covid
Buscar en
Magister
Toda la web
Inicio Magister La alfabetización digital de las personas mayores en Asturias
Información de la revista
Vol. 28. Núm. 1.
Páginas 1-6 (enero - junio 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
6153
Vol. 28. Núm. 1.
Páginas 1-6 (enero - junio 2016)
ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN
Acceso a texto completo
La alfabetización digital de las personas mayores en Asturias
The digital literacy of older people in Asturias
Visitas
6153
Susana Agudo Prado
Autor para correspondencia
agudosusana@uniovi.es

Autor para correspondencia.
, Javier Fombona Cadavieco, María Ángeles Pascual Sevillano
Departamento de Ciencias de la Educación, Área de Didáctica y Organización Escolar, Facultad de Formación del Profesorado y Educación, Universidad de Oviedo, Oviedo, Asturias, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Resumen

Las personas mayores usuarias de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en los centros sociales de personas mayores de Asturias son el objeto de estudio en la presente investigación. Un análisis previo nos permite afirmar que la población mayor tan solo hace uso de las TIC en un porcentaje poco representativo respecto al peso poblacional que los mayores tienen en la sociedad asturiana. Así, se hace necesario conocer de estos mayores, usuarios de las TIC, sus rasgos diferenciadores (de tipo personal y sociodemográfico), con el propósito de orientar unas pautas de actuación claras que permitan extender su uso a otras personas mayores. De ahí que el diseño mixto de la investigación vaya orientado a conocer en profundidad el perfil de las personas mayores usuarias de las TIC en los centros sociales de personas mayores de Asturias.

Palabras clave:
Tecnologías de la Información y Comunicación
Personas mayores
Sociedad de la información
Aprendizaje
Abstract

Elderly people that use information and communication technology (ICT) at the social centers for elderly people in Asturias are the object of study in the present investigation. A preliminary analysis allows affirming that elderly population that makes use of ICTs is a very small percentage of the total elderly population in Asturias. Thus, it is necessary to know the distinguishing characteristics (personal and socio-demographic) of this elderly users of ICT, with the purpose of establishing some clear guidelines that allow extending ICT's use to other elderly people. This is the reason why the mixed design of the investigation is focused in knowing in depth the profile of the elderly users of ICT at the social centers for elderly people in Asturias.

Keywords:
Information and Communication Technologies
Elderly people
Information society
Learning
Texto completo
Introducción

La investigación desarrollada en el contexto asturiano en relación con las personas mayores usuarias de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se inició con el propósito de dar respuesta a los desafíos actuales de la sociedad de la información en la que nos encontramos inmersos.

Por una parte, asistimos a una sociedad en continuo cambio en la que la presencia de las TIC se ha convertido en una condición determinante para desenvolverse en ella (lo que viene a llamarse «revolución tecnológica»). Por otra parte, el envejecimiento demográfico de la población (de Asturias, de España, de la Unión Europea) se ha convertido en un fenómeno sin precedentes en la historia de la humanidad («revolución demográfica») sobre el que hay que plantear estrategias que hagan compatible la longevidad con la calidad de vida (especialmente con la autonomía personal), convirtiéndose este en uno de los retos más inmediatos de las políticas sociales en la lucha contra la dependencia, tal y como recoge la Consejería de Servicios Sociales (1998) en el Plan gerontológico para la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias 1998-2001.

Por último, hemos de tomar una de las claves del siglo xxi: una educación para todos y a todas las edades («revolución educativa»), estrategia promulgada desde la Comisión Especial de Estudios para el Desarrollo de la Sociedad de la Información (2003) para adaptarse a los continuos cambios de la sociedad y estar integrada en ella. Estas variantes sociales se afrontan como posibilidades y retos y exigen rediseñar las políticas sociales.

