaria; y no puedo dejar de sentir que alguien me empuja, me obliga de manera imperativa y, además, no me deja ni explicarme. El título de alguno de estos artículos lo dice todo. Bueno, pues yo, con perdón, creo que estoy en mi derecho de opinar algo al respecto, si es que se me permite y no molesta al respetable.

La atención primaria se encuentra en nuestro país dividida desde hace décadas, como resultado de la existencia de dos colectivos, distintos en su formación, ya que unos han hecho el MIR y otros no. Esto no sería relevante si no fuese por el cúmulo de consecuencias que, hasta ahora, se han venido derivando de ello: laborales, de acceso a plazas, a cargos y de integración dentro de puestos del sistema sanitario. Y esto, no sólo está vigente, sino que desde entonces se ha perpetuado, fomentado y apoyado, dando origen a dos estamentos perfectamente distintos y diferenciados.

Pues bien, ahora y "sin excusas", se pide la unificación de sociedades científicas, que hasta el día de hoy han venido representando a estos colectivos. Y yo me pregunto: ¿qué es lo que realmente ha cambiado dentro de estos colectivos para que ahora nos consideremos uno solo? "Con perdón", y posiblemente por mi torpeza, no atisbo a dar con la respuesta. Cada cual sigue en su sitio, las normas establecidas hace 20 años siguen vigentes, los criterios de adjudicación de plazas son los mismos y, lo más importante, los sentimientos que caracterizan a cada colectivo no se percibe que hayan variado en absoluto.

La unión de sociedades, sin duda, se producirá cuando seamos un solo colectivo. De no ser así, será algo artificioso, falso, de política de laboratorio, que, sin duda, producirá más daño que beneficio, porque generará tensiones y enfrentamientos añadidos y, como en la vida, todo lo artificial pierde sentido. Otras sociedades u organizaciones suplantarán a las desaparecidas, representando así a quienes no se consideren integrados en la fusión.

No valen atajos, queridos compañeros. Primero debemos sentirnos uno para luego poder serlo de verdad. Y en materia de sentimientos no valen las razones de oportunidad, conveniencia ni urgencia, y menos impuestas verticalmente o de manera imperativa. Sin ninguna excusa, que no me hacen falta, y con perdón por mi atrevimiento a exponer sinceramente el pensamiento de algunos, que desde hace muchos, muchos años, creemos en la unidad de nuestro colectivo, pero que día tras día vivimos la realidad de una separación que, no nos engañemos, persiste porque tiene sus beneficiarios.

Animo a todos los médicos que trabajamos en la atención primaria, de familia o generales, de buena voluntad a buscar vías reales de aproximación, a limar asperezas, olvidar agravios y sentirnos compañeros. Lo otro, la unión de sociedades, se nos dará por añadidura y caerá como fruta madura. Pero hoy por hoy, yo al menos, lo veo verde.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.