Regístrese
Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Gastrectomía vertical: tendencia global y algunas controversias
Información de la revista
Vol. 97. Núm. 3.
Páginas 184-185 (Marzo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 97. Núm. 3.
Páginas 184-185 (Marzo 2019)
Carta al Director
DOI: 10.1016/j.ciresp.2018.09.002
Acceso a texto completo
Gastrectomía vertical: tendencia global y algunas controversias
Vertical gastrectomy: Global trends and some controversies
Visitas
317
Jesús Morales-Maza
Autor para correspondencia
jesus.moralesm1@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Jorge Humberto Rodríguez-Quintero
Departamento de Cirugía, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Universidad Nacional Autónoma de México, Ciudad de México, México
Este artículo ha recibido
317
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Hemos leído con gran interés la editorial publicada por los doctores Del Castillo Déjardin y Sabench Pereferrer publicado en el volumen 96 de la revista Cirugía Española1. Queremos felicitar a los autores de dicha editorial la manera tan práctica de resumir las principales controversias actuales de esta técnica quirúrgica en el tratamiento de la obesidad. De manera breve quisiéramos agregar algunos comentarios sobre el mismo tema.

Efectivamente, la gastrectomía vertical (GV) ha tenido una gran aceptación de manera global entre los cirujanos y los mismos pacientes, incluso en países como México donde la obesidad se ha convertido en un grave problema de salud pública, este procedimiento ya ha superado en cantidad de procedimientos anuales al bypass gástrico2.

Un inconveniente mencionado por los autores sobre esta técnica es la posibilidad de desarrollo de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), misma idea que se percibe de manera generalizada, sin embargo, este tema aún no está del todo definido, ya que un estudio aleatorizado controlado realizado para evaluar esto no logró demostrar dicha aseveración. Comparó los resultados de la gastrectomía vertical con la banda gástrica (BG)3. Al primer año de seguimiento, el 8,8% de los pacientes que se les realizó BG desarrollaron ERGE y el 21,8% de los pacientes del grupo de GV sin ser estadísticamente significativo. A los 3 años tampoco hubo diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos.

De las controversias mencionadas en la editorial, faltaría agregar 2 más: el protocolo Enhanced recovery after surgery (ERAS) y el diámetro de la sonda de calibración durante el procedimiento.

Los protocolos de ERAS han demostrado mejorar el pronóstico posoperatorio en pacientes en cirugía de colon, pero es un territorio aún poco explorado en cirugía bariátrica. En 2012 se publicó un estudio aleatorizado controlado que comparó el protocolo ERAS frente al manejo posoperatorio estándar en pacientes a quienes se les realizó GV4. La estancia hospitalaria disminuyó de manera significativa en el grupo de protocolo ERAS (p0,001). Igualmente, el costo medio disminuyó en este grupo. Parece ser que el protocolo ERAS tiene pronósticos favorables en la GV y podría volverse una estrategia rutinaria.

Por otro lado, antes de realizar la gastrectomía de la GV con la engrapadora lineal, generalmente se calibra con una sonda a lo largo de la curvatura menor para llevar a cabo el reservorio gástrico. Solo un estudio prospectivo aleatorizado se ha publicado que analiza el calibre de la sonda5. En este estudio se logró determinar que el calibre no tiene repercusión en la pérdida de peso a corto plazo.

El tiempo y la evidencia científica determinarán si la GV desplaza al resto de las técnicas quirúrgicas.

Por último, nuevamente quisiéramos felicitar a los autores de la editorial por sus comentarios acertados sobre las tendencias actuales de esta técnica quirúrgica.

Bibliografía
[1]
D. Del Castillo Déjardin, F. Sabench Pereferrer.
Sleeve gastrectomy: Globalization and its controversies.
[2]
H. Buchwald, D.M. Oien.
Metabolic/bariatric surgery worldwide 2011.
Obes Surg, 23 (2013), pp. 427-436
[3]
J. Himpens, G. Dapri, G.B. Cadière.
A prospective randomized study between laparoscopic gastric banding and laparoscopic isolated sleeve gastrectomy: Results after 1 and 3 years.
Obes Surg, 16 (2006), pp. 1450-1456
[4]
D.P. Lemanu, P.P. Singh, K. Berridge, M. Burr, C. Birch, R. Babor, et al.
Randomized clinical trial of enhanced recovery versus standard care after laparoscopic sleeve gastrectomy.
Br J Surg, 100 (2013), pp. 482-489
[5]
P. Cal, L. Deluca, T. Jakob, E. Fernández.
Laparoscopic sleeve gastrectomy with 27 versus 39 Fr bougie calibration: a randomized controlled trial.
Surg Endosc, 30 (2016), pp. 1812-1815
Copyright © 2018. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.