Los centros sociales de personas mayores (CSPM) de Asturias, como instrumentos sociales que trabajan por un envejecimiento activo, son espacios idóneos (por su distribución geográfica y su plan de actuación) para fomentar estilos de vida saludable. Presentan una actitud firme hacia las posibilidades de las personas mayores como ciudadanos activos en la sociedad, atendiendo a sus necesidades pero también potenciando sus capacidades, y esto queda plasmado en la propuesta de sus actividades, entre las que incluyen el acceso y uso de las TIC, tal y como dejan reflejado Agudo y Pascual (2008) en el estudio realizado en los CSPM, donde se hace presente la existencia de espacios específicos relacionados con las TIC, reduciendo así barreras y utilizando como estrategia en la lucha contra la brecha digital generacional la dotación de infraestructuras y la formación en el uso de las herramientas digitales para que los mayores aprendan y reaprendan adaptándose a los cambios sociales y tecnológicos, a la vez que aprovechan su caudal de experiencias y conocimientos.

Las TIC se han introducido irreversiblemente en la sociedad actual y se están convirtiendo en parte de la vida cotidiana. Facilitar el acceso y uso de las mismas requiere de infraestructuras y de educación, como estrategias con las que se pretende eliminar barreras y abrir nuevos caminos de dimensión lúdica, práctica, creativa, productiva y de aprendizaje.

La infraestructura es clave para la difusión de las TIC: si no existen recursos tecnológicos, el acceso a ellas es nulo. La Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (Asamblea General de las Naciones Unidas, 2003, p. 14) considera la infraestructura uno de los principios fundamentales para lograr una sociedad de la información para todos, una sociedad para todas las edades. Pero, también, el elemento educativo es un determinante en el uso de las TIC; si las personas no saben cómo utilizar las tecnologías, se desaniman a la hora de hacerlo y posiblemente no las incorporen ni usen en su vida cotidiana.

A este respecto, es necesario poner especial énfasis en la «formación en el uso de las tecnologías» como elemento favorecedor de una sociedad para todas las edades y en los CSPM como espacios que favorecen la participación social y el envejecimiento activo. Desde la Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Gobierno del Principado de Asturias (2006, p. 30) se entiende que los CSPM, son:

Recursos gerontológicos abiertos a la comunidad que se dirigen a promover el envejecimiento activo y a facilitar la participación social de las personas mayores en la misma. Desde ellos se pone en valor tanto la autonomía y la competencia de las personas mayores como la participación social de éstas, entendiéndola como una contribución necesaria e insustituible para el conjunto de la sociedad.

Entre las actividades que promueven los CSPM se encuentra el acceso y el uso de las TIC, al contar con una ciberaula (o aula de informática) y con acciones formativas orientadas al aprendizaje de las mismas, ya que se considera que las TIC son instrumentos con interesantes posibilidades en la vida de las personas mayores, favoreciendo la actividad física y mental ya que se propicia el continuo desarrollo de las capacidades y la adquisición de nuevas competencias (necesarias en la sociedad de la información).

Aprender a utilizar las TIC, desde el teclado y el ratón, el procesador de textos e Internet hasta la fotografía o el video digital, entre otras aplicaciones, implica estar en un «espacio enriquecido» (un ambiente rico en estímulos), lo que supone un estímulo intelectual, contacto social y una mejora de la autoestima (Agudo, Fombona y Pascual, 2013).

Objetivos

Los objetivos de la investigación se centran en detectar los aspectos que facilitan o dificultan el acceso y uso de las TIC en los CSPM de Asturias entre las personas mayores y cómo influyen las variables personales y sociodemográficas.

Método

El diseño de la investigación es descriptivo a través de una metodología cuanticualitativa. Teniendo en cuenta que se da una complementariedad metodológica, la investigación se apoya en 2 instrumentos para la recogida de información: la encuesta orienta a la obtención de datos relacionados con la edad, el sexo, el estado civil, el nivel de estudios (datos personales y contextuales); y el diseño de 47 ítems relacionados con cuestiones organizativas y estructurales de carácter pedagógico de las acciones formativas en las que participan (ambiente de aprendizaje, estructura, contenido, metodología, etc.). Y los grupos de discusión que complementan, contrastan y enriquecen los datos extraídos, con la opinión de los mayores sobre sus intereses o motivaciones al participar en una acción formativa y lo que esperan obtener al final de la misma.

En relación con la consistencia interna, el cálculo de la fiabilidad se realizó mediante el índice estadístico alfa de Cronbach, el cual ofrece un valor de 0,755.

Participantes

Los participantes en el estudio han sido 215 mayores usuarios de las TIC y socios de los CSPM de Asturias dependientes de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Principado de Asturias. En relación con el género, 123 son hombres (57,2%) y 92 son mujeres (42,8%); el estado civil mayoritario es el de casados (70,1%), y un 52% tiene estudios primarios. El 12,6% poseen estudios secundarios, el 16% formación profesional y en un 9,4% su nivel de formación académica es superior (universitarios).

Procedimiento

Los resultados que se presentan están extraídos tanto de la encuesta como de los grupos de discusión. La encuesta se estructura en 4 bloques de preguntas siguiendo una secuencia que va de lo más general a lo más específico, agrupadas por temáticas (participan 215 personas). Se emplean básicamente preguntas cerradas (respuesta alternativa dicotómica y respuesta de elección múltiple) por su facilidad de respuesta, que requiere menor esfuerzo y tiempo, ya que las personas mayores no tienen que escribir, sino elegir una de las respuestas propuestas.

Posteriormente, se realizaron 5 grupos de discusión constituidos por un total de 32 personas mayores, distribuidas en grupos de 5 a 10 personas. Las personas mayores participantes se seleccionan a través de los participantes en la propia encuesta (de una manera voluntaria, ofreciéndoles la posibilidad de vernos en otro momento para darles la oportunidad de que se les escuche exponiendo sus ideas y comentarios sobre el tema de la investigación). El valor añadido que el proceso de escucha ofrece pretende estimular y dar fuerza a los mayores, como una nueva fuerza social emergente, a la vez que representa el elemento fundamental para definir criterios concretos para orientar y diseñar planes formativos dirigidos a las personas mayores.

Análisis de datos

Para el análisis de datos cuantitativos se ha utilizado la herramienta de tratamiento de datos y análisis estadístico SPSS (versión 15.0).

En el análisis, se lleva a cabo fundamentalmente un estudio entre 2 variables (bivariables), aplicando las pruebas de decisión estadística: prueba de Chi-cuadrado de Pearson, coeficiente de fi, coeficiente de correlación de Pearson, coeficiente lambda de Goodman y mediante el análisis factorial de la varianza.

Así mismo, en el análisis de datos cualitativo, se organiza la información obtenida reduciendo los datos textuales a través de los procesos de segmentación, codificación y categorización.

Resultados

Los resultados desvelan que no todas las personas mayores hacen uso de las TIC en los CSPM; existen unas características (de tipo personal y sociodemográficas) que determinan el perfil de los mayores que hacen uso de las TIC: hombre (60%), menor de 65 años, casado y con estudios primarios. En el caso de las mujeres (40%), también son menores de 65 años, están casadas y poseen estudios primarios.

El lugar de residencia habitual de los usuarios (hombres y mujeres) de las TIC de los CSPM es el urbano. El 80,5% reside en una ciudad asturiana: Oviedo, Gijón y Avilés. Estos resultados reflejan la distribución de la población en Asturias y la ubicación de los CSPM, situándose, por lo general, en la zona urbana (64%).

Interesante es, asimismo, señalar que el principal motivo por el que acuden las personas mayores usuarias de las TIC al CSPM es por la oferta de sus actividades; un 39,7% así lo indica. Seguido de los servicios que el centro les ofrece (especialmente lo destacan las mujeres) y por ser un lugar de encuentro. La frecuencia con la que acuden al CSPM los usuarios de las TIC es semanalmente (el 43,7%), seguido de diariamente (29,8%). Se constata que las actividades relacionadas con las TIC favorecen la asistencia y participación de los mayores en el CSPM, resulta un atractivo por el cual acudir de manera habitual. En las propias palabras de las personas mayores:

«[…] me parece estupendo, tenemos una opción a poder hacer algo que nos gusta… no solo venir a jugar a las cartas… que también está bien pero bueno» (H)

Los resultados evidencian que entre las actividades más habituales entre los mayores usuarios de las TIC en el CSPM se encuentra la informática (40%). La novedad y la demanda de las actividades de informática también queda confirmada en los datos cualitativos disponibles en la Evaluación del Programa de la Fundación la Caixa (Amorós, Bartolomé, Sabariego y De Santos, 2006) en la que se afirma que las personas mayores se inscriben en las actividades de informática porque suscitan el interés, las ganas, la ilusión y la motivación de los mayores.

«Yo siempre tuve interés […] a mí en particular me cuesta mucho aprender […] luego me compré un ordenador […] y que me encanta. Yo no sé si ahora sería capaz de pasar sin ordenador y sin Internet […]» (H)

Por lo que se refiere a la opinión de estos mayores en relación con la importancia de las TIC en la sociedad, consideran que estas son herramientas necesarias para sentirse integrado en la sociedad actual. Un 90,7% expresa esta visión realista sobre las transformaciones que se han venido produciendo y se producen en la sociedad asturiana.

«[…] se suelta uno pa otros muchos menesteres que tenemos que utilizar hoy día, cajeros y demás. Parez que te sueltas un poco, que tienes la mente un poco más despierta» (M)

Las propias personas mayores (sin diferencias significativas en relación con el género, la edad, el estado civil, el nivel de estudios, la forma de convivencia o el lugar de residencia) perciben que no adaptarse a los cambios, en este caso no hacer uso de las TIC, puede ser una forma de exclusión social, los mayores matizan a este respecto:

«[…] pienso que es un poco interesante porque en la vida está todo tan informatizao pues sería bueno por ejemplo pues tener un poco de conocimientos de este asunto» (H)

Sin duda, los CSPM se encuentran ante uno de los retos más emergentes que la sociedad de la información plantea a las personas mayores: el acceso y el uso de las TIC. Los cambios demográficos, los avances tecnológicos, la reestructuración del mundo laboral, entre otros, son factores que impulsan cambios. Variantes sociales que pueden afrontarse como posibilidades y retos, los CSPM se redefinen para dar respuesta a las necesidades, demandas e intereses de la comunidad. Presentan una actitud firme hacia las posibilidades de las personas mayores como ciudadanos activos en la sociedad, y esto queda plasmado en la propuesta de sus actividades.

Atienden a las demandas de los «antiguos socios» con la convocatoria de actividades consolidadas como son el coro, los bailes de salón, las manualidades, etc., pero también a las necesidades sociales y a los intereses de los «nuevos socios», como es el uso de las TIC. La llamada «nueva generación de mayores» nos ofrece las claves para reconstruir el concepto de vejez.

El CSPM presenta un papel importante en la labor de acercamiento a las TIC entre la población mayor. Y así lo perciben los propios mayores véase fig. 1): el 94,4% (sin diferencias significativas respecto a la edad u otras variables de tipo personal y sociodemográficas) afirman que el CSPM potencia el uso de las TIC entre la población mayor, siendo un espacio que favorece el crecimiento y el desarrollo personal en las personas mayores:

«[…] yo ahora que me jubilé veo que hay montones y montones de opciones, pagué mucho impuesto, por supuesto, y ahora quiero utilizarlo todo […] en el centro puedo» (M)

Figura 1.

Opinión de los mayores sobre el centro social de personas mayores como potenciador de las tecnologías de la información y la comunicación.

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos (encuesta) del estudio.

(0,06MB).

