Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Anticatarrales
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 1.
Páginas 32-36 (Enero 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 1.
Páginas 32-36 (Enero 2011)
Acceso a texto completo
Anticatarrales
Visitas
...
Maria-Josep Divinsa
a Farmac??utica.
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (2)
Tabla. I. Antigripales: principales laboratorios
Tabla. II. Antigripales: cuotas de mercado por marcas
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

La denominación de antigripales o anticatarrales nos sirve para hacer referencia a un amplio abanico de fármacos que no curan ni gripes ni catarros, pero sí alivian eficazmente los síntomas que los acompañan. Del peso comercial de estos productos en la oficina de farmacia española nos habla la autora de este trabajo.

La gripe y el resfriado común son dos de las infecciones virales más frecuentes en los seres humanos. La gripe alcanza sus picos de mayor prevalencia durante los meses más fríos. El clima, la humedad y el mayor número de horas pasadas en domicilios y edificios de uso colectivo son factores tradicionalmente asociados a la aparición de la gripe. El abordaje terapéutico de ambos procesos no contempla, normalmente, la erradicación de sus causas: los fármacos antivirales son poco utilizados por su elevado coste, porque sólo son eficaces contra los virus de la gripe A y B si el tratamiento se inicia durante las primeras 48 horas de la infección y porque presentan ciertos efectos secundarios.

Los medicamentos sí entran en juego para el alivio de la sintomatología gripal y catarral, que en ocasiones puede ser muy molesta e incapacitante. Los antigripales o anticatarrales combinan principalmente analgésicos-antitérmicos con descongestivos nasales, antihistamínicos y antitusígenos para abordar globalmente el cuadro sintomático de ambos procesos.

Gripe

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias causada por virus de la familia de los Orthomyxoviridae, de los que se conocen tres tipos: A, B y C. Los que producen síntomas más importantes en los humanos son los de los tipos A y B, ya que el C sólo provoca cuadros clínicos poco trascendentes, sobre todo en niños.

Una característica del virus de la gripe es su elevada capacidad de mutación. Estas variaciones implican la aparición frecuente de nuevos virus gripales, frente a los que el ser humano no tiene protección inmunológica hasta que entra en contacto con la nueva variante. De ahí la administración anual de la vacuna actualizada.

La presencia del virus en sangre es excepcional y habitualmente sólo es localizable en las vías respiratorias. En los casos más graves, la autopsia ha encontrado virus en hígado, bazo, riñones, corazón y ganglios linfáticos.

La infección la transmiten las personas enfermas por vía aérea, al toser, hablar o estornudar, pero también a través de objetos contaminados como vasos, pañuelos, pomos de puerta, etc. Afecta a las vías respiratorias, usualmente comienza de forma brusca con fiebre alta y escalofríos, acompañados de cefalea, mialgias, molestias de garganta y tos seca. El malestar general es notable, hay pérdida de apetito y un gran decaimiento. También puede causar, más a menudo en niños, náuseas y vómitos, que al ser síntomas típicos de gastroenteritis han popularizado la denominación de gripe estomacal o intestinal. Aunque la fiebre y los dolores musculares suelen durar entre 3 y 5 días, el decaimiento puede prolongarse durante 2-3 semanas.

El tratamiento es sólo sintomático, los antibióticos son ineficaces en cualquier infección viral y sólo son útiles para tratar una infección bacteriana secundaria, pero su uso indiscriminado genera resistencias y debe ser evitado.

No son raras las complicaciones en determinados grupos de edad. Por ejemplo, en ancianos son frecuentes la dificultad respiratoria y la neumonía, mientras que en los niños predominan la otitis media y en los más pequeños, las bronquiolitis.

Las complicaciones más habituales de la gripe son la disnea y la neumonía en ancianos y la otitis media y la bronquiolitis en niños

La mayoría de las personas se recupera sin más problemas, pero deben extremarse las precauciones en ancianos, niños menores de 2 años, embarazadas y enfermos crónicos o inmunodeprimidos.

Resfriado común

El resfriado común o catarro es una afección también producida por virus, mayoritariamente rinovirus y coronavirus. Es frecuente la confusión del resfriado con la gripe, ya que los dos procesos comparten algunos de los síntomas (irritación nasal y de garganta, dolor de cabeza...) y se presentan en la misma época del año. Sin embargo, las dos enfermedades son muy diferentes ya que el cuadro clínico del resfriado es mucho más benigno y puede sobrellevarse, en general, de forma ambulatoria.

Tras un resfriado común, el enfermo desarrolla inmunidad al virus particular que le ha afectado. No obstante, debido al gran número de que existen, la persona puede infectarse fácilmente por otro virus diferente. Esta variabilidad es la causa por la cual la mayoría de las personas sufren varios resfriados al año, mientras que solamente enferman de gripe varias veces en el transcurso de su vida.

Mercado de anticatarrales

Durante el período analizado, que abarca desde septiembre de 2009 hasta agosto de 2010, el total de unidades de anticatarrales vendidas fue de 11.700.000, por un importe de casi 42,5 millones de euros a PVL. Esto supone un descenso de las ventas de un 5% respecto al año anterior, porque algunas marcas compensaron parcialmente la pérdida de unidades (algo más de millón y medio de unidades, un -12%) con un incremento de su PVP. Los datos reflejados en este estudio corresponden a ventas intermediadas por la distribución farmacéutica mayorista y hacen referencia (figs. 2-5; tablas I y II) al período comprendido entre septiembre de 2009 y agosto de 2010.

Los sobres son los más demandados con un 60,7% de las unidades (7.102.000) y un 59,7% de los valores (25,32 millones de euros)

Los datos indican un descenso en valor mucho menor que el del año anterior, que fue de un -16%. La suma de unos inviernos más bien benignos y la crisis económica han hecho que se pierdan en dos años más de 4,3 millones de unidades y casi 11 millones de euros a PVL (fig. 1).

Fig. 1. Anticatarrales: evolución de las ventas 2008-2010* *Períodos de 12 meses cerrados en agosto. Fuente: CEAH.

La industria farmacéutica comercializa sus productos antigripales en diversas formas farmacéuticas, dando así respuesta a las distintas preferencias personales de los pacientes. Los sobres son los más demandados con un 60,7% de las unidades (7.102.000) y un 59,7% de los valores (25,32 millones de euros). Les siguen los comprimidos efervescentes, con un 18,0% (2.111.000 unidades); sus ventas en valor fueron de 8,41 millones de euros (19,8%).

Las cápsulas ocupan la tercera posición con un 10,4% (1.211.000 unidades). Este segmento es el que más ha crecido proporcionalmente, más que doblando su peso porcentual en el mercado en los últimos 4 años.

Un 10,3% (1.200.000 unidades) fue para los comprimidos convencionales y las grageas (4,00 millones de euros; 9,7%). Y finalmente, el 0,6% restante es para los jarabes, que son realmente marginales en este mercado (fig. 2).

Fig. 2. Anticatarrales: cuotas de mercado por formas farmacéuticas (unidades) Fuente: CEAH.

Cuotas de mercado por laboratorios

Son 33 los laboratorios presentes en este sector, y 46 los productos comercializados. En cabeza se situó McNeil Ibérica, que gracias a sus cinco marcas (FrenadolComplex, FrenadolPS, FrenadolHotLemon, FrenadolEfervescente y FrenadolJunior), obtuvo más del 40% de las ventas del sector. Fueron alrededor de 5.025.000 unidades (43,0%) por un importe aproximado de 17,97 millones de euros (42,4%).

Alter Farmacia fue el segundo con dos productos: Couldina y Couldina C. Vendió 1.944.000 unidades (16,6%) y 7,83 millones de euros (18,5%).

La tercera posición la consiguió Defarco (DesenfriolC y Desenfriol D), con 1.152.000 unidades (9,8%) y 4,15 millones de euros (9,8%). Merck ocupó el cuarto lugar con un solo producto, Ilvico, del que se vendieron 902.000 unidades (7,7%) y que facturó 3,12 millones de euros (7,4%).

A continuación se situó Bayer (sus tres marcas, PropalginaPlus, Aspirina Complex y Grippal, sumaron 576.000 unidades en total) y un 5,2% de las ventas en valor (2,20 millones de euros).

En sexta posición se colocó Cinfa (Pharmagrip, Pharmagrip Dúo, Cinfatos Complex y Respritin). En este caso se vendieron 423.000 unidades en total, por un valor de 1,48 millones de euros (3,5%).

Ya por debajo del 3% se situó Zambón (Fluimucil Complex), gracias a sus 326.000 unidades vendidas (1,12 millones de euros; 2,6%). Les siguieron Boehringer Ingelheim (Bisolgrip), con 1 millón de euros (2,4%); Farline (Fricold, 768.000 euros; 1,8%), Salvat (Vincigrip, 727.000 euros; 1,7%), Sanofi-Aventis (CortafriolComplex y CortafriolC, 507.000euros; 1,2%) y Edigen (AnticatarralEdigen, 422.000 euros; 1,0%) (tabla I).

Cuotas de mercado por marcas

Para facilitar de una manera más objetiva el análisis del peso real de cada marca en el mercado, hemos optado por agrupar todas las formas de una misma marca en un solo subtotal. El resultado se visualiza en la tabla II.

Como marca más potente desde hace muchos años encontramos a Frenadol en primera posición, con unas ventas totales de 5.025.000 unidades (43,0%) por un importe de 17,97 millones de euros (42,4%).

La segunda marca fue, un año más, Couldina. En este caso fueron 1.944.000 unidades (16,6%) y la facturación alcanzó los 7,83 millones de euros (18,5%).

Desenfriol ocupó el tercer lugar con 1.152.000 unidades vendidas (9,8%) por un montante de 3,87 millones de euros (9,1%).

La cuarta posición fue para Ilvico con 902.000 unidades (7,7%) y 3,12 millones de euros (7,4%).

A continuación figuran: Pharmagrip, con 390.000 unidades (3,3%) y 1,39 millones de euros (3,3%), y Propalgina Plus, con 334.000 unidades (2,9%) y 1,27 millones de euros (3,0%) en facturación.

Fluimucil Complex es el primer producto que se sitúa por debajo del 3% de participación de mercado en valores (1,12 millones de euros; 2,6%).

Las posiciones octava a duodécima corresponden a marcas con una cuota de mercado por encima del 1% y son: Bisolgrip (con una facturación de 1 millón de euros; 2,4%), Fricold (768.000 euros; 1,8%), Aspirina Complex (728.000 euros; 1,7%), Vincigrip (727.000 euros; 1,7%) y Anticatarral Edigen (422.000 euros; 1%).

La figura 3 nos muestra los PVP medios de las distintas marcas de antigripales comparándolos con el precio medio del grupo, que en este segmento se sitúa en los 5,78 euros. Como podemos observar, las variaciones son poco significativas, ya que entre el más barato y el más caro hay poco más de un euro de diferencia.

Fig. 3. Anticatarrales: precios medios por marca Fuente: CEAH.

Por debajo de este precio encontramos a ocho de las doce primeras marcas en ventas (Vincigrip, Fricold, Desenfriol, Bisolgrip, Fluimucil Complex, Ilvico, Pharmagrip y Frenadol), sus precios oscilan entre los 5,16 euros del primero y los 5,70 de Frenadol.

Solamente son cuatro marcas (Anticatarral Edigen, Aspirina Complex, Propalgina Plus y Couldina) las que resultan algo más caras que la media.

Una educación sanitaria siempre efectiva

Como ya se ha comentado, no existe un tratamiento que sea a la vez eficaz e inocuo para curar gripes y resfriados. En cambio, sí es muy conveniente la profilaxis de la gripe mediante la vacunación, sobre todo en aquellos colectivos considerados de alto riesgo. La vacuna tiene una efectividad de alrededor del 80%. Si la persona vacunada contrae la gripe, los síntomas suelen ser menos intensos.

Un paciente con gripe deberá guardar reposo en cama, en una habitación fresca y con cierto grado de humedad. Su alimentación deberá ser ligera, con abundancia de líquidos y evitando el consumo de tabaco y alcohol.

Se deberá consultar siempre con un médico cuando la persona afectada pertenezca a los grupos de riesgo. También cuando los síntomas parezcan no remitir o empeorar con el paso de las horas. La administración de antigripales proporcionará un alivio muy útil de las molestias asociadas.

El estado general del paciente con resfriado suele permitirle continuar con la vida normal aunque con algunas molestias. En este caso también resultan bastante útiles los fármacos para el alivio sintomático.

A falta de prescripción médica concreta, a los farmacéuticos nos corresponderá recomendar el producto más adecuado al perfil del paciente, al tipo de sintomatología dominante e incluso a sus propias preferencias personales.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos