Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Revistas electrónicas en atención primaria
Información de la revista
Vol. 24. Núm. 9.
Páginas 540-544 (Noviembre 1999)
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
Vol. 24. Núm. 9.
Páginas 540-544 (Noviembre 1999)
Acceso a texto completo
Revistas electrónicas en atención primaria
Electronic journals in primary care
Visitas
...
C. Muñoz Tinocoa
a Biblioteca. Hospital Ram??n y Cajal. Madrid.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Estadísticas
Texto completo

Introducción

La generalización de las redes teleinformáticas posibilitan una nueva forma de comunicación científica: las revistas electrónicas. Este fenómeno, desde la implantación de la herramienta World Wide Web (www) hace 5 años, ha originado cambios muy importantes en la edición y difusión de las revistas científicas por medio de Internet. Internet ha supuesto una revolución en la transmisión de los conocimientos científicos. Desde la aparición de las primeras ediciones de revistas a cargo de las sociedades científicas a mediados del siglo xvii, no había ocurrido un hecho semejante. Ningún otro fenómeno ha afectado tanto a autores y editores como a los lectores de las publicaciones, situándonos actualmente en un período de transición hacia un nuevo modelo de gestión de la información y del conocimiento por métodos electrónicos. El objetivo de este trabajo es analizar la cobertura proporcionada por Internet en revistas científicas del área de atención primaria.

Material y método

Hemos efectuado una búsqueda bibliográfica en MEDLINE (año 1996) con el término Family Practice en los campos: título del artículo, abstract, y Medical Subject Headings (MeSH); el resultado fueron 1.994 referencias bibliográficas. Elaboramos una lista ordenada por frecuencias de menor a mayor número de referencias bibliográficas por revistas, obteniendo 491 revistas. Después hicimos 2 grupos seleccionando las revistas de atención primaria (11 títulos) y en el segundo grupo seleccionamos (otros 11 títulos) de revistas de medicina general. Estos 22 títulos de revistas de los 491 (4,5%) suman 1.292 referencias bibliográficas (65%). La selección estuvo determinada por: a) disponer las revistas de formato electrónico y URL (Uniform Resource Locator), para consultarlas por Internet; b) porque estuvieran clasificadas en uno de los dos apartados mencionados y no de especialidades (por ejemplo, pediatría, psiquiatría, enfermería), y c) que el idioma de publicación fuera español o inglés. Comprobamos en qué categoría aparecen las revistas seleccionadas en el Science Citation Index, Journal Citation Reports (SCI-JCR)1 con objeto de ver la difusión y disponibilidad de factor de impacto. Quince de los 22 títulos seleccionados están en esta otra base de datos. La consulta de las páginas web de las sociedades de atención primaria nos permitió seleccionar 12 revistas con presencia en Internet. La selección final son 34 revistas.

Esta selección permite ofrecer una lista de revistas de calidad y con presencia en Internet. La localización de los URL de las revistas lo obtuvimos o bien de la versión impresa o de las páginas web consultadas. Por último, hemos comprobado los enlaces o links de cada título para verificar su presencia en la red y obtener los datos de análisis. Los datos registrados han sido: URL, dominio (la parte del dominio representado a la derecha en el URL indica el nivel más alto en función del tipo de organización en Estados Unidos y del tipo de país, por ejemplo, .gov=organización gubernamental, .es=España) nos indican el origen de la publicación, presencia de instrucciones para los autores, año de inicio en la red, presencia de sumario, resúmenes, texto completo, opciones de búsqueda, presencia en MEDLINE con el número de artículos sobre atención primaria recuperado en cada revista y presencia en el SCI.

Resultados

La forma de acceso a las revistas electrónicas seleccionadas es mediante World Wide Web. Los 11 títulos que se muestran en la tabla 1 son revistas con ambos tipos de ediciones, impresa y electrónica. Son publicaciones del ámbito académico o de sociedades científicas, siendo el principal agente editor las instituciones que patrocinan las revistas. La excepción son 4 títulos correspondientes al dominio (.com), que publican empresas editoras. De ellas, Family Practice y Scandinavian Journal of Primary Health Care ofrecen el texto completo previa suscripción en papel. Estas 2 revistas y Archives of Family Medicine ofrecen a los lectores la opción de registrarse para recibir los sumarios por correo electrónico. Las demás revistas ofrecen texto completo de cartas, editorial o no ofrecen este servicio. Las revistas seleccionadas tienen una serie de parámetros de información común en sus páginas web como son instrucciones a los autores, sumarios y la mayoría también los resúmenes. Seis títulos ofrecen la posibilidad de búsqueda en los años archivados. Los años a los que se pueden acceder varían de unas revistas a otras, desde los 2 o 3 últimos a los últimos artículos, dependiendo de los editores. Hay revistas que informan de nuevas publicaciones de interés para los especialistas. Es el caso del newsletter mensual «Evidence Based Practice» que aparece en la página web del Journal of Family Practice. Cinco revistas de las once tienen factor de impacto.

La tabla 2 recoge 23 revistas; de ellas 11 son de medicina en general, 9 de atención primaria y 3 de epidemiología. La separación de las revistas de atención primaria en 2 tablas es por criterios de calidad, siendo el núcleo principal las revistas de la tabla 1 por estar incluidas en las principales bases de datos bibliográficas. El criterio seguido para este segundo grupo ha sido: revistas con presencia en las páginas web de las principales sociedades de atención primaria y el idioma. Hay 6 revistas españolas, de ellas dos a texto completo, Boletín Epidemiológico Semanal y Revista Española de Salud Pública. También aparece en texto completo la sección de «Educación Médica Continuada» de Jano. Medical Tribune en Internet dispone de una sección especial para médicos de familia. Esta publicación figura en el catálogo de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Hemos incluido 2 revistas editadas sólo en versión electrónica (on-line) de la compañía Priory Lodge Education Ltd. Las revistas tienen ISSN, copyright y proceso de revisión (peer review). El acceso a los artículos es mediante la opción de búsqueda. Los 3 boletines o informes oficiales de epidemiología; nacional, OMS, y CDC son a texto completo y de interés para la especialidad.

Las 11 revistas de medicina general tienen presencia en las 2 bases de datos bibliográficas. Estas revistas en su mayoría disponen de características similares a las revistas analizadas en la tabla 1. Casi todas ofrecen sumarios resumen y texto completo de cartas, editoriales y de algunos artículos, excepto The Lancet, Medicina Clínica y New England Journal of Medicine, que ofrecen texto completo previa suscripción en el formato impreso. Esta modalidad es la más adoptada por las grandes editoras, que exigen estar suscritos para acceder a la versión electrónica.

Las revistas proporcionan información actualizada al último número y la mayoría ofrecen varios años retrospectivos. Las revistas de la American Medical Association (AMA) disponen de la opción de hacer búsquedas en el conjunto de los años de la colección que aparece en el web. Este editor envía por correo electrónico los sumarios de la revista a las personas que se registran. Esta opción también está disponible en British Medical Journal y New England Journal of Medicine, que incluso permiten buscar desde 1990 por autor, título o materias enlazando con la base de datos MEDLINE2.

El British Medical Journal fue la revista con mayor número de referencias bibliográficas, y de todas las revistas consultadas en Internet se puede considerar la que más y mejores recursos ofrece a los lectores. Para los especialistas de atención primaria, debería ser la primera revista consultada, seguida de British Journal of General Practice y Atención Primaria.

Medical Journal of Australia3 es una edición para Internet y no corresponde exactamente a la edición impresa. Exigen registrarse para recibir por correo electrónico información sobre los artículos actualizados.

Discusión

Desde la aparición de las revistas científicas en formato electrónico, se las suele denominar erróneamente revistas electrónicas. Sin embargo, lo que proporcionan son documentos copia exacta de los ya publicados en revistas impresas. Algunas de las revistas publicadas sólo en formato electrónico siguen la tradición de los «números». Otras han abandonado este formato y ofrecen cada documento tan pronto está preparado para publicarse4. La expansión de las ediciones electrónicas plantea interrogantes importantes acerca de la rentabilidad de la publicación de revistas impresas.

Las revistas electrónicas se almacenan en ficheros digitalizados en servidores web y los formatos más importantes son: PDF (Portable Document Format), que reproduce fielmente el documento original y equivale a una fotocopia de calidad, y HTML (HyperText Markup Language), que permite visualizar el documento en la pantalla del ordenador directamente. Los documentos en una página web ofrecen la indudable ventaja del hipertexto5. En ocasiones los documentos presentan información gráfica, imágenes e incluso multimedia.

Es obvio que el formato digital facilita la producción, distribución, almacenamiento y reproducción de la revista electrónica. Sólo se necesita una versión en un servidor web para que puedan acceder a ella todos los que estén conectados a la red en cualquier momento del día y todos los días del año. Esta disponibilidad universal sólo se obtiene en formato electrónico.

La mayoría de los web que alojan las revistas proporcionan información adicional sobre las normas de publicación, enlaces a otros recursos de interés para los especialistas, información de las sociedades, congresos y reuniones. Así Family Practice Management ofrece en su web la actualización a 1998 de «ICD-9 Codes for Family Physicians». Postgraduate Medical Journal y Academic Medicine ofrecen información de interés para la formación académica continuada.

Actualmente, los editores de las revistas científicas, como forma de promocionar sus productos en formato electrónico, deciden a qué campo de información dan acceso gratuito: sumarios, resúmenes, artículos, número de años, etc. Este es un inconveniente que los lectores tienen que asumir, lo mismo que el cambio de URL.

En esta década, con la implantación masiva de Internet, se dio esperanzas a las entidades académicas de volver a controlar el mundo de las publicaciones científicas desde las universidades. Así, vimos surgir newsletters sólo en edición electrónica y algunas revistas científicas, incluso en el área de la medicina6. El proceso es mucho más lento y está dominado por los intereses de los grandes editores que controlan el mercado. Para los autores, la menor visibilidad de las revistas electrónicas es uno de los grandes inconvenientes. Nadie puede consultar una revista si no dispone de un ordenador conectado a la red. Las revistas sólo electrónicas aún no son recogidas por las principales bases de datos bibliográficas. Es conocido el caso del Online Journal Current Clinical Trial (OJCCT), que MEDLINE incluyó durante 5 años hasta que se dejó de publicar. Los investigadores médicos prefieren el formato en papel hasta que los procedimientos de verificación establecidos desde hace tiempo sean reproducidos en el formato electrónico para evitar el abuso y la malapráctica7-9.

Los lectores disponen de una mayor oferta de compra de las revistas científicas en distintos formatos: papel, CD-ROM o a través de Internet. La formula de quién pague y cómo puede variar de la tradicional suscripción, al llamado pay-per-view, es decir, los lectores cada vez que vean o copien un artículo de una revista tendrían que pagar. Hasta que no existan una serie de condiciones que resalten las ventajas de sólo edición electrónica, y esas condiciones se darán cuando los editores tomen conciencia de lo excesivo que es el coste de la publicación en papel, como puede ser en las tiradas cortas de ejemplares de las revistas científicas especializadas dirigidas a pequeños grupos de lectores.

Conclusiones

Las 22 revistas seleccionadas en MEDLINE recogen un 65% de las referencias bibliográficas recuperadas en la estrategia de búsqueda, y una parte de esos artículos se pueden obtener sin coste en Internet.

Se incluyen 7 revistas en castellano que corresponden al dominio (.es), todas de interés para los especialistas de atención primaria. Entre ellas, dos son publicaciones de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Las revistas electrónicas tienen comprobadas ventajas para el lector, como es el acceso a los sumarios, a los resúmenes y textos completos de algunos artículos, a lo que se añade la posibilidad de recibir por correo electrónico el sumario de los números que se van publicando, antes que en la versión impresa. Las revistas electrónicas seguirán apareciendo y creciendo en número, y a medida que vayan aumentando autores y lectores irán aceptando el formato digital. La mayoría de los editores y sociedades se están moviendo rápidamente para hacer que sus revistas en papel sean accesibles online. Sin embargo, creemos que en el futuro habrá pocas posibilidades de que el acceso a texto completo de las revistas sea gratuito, a no ser en períodos experimentales o promocionales.

El futuro inmediato de las revistas online parece estar dominado por ediciones electrónicas basadas en revistas convencionales y conservando su familiar apariencia de artículos, recuperándose en formatos estándares (pdf, html...) frente a las revistas puramente electrónicas.

 

Bibliografía
[1]
Science Citation Index, Journal Citation Reports. Filadelfia, 1996.
[2]
Kiley R..
Medical journals on the World Wide Web..
J R Soc Med, 91 (1998), pp. 154-156
[3]
Bingham CM, Higgins G, Coleman R, Van Der Weyden MB..
The medical journal of Australia Internet peer-view study..
[4]
Biomedical journals on the Internet: the promise and the reality 1996. URL http://www.kumc.edu/dykes/classes/journals.html
[5]
Alloro G, Casilli C, Taningher M, Ugolini D..
Electronic biomedical journals: how they appear and what they offer..
Eur J Cancer, 34 (1998), pp. 290-295
[6]
A survey of STM online journals 1990-1995: the calm before the storm. URL http://journals.ecs.soton.ac.uk/survey/survey.html
[7]
LaPorte RE, Hibbitts B, Smith R, Horton R, Lundberg GD, Davidoff F..
Rights, wrong, and journals in the age of cyberspace..
Br Med J, 313 (1996), pp. 1609-1912
[8]
Allan B, Morlet N, Wormald R..
Journals and the Internet. Use of the Internet for on line peer review must be explored further..
Br Med J, 314 (1997), pp. 1352
[9]
Shaw JG..
Journals and the Internet. Copyright must be reconsidered..
Br Med J, 314 (1997), pp. 1352
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos