Regístrese
Buscar en
Cirugía Española
Toda la web
Inicio Cirugía Española Extracción segura de cuerpo extraño intrapulmonar después de traumatismo tor...
Información de la revista
Vol. 90. Núm. 5.
Páginas 340-342 (Mayo 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 90. Núm. 5.
Páginas 340-342 (Mayo 2012)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.ciresp.2011.04.008
Acceso a texto completo
Extracción segura de cuerpo extraño intrapulmonar después de traumatismo torácico penetrante: control vascular y sutura primaria es el tratamiento de elección
Safe extraction of an intrapulmonary foreign body after a penetrating thoracic trauma: vascular control and primary suture is the treatment of choice
Visitas
4726
Jon Zabaleta
Autor para correspondencia
jon.zabaletajimenez@osakidetza.net

Autor para correspondencia.
, Borja Aguinagalde, Marta G. Fuentes, Nerea Bazterargui, José M. Izquierdo
Servicio de Cirugía Torácica, Hospital Universitario Donostia, San Sebastián, España
Este artículo ha recibido
4726
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Los traumatismos siguen siendo una causa importante de morbimortalidad, siendo la primera causa de muerte en menores de 40 años1. Muchas de las lesiones torácicas se pueden manejar con la colocación de un drenaje torácico, pero entre el 10 y el 15% de los pacientes con traumatismo torácico requieren cirugía1,2.

Los traumatismos torácicos penetrantes son menos frecuentes en nuestro medio, siendo su manejo un reto para el cirujano torácico. La principal diferencia con los traumatismos cerrados es que con menor energía cinética pueden producir lesiones graves en estructuras profundas3,4.

Cuando el paciente se presenta con un cuerpo extraño alojado en el tórax o cruzando el mismo, es preciso valorar la necesidad de retirarlo en el quirófano bajo visión directa de la cavidad y la estructura dañada5.

Caso 1

Mujer de 40 años que acude a Urgencias generales con una herida «soplante» en espalda tras referir caída accidental de espaldas sobre mesilla de vidrio. A la exploración general destaca herida subescapular derecha (fig. 1A), con presencia de fragmento de cristal en su interior, a través del cual salen burbujas de aire con la respiración. Se realiza RX de tórax donde se aprecia fragmento de alta densidad localizado en parte inferior de hemitórax derecho. La TAC torácica muestra: presencia de cuerpo extraño intratorácico, impactado en el parénquima pulmonar sin apreciarse en este momento extravasación de contraste (fig. 1B). Con estos hallazgos, se decide realizar toracotomía posterolateral derecha por 5.° espacio intercostal para extracción de cuerpo extraño con control directo de vasos pulmonares. Se observa cristal de unos 10cm impactado en el lóbulo inferior derecho (fig. 2A). Se procede a disecar la arteria pulmonar pasando ligaduras alrededor de las ramas de la arteria pulmonar al LID y un vessel-loop alrededor de la vena pulmonar inferior (fig. 2B). Con las estructuras vasculares controladas se procede a la extracción del cuerpo extraño intrapulmonar y sutura del parénquima pulmonar con material reabsorbible 3/0 (fig. 2C). La paciente evolucionó satisfactoriamente retirándose los drenajes torácicos los días 2 y 4 postoperatorios y siendo dada de alta hospitalaria asintomática a los 5 días de la intervención.

Figura 1.

A) Herida subescapular derecha en paciente 1. B) TAC torácica en paciente 1, con extremo distal del cuerpo extraño próximo al hilio pulmonar. C) Paciente 2 empalado por una broca.

(0,15MB).
Figura 2.

Imágenes de la intervención quirúrgica del caso 1. A) Se observa el cristal impactado en el lóbulo inferior derecho (LID) y las ligaduras alrededor de las ramas de la arteria pulmonar. B) Además de lo observado en la figura 2A, se observa vessel loop de color azul alrededor de la vena pulmonar inferior. C) Pulmón reexpandido con sutura de 3/0 en el parénquima pulmonar.

(0,46MB).
Caso 2

Paciente de 42 años sin antecedentes de interés que acude al servicio de Urgencias generales tumbado en decúbito lateral por presentar imposibilidad de colocarse en decúbito supino ya que presenta empalamiento a nivel torácico (fig. 1C). Mientras trabajaba un compañero atraviesa al paciente con una broca entrando por la espalda y saliendo por el pecho después de atravesar el pulmón izquierdo. A la exploración el paciente permanece consciente y orientado y estable desde el punto de vista hemodinámico. Se realiza una RX de tórax donde no se observa neumotórax ni derrame y se decide intervención quirúrgica para extracción de cuerpo extraño. Se procede a toracotomía posterolateral izquierda por 5.° espacio intercostal. Se observa que la broca atraviesa el lóbulo inferior izquierdo por lo que se decide disecar la arteria pulmonar pasando ligaduras a las ramas del segmento 6 y pirámide basal. Asimismo, se pasa un vessel-loop alrededor de la vena pulmonar inferior y se extrae la broca girándola en sentido contrario a las agujas del reloj. Se suturan los dos extremos pulmonares y se cierra tras colocar dos drenajes torácicos. El paciente evoluciona satisfactoriamente siendo retirados los drenaje los días 3 y 5 postoperatorios y apreciándose buena aireación del lóbulo inferior izquierdo.

La mayoría de los pacientes con traumatismo torácico se pueden manejar sin necesidad de cirugía, con o sin drenaje torácico1,2. Pero existe un 10-15% de víctimas de traumatismo torácico que requiere de toracotomía de urgencia2,6. Las mayores consecuencias del traumatismo torácico aparecen como consecuencia del efecto que producen en la función respiratoria y hemodinámica6. En los traumatismos penetrantes, la consecuencia fisiológica habitual es la hemorragia y generalmente se acompaña de un neumotórax abierto. En los casos en los que se combinan ambos, hay que tener mucho cuidado para prevenir una embolia aérea (incidencia de embolia aérea en traumatismos torácicos penetrantes es del 4-14%)6.

En los casos en los que el paciente acude al servicio de Urgencias generales con el cuerpo extraño sin retirar (flecha, cuchillo, cristal…), este no debe ser retirado, tanto en paciente estable como inestable, antes de haber descartado lesión de grandes vasos y corazón4. Es por ello que se recomienda realizar una TAC torácica2 siempre que el paciente permanezca estable. Cuando el extremo se encuentra en la proximidad del hilio vascular es necesario plantear una intervención quirúrgica para realizar una exploración sistemática de toda la cavidad y retirada del cuerpo extraño bajo observación directa debido a la posibilidad de daño fatal en la retirada del mismo4.

Que una lesión pulmonar requiera cirugía es más frecuente después de un trauma penetrante que tras uno cerrado7, siendo la incidencia de cirugía en estos entre el 7 y el 9%2. El 20-40% de los traumatismos torácicos penetrantes que requieren de toracotomía precisan algún tipo de resección pulmonar1. Cuanto más extensa sea la resección realizada peor es la supervivencia: en una serie publicada de 61 pacientes con toracotomía por traumatismo torácico penetrante presentan una mortalidad del 12% en resecciones atípicas, 20% tras lobectomía y 100% en neumonectomía2.

Bibliografía
[1]
J.W. Meredith, J.J. Hoth.
Thoracic trauma: when and how to intervene.
Surg Clin N Am, 87 (2007), pp. 95-118
[2]
Loogna P, Bonanno F, Bowley DM, Doll D, Girgensohn R, Smith MD, et al. Emergency thoracic surgery for penetrating, non-mediastinal trauma. ANZ J Surg. 2007;77:142-5.
[3]
M.J. Weyant, D.A. Fullerton.
Blunt thoracic trauma.
Semin Thorac Cardiovasc Surg, 20 (2008), pp. 26-30
[4]
N. Peloponissios, N. Halkic, O. Moeschler, P. Schnyder, H. Vuilleumier.
Pentrating thoracic trauma in arrow injuries.
Ann Thorac Surg, 71 (2001), pp. 1019-1021
[5]
R. Bastos, C.E. Baisden, L. Harker, J.H. Calhoon.
Penetrating thoracic trauma.
Semin Thorac Cardiovasc Surg, 20 (2008), pp. 19-25
[6]
P.A. Hunt, I. Greaves, W.A. Owens.
Emergency thoracotomy in thoracic trauma-a review.
Injury Int Care Injured, 37 (2006), pp. 1-19
[7]
S. Milanchi, I. Makey, R. Mckenna, D.R. Marguiles.
Video-assisted thoracoscopic surgery in the management of penetrating and blunt thoracic trauma.
J Minim Access Surg, 5 (2009), pp. 63-66
Copyright © 2011. AEC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.