Regístrese
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria El concepto de funcionalidad como ejemplo del cambio del modelo nosológico trad...
Información de la revista
Vol. 50. Núm. 1.
Páginas 65-66 (Enero 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 50. Núm. 1.
Páginas 65-66 (Enero 2018)
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.aprim.2017.03.013
Open Access
El concepto de funcionalidad como ejemplo del cambio del modelo nosológico tradicional
The funtionality concept as an example of the change in the traditional classification of diseases model
Visitas
4951
Nicolás Martínez-Velillaa,b,
Autor para correspondencia
mvelilla@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, Cristina Ibarrola Guillénb, Ana Fernández Navascuésb, Javier Lafita Tejedorb,c
a Servicio de Geriatría, Complejo Hospitalario de Navarra, Navarrabiomed, Pamplona, Navarra, España
b Servicio de Efectividad y Seguridad Asistencial, Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Pamplona, Navarra, España
c Servicio de Endocrinología y Nutrición, Complejo Hospitalario de Navarra, Navarrabiomed, Pamplona, Navarra, España
Este artículo ha recibido
4951
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Los modelos de abordaje clínico tradicionales se han basado habitualmente en la evaluación cuantitativa y cualitativa de las enfermedades, haciendo de este paradigma el foco principal en la atención a los pacientes. Sin embargo, este enfoque se está modificando progresivamente de forma paralela a la aparición de nuevos perfiles clínicos, basados en una población más envejecida, con una alta prevalencia de multimorbilidad y polifarmacia, y en los que la trayectoria vital puede estar más influenciada por agentes diferentes al número de enfermedades como pueden ser la situación funcional, cognitiva o social, dejando desfasado el prototipo arcaico de la medicina basada en enfermedades aisladas1.

Algunos autores han descrito esta transformación como la «tercera transición o transición clínica», que ocurre cronológicamente tras la transición demográfica y la transición epidemiológica, y en sectores poblacionales como los ancianos queda especialmente patente que el manejo clínico tradicional no es adecuado para responder a sus necesidades. Esta transición, más que un desafío, es una necesidad para dichos pacientes, para los profesionales y agentes sociales relacionados con la salud, y para los sistemas sanitarios2.

Estas reflexiones han sido abordadas recientemente en el Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud elaborado por la Organización Mundial de la Salud3. En el informe se enfatiza en la importancia de mantener la capacidad funcional en las personas mayores, y en que el envejecimiento saludable es algo más que la ausencia de enfermedad. Surge el concepto de capacidad intrínseca, y se define el envejecimiento saludable como el proceso de fomentar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez. La capacidad funcional comprendería los atributos relacionados con la salud que permiten a una persona ser y hacer lo que es importante para ella, y se compone de la capacidad intrínseca de la persona, las características del entorno que afectan esa capacidad y las interacciones entre la persona y esas características. La capacidad intrínseca se articula con la combinación de todas las capacidades físicas y mentales con las que cuenta una persona.

La salud de las personas mayores se debe medir en términos de función y no de enfermedad, ya que la funcionalidad es la que determina la expectativa y la calidad de vida, así como los apoyos o recursos que requerirá cada sector poblacional. Además la situación funcional previa al desarrollo de discapacidad y dependencia es uno de los mejores indicadores del estado de salud y resulta mejor predictor de discapacidad incidente que la morbilidad4. Es por ello prioritario mantener el mayor de los niveles funcionales que permitan la autonomía de las personas mayores, y detectar aquellas situaciones de riesgo o fragilidad que permitan un abordaje precoz de situaciones de prediscapacidad y promoción de la salud en función de la mejor de las evidencias científicas5.

Un ejemplo de cómo este concepto está impregnando el sistema sanitario, podemos observarlo al cuantificar el número de valoraciones funcionales que se realizan en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, los cuales quedan registrados en la Historia Clínica Informatizada. Podemos ver el importante salto cuantitativo que ocurre durante los últimos años, fruto de una mayor conciencia del concepto de función y de la implementación de una estrategia dirigida a pacientes con necesidades complejas. La implantación de la estrategia Navarra de atención integrada a pacientes crónicos y pluripatológicos, en la que con una visión de asistencia integrada y mediante una estratificación poblacional se da importancia a la valoración global del paciente y a un plan terapéutico individualizado desde la triple perspectiva de respuesta a las necesidades clínicas, de cuidados y sociales, objetiva este cambio. Es en este contexto en el que se está integrando de forma progresiva el concepto de funcionalidad, como queda reflejado en la figura 1.

Figura 1.

Evolución del número de pacientes a los que se les ha realizado una valoración del índice de Barthel y se ha registrado en la historia clínica informatizada del Servicio Navarro de Salud.

(0,14MB).

Como conclusión, debemos ser conscientes de que la medición de la capacidad funcional en términos cuantitativos, pasará a ser el paradigma de los objetivos de los sistemas sanitarios en los próximos años, siendo protagonista de la transición clínica que estamos viviendo.

Bibliografía
[1]
M. Cesari, E. Marzetti, U. Thiem, M.U. Pérez-Zepeda, G. Abellan Van Kan, F. Landi, et al.
The geriatric management of frailty as paradigm of “The end of the disease era”.
Eur J Intern Med, 31 (2016), pp. 11-14
[2]
L. Rodriguez-Manas, F. Rodriguez-Artalejo, A.J. Sinclair.
The third transition: The clinical evolution oriented to the contemporary older patient.
J Am Med Dir Assoc, 18 (2017 Jan), pp. 8-9
[3]
Organización Mundial de la Salud. Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud. Ginebra: OMS; 2015. [consultado Dic 2016] Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstre am/10665/186466/1/9789240694873_spa.pdf
[4]
Documento de consenso sobre prevención de fragilidad y caídas en la persona mayor Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el SNS. Informes, estudios e investigación 2014. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad. [consultado Dic 2016] Disponible en: https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/Estrategia/docs/FragilidadyCaidas_personamayor.pdf
[5]
S.A. Alfonso Silguero, M. Martinez-Reig, L. Gomez Arnedo, G. Juncos Martinez, L. Romero Rizos, P. Abizanda Soler.
Chronic disease, mortality and disability in an elderly Spanish population: The FRADEA study.
Rev Esp Geriatr Gerontol, 49 (2014), pp. 51-58
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.