Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Infección por Salmonella enterica subespecie salamae en un paciente ecuatoguine...
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 6.
Páginas 430-431 (Junio - Julio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 6.
Páginas 430-431 (Junio - Julio 2015)
Carta científica
Acceso a texto completo
Infección por Salmonella enterica subespecie salamae en un paciente ecuatoguineano consumidor de carne de tortuga
Salmonella enterica subspecies salamae infection in a patient from Equatorial Guinea associated with consumption of reptile meat
Visitas
...
Beatriz López-Quintanaa, Pablo Rivas-Gonzálezb, Carlos Toro-Ruedaa,
Autor para correspondencia
carlostororueda@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Ana Enríquez-Cregoa
a Servicio de Microbiología, Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco-Carlos III, Madrid, España
b Departamento de Medicina Tropical, Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco-Carlos III, Madrid, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

La salmonelosis humana asociada a reptiles se considera una enfermedad emergente debido a la reciente introducción de estos animales como mascotas. Dicha salmonelosis está causada por especies de Salmonella distintas de las habitualmente encontradas en la clínica y se ha asociado a un mayor número de complicaciones1,2. A continuación presentamos un caso de infección por Salmonella enterica (S. enterica) subespecie salamae, especie considerada como microbiota intestinal habitual en reptiles.

Se trataba de un varón de 42 años de edad, natural de Guinea Ecuatorial con estancia de un mes en España. El paciente acudió al servicio de urgencias por un cuadro de malestar general, astenia y fiebre junto con diarrea leve de un mes de evolución. Como antecedentes patológicos de interés destacaban múltiples episodios de malaria, el último de los cuales había sido diagnosticado a su llegada a nuestro país. El paciente recibió tratamiento con atovacuona/proguanil, presentando mejoría; sin embargo, en los últimos días había vuelto a referir episodios febriles. En la exploración efectuada en el momento del ingreso destacó la presencia de un chancro duro en el pene. La analítica reveló la presencia de anemia (hemoglobina: 8,7g/dL; y hematocrito: 29,6%), con una LDH de 229UI/L y sin ninguna alteración bioquímica más destacable. Se tomaron muestras para estudio microbiológico, que incluyó un examen de urgencia para descartar malaria, siendo el test rápido inmunocromatográfico (BinaxNOW® Malaria) y la gota gruesa negativos. El paciente comenzó tratamiento con sulfato ferroso (80mg/24h) y fue citado para revisión 3días después. Para entonces, los resultados de la serología del ingreso confirmaron la sífilis y fueron negativos para el VIH; mientras que la qPCR para malaria fue positiva para Plasmodium falciparum. Se le volvió a extraer sangre de nuevo para estudio de malaria, siendo ahora positiva tanto la prueba rápida como las extensiones sanguíneas, confirmando la infección por Plasmodium falciparum con una parasitación del 0,01%. Inició tratamiento con atovacuona/proguanil (1.000mg/400mg una vez al día durante 3días) y se le suministró penicilina G benzatina (2,4millones de unidades en una dosis). El paciente continuaba con el cuadro diarreico y había traído muestras fecales que se procesaron para el estudio de parásitos intestinales y bacterias enteropatógenas según los métodos habituales. El examen parasitológico realizado fue negativo; sin embargo, en el coprocultivo se aisló un cultivo puro de colonias lactosa negativa que se identificaron bioquímicamente mediante API 20E (bioMérieux) y MicroScan (Siemens) como S. enterica subespecie salamae (subespecie ii). Se analizó si la cepa era portadora del gen de virulencia eae por PCR3, siendo el resultado negativo. En el antibiograma, la cepa fue sensible a ampicilina, amoxicilina/ácido clavulánico, ciprofloxacino, cefalosporinas de 2.a y 3.a generación, aminoglucósidos, cotrimoxazol y cloranfenicol. En el interrogatorio posterior, el paciente refirió ser consumidor habitual de carne de tortugas marinas en establecimientos fuera del hogar, sin ningún otro contacto con reptiles (incluyendo mascotas). El paciente recibió terapia con ciprofloxacino (500mg/12h durante 3días) con resolución de la diarrea. En el último coprocultivo de control del que se dispuso y realizado un mes más tarde, se aisló de nuevo S. enterica subespecie salamae aunque no en cultivo puro.

