Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Trasplante hepático con injerto de donante en asistolia tipo 2 con perfusión r...
Información de la revista
Vol. 96. Núm. 8.
Páginas 463-526 (Octubre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
778
Vol. 96. Núm. 8.
Páginas 463-526 (Octubre 2018)
Innovación en técnica quirúrgica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2018.06.016
Acceso a texto completo
Trasplante hepático con injerto de donante en asistolia tipo 2 con perfusión regional normotérmica y máquina de perfusión normotérmica
Liver transplantation from type II donation after cardiac death donor with normothermic regional perfusion and normothermic machine perfusion
Visitas
778
Mihai-Calin Pavela,
Autor para correspondencia
mikepav2003@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, Ernest Reynera, Josep Fustera,b, Juan Carlos Garcia-Valdecasasa
a Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplante, Instituto de Enfermedades Digestivas y Metabólicas, Hospital Clínic de Barcelona, Universidad de Barcelona, Barcelona, España
b Barcelona-Clínic Liver Cancer Group (BCLC), Servicio de Hepatología, Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), CIBEREHD, Universitat de Barcelona, Barcelona, España
Este artículo ha recibido
778
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (6)
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

Hoy en día, el desequilibrio entre el número de donantes y los pacientes en lista de espera para trasplante hepático (TH) hace necesaria la utilización de órganos con criterios expandidos, como los de donación en asistolia tipo 2.

Métodos

Presentamos el primer TH realizado mediante un protocolo de perfusión regional normotérmica y máquina de perfusión normotérmica para un injerto de donación en asistolia tipo 2 inicialmente descartado para TH.

Resultados

Tras una evolución favorable en máquina de perfusión normotérmica (mejoría del aspecto macroscópico del injerto, control del equilibrio ácido-base y producción de bilis), el TH se realizó sin incidencias. Después de 3 meses la evolución del paciente y del injerto son correctas, sin signos de colangiopatía isquémica en la colangiografía trans-Kehr.

Conclusiones

La supervivencia del injerto y del receptor invitan al optimismo. Sin embargo, son necesarios más casos con el objetivo de verificar la eficacia clínica del nuevo protocolo.

Palabras clave:
Trasplante hepático
Donación en asistolia tipo 2
Máquina de perfusión normotérmica
Abstract
Background

The current imbalance between donor supply and patients on the waiting list for liver transplantation (LT) is significant. To resolve this situation, marginal organs, such as those from type 2 donation after cardiac death (DCD2), are being considered.

Methods

In the present article, we present the first LT with a new protocol consisting in normothermic regional perfusion (NRP) and normothermic machine perfusion (NMP) for a type 2 DCD graft initially rejected for LT.

Results

After a favorable evolution with NMP (improved macroscopic appearance of the graft, acid-base equilibrium control and bile production), the transplantation was performed without major incidents. The evolution of the graft and patient were favorable. After 3 months, cholangiography showed no signs of ischemic cholangiopathy.

Conclusions

Three-month patient and graft survival are encouraging, but more cases are needed to test the clinical efficacy of the new protocol.

Keywords:
Liver transplantation
Type 2 donation after cardiac death
Normothermic machine perfusion
Texto completo
Introducción

El trasplante hepático (TH) es el tratamiento más exitoso de la enfermedad hepática terminal y del hepatocarcinoma. No obstante, existe un importante desequilibrio entre el número de órganos disponibles para TH y de pacientes en lista de espera1,2. La alternativa de utilizar hígados procedentes de donantes en asistolia tipo 2 (DA2) representa un potencial todavía poco aprovechado3. Su uso está generalmente asociado a mayores índices de complicaciones postrasplante (sobre todo fallo primario del injerto y colangiopatía isquémica) como consecuencia del tiempo de isquemia caliente al que son sometidos estos órganos4–6.

Nuestro grupo ha trabajado de forma extensiva en el campo del TH con injertos DA2, desarrollando un protocolo basado en la perfusión regional normotérmica (PRN)7. Los resultados obtenidos con este protocolo son comparables a los de TH en donantes de muerte encefálica, pero debido a los estrictos criterios de aceptación, su aplicabilidad es reducida4. La utilización de la máquina de perfusión normotérmica ex vivo (MPN) después de PRN podría ofrecer una preservación más fisiológica que el frío estático, permitiendo la evaluación de la viabilidad del injerto antes del TH8.

Hace 2 años iniciamos un protocolo para hígados provenientes de DA2 descartados para trasplante, utilizando MPN después de la PRN, con el fin de establecer unos criterios que permitan aumentar el número de órganos válidos para TH9. Tras completar este estudio se establecieron nuevos criterios de trasplantabilidad, relacionados con la evolución en la MPN10: estabilidad hemodinámica durante la perfusión (flujo medio arterial>100ml/h y portal>500ml/h), ASAT/ALAT<3.000UI/l, pH>7,25 a las 6horas de MPN, inicio de producción de bilis a las 2horas de MPN, con un flujo10ml/h a las 6horas y un consumo de glucosa presente.

En el presente artículo describimos el primer caso de TH con DA2 realizado tras la implementación del nuevo protocolo PRN+MPN.

Técnica quirúrgicaCaracterísticas del donante y fases previas a la máquina de perfusión normotérmica

El donante fue un paciente varón de 43 años. El tiempo de isquemia caliente (desde la parada cardiaca hasta el inicio de la PRN) fue 2horas y 37minutos (2h y 25min con maniobras de RCP avanzada). Los criterios de DA2, el procedimiento de canulación y de PRN han sido previamente descritos7.

Colocación del injerto en máquina de perfusión normotérmica

La cirugía del donante y el banco se realizan según la técnica habitual del centro. Durante la cirugía de banco se colocan las cánulas en la arteria hepática, la vena porta, la vena cava inferior y la vía biliar. A la vez, se hicieron los preparativos de la MPN OrganOX metra® (fig. 1A): el montaje y el cebado del circuito mediante 500ml de coloide y 3 unidades de concentrado de hematíes isogrupo y la preparación de las soluciones de perfusión. El esquema del funcionamiento de la máquina está detallado en la figura 1B. El injerto se coloca en el compartimento estéril de la máquina y se conecta al dispositivo mediante las cánulas. A partir del inicio de la perfusión el proceso es automático. La MPN muestra en tiempo real los flujos vasculares y biliar, pO2, pCO2, pH, glucosa y la temperatura del líquido perfundido.

Figura 1.

A) Máquina de perfusión normotérmica (MPN) OrganOx metra®. B) Esquema del funcionamiento de la MPN.

(0,34MB).

La evolución bioquímica del injerto se analizó mediante el estudio de muestras seriadas del líquido de perfusión (a 5min, 1, 3, 6 y 9h de MPN) y de la bilis producida.

Características del receptor y cirugía del implante

El receptor fue el primer paciente de la lista de espera de nuestro centro. Era un varón de 43 años de edad con indicación para trasplante por cirrosis hepática secundaria a enolismo y déficit de alfa-1-antitripsina. El MELD preoperatorio era 28.

La hepatectomía del receptor se realizó según la técnica estándar con preservación de la vena cava inferior y shunt porto-cava. Al final de la MPN el injerto se desconectó de la máquina y se perfundió con líquido de preservación (University of Wisconsin). Antes de la reperfusión el injerto se lavó con 1.000ml de suero fisiológico a temperatura corporal. El resto del implante se realizó de forma habitual.

El estudio del cual forma parte el presente caso recibió la aceptación del comité de ética del hospital (2015/0884). Antes de la extracción se obtuvo el consentimiento informado específico por parte de los familiares del donante y por parte del receptor.

Evolución del injerto en perfusión regional normotérmica y máquina de perfusión normotérmica

La PRN duró 3horas 31minutos. Antes del inicio de esta fase la ASAT estaba discretamente por encima del límite superior aceptado para trasplante7; la evolución de las transaminasas en PRN fue favorable (fig. 2A).

Figura 2.

Evolución de las transaminasas del injerto hepático. A) Durante la PRN. B) Durante la MPN. C) Durante el postoperatorio.

(0,22MB).

La MPN duró 12horas y 41minutos. Durante la perfusión se observó una mejoría del aspecto macroscópico del órgano (fig. 3). Los flujos vasculares se mantuvieron estables, con una media de 130ml/min para arteria hepática y de 1120ml/min para la vena porta. La evolución de las transaminasas en MPN está reflejada en la figura 2B. A las 6horas de MPN, el nivel de ASAT/ALAT fue de 1.178/1.192UI/ml. El pH a las 6horas era de 7,35, mientras que los niveles de lactato descendieron de 90mg/ml a 5minutos de perfusión a 15mg/ml a las 6horas (fig. 4).

Figura 3.

Aspecto macroscópico del injerto durante la MPN. A) 5minutos. B) 6horas. C) 9horas.

(0,41MB).
Figura 4.

A) Evolución del pH durante la perfusión normotérmica. B) Evolución del lactato antes de PRN y durante MPN.

(0,17MB).

La producción de bilis empezó a las 2horas de perfusión y alcanzó un flujo de 10ml/h a las 6horas de MPN. El pH y la concentración de bilirrubina de la bilis mejoraron durante la perfusión (pH 7,52 y bilirrubina 6,1mg/dl a 3horas; pH 8,1 y bilirrubina 27,4mg/dl a 6horas).

La glucemia inicial en MPN era 276mg/dl y a las 6horas 115mg/dl, demostrando su consumo.

Trasplante y evolución postoperatoria

El implante transcurrió sin incidencias. La reperfusión del injerto fue homogénea y no hubo evidencias de síndrome posreperfusión o necesidad de transfusiones durante la cirugía. El trombelastograma realizado a una hora posreperfusión portal mostraba características similares a las de un trasplante con injerto convencional (fig. 5).

Figura 5.

Trombelastograma del receptor a una hora posreperfusión.

(0,1MB).

La evolución postoperatoria fue correcta, con pico de ASAT/ALAT de 1.664/1.015UI/ml a las 12horas post-TH, con rápida normalización posterior (fig. 2C). El tiempo de protrombina al tercer día postoperatorio era 75% y la bilirrubina 2,9mg/dl.

La única complicación postoperatoria fue un rechazo celular agudo que requirió reciclaje con metilprednisolona. La estancia hospitalaria total fue de 20 días. Una colangiografía trans-Kehr realizada a 2 meses desde la cirugía evidencia la normalidad de la vía biliar (fig. 6).

Figura 6.

Colangiografía trans-Kehr realizada a 2 meses desde el trasplante.

(0,06MB).
Discusión

Hoy en día la DA2 representa una forma de aumentar el número de injertos hepáticos disponibles para trasplante. Sin embargo, la utilización de estos órganos sigue baja, debido a los mayores índices de complicación asociados a este tipo de donación11. La implementación de un protocolo que sea capaz de evaluar antes del TH el comportamiento de los injertos hepáticos provenientes de DA2 resulta muy interesante.

Actualmente, el método estándar para preservación previa al trasplante sigue siendo el frío estático. No obstante, la combinación de isquemia caliente y fría hace que el comportamiento de los injertos hepáticos de DA2 sea subóptimo12. Por este motivo, hasta ahora, los buenos resultados del TH con DA2 se mantenían a expensas de una selección muy estricta de los donantes4.

En comparación con el frío estático la MPN presenta varias ventajas. Reproduciendo un ambiente cercano al fisiológico, la MPN permite evaluar la viabilidad del injerto antes del TH8. Varios autores han citado diversos parámetros para evaluar la viabilidad de los injertos en la MPN13–16. Tras aplicar el protocolo de PRN y MPN en injertos de DA2 descartados para TH, nuestro grupo identificó el nivel de transaminasas, la capacidad de regular el equilibrio ácido-base, la producción de bilis y el consumo de glucosa como factores clave para evaluar este tipo de injertos10. En el caso actual el aspecto macroscópico del hígado ha mejorado continuamente durante la perfusión normotérmica, y todos estos parámetros han registrado una evolución favorable.

Uno de los principales problemas de los receptores de DA2 es una marcada coagulopatía e inestabilidad hemodinámica durante la reperfusión17. En el caso actual no hubo evidencia de síndrome posreperfusión y el trombelastograma no mostró los signos de fibrinólisis temprana característicos a este tipo de injertos. La evolución postoperatoria fue favorable sin disfunción primaria del injerto, y la colangiografía realizada a los 2 meses del procedimiento no mostró indicios de colangiopatía isquémica.

Otros autores reportan la utilización de la MPN para realizar trasplante de injertos con criterios expandidos14,16. En el estudio COPE-WP2 los injertos DA tipo 3 tratados mediante MPN presentaban resultados mejores en cuanto al pico de transaminasas y a la disfunción primaria del injerto que los preservados en frío18. Sin embargo, el caso actual es el primero de injerto de tipo 2 trasplantado tras PRN y MPN.

En conclusión, a pesar de su complejidad, el potencial del protocolo NRP+NMP en DA2 es evidente, pudiendo ofrecer no solo un aumento de la calidad de los injertos que actualmente se trasplantan, sino también mayor número de órganos disponibles para trasplante. Sin embargo, se necesita mayor número de casos para comprobar su eficacia en la clínica.

Financiación

El estudio ha sido realizado con el apoyo de la Fundación Mutua Madrileña, financiado con el proyecto FUNDMM_16_01, Fundación «La Caixa» y Organox.

Conflictos de intereses

No hay conflicto de intereses.

Agradecimientos

Los autores quieren agradecer a la Fundación Mutua Madrileña, Fundación «La Caixa» y a la compañía Organox el apoyo ofrecido para realizar el presente estudio.

Bibliografía
[1]
W.R. Kim, J.R. Lake, J.M. Smith, D.P. Schladt, M.A. Skeans, A.M. Harper, et al.
OPTN/SRTR 2016 annual data report: Liver.
Am J Transplant, 18 (2018), pp. 172-253
[2]
Results-European Liver Transplant Registry-ELTR. Disponible en: http://www.eltr.org/-Results-.html
[3]
Medicine I of organ donation: Opportunities for action. Washington, D.C.: National Academies Press; 2006.
[4]
C. Fondevila, A.J. Hessheimer, E. Flores, A. Ruiz, N. Mestres, D. Calatayud, et al.
Applicability and results of Maastricht type 2 donation after cardiac death liver transplantation.
Am J Transplant, 12 (2012), pp. 162-170
[5]
F.W. Selck, E.B. Grossman, L.E. Ratner, J.F. Renz.
Utilization, outcomes, and retransplantation of liver allografts from donation after cardiac death: Implications for further expansion of the deceased-donor pool.
Ann Surg, 248 (2008), pp. 599-607
[6]
D.P. Foley, L.A. Fernandez, G. Leverson, M. Anderson, J. Mezrich, H.W. Sollinger, et al.
Biliary complications after liver transplantation from donation after cardiac death donors: An analysis of risk factors and long-term outcomes from a single center.
Ann Surg, 253 (2011), pp. 817-825
[7]
C. Fondevila, A.J. Hessheimer, A. Ruiz, D. Calatayud, J. Ferrer, R. Charco, et al.
Liver transplant using donors after unexpected cardiac death: novel preservation protocol and acceptance criteria.
Am J Transplant, 7 (2007), pp. 1849-1855
[8]
M.C. Pavel, C. Fondevila Campo, D. Calatayud Mizrahi, J. Ferrer Fabrega, S. Sanchez Cabus, V. Molina Santos, et al.
Normothermic perfusion machine in liver transplant with cardiac death donor grafts.
[9]
M.C. Pavel, C. Fondevila Campo, V. Molina Santos, A. Diaz Lorca, J.C. Garcia-Valdecasas Salgado.
Normothermic ex vivo liver perfusion from donors after type 2 cardiac arrest.
[10]
M.C. Pavel, V. Molina, E. Reyner, R. Garcia, C. Fondevila, J. Fuster, et al.
The effect of 12 hours of normothermic machine perfusion (NMP) on type 2 DCD grafts discarded for liver transplantation. In: International Liver Transplantation Society.
Prague, (2017 2017),
[11]
Memoria de la actividad de trasplante hepático en el año 2016 [consultado 6 Feb 2018]. Disponible en: http://www.ont.es/infesp/Memorias/Memoria Hepático 2016.pdf
[12]
C. Fondevila, A.J. Hessheimer, M.H.J. Maathuis, J. Muñoz, P. Taurá, D. Calatayud, et al.
Superior preservation of DCD livers with continuous normothermic perfusion.
Ann Surg, 254 (2011), pp. 1000-1007
[13]
R. Ravikumar, W. Jassem, H. Mergental, N. Heaton, D. Mirza, M.T.P.R. Perera, et al.
Liver transplantation after ex vivo normothermic machine preservation: A phase 1 (first-in-man) clinical trial.
Am J Transplant, 16 (2016), pp. 1779-1787
[14]
C.J.E. Watson, V. Kosmoliaptsis, L.V. Randle, A.E. Gimson, R. Brais, J.R. Klinck, et al.
Normothermic perfusion in the assessment and preservation of declined livers before transplantation: Hyperoxia and vasoplegia - important lessons from the first 12 cases.
Transplantation, 101 (2017), pp. 1084-1098
[15]
H. Mergental, M.T.P.R. Perera, R.W. Laing, P. Muiesan, J.R. Isaac, A. Smith, et al.
Transplantation of declined liver allografts following normothermic ex-situ evaluation.
Am J Transplant, 16 (2016), pp. 3235-3245
[16]
T. Vogel, J.G. Brockmann, A. Quaglia, A. Morovat, W. Jassem, N.D. Heaton, et al.
The 24-hour normothermic machine perfusion of discarded human liver grafts.
Liver Transpl, 23 (2017), pp. 207-220
[17]
A. Blasi, A.J. Hessheimer, J. Beltrán, A. Pereira, J. Fernández, J. Balust, et al.
Liver transplant from unexpected donation after circulatory determination of death donors: A challenge in perioperative management.
Am J Transplant, 16 (2016), pp. 1901-1908
[18]
C.D.L. Ceresa, D. Nasralla, C.C. Coussios, P.J. Friend.
The case for normothermic machine perfusion in liver transplantation.
Liver Transpl, 24 (2018), pp. 269-275
Copyright © 2018. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.