Regístrese
Buscar en
Endocrinología y Nutrición
Toda la web
Inicio Endocrinología y Nutrición Fístula quilosa cervical tras linfadenectomía por carcinoma papilar de tiroide...
Información de la revista
Vol. 58. Núm. 3.
Páginas 150-151 (Marzo 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 58. Núm. 3.
Páginas 150-151 (Marzo 2011)
Carta al editor
DOI: 10.1016/j.endonu.2010.10.007
Acceso a texto completo
Fístula quilosa cervical tras linfadenectomía por carcinoma papilar de tiroides tratada con análogos de la somatostatina
Cervical chylous fistula after lymphadenectomy for papillary thyroid carcinoma treated with somatostatin analogs
Visitas
7947
Pedro Antonio Cascales Campos??
Autor para correspondencia
cascalex@yahoo.es

Autor para correspondencia.
, Antonio Ríos Zambudio, José Manuel Rodríguez González, Pascual Parrilla Paricio
Unidad de Cirugía Endocrina, Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, El Palmar, Murcia, España
Este artículo ha recibido
7947
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

El desarrollo de una fístula quilosa, por lesión del conducto torácico o uno de sus afluentes, tras la disección y/o linfadenectomía cervical, es una complicación infrecuente durante la cirugía del carcinoma tiroideo. Diversas modalidades de tratamiento han sido descritas, siendo la cirugía una opción reservada al fracaso de las mismas. Describimos un caso de una fístula quilosa en el postoperatorio de una tiroidectomía, con linfadenectomía por carcinoma papilar de tiroides, que se resolvió de forma conservadora con el uso de análogos de la somatostatina (octreótido).

Paciente mujer de 34 años, sin antecedentes de interés, que consultó por un cuadro de hipotiroidismo subclínico. La exploración física puso de manifiesto la presencia de un nódulo pétreo de unos 2cm, a expensas del lóbulo tiroideo izquierdo, sin palparse adenopatías cervicales. En el estudio preoperatorio se practicó una determinación de hormonas tiroideas y anticuerpos antitiroideos, que no mostraron alteraciones significativas. Una ecografía informó de la presencia de un nódulo de 11 milímetros en lóbulo tiroideo izquierdo con calcificación grosera en su interior. La punción aspiración con aguja fina de la lesión, informó de la presencia de un carcinoma papilar de tiroides, por lo que se intervino quirúrgicamente realizando tiroidectomía total con vaciamiento ganglionar cervical central y yugular bilateral. El estudio histológico definitivo confirmó la presencia de un carcinoma papilar de tiroides de 1,7cm con afectación de uno de los ganglios del compartimento central y de un ganglio en ambas cadenas yugulares. Una semana después de la cirugía, la paciente refirió la presencia de una tumoración fluctuante a la palpación, en región cervical izquierda. Durante la punción (fig. 1) se obtuvo un líquido blanquecino (linfa). Tras tres evacuaciones con cadencia semanal, se instauró tratamiento combinado con dieta rica en ácidos grasos de cadena media y octreótido (0,1μg/8 horas de aplicación subcutánea), produciéndose la curación de la fístula en la primera semana del tratamiento.

Figura 1.

Punción diagnóstica de tumefacción postoperatoria de color blanquecina (linfa) característica de la lesión del conducto torácico o uno de sus afluentes.

(0,14MB).

La presencia de una fístula quilosa durante el postoperatorio en cirugía cervical es una complicación infrecuente, asociada a disecciones extensas de la región cervical1. La aparición de una fístula quilosa se describe con mayor frecuencia en el lado izquierdo, por la desembocadura del conducto torácico en el confluente yugulosubclavio. La lesión suele ser inapreciable de inicio y manifestarse como salida de un líquido de aspecto lechoso por el drenaje en los días subsiguientes a la intervención o por el desarrollo de una colección líquida tras la retirada del drenaje, como ocurrió en nuestro caso. Entre las terapias descritas para el tratamiento de dicha complicación se encuentran: medidas dietéticas como la instauración de una dieta enteral pobre en grasas con ácidos grasos de cadena media2, que no precisan de su incorporación al torrente sanguíneo vía conducto torácico, o someter al paciente a una dieta absoluta con nutrición parenteral total. El papel de la dieta está siendo controvertido actualmente3. También se han comunicado otras medidas locales, como la instilación de diferentes sustancias esclerosantes4. La cirugía, con cervicotomía y localización del origen de la lesión del conducto torácico es a menudo infructuosa y las medidas quirúrgicas más agresivas como la ligadura del conducto torácico por toracotomía o videotoracoscopia, no están exentas de una morbilidad importante5-7. La somatostatina y sus derivados (octreótido) han sido descritos en el tratamiento del quilotórax de diferente etiología. Al disminuir el flujo portal y las secreciones digestivas, reduce significativamente el flujo linfático a través del conducto torácico, disminuyendo también el volumen de la fístula. El uso de somatostatina o uno de sus análogos (octreótido), es una opción interesante, fundamentalmente para el manejo de lesiones pequeñas del conducto torácico, donde una disminución del flujo por el mismo puede dar como resultado el cierre espontáneo del defecto8.

Bibliografía
[1]
R.T. Gregor.
Management of chyle fistulisation in association with neck dissection.
Otolaryngol Head Neck Surg., 122 (2000), pp. 434-439
[2]
I. Merante Boschin, F. Meduri, A. Toniato, C. Pagetta, E. Casalide, D. Rubello, et al.
Cervical lymphorrea after nodal dissection: role of fasting based on clinical evidence..
Minerva Chir., 61 (2006), pp. 57-62
[3]
A. Smoke, M.H. Delegge.
Chyle leaks: consensus on management?.
Nutr Clin Pract., 23 (2008), pp. 529-532
[4]
M.H. Seelig, P.J. Klingler, W.A. Oldenburg.
Treatment of a postoperative cervical chylous lymphocele by percutaneous sclerosing with povidone-iodine.
J Vasc Surg., 27 (1998), pp. 1148-1151
[5]
C.B. Gunnlaugsson, M.D. Iannettoni, B. Yu, D.B. Chepeha, T.N. Teknos.
Management of chyle fistula utilizing thoracoscopic ligation of the thoracic duct.
ORL J Otorhinolaryngol Relat Spec., 66 (2004), pp. 148-154
[6]
S. Kumar, A. Kumar, D.K. Pawar.
Thoracoscopic management of thoracic duct injury: Is there a place for conservatism?.
J Postgrad Med., 50 (2004), pp. 57-59
[7]
E.R. La Hei, S.J. Menzie, J.F. Thompson.
Right chylothorax following left radical neck dissection.
Aust N Z J Surg., 63 (1993), pp. 77-79
[8]
P. Priego Jiménez, M.V. Collado Guirao, R. Rojo Blanco, R. Grajal Marino, G. Rodríguez Velasco, A. García Villanueva.
Chyle fistula in right cervical area after thyroid surgery.
Clin Transl Oncol., 10 (2008), pp. 593-596
Copyright © 2010. SEEN
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.