Los casos de salmonelosis debidos a S. enterica subespecie salamae en humanos descritos en la literatura son escasos. En su mayoría obedecen al contacto con reptiles usados como animales de compañía4 mientras que en el arriba descrito la causa parece ser el consumo de carne de reptiles. El paciente procedía de Guinea Ecuatorial donde, como en ciertas zonas de la costa tropical de África, la ingesta de carne y huevo de tortuga continúa siendo una costumbre culinaria al abundar este tipo de reptiles5. Cabe destacar que a pesar de la escasez de casos descritos en humanos, existen 2 estudios epidemiológicos donde la prevalencia de esta subespecie fue notoria: el primero, realizado en Sicilia sobre 240 pacientes con salmonelosis, encontraron que S. enterica subespecie salamae era responsable del 5% de los casos6. Aunque no se especifica la fuente, se puede especular que el origen pudieran ser las tortugas marinas ya que Sicilia es una de las pocas zonas del mediterráneo donde habitan estos reptiles. En el segundo estudio, realizado en Australia, se describieron casos de infección por el serovar Sofia de esta subespecie, si bien su procedencia es de origen aviar y su poder patogénico en humanos es escaso7.

El paciente presentaba malaria que puede producir síntomas gastrointestinales, incluyendo diarrea8, por lo que no se puede descartar que ambos microorganismos tuviesen un papel en el desarrollo de la clínica. Es de reseñar que recientemente se ha descrito que S. enterica subespecie salamae, a diferencia del resto del género Salmonella, puede ser portadora de parte de los genes del «locus of enterocyte effacement»9,10. Dicho locus incluye el gen eae que codifica la intimina y es característico de las cepas de Escherichia coli enteropatogénicas y enterohemorrágicas3. Sin embargo, todavía no se conoce la repercusión clínica de este hallazgo. Por otro lado, dichos trabajos se han realizado sobre un número muy limitado de aislados por lo que, como en nuestro caso, no todas las cepas podrían ser portadoras de dicho gen.

Por último, reseñar que el diagnóstico microbiológico se puede realizar fácilmente por los métodos tradicionales y los datos epidemiológicos pueden orientar el diagnóstico.

Bibliografía
[1]
C. Warwick, A.J. Lambiris, D. Westwood, C. Steedman.
Reptile-related salmonellosis.
J R Soc Med, 94 (2001), pp. 124-126
[2]
Centers for Disease Control and Prevention.
Multistate outbreak of human Salmonella infections associated with exposure to turtles-United States, 2007-2008.
Morb Mortal Wkly Rep, 57 (2008), pp. 69-72
[3]
G. Wang, C.G. Clark, F.G. Rodgers.
Detection in Escherichia coli of the genes encoding the major virulence factors, the genes defining the O157:H7 serotype, and components of the type 2 Shiga toxin family by multiplex PCR.
J Clin Microbiol, 40 (2002), pp. 3613-3619
[4]
S. Bertrand, R. Rimhanen-Finne, F.X. Weill, W. Rabsch, L. Thornton, J. Perevoscikovs, et al.
Salmonella infections associated with reptiles: the current situation in Europe.
Euro Surveill, 13 (2008), pp. 8902
[5]
Página oficial del Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial. Gastronomía [consultado 14 Nov 2014]. Disponible en: http://www.guineaecuatorialpress.com/noticia.php?ic=135
[6]
P. Bellissima, R. Amato, G. Aurnia, R. Cannizzo, S. Bonfante.
Epidemiology of salmonellosis in Caltagirone area (Sicily).
Infez Med, 12 (2004), pp. 60-64
[7]
C.S. Harrington, J.A. Lanser, P.A. Manning, C.J. Murray.
Epidemiology of Salmonella sofia in Australia.
Appl Environ Microbiol, 57 (1991), pp. 223-227
[8]
E.C. Reisinger, C. Fritzsche, R. Krause, G.J. Krejs.
Diarrhea caused by primarily non-gastrointestinal infections.
Nat Clin Pract Gastroenterol Hepatol, 2 (2005), pp. 216-222
[9]
P.S. Chandry, S. Gladman, S.C. Moore, T. Seemann, K.A. Crandall, N. Fegan.
A Genomic Island in Salmonella enterica ssp. salamae provides new insights on the genealogy of the locus of enterocyte effacement.
[10]
P.T. Desai, S. Porwollik, F. Long, P. Cheng, A. Wollam, V. Bhonagiri-Palsikar, et al.
Evolutionary genomics of Salmonella enterica subspecies.
MBio, 4 (2013), pp. e579-e612
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos