Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Perforación traqueal diferida tras tiroidectomía total. Manejo conservador
Información de la revista
Vol. 94. Núm. 1.
Páginas 50-52 (Enero 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 94. Núm. 1.
Páginas 50-52 (Enero 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2015.02.010
Acceso a texto completo
Perforación traqueal diferida tras tiroidectomía total. Manejo conservador
Late tracheal perforation after total thyroidectomy. Conservative management
Visitas
...
Elena González-Sánchez-Migallón
Autor para correspondencia
elenagsm77@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Pilar Guillén-Paredes, Benito Flores-Pastor, Joana Miguel-Perelló, José Luis Aguayo-Albasini
Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Hospital J.M. Morales Meseguer, Murcia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

La tiroidectomía es una de las cirugías más comunes llevadas a cabo hoy en día en los servicios de cirugía general, con buenos resultados y baja morbimortalidad. La incidencia de complicaciones varía en función de la experiencia del cirujano, siendo la perforación traqueal una complicación muy poco frecuente.

Presentamos el caso de una mujer de 46 años que es remitida para tratamiento quirúrgico por enfermedad de Graves-Basedow con bocio grado 3 y oftalmopatía. Se realiza tiroidectomía total con identificación de glándulas paratiroides y ambos nervios laríngeos recurrentes, sin incidencias durante la cirugía, siendo la evolución inmediata satisfactoria. A los 9 días la paciente acude a urgencias por presentar, coincidiendo con un ataque brusco de tos, hinchazón de cara y cuello de forma progresiva, junto con sensación disneica. A la exploración se objetiva enfisema subcutáneo facial, cervical y torácico izquierdo, con auscultación pulmonar normal (fig. 1). Se realiza tomografía computarizada (TC) donde se evidencia enfisema cervical (fig. 2). Se lleva a cabo la apertura de la herida quirúrgica evidenciándose salida de material purulento y aire coincidiendo con los movimientos respiratorios y la tos. Con el diagnóstico de fístula traqueal se realiza laringoscopia que confirma la presencia de pequeño orificio en cara anterior de tráquea junto a la unión con el cricoides. La paciente ingresa con tratamiento antibiótico conservador (piperacilina-tazobactam), corticoides a dosis bajas y curas diarias, con buena evolución. Es dada de alta a los 8 días del ingreso con fístula traqueal cerrada y cierre diferido de la herida.

Figura 1.

Fotografía de la paciente tras episodio brusco de tos, con inflamación de cara y cuello progresiva.

(0,13MB).
Figura 2.

Extenso enfisema que diseca planos profundos cervicales de forma bilateral, con mayor afectación del lado izquierdo. Extenso neumomediastino. Punto de perforación traqueal probablemente localizado en la pared anterolateral del tercio inferior traqueal.

(0,06MB).

La rotura traqueal iatrogénica es muy poco frecuente y ha sido más comúnmente descrita como complicación de la radioterapia externa, o bien tras manipulación de la vía aérea (intubación orotraqueal, broncoscopia) o tras cirugía de región cervical y mediastínica1,2.

Sin embargo, la perforación traqueal asociada a tiroidectomía en particular es extremadamente rara. En un estudio, Gosnell et al. identificaron una incidencia de perforación traqueal del 0,06%. Entre los factores de riesgo de daño traqueal se incluyeron sexo femenino, bocio tirotóxico, intubación prolongada con balón de neumotaponamiento a alta presión, uso de diatermia (especialmente con un gran sangrado) y tos persistente no controlada en el postoperatorio3,4. La mayoría de estos factores de riesgo se encontraban presentes en nuestra paciente.

La lesión traqueal durante la tiroidectomía también ha sido descrita en series de casos distinguiendo 2 escenarios claramente diferenciados según el momento del reconocimiento de dicha lesión: 1) el primer caso es cuando la lesión se identifica durante el procedimiento quirúrgico y se procede a su reparación inmediata con sutura reabsorbible, y 2) el segundo escenario es extremadamente raro, y se produce cuando la lesión no es reconocida por el cirujano durante el procedimiento inicial y/o se manifiesta después del curso de varios días, típicamente con hinchazón cervical y facial, ronquera, dolor retroesternal y disnea, coincidiendo con un ataque vigoroso de tos1,4.

Entre las posibles causas de este tipo de lesiones, y en nuestro caso en particular, se baraja como principal agente etiológico el efecto de la electro-coagulación que, si bien resulta muy útil para el control del sangrado, tiene el riesgo potencial de dañar las estructuras circundantes por una dispersión lateral del calor. También se ha sugerido que la traqueomalacia subsecuente a la compresión traqueal por un gran bocio durante un largo tiempo puede ser otra posible causa o factor predisponente para la perforación traqueal diferida5,6.

El diagnóstico es clínico y está basado en detalles de la historia, un alto grado de sospecha y enfisema subcutáneo a la palpación. Se puede confirmar mediante una broncoscopia flexible o rígida que permite localizar la rotura traqueal, sin embargo, una broncoscopia normal no descarta el diagnóstico. Es de utilidad la realización de un TC para descartar otras causas de enfisema subcutáneo, como la perforación esofágica o el neumotórax1,4.

El tratamiento recomendado varía según la causa y el estado del paciente. Los pacientes sin distress respiratorio, con síntomas en resolución y sin evidencia de infección, pueden ser manejados conservadoramente con cobertura antibiótica intravenosa. En el resto de pacientes debería realizarse tratamiento quirúrgico sin demora. La cirugía no debe ser retrasada, y el control de la vía aérea debe ser una prioridad. El equipo debería estar preparado para llevar a cabo una traqueostomía de urgencia, si fuera necesario, aunque una rápida secuencia de inducción de la anestesia e intubación orotraqueal bajo control óptico con colocación del balón de neumotaponamiento distal al lugar de la lesión es normalmente suficiente para controlar la vía aérea. En este tipo de intubación debe intentar evitarse la presión positiva de la vía aérea, que puede empeorar el enfisema subcutáneo y conducir a distress respiratorio. En cuanto a la intervención quirúrgica está indicado realizar la reparación primaria con sutura reabsorbible sobre bordes traqueales viables reforzando esta sutura con un colgajo muscular7. También ha sido descrito el uso de parches de combinación de fibrinógeno humano y trombina (TachoSil®) para proteger dicha sutura1.

En nuestro caso, dada la estabilidad hemodinámica y respiratoria de nuestra paciente se decidió optar por una actitud conservadora. La paciente continúa en seguimiento en consultas externas de cirugía sin ninguna complicación hasta la fecha.

Bibliografía
[1]
L. Rosato, A. Ginardi, G. Mondini, A. Sandri, A. Oliaro, P.L. Filosso.
Efficacy of fleece-bound sealing system (Tachosil®) in delayed anterior tracheal lacerations secondary to ischemic tracheal necrosis after total thyroidectomy.
Minerva Chir, 67 (2012), pp. 271-275
[2]
Joshi M, Mardakh S, Yarmush J, Kamath H, Schianodicola J, Mendoza E. Intraoperatively Diagnosed Tracheal Tear after Using an NIM EMG ETT with Previously Undiagnosed Tracheomalacia. Case Rep Anesthesiol. 2013;2013:568373.
[3]
L. Bertolaccini, C. Lauro, R. Priotto, A. Terzi.
It sometimes happens: Late tracheal rupture after total thyroidectomy.
ICVTS, 14 (2012), pp. 500-501
[4]
H. Mazeh, P.A. Suwanabol, D.F. Schneider, R.S. Sippel.
Late manifestation of tracheal rupture after thyroidectomy: Case report and literature review.
Endocr Pract, 18 (2012), pp. e73-e76
[5]
A. Golger, L.L. Rice, B.S. Jackson, J.E. Young.
Tracheal necrosis after thyroidectomy.
Can J Surg, 45 (2002), pp. 463-464
[6]
A. Chauhan, M. Canguly, N. Saidha, P. Gulia.
Tracheal necrosis with surgical emphysema following thyroidectomy.
J Postgrad Med, 55 (2009), pp. 193-195
[7]
S. Sanna, M. Monteverde, M. Taurchini, M. Mengozzi, G. Genestreti, W. Grossi, et al.
It could suddenly happen: delayed rupture of the trachea after total thyroidectomy. A case report.
G Chir, 35 (2014), pp. 65-68
Copyright © 2014. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.