Regístrese
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Dolor abdominal en infección por Giardia lamblia
Información de la revista
Vol. 34. Núm. 2.
Páginas 104 (Junio 2004)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 2.
Páginas 104 (Junio 2004)
Acceso a texto completo
Dolor abdominal en infección por Giardia lamblia
Abdominal Pain in Giardia Infection
Visitas
23614
C. Aparicio Tijerasa, J. Ezquerra Gadeab, I. López Larrayozb, JC. Sánchez Ruiza
a Residente de Medicina Familiar y Comunitaria. Unidad Docente de Medicina de Familia del ??rea VI de Madrid. Centro de Salud de Villanueva de la Ca??ada. Madrid. Espa??a.
b M??dicos de Familia. Unidad Docente de Medicina de Familia del ??rea VI de Madrid. Centro de Salud de Villanueva de la Ca??ada. Madrid. Espa??a.
Este artículo ha recibido
23614
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Introducción. El dolor abdominal es una de las causas más frecuentes de consulta médica en atención primaria y en los servicios de urgencias hospitalarias. Es un síntoma frecuente que puede aparecer tanto en trastornos intraabdominales como en procesos externos a la cavidad abdominal. Entre sus causas hay que recordar la giardiasis, que tiene distribución universal y no sólo en las áreas geográficas con condiciones higiénicas deficientes. Su transmisión se produce por vía fecal-oral, por ingestión de quistes a través de agua y alimentos contaminados, contacto persona a persona y contactos orogenitales1-3.

La prevalencia en la población general oscila entre el 1 y el 10% y es más frecuente en niños. Es la causa del 3% de los casos de diarrea del viajero2.

Caso clínico. Mujer de 47 años de edad, sin antecedentes personales ni familiares de interés, que acude a urgencias por un cuadro de dolor abdominal localizado fundamentalmente en el epigastrio, no irradiado a espalda, con diarrea y vómitos biliosos y sin fiebre. Todas las pruebas complementarias (EKG, hemograma, bioquímica, orina) están dentro de la normalidad, y una radiografía abdominal pone de manifiesto dos cálculos calcificados en la región de la vesícula biliar. La paciente es entonces diagnosticada de un cuadro de cólico biliar y gastroenteritis aguda.

Dos meses más tarde la paciente es intervenida mediante laparoscopia y se le realiza una colecistectomía. Veinte días después de la intervención acude a nuestra consulta por la persistencia del cuadro de dolor abdominal de las mismas características, con náuseas, disminución del apetito, sin vómitos ni diarrea. En la exploración no se observan hallazgos de interés, por lo que se decide mantener una actitud expectante. Dos semanas más tarde fue ingresada durante 5 días en un centro hospitalario por el mismo motivo, pero no se llega a filiar el origen del dolor abdominal. A partir de ahí la paciente presenta múltiples consultas, tanto en urgencias hospitalarias como en consultas privadas, siempre refiriendo el mismo cuadro de dolor abdominal, localizado en el epigastrio y el hipocondrio derecho y acompañado de diarrea.

Entre las pruebas realizadas se incluyen hematología y bioquímica con perfil lipídico, hepático y renal, iones, coagulación, sistemático de orina, tomografía computarizada abdominal e incluso una endoscopia con toma de biopsia. Todas las pruebas estaban dentro de la normalidad.

Fue en nuestra consulta, donde se realizó un análisis de heces y se objetivaron quistes de Giardia lamblia.

Se inició tratamiento con metronidazol, que si bien es menos eficaz que el clorhidrato de quinacrina, es mejor tolerado, a dosis de 250 mg cada 8 horas durante 5 días4, y la paciente mejoró de su cuadro hasta la remisión total de la sintomatología. Tras finalizar el tratamiento se realizó un estudio de las heces, que fue normal.

Discusión y conclusiones. El elevado número de causas que pueden causar el dolor abdominal y el carácter frecuentemente inespecífico de éste pueden dificultar en gran medida el diagnóstico, si bien una historia clínica y una exploración física detallada permitirán aclarar su origen en la mayor parte de los casos. En el caso expuesto se aprecia cómo un hallazgo casual, como encontrar dos cálculos en la vesícula biliar, es rápidamente identificado como la causa del proceso, sin pensar en otros diagnósticos por ser menos frecuentes. Se observa que las pruebas complementarias se imponen al criterio de examen exhaustivo de los síntomas y del propio paciente, lo cual lleva a una operación innecesaria y a un posterior peregrinaje por distintos médicos para la resolución de su problema.

En este caso, y visto a posteriori, el síntoma-guía tendría que haber sido la diarrea, persistente a lo largo del cuadro y que estaba presente desde el principio. Este síntoma faltó tan sólo en una de las consultas (probablemente, de haber realizado una anamnesis con más tiempo, habríamos llegado a la conclusión de que la diarrea también estaba presente en ese momento) y no se debería haber tomado como punto de partida una imagen de una radiografía. La giardiasis cursa de manera característica con un cuadro de diarrea, dolor cólico sobre todo en el epigastrio, vómitos y, en general, ausencia de fiebre2,3,5, síntomas que estaban todos presentes en nuestra paciente y que, de haber pensado en ella, en un principio nos habría permitido agrupar la sintomatología en una sola entidad clínica y no en la combinación de varios diagnósticos, ahorrando tiempo y molestias a la paciente.

Bibliograf??a
[1]
Parasitolog??a m??dica. Madrid: Interamericana-McGraw Hill, 1994; p. 54-9.
[2]
Infecciones por Giardia. En: Principios de Medicina Interna Farreras Rozman. Madrid: Mosby-Doyma Libros 1995; p. 2458-9.
[3]
En: Atenci??n primaria. Barcelona: Doyma, 2003; p. 1592-3.
[4]
Madrid: Insalud ??rea 6 Atenci??n Primaria, 2001.
[5]
nlm. nih.gov/medlineplus/giardiainfections.htmlhttp://www.cdc.gov/travel/diseases/giardiasis.htm
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.