El mito de las personas mayores como dependientes se desmitifica en la investigación; los mayores que participan en los grupos de discusión son personas llenas de vitalidad, con ganas de participar, con un perfil de necesidades e intereses centrados en el desarrollo personal. Entienden esta etapa de la vida como un momento más de crecimiento y de continuidad del ciclo vital. Y esto es lo que buscan en el CSPM, un espacio que les permita seguir creciendo, ya que sus capacidades cognitivas y físicas son buenas y el compromiso con la vida saben que mejora su bienestar. Entender la vejez como oportunidad personal de crecimiento es, sin duda, una estrategia de afrontamiento positivo que ayuda a sentirse bien, y así lo expresan:

«[…] no se puede quedar uno atrás por mucha edad que tenga» (H)

“« […] para mí es una necesidad, el andar buscando, el hacer, el aprender, el saber un poco más, el hacerlo un poco mejor […] y el tener tiempo, ahora, me ofrece la posibilidad de mejorarme» (H)

“« […] el crecimiento personal es permanente y el cuerpo hace lo que uno le dice que hace […]» (H)

Con el propósito de seguir investigando y recabando información se plantean las siguientes cuestiones: ¿el CSPM potencia el uso de las TIC?, ¿cómo potencia el CSPM el uso de las TIC entre las personas mayores?

«Sí, por supuesto» (H)

«En su totalidad […] hay muchas actividades aparte de la informática y nos ayuda un poco a crecer» (H)

« […] hay actividades para todos los gustos […] talleres de cocina, manualidades, taichi, …» (M)

Las estrategias más destacadas por los usuarios son: la disposición de un aula de informática para las personas mayores (35,2%), la oferta de cursos y talleres de informática dirigidos a los mayores (32,5%), los voluntarios-mayores encargados del aula de informática (18%), las actividades intergeneracionales que hacen uso de las TIC (11,5%) y otras acciones (2%).

Como se expone, las estrategias más destacadas (disponer de un aula de informática y la convocatoria de cursos y talleres de informática) son los principales factores en la lucha contra la brecha digital (digital divide).

Tener acceso a las TIC se hace entonces muy importante (y así lo expresan directores de los CSPM, técnicos y los propios mayores), ya que la accesibilidad se complementa con el aprendizaje sobre las mismas, y se comienza así un proyecto de ocio-formativo que produce mucha satisfacción a quien lo lleva a cabo. Así, el 98,1% de los usuarios -y sin diferencias significativas por género- lo considera una actividad satisfactoria. Este hecho presenta beneficios directos para los propios mayores (mejora el autoconcepto, la autoestima, etc.) y tiene una repercusión muy positiva en las familias y en la comunidad (una mayor inclusión y participación comunitaria).

«[…] te motiva muchísimo, yo vengo como loca» (M)

«[…] es una forma de rejuvenecer o de no envejecer tan deprisa» (H)

«Yo soy usuaria de la informática porque me gusta mucho la informática, porque no me quiero estancar, porque la necesito para mi vida y porque también me sirve como una herramienta muy práctica para entretener a mis nietos» (M)

Es interesante resaltar en este punto que todos los CSPM colaboradores cuentan con un aula de informática bien equipada y el 96,7% de los mayores encuestados han realizado acciones formativas relacionadas con las TIC en el CSPM. Para el 77,6% de los mayores el aula de las TIC del centro fue el espacio donde tuvo el primer acercamiento a las TIC, ya que fue el lugar donde realizaron el primer curso de informática; esto confirma el papel de los CSPM como motor de cambio en la sociedad actual.

En este caso, la realización del primer curso en el CSPM es independiente de la variable género y de la variable edad, aunque no del estado civil ni del nivel de estudios, existiendo una asociación significativa.

Las personas viudas (34 de 35, es decir, el 97,1%) presentan el porcentaje más alto, seguido de las personas mayores casadas (115 de 146, el 78,7%), separadas-divorciadas (8 de 13, 61,5%) y, por último, las solteras (9 de 16, el 56,2%). Como se desprende de los datos, los mayores viudos y viudas parecen ser las personas potencialmente beneficiarias del primer acercamiento de las TIC en el CSPM.

«Bueno, yo empecé porque en casa había ordenador hacía veinte años, yo nunca había tocao un ordenador hasta que enviudé que hice un cursillo en el centro» (H)

El nivel de estudios es otro factor determinante en la realización del primer curso de informática en el CSPM. A medida que el nivel de estudios es superior, las personas mayores poseen más recursos y acceden a otras instituciones que ofertan cursos y talleres de informática, por lo que el CSPM es un lugar paliativo de las discriminaciones sociales, llegando a las personas mayores con menor nivel formativo y, en algunos casos, con menos recursos. Favorecen la igualdad de oportunidades en el acceso y uso de las TIC y promueven la equidad como valor social y exigencia ética.

Y así lo constatan los propios mayores en los grupos de discusión:

«Yo el obstáculo que le veo es los equipos y el precio […]»

«Aquí hay los que viene a hacer cursillos […] y luego como no tienen ordenador en casa ni tienen nada pues lo dejan. Si tuvieran ordenador en casa seguirían más, pero de esa forma no… el Internet hay mucha gente que no lo puede pagar» (H)

El 45% de los mayores con estudios universitarios han realizado el primer curso de informática en otro lugar u espacio (ajeno al CSPM), aunque continúan su formación en las TIC utilizando los recursos y servicios que les ofrece el CSPM en relación con esta temática. Por otra parte, tan solo el 5% de las personas mayores que no tienen estudios han realizado el primer curso de informática fuera del CSPM, siendo del 95% el porcentaje de mayores sin estudios que se han acercado por primera vez a las TIC mediante una acción formativa (curso o taller) en el CSPM.

A medida que el nivel de estudios es de formación profesional o universitaria, las mujeres mayores destacan por haber accedido a este tipo de formación en otros espacios ajenos al CSPM.

«Yo empecé en la Universidad Popular y me gusta» (M)

«Yo usé un ordenador […] eran programas ya hechos para el trabajo y ahora no me acuerdo ya de nada. Eso viene a cuento de que el cerebro sí que se atrofia […] Todo lo que no se ejercita se atrofia» (M)

Los resultados obtenidos ponen de relieve que las personas mayores que utilizan las TIC en el CSPM son usuarios habituales de estas, y que las utilizan tanto para informarse o entretenerse como para formarse o comunicarse. Así el centro y el aula de informática se convierten en un espacio no solo para la formación, sino también de encuentro, relación y convivencia. En algunos casos, los propios mayores realizan labores docentes enseñando a otras personas (mayores o no) que se acercan al centro (al aula).

«[…] mucho desconocimiento […] el otro día trajeron unas personas de estas que están aquí imposibilitadas, y estuvieron aquí con nosotros, les enseñamos a entrar en varios sitios y estaban maravillaos… esa gente no sabía lo que era Internet» (M)

La edad se muestra, en este caso, como una variable dependiente del hecho de enseñar o no enseñar a otras personas el uso de las TIC en el aula de informática del CSPM. Las personas de más edad (a partir de 70 años, y en especial los hombres) son las que en mayor proporción realizan esta labor de voluntariado. Este hallazgo rompe con el mito de que las personas de edad avanzada son dependientes y no aportan valor a la sociedad.

«A mí me encanta [el voluntariado], y no me gustaba la informática… Yo si vine voluntaria fue por ver si venía más gente» (M)

En este sentido, la existencia de un grupo de voluntarios en los CSPM facilita que el aula de informática siempre esté abierta al público (a otros mayores), percibiéndola como un espacio de formación (donde se imparten cursos), pero también de relación, de comunicación, de autoformación.

Expone uno de los voluntarios en un grupo de discusión:

«Tengo ordenador en casa y aunque no vengo aquí expresamente para utilizarlo me “presta” estar con estos hombres y mujeres para hablar […] me gusta estar aprendiendo» (H)

«Yo este año hice arriba el curso de powerpoint y hice las postales pa to el mundo yo con música, no sé, claro te tiene que gustar […] es una cosa que nunca hiciste, nunca viste y te hace ilusión, a mí por lo menos»

Sin duda estas actividades implican a los mayores en su propio proyecto de vida, los llenan de confianza, de satisfacción, de vida. La familia, los amigos, los compañeros, con sus palabras de ánimo refuerzan sus acciones y los CSPM les ofrecen la posibilidad de ser los propios protagonistas de este espacio, favoreciendo nuevas formas de relación, de participación.

Estas citas expuestas constituyen un referencial importante para los CSPM, para los profesionales que trabajan con el colectivo de mayores a la hora del diseño de proyectos, programas o actividades. Las «nuevas generaciones de mayores» son personas independientes, llenas de vitalidad, con incontables posibilidades, que presentan un perfil de necesidades e intereses diferente al que estamos acostumbrados. Buscan en el ocio algo más que una experiencia humana, y además quieren que sea valiosa, gratificante y llena de significado.

Conclusiones

A raíz de estos resultados podemos concluir que entre las iniciativas que fomentan el envejecimiento activo se encuentran las que promueven el acceso y uso de las TIC. Se han descrito determinados rasgos que facilitan el encuentro entre TIC y personas mayores, así, es fundamental la potenciación de la propia vitalidad de estos usuarios, la disposición de medios adecuados, los cursos específicos y el apoyo personalizado. La mayoría de los participantes de la investigación se han acercado a las TIC a través de un curso de informática, y los CSPM ofrecen ambientes propicios para la vida saludable derivada de alternativas de ocio acordes con las demandas de la actualidad. Destaca el perfil de estos usuarios como individuos con un componente de soledad, determinado por la viudedad u otras situaciones, y estos espacios tecnológicos son considerados como escenarios adecuados para la relación y la convivencia.

Por otro lado, son notables elementos a considerar sus propias iniciativas en el voluntariado para la formación tecnológica. Estas ideas pueden ser fundamentales en la organización de las TIC en los CSPM, en la disposición de las aulas y las subsiguientes acciones formativas. Esto contrasta con la idea de solo aumentar los puntos de acceso público y gratuito, sino que se deben organizar estrategias específicas, tales como marcos relacionales, planes formativos específicos, respuesta a necesidades concretas, la oferta de contenidos adecuados, las opciones de integración social, e implementar metodologías diferenciales.

Por último, cabe destacar que las personas mayores acusan especialmente las barreras propias que presentan las TIC: su dinamismo, obsolescencia, y su potencial de exclusión en casos de consumo excesivo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Referencias
[Agudo et al., 2013]
S. Agudo, J. Fombona, M.Á. Pascual.
Ventajas de la incorporación de las TIC en el envejecimiento.
RELATEC, 12 (2013), pp. 131-142
[Agudo y Pascual, 2008]
S. Agudo, M.A. Pascual.
Las TIC en los centros sociales de personas mayores: nuevas oportunidades, nuevos retos.
Comunicación y Pedagogía, 226 (2008), pp. 28-31
[Amorós et al., 2006]
P. Amorós, M. Bartolomé, M. Sabariego, J. De Santos.
Construyendo futuro. Las personas mayores: una fuerza social emergente.
Alianza, (2006),
[Asamblea General de las Nacionales Unidas, 2003]
Asamblea General de las Nacionales Unidas.
Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.
Primera fase, (2003),
[Comisión Especial de Estudios para el Desarrollo de la Sociedad de la Información, 2003]
Comisión Especial de Estudios para el Desarrollo de la Sociedad de la Información.
Recomendaciones. Aprovechar la oportunidad de la Sociedad de la Información en España.
Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, (2003),
[Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Gobierno del Principado de Asturias, 2006]
Consejería de Vivienda y Bienestar Social del Gobierno del Principado de Asturias (2006). Documento de Política Social: Los centros sociales de personas mayores como espacios de promoción del envejecimiento activo y la participación social. Oviedo.
Copyright © 2016. Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad de Oviedo
Opciones de artículo