Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Desabastecimiento de medicamentos en España. Un problema de salud
Información de la revista
Vol. 51. Núm. 10.
Páginas 599-601 (Diciembre 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 51. Núm. 10.
Páginas 599-601 (Diciembre 2019)
EDITORIAL
DOI: 10.1016/j.aprim.2019.08.006
Open Access
Desabastecimiento de medicamentos en España. Un problema de salud
Shortage of supply of drugs in Spain. A health problem
Visitas
...
Miguel Ángel Hernández Rodrígueza,
Autor para correspondencia
miguelahr@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Ramón Orueta Sánchezb
a Plan de Salud de Canarias, Dirección del Servicio Canario de la Salud, Santa Cruz de Tenerife, España
b Centro de Salud de Sillería, Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Toledo, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

El desabastecimiento de medicamentos y su posible repercusión en la salud de las personas es una realidad. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) define la situación de desabastecimiento de un medicamento (SDM) o problema de suministro como la situación en la que la disponibilidad del fármaco en el circuito farmacéutico es inferior a las necesidades. Las SDM son un fenómeno creciente en los países de nuestro entorno y tienen efectos negativos en la atención a los pacientes1. Según la AEMPS, las notificaciones sobre problemas de suministro de medicamentos entre enero y junio de 2019 superaron a la totalidad de las contabilizadas en 2017 y siguen una línea ascendente en los últimos años (fig. 1). Se estima que más del 80% de las notificaciones no afectaron al abastecimiento normal del fármaco o eran sustituibles por medicamentos con el mismo principio activo y vía de administración2. En el ámbito internacional los grupos terapéuticos implicados con mayor frecuencia son los antibióticos y antineoplásicos3; en España, por este orden, los subgrupos N (sistema nervioso), C (sistema cardiovascular), J (antiinfecciosos para uso sistémico) y L (agentes antineoplásicos e inmunomoduladores)2.

Figura 1.

Número de notificaciones de problemas de suministro recibidas en la AEMPS entre 2015 y 2019 (a 1 de julio de 2019).

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

(0,09MB).

Una reciente revisión3 confirma las consecuencias negativas de las SDM sobre la salud de los pacientes, en términos clínicos (reacciones adversas, errores de medicación, hospitalizaciones e incrementos de la mortalidad), económicos (aumento del coste para el paciente) y de insatisfacción con la atención recibida. Estudios posteriores a esta revisión han descrito empeoramiento de la adherencia terapéutica, interrupción de los tratamientos y errores de medicación4. En servicios de urgencias o cuidados intensivos, las SDM pueden presentarse en situaciones clínicas sin alternativa terapéutica, poner en riesgo la seguridad del paciente e incrementar la mortalidad5-7.

Independientemente del grado de impacto o de los medicamentos afectados, los médicos de familia perciben este incremento de SDM y sus efectos en los pacientes con aumento en el volumen de consultas para cambios de tratamiento (en ocasiones a través de fórmulas magistrales), que generan incertidumbre y desconfianza en el sistema sanitario. Se ha pasado de episodios excepcionales a relativamente frecuentes, y la situación no parece mejorar. Sin ninguna duda, el médico de familia es el principal referente clínico del paciente ante una SDM y asume la responsabilidad de evitar la interrupción de los tratamientos, ofrecer alternativas terapéuticas, proteger la seguridad e informar adecuadamente. Además, es su deber ético exigir planes de actuación a las autoridades sanitarias nacionales e internacionales, así como colaborar en su elaboración y puesta en marcha: debe asegurarse el suministro de los medicamentos autorizados y financiados, para garantizar una correcta atención sanitaria a la población.

Llegado este punto cabe preguntarse: ¿cuáles son las causas del desabastecimiento? ¿Es prevenible? ¿Existen conflictos de interés? Según datos de la AEMPS sobre las causas que producen SDM, solamente un 14% se deben a situaciones inesperadas de incremento de la demanda y un 9% a dificultades para conseguir el principio activo, mientras que más del 60% son debidas a problemas de fabricación (mejoras o remodelaciones en las instalaciones, cambios en los procesos, etc.) o de capacidad (no se puede asumir un incremento de la demanda) de las empresas responsables2. Esto quiere decir que sería posible prevenir la mayoría de las SDM, con el fin de que sean infrecuentes y asumibles en el día a día de la práctica clínica.

Se ha observado que los medicamentos genéricos más baratos tienen un riesgo más elevado de sufrir una SDM8 y que la escasez de medicamentos está asociada con aumentos de precios, y estos incrementos son probablemente la reacción a la baja rentabilidad de los medicamentos afectados8,9. De hecho, un argumento frecuente de las empresas farmacéuticas sobre el descenso progresivo de los precios de referencia en España es que puede generar situaciones de baja o nula rentabilidad, al no poder compensarse los costes de fabricación. Parece razonable que debería plantearse un debate al respecto. Pero si se aborda la cuestión de los precios bajos de los medicamentos antiguos, debería hacerse de manera conjunta con los precios altos de los fármacos recientes que no disponen todavía de genérico o biosimilar. Es posible que las SDM sean otro síntoma del vigente sistema de innovación farmacéutica, claramente disfuncional y gravemente perjudicial para los sistemas sanitarios públicos10.

Las administraciones sanitarias, garantes de la salud pública, disponen de múltiples opciones que van desde la colaboración y coordinación hasta la aplicación de medidas sancionadoras ejemplares que pongan en valor a las empresas que garantizan el abastecimiento de sus fármacos en condiciones normales frente a las que no son socialmente responsables. Por obligación de transparencia, las causas específicas de las SDM y las empresas implicadas deberían ser públicas.

En mayo de 2019 se aprobó un Plan de garantías de abastecimiento de medicamentos 2019-202211 que pretende abordar el problema desde una perspectiva multifactorial (acciones preventivas, reguladoras, informativas, de gestión, sancionadoras, de coordinación, etc.). Con frecuencia se están emitiendo notas informativas y alertas informáticas para diversos problemas entre los que se encuentran cada vez con mayor frecuencia las alertas/avisos por SDM, lo que contribuye a empeorar la saturación ya existente. La llamada «fatiga por alertas» es un problema de seguridad emergente que puede ocasionar una baja o inadecuada respuesta del clínico ante la saturación de alertas12. Por tanto, parece razonable reducirlas al mínimo imprescindible, valorando su coste de oportunidad: si se incrementan de manera exponencial las alertas por SDM debidas a causas evitables, los médicos de familia estarán ocupando su tiempo, no en actividades coste-efectivas para mejorar la salud de las personas, sino en resolver problemas ajenos a la actividad sanitaria.

La mayoría de las SDM son prevenibles. El impacto sobre la seguridad del paciente debe ser la prioridad de actuación y, de la misma forma, debe limitarse la sobrecarga asistencial sobre los prescriptores. Las medidas o planes sobre desabastecimiento deben reducir este problema a circunstancias puntuales y de fuerza mayor, pero no pueden institucionalizar problemas evitables por las mismas empresas fabricantes. Es necesario un debate global sobre los precios de los medicamentos que incluya tanto a los medicamentos de bajo precio como a los fármacos innovadores.

Bibliografía
[1]
N. Miljkovic, N. Gibbons, A. Batista, R.W. Fitzpatrick.
Results of EAHP's 2018 Survey on Medicines Shortages.
Eur J Hosp Pharm Sci Pract., 26 (2019), pp. 60-65
[2]
Informe semestral sobre la situación de los problemas de suministro en España. Primer semestre 2019. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), 2019 [consultado 18 de agosto de 2019]. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/eu/medicamentosUsoHumano/problemasSuministro/home.htm.
[3]
J.M. Phuong, J. Penm, B. Chaar, L.D. Oldfield, R. Moles.
The impacts of medication shortages on patient outcomes: A scoping review.
[4]
A. Said, R. Goebel, M. Ganso, P. Zagermann-Muncke, M. Schulz.
Drug shortages may compromise patient safety: Results of a survey of the reference pharmacies of the Drug Commission of German Pharmacists.
[5]
M. Mazer-Amirshahi, M.S. Zocchi, E.R. Fox, J.M. Pines.
Longitudinal trends in U.S drug shortages for medications used in emergency departments (2001-2014).
Acad Emerg Med., 23 (2016), pp. 63-69
[6]
V.C. Ziesenitz, E. Fox, M. Zocchi, S. Samiee-Zafarghandy.
Prescription drug shortages: Impact on neonatal intensive care.
Neonatology., 115 (2019), pp. 108-115
[7]
E. Vail, H.B. Gershengorn, M. Hua, A.J. Walkey, G. Rubenfeld, H. Wunsch.
Association between US norepinephrine shortage and mortality among patients with septic shock.
JAMA., 317 (2017), pp. 1433-1442
[8]
C.V. Dave, A. Pawar, E.R. Fox, G. Brill, A.S. Kesselheim.
Predictors of drug shortages and association with generic drug prices: A retrospective cohort study.
[9]
M. Alevizakos, M. Detsis, C.A. Grigoras, J.T. Machan, E. Mylonakis.
The impact of shortages on medication prices: Implications for shortage prevention.
Drugs., 76 (2016), pp. 1551-1558
[10]
Roure C. Innovación farmacéutica, ¿al servicio de quién? Avances en Gestión Clínica [Internet] [consultado 18 de agosto de 2019]. Disponible en: http://gestionclinicavarela.blogspot.com/2019/07/innovacion-farmaceutica-al-servicio-de.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+AvancesEnGestinClnica+%28Avances+en+gesti%C3%B3n+cl%C3%ADnica%29.
[11]
Plan de garantías de abastecimiento de medicamentos 2019-2022. Agencia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. 2019 [consultado 18 de agosto de 2019]. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/problemasSuministro/.
[12]
B.D. Winters, M.M. Cvach, C.P. Bonafide, X. Hu, A. Konkani, M.F. O’Connor, et al.
Technological distractions (Part 2): A summary of approaches to manage clinical alarms with intent to reduce alarm fatigue.
Crit Care Med., 46 (2018), pp. 130-137
Copyright © 2019. The Authors
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.