Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Comentarios al documento Recomendaciones de cribado GEPI-SEIMC para pacientes co...
Información de la revista
Vol. 40. Núm. 7.
Páginas 411-412 (Agosto - Septiembre 2022)
Vol. 40. Núm. 7.
Páginas 411-412 (Agosto - Septiembre 2022)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
Comentarios al documento Recomendaciones de cribado GEPI-SEIMC para pacientes con sospecha de estrongiloidosis
Comments to the document GEPI-SEIMC screening recommendations for patients with suspected strongyloidosis
Visitas
...
Philip Wikman-Jorgensena,
Autor para correspondencia
wikman_phi@gva.es

Autor para correspondencia.
, Ana Requena-Méndezb,c, Miriam Navarrod,e, Jara Llenas-Garcíaf,g
a Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario San Juan de Alicante-FISABIO, San Juan de Alicante, España
b Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal, Hospital Clinic-University of Barcelona), Barcelona, España
c Department of Medicine Solna, Karolinska Institutet, Solna, Suecia
d Unidad de Epidemiología, Centro de Salud Pública de Elche, Alicante, España
e Departamento de Salud Pública, Historia de la Ciencia y Ginecología; Universidad Miguel Hernández de Elche, Alicante, España
f Servicio de Medicina Interna/infecciosas, Hospital Vega Baja-FISABIO, Alicante, España
g Departamento de Medicina Clínica, Universidad Miguel Hernández de Elche, San Juan de Alicante, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Recientemente el Grupo de Estudio de Patología Importada (GEPI) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha publicado en su página web un documento titulado Recomendaciones de cribado GEPI-SEIMC para pacientes con sospecha de estrongiloidosis1. Aplaudimos la realización de este documento, extremadamente necesario para concienciar sobre la necesidad de cribar estrongiloidiasis en personas inmunodeprimidas o en riesgo de inmunosupresión, incluidas personas con infección por SARS CoV-2 que van a recibir tratamiento con corticoides y/u otros fármacos inmunosupresores2,3, y para aportar recomendaciones sobre cómo realizar dicho cribado basadas en la evidencia científica actual. Sin embargo, hay varias apreciaciones que consideramos precisan puntualizarse.

En primer lugar, si bien coincidimos en que la técnica de elección para el cribado de la estrongiloidiasis es la serología, existen estudios que muestran una sensibilidad insuficiente de la misma en pacientes inmunodeprimidos4, por lo que se necesita más evidencia para poder recomendar la serología como única técnica de cribado en población inmunosuprimida. De hecho, las recomendaciones de las últimas guías basadas en la evidencia son combinar la serología con métodos parasitológicos en pacientes ya inmunodeprimidos5.

En segundo lugar y respecto a evitar el tratamiento empírico sistemático, existen evidencias científicas sólidas de que el tratamiento empírico presuntivo es una práctica coste-efectiva6,7, e incluso ahorradora de costes, especialmente en pacientes inmunodeprimidos o en riesgo de inmunosupresión sin menoscabar los resultados en salud para los pacientes7,8. Consideramos que dicha evidencia debe ser tenida en cuenta a la hora de establecer recomendaciones. Además, en muchos centros españoles, incluidos algunos de los situados en zonas endémicas de estrongiloidiasis en España9, no se dispone de dicha serología en el laboratorio local y los resultados tardan un tiempo inaceptablemente largo para retrasar el tratamiento de un paciente que se va a inmunosuprimir. Las recomendaciones actuales, realizadas previamente a la publicación de los estudios de coste-efectividad, son las de administrar un tratamiento empírico en pacientes inmunosuprimidos o candidatos a inmunosupresión si no se va a poder descartar la infección en un tiempo adecuado5. Consecuentemente, consideramos que esperar a que el paciente desarrolle manifestaciones de hiperinfestación o estrongiloidiasis diseminada para iniciar un tratamiento empírico es exponer al paciente a un riesgo innecesario. El tratamiento empírico debe ir destinado, precisamente, a evitar el desarrollo del síndrome de hiperinfestación o infección diseminada. Además, una vez se ha producido este y el paciente tiene síntomas compatibles con hiperinfección o con infección diseminada, la recomendación no debería ser el uso de ivermectina 200mcg/kg en dosis única, pues esta es una pauta estudiada únicamente en personas inmunocompetentes sin enfermedad diseminada10.

Por todo lo anteriormente expuesto, agradecemos a GEPI-SEIMC la publicación de estas necesarias recomendaciones y esperamos que estas puntualizaciones sean tenidas en cuenta en las próximas versiones del documento.

Bibliografía
[1]
Recomendaciones de cribado GEPI-SEIMC para pacientes con sospecha de estrongiloidosis [Internet]. 2021 [consultado 27 MAr 2022]. Disponible en: https://www.seimc.org/ficheros/gruposdeestudio/gepi/Dcientificos/documentos/gepi-dc-2021-Recomendaciones_Cribado_Estrongiloidosis.pdf/5467-3568
[2]
W. Stauffer, J. Alpern, P. Walker.
COVID-19 and dexamethasone: A potential strategy to avoid steroid-related strongyloides hyperinfection.
JAMA [Internet]., 324 (2020), pp. 623-624
[3]
A. De Wilton, L.E. Nabarro, G.S. Godbole, P.L. Chiodini, A. Boyd, K. Woods.
Risk of strongyloides hyperinfection syndrome when prescribing dexamethasone in severe COVID-19.
Travel Med Infect Dis., 40 (2021), pp. 101981
[4]
V. Luvira, K. Trakulhun, M. Mungthin, T. Naaglor, N. Chantawat, W. Pakdee, et al.
Comparative diagnosis of strongyloidiasis in immunocompromised patients.
Am J Trop Med Hyg., 95 (2016), pp. 401-404
[5]
A. Requena-Méndez, D. Buonfrate, J. Gomez-Junyent, L. Zammarchi, Z. Bisoffi, J. Muñoz.
Evidence-based guidelines for screening and management of strongyloidiasis in non-endemic countries.
Am J Trop Med Hyg., 97 (2017), pp. 645-652
[6]
P. Muennig, D. Pallin, S. Randall, C. Man-Suen.
Cost effectiveness of strategies for the treatment of intestinal parasites in immigrants.
N Engl J Med [Internet]., 340 (1999), pp. 773-779
[7]
B. Maskery, M.S. Coleman, M. Weinberg, W. Zhou, L. Rotz, A. Klosovsky, et al.
Economic analysis of the impact of overseas and domestic treatment and screening options for intestinal helminth infection among US-Bound refugees from Asia.
PLoS Negl Trop Dis [Internet]., 10 (2016), pp. 1-14
[8]
P.E. Wikman-Jorgensen, J. Llenas-Garcia, J. Shedrawy, J. Gascon, J. Muñoz, Z. Bisoffi, et al.
Cost-effectiveness of different strategies for screening and treatment of Strongyloides stercoralis in migrants from endemic countries to the European Union.
BMJ Glob Heal., 5 (2020), pp. 1-10
[9]
A.L. Dato, M.I. Pacheco-Tenza, E.B. Brunete, B.M. López, M.G. López, I.G. Cuello, et al.
Strongyloidiasis in southern alicante (Spain): Comparative retrospective study of autochthonous and imported cases.
Pathogens., 9 (2020), pp. 1-11
[10]
D. Buonfrate, J. Salas-Coronas, J. Muñoz, B.T. Maruri, P. Rodari, F. Castelli, et al.
Multiple-dose versus single-dose ivermectin for Strongyloides stercoralis infection (Strong Treat 1 to 4): a multicentre, open-label, phase 3, randomised controlled superiority trial.
Lancet Infect Dis [Internet]., (2019), pp. 23
Copyright © 2022. Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos