Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Estudio actitudes sobre vacunación antigripal en profesionales sanitarios de at...
Información de la revista
Vol. 48. Núm. 3.
Páginas 192-199 (Marzo 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4477
Vol. 48. Núm. 3.
Páginas 192-199 (Marzo 2016)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.aprim.2014.09.014
Open Access
Estudio actitudes sobre vacunación antigripal en profesionales sanitarios de atención primaria de Cataluña
Primary health care professionals attitudes towards influenza immunzation in Catalonia
Visitas
...
Nuria Tornera,b,c,
Autor para correspondencia
nuria.torner@gencat.cat

Autor para correspondencia.
, Pere Godoya,b, Núria Soldevilab,c, Diana Toledob,c, Cristina Riusb,d, Angela Domínguezb,c
a Agencia de Salud Pública de Cataluña, Departamento de Salud, Generalitat de Catalunya, Barcelona, España
b CIBER Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), Instituto Carlos III, Madrid, España
c Departamento de Salud Pública, Universidad de Barcelona, Barcelona, España
d Agencia de Salud Pública de Barcelona, Barcelona, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Distribución de profesionales sanitarios vacunados y no vacunados según características demográficas y profesionales. Cataluña 2011-2012
Tabla 2. Coberturas de vacunación antigripal de los profesionales sanitarios según sus conocimientos y actitudes sobre la vacunación antigripal. Cataluña 2011-2012
Tabla 3. Factores asociados a la vacunación antigripal en profesionales de atención primaria, análisis multivariante. Cataluña 2011-2012
Mostrar másMostrar menos
Figuras (1)
Resumen
Objetivo

Los trabajadores sanitarios tienen riesgo de adquirir la gripe y actuar como vectores para la transmisión nosocomial. El objetivo del estudio fue la valoración de los conocimientos y actitudes de los profesionales sobre la vacunación antigripal, y determinar los factores asociados a ella por parte de profesionales de atención primaria en Cataluña.

Diseño

Estudio transversal mediante una encuesta anónima vía web.

Emplazamiento

Profesionales sanitarios de atención primaria del Instituto Catalán de la Salud.

Participantes

Se incluyó a 1.212 profesionales de atención primaria. Se excluyó a los profesionales con contraindicación para recibir la vacuna o indicación de vacunación por condición médica de riesgo y aquellos que hubieran participado en la red centinela de vigilancia de la gripe Pla d’Informació Diària d’Infeccions Respiratòries Agudes de Catalunya (PIDIRAC).

Resultados

Se consideraron 423 respuestas válidas, con una cobertura vacunal global del 46,6%. Se vacunaron más los que tenían de 45 a 54 años, los pediatras, los vacunados en las 3 temporadas anteriores o en alguna de ellas y los que convivían con enfermos crónicos. Se observó asociación entre estar vacunado y considerar que la vacunación es la mejor medida preventiva, preocupación por contraer la gripe y considerar importante la vacunación del personal sanitario.

Conclusiones

Las actividades dirigidas a aumentar la cobertura de vacunación en profesionales sanitarios deberían dirigirse fundamentalmente a corregir concepciones erróneas sobre la vacunación de la gripe en profesionales sanitarios.

Palabras clave:
Vacuna antigripal
Profesional sanitario
Atención primaria
Abstract
Objective

Health personnel are at risk of acquiring influenza infection and of nosocomial influenza transmission. The objective of this study was to assess the relationship between the knowledge and attitudes of primary care health personnel in Catalonia as regards influenza vaccine and the factors related to the uptake of this vaccine.

Design

A cross-sectional study using a web survey.

Setting

Primary care health personnel of the Catalan Health Institute.

Participants

A total of 1212 primary health care personnel were included in the survey. Those who had medical reasons for being or not being vaccinated were excluded.

Results

A total of 423 replies were valid, with a 46.6% overall vaccination coverage. Vaccination rate was higher among 45 to 54 year-olds, paediatricians, those vaccinated in preceding seasons, and those living with chronic patients. There was an association between having received the vaccine and considering vaccination the best preventive action, advocating vaccination to at risk population, concern about acquiring influenza, and considering health personnel vaccination important.

Conclusions

Actions taken to increase vaccination rate among health personnel should aim at correcting lack of knowledge and misconceptions about influenza vaccination of health personnel.

Keywords:
Influenza vaccines
Primary care
Health personnel
Texto completo
Introducción

La gripe es una enfermedad transmisible que afecta cada año entre un 10-20% de la población mundial y se asocia a un incremento de hospitalización y de mortalidad durante los periodos de actividad epidémica1. En consecuencia, una importante proporción de estas personas acudirán a las consultas de atención primaria (AP)2. La vacuna frente a la gripe estacional es la principal medida preventiva para evitar su difusión y las complicaciones que puedan derivarse en aquellas poblaciones con un mayor riesgo de hospitalización como son los menores de un año, las personas con enfermedades de base y los mayores de 65 años3.

La vacunación antigripal anual de los trabajadores sanitarios es necesaria tanto para proteger su salud como para evitar bajas laborales durante los periodos de mayor demanda de los servicios asistenciales además de reducir la morbimortalidad entre sus pacientes4-7. Saxen y Virtanen8 estimaron que la vacunación del personal sanitario puede reducir el absentismo atribuible a infecciones respiratorias agudas en un 28%. No obstante, las coberturas alcanzadas son bajas9-12. Algunas estrategias adoptadas para mejorar las coberturas vacunales en los profesionales sanitarios son campañas informativas sobre los beneficios propios para el personal y para los pacientes, conseguir la vacunación de profesionales con prestigio, evitar barreras de tipo administrativo y dar una mayor accesibilidad para su administración, así como monitorizar las coberturas obtenidas13.

Para mejorar las coberturas es necesario conocer en profundidad los aspectos relacionados con la aceptación de la vacuna antigripal por parte de los profesionales sanitarios de AP, que son los que fundamentalmente recomiendan y facilitan a los pacientes la vacunación caso de estar indicada por su edad o por sus condiciones médicas. Hasta la fecha, en España, se ha estudiado poco la percepción de la necesidad de vacunación frente a la gripe por parte de los trabajadores sanitarios.

El objetivo de este estudio es investigar los conocimientos y las actitudes en relación con la vacuna antigripal del personal médico y de enfermería de AP, así como determinar los factores asociados a la vacunación antigripal en dichos profesionales de Cataluña.

Participantes y métodos

En el marco de un estudio multicéntrico sobre gripe en el que participaron 7 comunidades autónomas14, se realizó un estudio observacional transversal para conocer, mediante una encuesta autocumplimentada, los conocimientos y las actitudes de los profesionales sanitarios de AP en relación con la vacuna antigripal. La encuesta se realizó de forma anónima entre el 1 de marzo y el 25 de mayo del 2012 por vía web. Este artículo presenta los resultados correspondientes a Cataluña.

Sujetos de estudio

Se consideró cualquier persona que ejerciera como profesional sanitario de atención directa al paciente en un centro de AP (médicos de familia, pediatras y equipos de enfermería). Se determinó el número de centros participantes para cada región sanitaria de acuerdo con el número de habitantes. Los centros participantes se seleccionaron por el procedimiento de muestreo aleatorio simple a partir de un listado de centros de AP que, en el caso de Cataluña, fue proporcionado por el Institut Català de la Salut (ICS). Se incluyó en el estudio a todos los profesionales sanitarios que trabajaban en los centros seleccionados y que dispusieran de dirección de correo electrónico activa en el listado suministrado por el ICS.

Se excluyó a los profesionales con contraindicación para recibir la vacuna o indicación de vacunación por condición médica de riesgo, según lo establecido en el manual de vacunación para la gripe estacional7 y aquellos que hubieran participado en la red centinela de vigilancia de la gripe Pla d’Informació Diària d’Infeccions Respiratòries Agudes de Catalunya (PIDIRAC).

Se envió un correo electrónico que contenía el enlace para cumplimentar la encuesta vía web. Cada 10 días se envió un correo electrónico recordatorio a aquellos profesionales que no hubieran accedido a la encuesta. Una vez finalizada la misma, se anonimizó la base de datos mediante la disociación de los correos electrónicos de las respuestas de la encuesta.

Tamaño de la muestra

El tamaño de la muestra mínima necesaria se estimó considerando un error bilateral de 0,05, una potencia estadística de 0,8, una prevalencia de las conductas consideradas del 0,7 y una odds ratio (OR) de la prevalencia de dichas conductas de los vacunados respecto a los no vacunados de 2,0, con lo que el número mínimo de profesionales a encuestar se estimó en 185. Puesto que se planteó estudiar los objetivos en por lo menos 5 estratos distintos, el número mínimo de encuestas necesarias fue de 925. Dado que según experiencias publicadas15,16 la proporción de respuestas que se obtienen en encuestas enviadas por correo electrónico para ser contestadas vía web se sitúa alrededor del 30%, el número de encuestas que fueron enviadas a profesionales fue de 5.433 (en promedio, 776 por comunidad autónoma).

Variables

El cuestionario fue desarrollado en el marco del estudio, después de revisar la literatura científica sobre el tema15. Las preguntas se adaptaron a las circunstancias particulares del Sistema Nacional de Salud español y se realizaron 3 pruebas piloto en un grupo de 20 profesionales sanitarios para validar la comprensión del cuestionario y su longitud. El cuestionario constaba de 24 preguntas cerradas y una abierta, distribuidas en 3 secciones14.

Se recogieron las siguientes variables sociodemográficas y profesionales: edad, sexo, tipo de profesión (categorías), años de ejercicio de la profesión, participación en la red centinela de vigilancia de gripe y tipo de población (rural < 10.000 y urbana ≥ 10.000). También se recogieron variables de información sobre existencia de condiciones médicas de riesgo para la gripe y contraindicación para rechazar la vacuna, el antecedente de vacunación antigripal del participante en la temporada 2011-2012, información sobre conocimientos y actitudes en relación a la gripe y la vacunación antigripal, así como si eran convivientes con niños < 15 años, con personas con enfermedades crónicas y con personas ≥ 65 años.

Análisis estadístico

Se realizó la comparación bivariante entre vacunados y no vacunados considerando las diferentes variables sociodemográficas, profesionales, de conocimientos y actitudes mediante el test de la chi al cuadrado de Pearson. Se evaluó la tendencia mediante el test de la chi al cuadrado de tendencia lineal.

El análisis multivariante se realizó mediante regresión logística, utilizando como variable dependiente la vacunación (sí/no) e incluyendo las variables asociadas a la vacunación con un valor de p < 0,10 en el análisis bivariado, determinando el valor de la OR ajustada (ORa). Se utilizó el programa SPSS versión 18 (SPSS Inc., Chicago, EE. UU.).

Aspectos éticos

Toda la información recogida se trató de forma confidencial, en estricto cumplimiento de la legislación en estudios observacionales. Un correo electrónico fue enviado a los trabajadores de AP, invitándoles a participar. Accediendo en el enlace al cuestionario, los trabajadores implicados daban su consentimiento. En el correo electrónico inicial se explicó que todas las respuestas serían anónimas. En los datos almacenados, los encuestados se identificaron solo con un número. El protocolo del estudio, incluido el procedimiento de autorización, fue aprobado por el Comité de Ética e Investigación del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol.

Resultados

La encuesta se envió a 1.212 profesionales de AP, de los que la iniciaron 604 (49,8%) y la completaron 470 (38,8% de las enviadas). De los profesionales que contestaron la encuesta, 16 tenían contraindicación para recibir la vacuna antigripal y 31 tenían condiciones médicas de riesgo para la gripe, por lo que finalmente el número de profesionales incluidos fue de 423.

Entre los profesionales del estudio, el 81,8% (346/423) fueron mujeres, el 33,3% (141/423) del grupo de 35 a 44 años y el 36,2% (153/423) de 45 a 54 años.

En cuanto a conocimientos, actitudes y opiniones sobre la gripe, el 56,5% (239/423) tenía conocimientos insuficientes sobre la gripe, representados por los que respondían de forma errónea sobre el periodo de incubación, el 48,9% (207/423) estaba preocupado por infectarse en su lugar de trabajo, el 73,8% (312/423) consideraba importante que los profesionales se vacunaran, el 93,1% (394/423) opinaba que la vacuna protegía a los grupos de riesgo, el 55,3% que la vacunación de los profesionales reduce los brotes de gripe y el 78,5% consideraba que la vacunación era la mejor medida preventiva.

El 46,6% (197/423) había recibido la vacunación antigripal. En el análisis bivariante, la proporción de profesionales vacunados fue superior en el grupo de 45 a 54 años (50,3%) y ≥ 55 años (59,6%), en los hombres (57,1%), en los pediatras (68,8%), en los que vivían con una persona con una enfermedad crónica (62,7%) y con una persona de una edad ≥ 65 (63,3%) (tabla 1).

Tabla 1.

Distribución de profesionales sanitarios vacunados y no vacunados según características demográficas y profesionales. Cataluña 2011-2012

  Vacunados/n (%)  No vacunados/n (%)  OR cruda (IC del 95%)  p valor 
Edada
25-34 años  12/40 (30,0)  28/40 (70,0)   
35-44 años  55/141 (39,0)  86/141 (61,0)  1,49 (0,70-3,18)  0,30 
45-54 años  77/153 (50,3)  76/153 (49,7)  2,36 (1,12-4,99)  0,02 
≥ 55 años  53/89 (59,6)  36/89 (40,4)  3,43 (1,55-7,63)  0,002 
Sexo
Masculino  44/77 (57,1)  33/77 (42,9)   
Femenino  153/346 (44,2)  193/346 (55,8)  0,59 (0,36-0,98)  0,04 
Categoría profesional
Médico de familia  76/162 (46,9)  86/162 (53,1)   
Pediatra  22/32 (68,8)  10/32 (31,2)  2,49 (1,11-5,59)  0,03 
Personal de Enfermería  99/229 (43,2)  130/229 (56,8)  0,86 (0,57-1,29)  0,47 
Años de trabajo
≤ 9 años  17/52 (32,7)  35/52 (67,3)   
10-29 años  123/267 (46,1)  144/267 (53,9)  1,76 (0,94-3,29)  0,08 
≥ 30 años  57/104 (54,8)  47/104 (45,2)  2,50 (1,24-5,01)  0,01 
Convive con personas con enfermedades crónicas
No  165/372 (44,4)  207/372 (55,6)   
Sí  32/51 (62,7)  19/51 (37,3)  2,11 (1,16-3,86)  0,01 
Convive con personas ≥ 65 años
No  166/374 (44,4)  208/374 (55,6)   
Sí  31/49 (63,3)  18/49 (36,7)  2,16 (1,17 – 3,99)  0,01 
a

Test para la tendencia lineal: p valor < 0,001.

La vacunación también se asoció a variables de actitudes y conocimientos respecto a la gripe y la vacuna antigripal. Así la vacunación de los profesionales fue superior en los que estaban preocupados por infectarse en su lugar de trabajo (71,5%), en los que consideraban importante que los profesionales se vacunaran (56,4%), en los que opinaban que la vacuna protegía a los grupos de riesgo (48,7%) y que la vacunación de los profesionales reduce los brotes de gripe (58,1%), y entre los que consideraban que la vacunación es la mejor medida preventiva (55,4%). En cambio fue inferior en los que tenían conocimientos insuficientes sobre la gripe, representados por los que respondían de forma errónea sobre el periodo de incubación (41,4%) (tabla 2).

Tabla 2.

Coberturas de vacunación antigripal de los profesionales sanitarios según sus conocimientos y actitudes sobre la vacunación antigripal. Cataluña 2011-2012

  Vacunados/n (%)  No vacunados/n (%)  OR cruda (IC del 95%)  p valor 
La gripe tiene un periodo de incubación de 10-14 días
No  82/151 (54,3)  69/151 (45,7)   
Sí  99/239 (41,4)  140/239 (58,6)  0,59 (0,39-0,90)  0,01 
No responde  16/33 (48,5)  17/33 (51,5)  0,79 (0,37-1,68)  0,54 
Recomiendo vacuna en mujeres embarazadas primer trimestre
No  89/203 (43,8)  114/203 (56,2)   
Sí  61/111 (55,0)  50/111 (45,0)  1,56 (0,98-2,49)  0,06 
Recomiendo la vacuna en las mujeres en posparto
No  55/134 (41,0)  79/134 (59,0)   
Sí  82/160 (51,2)  78/160 (48,8)  1,51 (0,95-2,40)  0,08 
Preocupado por infectarse en su lugar de trabajo  148/207 (71,5)  59/207 (28,5)  8,55 (5,51-13,26)  < 0,001 
Preocupado por contraer la enfermedad  87/169 (51,5)  82/169 (48,5)  1,39 (0,94-2,05)  0,10 
Preocupado por infectar a sus pacientes  81/218 (37,2)  137/218 (62,8)  0,45 (0,31-0,67)  < 0,001 
La vacunación en los profesionales sanitarios es importante  176/312 (56,4)  136/312 (43,6)  5,55 (3,28-9,38)  < 0,001 
La vacunación en personas de alto riesgo reduce complicaciones  192/394 (48,7)  202/394 (51,3)  4,56 (1,71-12,20)  0,002 
La vacunación en los profesionales sanitarios recude brotes  136/234 (58,1)  98/234 (41,9)  2,91 (1,95-4,35)  < 0,001 
La vacunación es la mejor medida preventiva contra la gripe  184/332 (55,4)  148/332 (44,6)  7,46(3,99-13,95)  < 0,001 

En el análisis multivariante, los factores asociados de forma independiente a la vacunación de los profesionales fueron la edad ≥ 55 años (ORa = 3,02; IC del 95%, 1,12-8,12), convivir con personas con enfermedades crónicas (ORa = 2,68; IC del 95% 1,18-6,08), estar preocupado por infectarse en su lugar de trabajo (ORa = 8,45; IC del 95% 4,95-14,40), opinar que la vacuna en los profesionales sanitarios es importante (ORa = 2,17; IC del 95% 1,07-4,23), considerar que la vacunación es la mejor medida preventiva (ORa = 3,19; IC del 95% 1,46-6,99) (tabla 3).

Tabla 3.

Factores asociados a la vacunación antigripal en profesionales de atención primaria, análisis multivariante. Cataluña 2011-2012

  OR ajustada (IC del 95%)  p valor 
Edad
25-34 años   
35-44 años  0,97 (0,39-2,42)  0,96 
45-54 años  1,67 (0,68-4,12)  0,26 
≥ 55 años  3,02 (1,12-8,13)  0,03 
Convive con personas con enfermedades crónicas
No   
Sí  2,68 (1,18-6,08)  0,02 
Preocupado por infectarse en su lugar de trabajo  8,45 (4,95-14,40)  < 0,001 
Preocupado por infectar a sus pacientes  0,27 (0,16-0,46)  < 0,001 
La vacunación en los profesionales sanitarios es importante  2,17 (1,07-4,23)  0,03 
La vacunación en personas de alto riesgo reduce las complicaciones  3,10 (0,85-11,37)  0,08 
La vacunación en los profesionales sanitarios recude brotes  1,64 (0,92-2,90)  0,09 
La vacunación es la mejor medida preventiva contra la gripe  3,19 (1,46-6,99)  0,004 
Discusión

Los profesionales sanitarios de AP desempeñan un papel muy importante en la recomendación de la vacunación antigripal a todas aquellas personas incluidas en los grupos para los cuales está indicada. La encuesta realizada llevada a cabo de forma anónima y mediante Internet ha permitido contactar con un gran número de profesionales y se ha podido obtener una buena tasa de respuesta. El hecho de excluir a los profesionales con contraindicaciones o con indicaciones por enfermedad crónica para recibir la vacuna hace que la muestra sea más representativa del personal sanitario candidato a recibir la vacuna por motivos profesionales. El grado de respuesta obtenido (38,8%) en nuestra encuesta se encuentra dentro del porcentaje previsible15, y algo superior al obtenido por el estudio a nivel estatal (36,2%)14,17. Esta tasa de respuesta podría suponer un sesgo de respondedores con una mayor tasa de respuesta entre los profesionales vacunados y a favor de la vacuna.

A pesar de que la vacunación antigripal está recomendada para todos los profesionales sanitarios en Cataluña7, la adherencia a dicha recomendación en el ámbito de la AP necesita ser evaluada en detalle para poder implementar actuaciones encaminadas a mejorar las coberturas. La cobertura estimada en los profesionales de AP en Cataluña obtenida en este estudio es del 46,6% y se sitúa en la banda alta entre los diferentes estudios realizados en España en relación con la vacuna antigripal estacional tanto en AP como en hospitales9,11,18, aunque por debajo de las observadas en otros países como Estados Unidos (66,9%)19. Además se observa que va incrementando con la edad del profesional, pasando de un 30% en los profesionales entre 25-34 años y el 59,6% en los mayores de 55 años, hecho constatado por otros autores20. Aun así, las coberturas se encuentran por debajo de los niveles deseados.A la pregunta sobre si la vacunación es la mejor medida preventiva contra la gripe se observaron diferencias entre los vacunados y no vacunados, hecho que sugiere que la creencia sobre la baja efectividad de la vacuna antigripal esta extendida6,15,21-23.

En nuestro estudio hallamos que el 56,5% de los profesionales tenían conocimientos insuficientes sobre la gripe, siendo este porcentaje similar al obtenido por otros autores14,23. Aunque no se hallaron diferencias entre vacunados y no vacunados, cabe destacar que la proporción de vacunados que contestaron erróneamente a la pregunta sobre el periodo de incubación del virus fue inferior que entre los no vacunados (el 41,4% y el 58,6%, respectivamente). En la encuesta realizada a 336 profesionales sanitarios (hospitales y AP) de toda España, Picazo et al.24 observaron que la cobertura de vacunación antigripal fue del 75%. En relación con los argumentos a favor de recibir la vacuna, en el presente estudio se observó una mayor cobertura en profesionales que conviven con personas afectadas por enfermedades crónicas y con mayores de 65 años, aquellos más preocupados por contraer la infección en el lugar de trabajo y que su vacunación es útil para evitar la aparición de brotes, al igual que se ha observado en otros trabajos9,11,12,25,26.Una limitación del estudio es el hecho de que las encuestas fueran autocumplimentadas, aunque los resultados obtenidos por otros autores muestran una buena concordancia entre las coberturas vacunales autoinformadas y los registros médicos, por lo que no creemos que este factor invalide nuestros resultados ni las conclusiones que se derivan27-29.

Otra posible limitación es el sesgo de selección. A pesar de seleccionar a los participantes de forma aleatoria, no podemos saber la proporción de vacunados entre los no respondedores debido a la naturaleza anónima de los participantes, de modo que no hemos podido evaluar las diferencias de conocimientos y actitudes entre respondedores y no respondedores.

Aunque la información proporcionada al personal sanitario no lleva necesariamente a aceptar la vacunación30, las actitudes respecto a la recomendación relativa a los grupos de riesgo y los conocimientos insuficientes deberían ser tenidos en cuenta para incrementar las coberturas del programa de vacunación antigripal, especialmente a la hora de diseñar futuras campañas entre profesionales sanitarios de Cataluña. Los estudios sobre intervenciones para aumentar la vacunación en centros sanitarios no hospitalarios muestran que la educación y las actividades de promoción se traducen en incrementos muy discretos de las coberturas, mientras que las medidas legislativas u organizativas sí que se han traducido en aumentos significativos31. Según nuestros resultados, un porcentaje significativo (41,4%) de profesionales muestran deficiencias conceptuales en cuanto a la gripe y a su vacunación, de modo que esta fue inferior en los que tenían conocimientos insuficientes sobre la gripe, representados por los que respondían de forma errónea sobre el periodo de incubación. En centros no hospitalarios, la combinación de acciones de educación y promoción y de mejora en el acceso a la vacuna se acompañan de aumentos de cobertura mayores que si solo se hacen actividades de promoción y educación, que se traducen en cambios mínimos en las coberturas, de manera que las intervenciones educacionales por sí solas no son suficientes para aumentar la cobertura de vacunación31.

Lo conocido sobre el tema

  • La gripe es una enfermedad transmisible que afecta cada año a un 10-20% de la población mundial y se asocia a un incremento de hospitalización y de mortalidad durante los periodos de actividad epidémica.

  • La vacuna frente a la gripe estacional es la principal medida preventiva para evitar su difusión y las complicaciones que puedan derivarse en aquellas poblaciones con un mayor riesgo de hospitalización como son los menores de un año, las personas con enfermedades de base y los mayores de 65 años.

  • La vacunación antigripal anual de los trabajadores sanitarios, aunque recomendada y necesaria tanto para proteger su salud, como para evitar bajas laborales durante los periodos de mayor demanda, sigue siendo baja.

Qué aporta el estudio

  • La encuesta realizada llevada a cabo de forma anónima y mediante Internet ha permitido contactar con un gran número de profesionales y se ha podido obtener una buena tasa de respuesta.

  • La cobertura de vacunación antigripal estimada en los profesionales de atención primaria en Cataluña obtenida en este estudio se sitúa por debajo de los niveles deseados.

  • Las actitudes respecto a la recomendación de la vacunación frente a la gripe a grupos de riesgo y los conocimientos insuficientes deberían considerarse para incrementar las coberturas del programa de vacunación antigripal, especialmente a la hora de diseñar futuras campañas de vacunación antigripal entre profesionales sanitarios de Cataluña.

Financiación

Este estudio ha sido financiado por el Instituto de Salud Carlos III (Proyecto GR09/0030) y por la Agència de Gestió d’Ajuts Universitaris i de Recerca (AGAUR) (expediente 2014 SGR 1403).

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de interés.

Agradecimientos

Agradecemos la colaboración prestada en el desarrollo del estudio por parte del Dr. Sebastian Calero y de los profesionales de AP del ICS que respondieron a la encuesta.

Bibliografía
[1]
J.J. Treanor.
Influenza viruses, including avian influenza and swine influenza.
Principle and Practice of Infectious Diseases, 7th ed., pp. 2265-2288
[2]
W.P. Glezen.
Serious morbidity and mortality associated with influenza epidemics.
Epidemiol Rev, 4 (1982), pp. 25-44
[3]
A.E. Fiore, D.K. Shay, K. Broder, J.K. Iskander, T.M. Uyeki, G. Mootrey, et al.
Prevention and control of seasonal influenza with vaccines: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP), 2009.
MMWR Recomm Rep, 58 (2009), pp. 1-52
[4]
Centers for Disease Control and Prevention, CDC. Prevention strategies for seasonal influenza in healthcare settings. Guidelines and recommendations [consultado10 Dic 2011]. Disponible en: http://www.cdc.gov/flu/professionals/infectioncontrol/healthcaresettings.htm
[5]
P. Vanhems, N. Voirin, S. Roche, V. Escuret, C. Regis, C. Gorain, et al.
Risk of influenza-like illness in an acute health care setting during community influenza epidemics in 2004-2005, 2005-2006, and 2006-2007: A prospective study.
Arch Intern Med, 171 (2011), pp. 151-157
[6]
H.C. Maltezou.
Nosocomial influenza: Need to vaccinate health-care workers.
[7]
Agència de Salut Pública de Catalunya. Guia per a la vacunació gripal a Catalunya temporada 2013-2014. [consultado 15 Dic 2013]. Disponible en: http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/home_canal_salut/professionals/temes_de_salut/grip/documents/arxius/guia_tecnica_campanya_antigripal.pdf
[8]
H. Saxen, M. Virtanen.
Randomized, placebo-controlled double blind study on the efficacy of influenza immunization on absenteeism of health care workers.
Pediatr Infect Dis J, 18 (1999), pp. 779-783
[9]
J. Sánchez-Paya, I. Hernández-García, S.J. Barrenengoa, M.H. Rolando, A.R. Camargo, L.L. Cartagena, et al.
Determinants of influenza vaccination in health staff: 2009-2010 season.
[10]
R. Jiménez-García, V. Hernández-Barrera, P. Carrasco-Garrido, M.J. Sierra-Moros, D. Martínez-Hernández, A.G. de Miguel.
Influenza vaccination coverages among Spanish children, adults and health care workers.
Infection, 34 (2006), pp. 135-141
[11]
M.D. Galicia-García, A. González-Torga, C. García-González, M. Fuster-Pérez, I. Garrigós-Gordo, N. López-Fresnena, et al.
[Influenza vaccination in healthcare workers. Why are some vaccinated whereas others are not?].
Enferm Infecc Microbiol Clin, 24 (2006), pp. 413-417
[12]
H.C. Maltezou, A. Maragos, P. Katerelos, A. Paisi, K. Karageorgou, T. Papadimitriou, et al.
Influenza vaccination acceptance among health-care workers: A nationwide survey.
Vaccine, 26 (2008), pp. 1408-1410
[13]
P.M. Polgreen, E. Septimus, T.R. Talbot, S.E. Beekmann, C. Helms.
Results of a national survey of infectious diseases specialists regarding influenza vaccination programs for healthcare workers.
Infect Control Hosp Epidemiol, 31 (2010), pp. 1063-1065
[14]
M. Baricot, D. Toledo, J. Castilla, N. Torner, P. Godoy, J. Astray, et al.
A study of attitudes and knowledge of influenza vaccination in primary care health professionals. Season 2011-2012.
Vacunas, 14 (2013), pp. 22-29
[15]
A. Kraut, L. Graff, D. McLean.
Behavioral change with influenza vaccination: Factors influencing increased uptake of the pandemic H1N1 versus seasonal influenza vaccine in health care personnel.
Vaccine, 29 (2011), pp. 8357-8363
[16]
N. Aerny, M.F. Domínguez, J. Astray, M.D. Esteban-Vasallo, L.M. Blanco, M.A. Lópaz.
Tasas de respuesta a tres estudios de opinión realizados mediante cuestionarios en línea en el ámbito sanitario.
Gac Sanit, 26 (2012), pp. 477-479
[17]
J.R. Pano-Pardo, A. Martin-Quiros, M. Romero-Gómez, J. Maldonado, A. Martin-Vega, A. Rico-Nieto, et al.
Perspectives from Spanish infectious diseases professionals on 2009 A (H1N1) influenza: The third half.
Clin Microbiol Infect, 17 (2011), pp. 845-850
[18]
J. Castilla, I. Martínez-Baz, P. Godoy, D. Toledo, J. Astray, S. García, et al.
Trends in influenza vaccine coverage among primary healthcare workers in Spain, 2008-2011.
Prev Med, 57 (2013), pp. 206-211
[19]
Influenza vaccination coverage among health-care personnel: 2011-12 influenza season, United, States.
MMWR Morb Mortal Wkly Rep., 61 (2012), pp. 753-757
[20]
A. Llupià, A.L. García-Basteiro, V. Olivé, L. Costas, J. Rios, S. Quesada, et al.
New interventions to increase influenza vaccination rates in health care workers.
Am J Infect Control, 38 (2010), pp. 476-481
[21]
S.L. LaVela, B. Smith, F.M. Weaver, M.W. Legro, B. Goldstein, K. Nichol.
Attitudes and practices regarding influenza vaccination among healthcare workers providing services to individuals with spinal cord injuries and disorders.
Infect Control Hosp Epidemiol, 25 (2004), pp. 933-940
[22]
Z.H. Abramson, O. Levi.
Influenza vaccination among primary healthcare workers.
Vaccine, 26 (2008), pp. 2482-2489
[23]
S. Esposito, S. Bosis, C. Pelucchi, E. Tremolati, C. Sabatini, M. Semino, et al.
Influenza vaccination among healthcare workers in a multidisciplinary University hospital in Italy.
BMC Public Health, 8 (2008), pp. 422
[24]
J.J. Picazo, F. González, L. Salleras, J.M. Bayas, M.J. Álvarez.
Encuesta sobre la vacunación de adultos en España. Gripe y neumococo.
Vacunas, 13 (2012), pp. 100-111
[25]
S. Wicker, H.F. Rabenau, H.W. Doerr, R. Allwinn.
Influenza vaccination compliance among health care workers in a German university hospital.
Infection, 37 (2009), pp. 197-202
[26]
H.G. Hollmeyer, F. Hayden, G. Poland, U. Buchholz.
Influenza vaccination of health care workers in hospitals —a review of studies on attitudes and predictors.
Vaccine, 27 (2009), pp. 3935-3944
[27]
K.L. Nichol, J.E. Korn, P. Baum.
Estimation of outpatient risk characteristics and influenza vaccination status: Validation of a self-administered questionnaire.
Am J Prev Med, 7 (1991), pp. 199-203
[28]
P. Loulergue, F. Moulin, G. Vidal-Trecan, Z. Absi, C. Demontpion, C. Menager, et al.
Knowledge, attitudes and vaccination coverage of healthcare workers regarding occupational vaccinations.
Vaccine, 27 (2009), pp. 4240-4243
[29]
R.K. Zimmerman, M. Raymund, J.E. Janosky, M.P. Nowalk, M.J. Fine.
Sensitivity and specificity of patient self-report of influenza and pneumococcal polysaccharide vaccinations among elderly outpatients in diverse patient care strata.
Vaccine, 21 (2003), pp. 1486-1491
[30]
A. Llupia, G. Mena, V. Olive, S. Quesada, M. Aldea, V.G. Sequera, et al.
Evaluating influenza vaccination campaigns beyond coverage: A before-after study among health care workers.
Am J Infect Control, 41 (2013), pp. 674-678
[31]
P.P. Lam, L.W. Chambers, D.M. MacDougall, A.E. McCarthy.
Seasonal influenza vaccination campaigns for health care personnel: Systematic review.
CMAJ, 182 (2010), pp. E542-E548
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.