Regístrese
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Hidrocele infectado
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 5.
Páginas 341-343 (Mayo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
157
Vol. 37. Núm. 5.
Páginas 341-343 (Mayo 2019)
Diagnóstico a primera vista
DOI: 10.1016/j.eimc.2018.05.019
Acceso a texto completo
Hidrocele infectado
Infected hydrocele
Visitas
157
Mónica Parra-Grandea,
Autor para correspondencia
monicaparra88@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Manuel Angel Ortiz-Gorraizb, Melanie Abreu-di Berardinoa, Alba de la Rica-Martíneza
a Servicio de Microbiología, Hospital General Universitario de Elche, Elche, Alicante, España
b Servicio de Urología, Hospital General Universitario de Elche, Elche, Alicante, España
Este artículo ha recibido
157
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Descripción clínica del caso

Se trata de un varón de 64 años con antecedentes de incontinencia urinaria de esfuerzo, hipercolesterolemia mantenida y diabetes mellitus controlada no dependiente de insulina. Había sido intervenido de una prostatectomía radical retropúbica en 2013 por un carcinoma de próstata estadio 1 y recibió tratamiento posquirúrgico con radioterapia del lecho quirúrgico en 2014 por recaída del cáncer de próstata. Ingresó para estudio de incontinencia urinaria de esfuerzo con aumento de volumen hemiescrotal izquierdo, diagnosticándose hidrocele izquierdo de 230ml mediante ecografía.

Se intervino quirúrgicamente, realizándose hidrocelectomía mediante incisión en hemiescroto izquierdo y disección de capas escrotales hasta la vaginal. A la apertura de la capa vaginal se obtuvo un material espeso, de aspecto purulento y no fétido. Se exprimió y se tomó muestra para Microbiología. Se resecaron las paredes del quiste y se dejó drenaje. Se inició tratamiento empírico con amoxicilina/ácido clavulánico (500/125mg/8h) durante 10 días, con evolución favorable.

Diagnóstico microbiológico

Se recibió muestra quirúrgica en jeringa del contenido del hidrocele. Se sembró en agar sangre, agar chocolate y caldo tioglicolato, incubándose esos medios en aerobiosis (37°C), y en agar Wilkins-Chalgren suplementado con un 5% de sangre de carnero en anaerobiosis (37°C). A las 48h de incubación en anaerobiosis se observó un crecimiento tenue de diminutas colonias. A las 72h el crecimiento era visible con colonias de morfología macroscópica similar a la de Streptococcus y discretamente betahemolíticas (fig. 1A). En la tinción de Gram se visualizaron bacilos grampositivos con morfología difterimorfa y ligeramente curvados (fig. 1B). Estas colonias se identificaron mediante espectrometría de masas (MALDI-TOF®, Bruker-Daltonics) como Actinotignum urinale. En las placas incubadas en aerobiosis se obtuvo un tenue crecimiento después del tercer día de incubación. El estudio de sensibilidad antibiótica se realizó mediante tiras de difusión en gradiente de concentración (ETEST®, bioMérieux) en anaerobiosis, con las siguientes concentraciones mínimas inhibitorias (mg/L): penicilina<0,016, amoxicilina/clavulánico 0,016, piperacilina/tazobactam<0,016, imipenem<0,002, clindamicina 0,016, interpretados como sensibles, y metronizadol>256 como resistente, según los criterios EUCAST versión 7.0 del 2017 para bacilos grampositivos anaerobios, ya que no existen criterios establecidos para estos microorganismos. No se cursaron otras muestras del paciente para estudio microbiológico.

Figura 1.

A) Cultivo en agar Wilkins-Chalgren. B) Tinción de Gram.

(0,53MB).

Se remitió la cepa al Laboratorio de Taxonomía del Centro Nacional de Microbiología, Instituto Carlos III, para corroborar la identificación mediante secuenciación del gen 16S rRNA, confirmándose el género y la especie.

Comentario final

El tratamiento de un hidrocele no infectado es siempre quirúrgico. El hidrocele infectado suele ser un hallazgo quirúrgico y su etiología infecciosa puede ser reaccional a una infección contigua genitourinaria y anorrectal. Los microorganismos implicados pueden ser los productores de enfermedades de transmisión sexual, cocos grampositivos, enterobacterias y anaerobios en casos de gangrena. Menos frecuentes son los virus (varicela-zóster), Brucella, filarias y el bacilo de Calmette-Guérin en caso de tratamiento de cáncer de vejiga. Finalmente, patógenos emergentes como Actinobaculum urinale.

El género Actinobaculum fue descrito por primera vez por Lawson et al.1 en 1997, quienes lo diferenciaron de los Actinomyces. Incluye las especies Actinobaculum suis (patógeno de cerdos), Actinobaculum schaalii, Actinobaculum urinale y Actinobaculum massiliae, que se han relacionado con infecciones del tracto urinario. Se han descrito casos de bacteriemias, osteomielitis, endocarditis, arteritis, infección de piel y tejidos blandos y sepsis de origen urinario2-6. En 2015, Yassin et al.7 reclasifican el género como Actinotignum, incluyendo las especies Actinotignum schaalii, Actinotignum urinale y Actinotignum sanguinis. Actinotignum probablemente forma parte de la microbiota urogenital. Se trata de pequeños cocobacilos grampositivos, catalasa negativos, ligeramente curvados, no formadores de esporas e inmóviles. Son anaerobios estrictos o facultativos. Dado su parecido macroscópico con microorganismos del género Streptococcus y los rasgos microscópicos del género Corynebacterium y Propionibacterium, pueden ser confundidos con microorganismos de microbiota saprofita mucocutánea. Las condiciones en las que se incuban habitualmente las muestras urogenitales pueden hacer que se infradiagnostique la infección genitourinaria por estos microorganismos. El uso de MALDI-TOF® y la biología molecular (secuenciación del gen 16S rRNA) son indispensables para su identificación. Se han descrito fallos en la diferenciación de la especie A. schaalii y A. sanguinis mediante secuenciación del gen 16S rRNA8. En las infecciones por este género se debe considerar la posibilidad de fallos terapéuticos con tratamientos empíricos con quinolonas o cotrimoxazol8, prefiriéndose el uso de betalactámicos.

Son muy escasos los casos de infección por Actinotignum urinale9,10 publicados (fig. 2). El uso de MALDI-TOF® ayudará a diagnosticar las infecciones por este microorganismo.

Figura 2.

Historia cronológica de Actinotignum2-6.

(0,51MB).
Agradecimientos

Queremos agradecer a la Dra. Pilar López García por contribuir con su tiempo y esfuerzo para conseguir un mejor artículo, y al Dr. Juan A. Sáez por su aporte.

Bibliografía
[1]
P. Lawson, E. Falsen, E. Akervall, P. Vandamme, M.D. Collins.
Characterization of some Actinomyces-like isolates from human clinical specimens: Reclassification of Actinomyces suis (Soltys and Spratling) as Actinobaculum suis comb. nov. and description of Actinobaculum schaalii sp. nov.
Int J Syst Bacteriol, 47 (1997), pp. 899-903
[2]
L. Álvarez, P. López, M. Ruiz, G. Royo.
Infección por Actinobaculum schaalii.
Enferm Infecc Microbiol Clin, 30 (2012), pp. 505-506
[3]
E. Gomez, D.R. Gustafson, J.E. Rosenblatt, R. Patel.
Actinobaculum bacteremia: A report of 12 cases.
J Clin Microbiol., 49 (2011), pp. 4311-4313
[4]
G. Greub, D. Raoult.
Actinobaculum massiliae”, a new species causing chronic urinary tract infection.
J Clin Microbiol., 40 (2002), pp. 3938-3941
[5]
D.J. Waghorn.
Actinobaculum massiliae: A new cause of superficial skin infection.
J Infect., 48 (2004), pp. 276-277
[6]
C. Loïez, R. Pilato, A. Mambie, S. Hendricx, K. Faure, F. Wallet.
Native aortic endocarditis due to an unusual pathogen: Actinotignum schaalii.
APMIS, 126 (2018), pp. 171-173
[7]
A.F. Yassin, C. Spröer, R. Pukall, M. Sylvester, C. Siering, P. Schumann.
Dissection of the genus Actinobaculum: Reclassification of Actinobaculum schaalii Lawson et al. 1997 and Actinobaculum urinale Hall et al. 2003 as Actinotignum schaalii gen. nov., comb. nov. and Actinotignum urinale comb. nov., description of Actinotignum sanguinis sp. nov. and emended descriptions of the genus Actinobaculum and Actinobaculum suis; and re-examination of the culture deposited as Actinobaculum massiliense CCUG 47753T (?=DSM 19118T), revealing that it does not represent a strain of this species.
Int J Syst Evol Microbiol, 65 (2015), pp. 615-624
[8]
H. Pedersen, E. Senneby, M. Rasmussen.
Clinical and microbiological features of Actinotignum bacteremia: A retrospective observational study of 57 cases.
Eur J Clin Microbiol Infect Dis., 36 (2017), pp. 791-796
[9]
V. Hall, M.D. Collin, R.A. Hutson, E. Falsen, E. Inganäs, B.I. Duerden.
Actinobaculum urinale sp. nov., from human urine.
Int J Syst Evol Microbiol., 53 (2003), pp. 679-682
[10]
F. Fendukly, B. Osterman.
Isolation of Actinobaculum schaalii and Actinobaculum urinale from a patient with chronic renal failure.
J Clin Microbiol., 43 (2005), pp. 3567-3569
Copyright © 2018. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.