Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Melanoma anal, una patología radicalmente distinta al melanoma cutáneo, con un...
Información de la revista
Vol. 98. Núm. 8.
Páginas 491-493 (Octubre 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 98. Núm. 8.
Páginas 491-493 (Octubre 2020)
Carta científica
Acceso a texto completo
Melanoma anal, una patología radicalmente distinta al melanoma cutáneo, con un pronóstico infausto
Anal melanoma, a radically different pathology from cutaneous melanoma with a tragic prognosis
Visitas
...
Mireia Merichal Resinaa,
Autor para correspondencia
mireiamerichal@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Carlos Cerdan Santacruzb, Enrique Sierra Grañónb, Jordi Antoni Tarragona Foradadac, Jorge Juan Olsina Kisslera
a Cirugía General y del Aparato Digestivo, Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida, España
b Unidad de Coloproctología, Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida, España
c Anatomía Patológica, Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Estadificación de la American Joint Commission on Cancer Staging System for Anorectal Melanoma1,8
Texto completo

El melanoma asienta mayoritariamente en piel y ojo, seguido de la región anorrectal. En el recto, los melanocitos se localizan en la zona de transición y en la región escamosa1. El melanoma primario anorrectal es altamente maligno, con gran capacidad metastásica; sus síntomas son silentes y a veces no visibles, puesto que pueden ser amelanocíticos2. Representa el 0,3-3% de los melanomas1 y el 1-3% de los tumores anorrectales1,2.

Presentamos el caso de una paciente de 69años con antecedentes de neoplasia vaginal intraepitelial tipo VINIII intervenida mediante resección local en 2015 y libre de enfermedad dos años después. En el último control aparecen tags cutáneos perianales con un área de coloración negruzca en su interior sospechosa de melanoma anal (fig. 1a). En la anuscopia se aprecian dos lesiones mucosas pigmentadas en el canal anal, predominantemente en el cuadrante anterior izquierdo (fig. 1b). La biopsia informa de melanoma maligno. Se realiza estudio de extensión con resonancia magnética (RM) rectal, tomografía computarizada (TC) toracoabdominopélvica y colonoscopia completa, objetivándose neoformación pseudonodular perianal izquierda, de 30×16×13mm, sin evidencia de diseminación a distancia ni de afectación esfinteriana.

Figura 1.

a)Inspección anal con tags cutáneos pigmentados. b)Lesiones mucosas pigmentadas visibles a través del anuscopio. c)Resultado de la escisión local. d)Pieza quirúrgica referenciada con márgenes retraídos.

(0,21MB).

Se realiza escisión local (fig. 1c,d) en bloque de la zona afectada.

El informe anatomopatológico concluye melanoma maligno de canal anal infiltrante de tejido perirrectal con márgenes libres pT3NxMx, siendo los márgenes quirúrgicos de resección adecuados superiores a 1cm.

Tras la intervención la paciente comienza un protocolo clínico de seguimiento de alto riesgo con visita en consultas cada 3meses; en el primer PET-TC se objetiva una adenopatía inguinal izquierda que es biopsiada y resulta metástasis de melanoma anal. Entra en ensayo clínico para tratamiento mediante inmunoterapia, nivolumab combinado con BMS-986016 (anti-LAG-3).

La evolución inicial es favorable, con regresión casi completa de la adenopatía en las dos primeras TC de seguimiento realizadas. Tras 17meses de control presenta paraplejia de miembros inferiores, por lo que se realiza RM medular, con hallazgo de carcinomatosis leptomeníngea, una forma excepcional de recidiva a distancia de esta enfermedad. Se inician cuidados paliativos, falleciendo a los 18meses tras la intervención.

El 1,2% de los melanomas asientan en mucosas, y de estos, menos del 25% son anorrectales3. El melanoma anal es una enfermedad muy agresiva dado su mal pronóstico, considerándose una enfermedad sistémica.

Sus síntomas son inespecíficos, la mayoría en forma de rectorragia, tenesmo y cambios en el ritmo deposicional1. Afecta igual a hombres y mujeres y se presenta más frecuentemente en torno la quinta-sexta década de la vida, mayoritariamente en población caucásica1,4. Hasta el 60% de los pacientes presentan metástasis al diagnóstico, habitualmente limitadas a los ganglios linfáticos regionales. Pueden metastatizar a hígado, pulmones2 y sistema nervioso central, siendo la tercera causa más frecuente de carcinomatosis meníngea, por detrás del cáncer de mama y de pulmón.

Se considera una patología distinta al melanoma cutáneo4, con una clasificación específica y un tratamiento controvertido. Así como el melanoma cutáneo sobreviene por una transformación maligna de los melanocitos expuestos a radiación ultravioleta, que actúa como estímulo carcinogénico, la etiopatogenia del melanoma anal no está bien establecida1. Se sugiere que los pacientes con VPH y VIH tienen mayor riesgo de padecer esta enfermedad debido al papel de la inmunología en el desarrollo del melanoma anal1,4.

Existen dos métodos de estadificación específicos para el melanoma anorrectal3,5: el de la American Joint Commission on Cancer Staging for Anorrectal Melanoma1,6, que tiene en cuenta tanto la extensión de la lesión como la profundidad (tabla 1), y el basado solo en la extensión (estadio 1: localizado; estadio 2: afectación de nódulos linfáticos regionales; estadio 3: enfermedad metastásica)1,3.

Tabla 1.

Estadificación de la American Joint Commission on Cancer Staging System for Anorectal Melanoma1,8

Estadio  Extensión  Profundidad (mm) 
IA  Localizado  0,75 
IB  Localizado  0,76-1,5 
IIA  Localizado  1,5-4,0 
IIB  Localizado  > 4,0 
III  Nódulos linfáticos regionales  − 
IV  Metástasis a distancia  − 

Su tratamiento se basa en la cirugía, y está en discusión cuál es la forma de tratamiento ideal: la amputación abdominoperineal (AAP) vs la escisión local con márgenes de seguridad (1cm se considera suficiente cuando el espesor de la lesión no supera 1mm; en caso contrario se plantea la ampliación de márgenes hasta 2cm)4.

Desafortunadamente, no existen estudios aleatorizados controlados para evaluar las diferencias entre la AAP y la escisión local. No obstante, muchos estudios afirman que, a pesar de su radicalidad y del mejor control local de la enfermedad, la AAP no ha demostrado aumentar la supervivencia de los pacientes7 y, por el contrario, aumenta la comorbilidad asociada a la cirugía, empeorando la calidad de vida de estos2. La AAP será el tratamiento de elección cuando exista afectación esfinteriana.

La adyuvancia con radioterapia (incluyendo ambas cadenas ganglionares iliacas e inguinales), quimioterapia e inmunoterapia sigue siendo controvertida, ya que puede aumentar el tiempo libre de enfermedad, pero no la supervivencia global7,8. Sin embargo, según un trabajo reciente, parece que lo más efectivo es la combinación de cirugía y radioterapia en caso de enfermedad no diseminada9,10.

Lamentablemente, cuando la enfermedad disemina el pronóstico es muy pobre, con supervivencias del 0% a los 5años5 y medianas de supervivencia de 5-7meses a 18meses sin metástasis al diagnóstico2. El campo de la inmunoterapia parece prometedor pero está todavía en el terreno de la investigación. Los fármacos en ensayo son en su mayoría inhibidores de c-kit.

Bibliografía
[1]
A. Stefanou, S.P. Nalamati.
Anorectal melanoma.
Clin Colon Rectal Surg., 24 (2011), pp. 171-176
[2]
S. Clark.
A companion to specialist surgical practice. Colorectal surgery.
Sixth edition, Elsevier, (2019),
[3]
W.Y. Chae, J.L. Lee, D.H. Cho, C.S. Yu, J. Roh, J.C. Kim.
Preliminary suggestion about staging of anorectal malignant melanoma may be used to predict prognosis.
Cancer Res Treat., 48 (2016), pp. 240-249
[4]
A. Reina, J. Errasti, E. Espín.
Melanoma anorrectal. Revisión de conjunto.
Cir Esp., 92 (2014), pp. 510-516
[5]
S. Latteri, M. Teodoro, M. Malaguarnera, M. Mannino, G. Curro, G. La Greca.
Abdominal perineal resection or wilde local excision in primary anorectal malignant melanoma. Case report and review.
Ann Med Surg (Lond)., 19 (2017), pp. 74-77
[6]
A.E. Chang, L.H. Karnell, H.R. Menck.
The American Collegeof Surgeons Commission on Cancer and the American Cancer Society. The National Cancer Data Base report on cutaneous and noncutaneous melanoma: a summary of 84,836 cases from the past decade.
[7]
D.M. Bello, E. Smyth, D. Perez, S. Khan, L.K. Temple, C.E. Ariyan, et al.
Anal versus rectal melanoma: Does site of origin predict outcome?.
Dis Colon Rectum., 56 (2013), pp. 150-157
[8]
S. Nam, C.W. Kim, S.J. Baek, H. Hur, B.S. Min, S.H. Baik, et al.
The clinical features and optimal treatment of anorectal malignant melanoma.
Ann Surg Treat Res., 87 (2014), pp. 113-117
[9]
P. Kelly, G.K. Zagars, J.N. Cormier, M.I. Ross, B.A. Guadagnolo.
Sphincter-sparing local excision and hypofractionated radiation therapy for anorectal melanoma: A 20-Year Experience.
Cancer, 117 (2011), pp. 4747-4755
[10]
J. Naqvi, A. Lee, A. Lederman, A. Kavi, V.W. Osborn, D. Schreiber.
Patterns of care and survival outcomes in the treatment of anal melanoma.
J Gastrointest Cancer., (2019),
Copyright © 2019. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos