Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria ¿De verdad mienten los pacientes con EPOC o es nuestro parecer?
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 6.
(Junio - Julio 2021)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 6.
(Junio - Julio 2021)
CARTA AL EDITOR
Open Access
¿De verdad mienten los pacientes con EPOC o es nuestro parecer?
Do COPD patients really lie, or is that our view?
Visitas
...
Gabriel Amengual
Autor para correspondencia
biel.amenguallozano@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Elena Zott
Facultad de Medicina, Universidad de Barcelona, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

Hemos leído con gran interés el artículo de Almadana et al.1 sobre la proporción de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica que mienten en cuanto a su hábito tabáquico. Cabe volver a destacar que el tabaquismo es la causa de la muerte de 6 millones de personas al año, una cifra importante, no ya por su cantidad, sino también, y el pilar de nuestra opinión, que pueden ser evitables.

En el artículo en cuestión, como bien reflejan, se incluyeron 180 pacientes y se les realizó una entrevista clínica para valorar el consumo de cigarrillos en el momento de la consulta junto con una medición de monóxido de carbono mediante cooximetría. Aquellos que no afirmaban fumar pero su monóxido de carbono era mayor a 6ppm se les atribuía la «etiqueta» de «tasa de decepción», es decir se consideraba que mentían. La cuestión, que queremos debatir es la siguiente: ¿qué es la mentira en el contexto del médico-paciente?

La herramienta fundamental de cualquier médico es el la entrevista médico-paciente, más conocida como anamnesis, donde la interrogación sobre el hábito tabáquico es primordial. Y como es costumbre las respuestas del paciente siguen una jerarquía escalonada. Primero la realidad es la que cuenta a los estudiantes, la segunda es la que cuenta a los residentes y la última es la que cuenta al médico adjunto. ¿Eso quiere decir que miente a todo el equipo médico? Nuestra respuesta es ambigua: depende de cómo se mire.

Opinamos que es decisión de cada individuo compartir o no, con su médico, su información personal, hasta qué punto quieren ayuda y llevar a cabo un tratamiento que les favorezca. No debemos olvidar que cada paciente es libre de permanecer en privacidad sobre el asunto que considere oportuno. Según la definición de la Real Academia Española, la acción de mentir significa: expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente2.

No obstante, no hay que olvidar que el enfermo al estar ingresado puede distorsionar su visión sobre la realidad y, como consecuencia, a su propio juicio de lo que es verdad y de lo que es mentira. Dicha situación puede verse afectada por distintos aspectos, como el ejemplo de la jerarquía estudiante-residente-adjunto, la forma de preguntar las cosas, la comunicación no verbal, entre otros. Opinamos que la cuestión planteada en el artículo de Almadana et al.1, reside más en la actitud del médico frente al paciente, como instrumento para incitar al paciente a confiarse y decir la verdad.

La comunicación (proceso que abarca la transmisión de información, pensamiento y sentimiento3) y confianza entre el paciente y el médico es fundamental. Podríamos decir que la confianza implica más acceso a la información de la vida del paciente en comparación a las pruebas complementarias que pudiéramos realizar, ya que estas, a la vez que la anamnesis puede ser modificada por varios factores. Esta comunicación puede variar durante el curso de la enfermedad, la edad, el género y otros factores socioeconómicos4,5.

En un estudio en que los médicos participaron en un programa educativo intensivo en «atención plena», comunicación y autoconciencia se comprobó una mejora en las características personales asociadas con la atención centrada en el paciente6.

En resumen, la palabra mentira es muy ambigua y en continuo cambio dependiendo de muchísimos factores incontrolables que nunca debemos creer ni dejar de creer. No debemos olvidar que tratamos pacientes, no enfermedades y estos son más complicados de tratar y establecer una confianza médico-paciente, fundamental para el entendimiento y futuro tratamiento.

Bibliografía
[1]
V. Almadana Pacheco, C. Benito Bernáldez, E. Luque Crespo, R. Perera Louvier, J. Rodríguez Fernández, A. Valido Morales.
¿Mienten los pacientes con EPOC sobre su hábito tabáquico?.
Atención Primaria., 52 (2020), pp. 523-528
[2]
ASALE R. mentira | Diccionario de la lengua española [Internet]. «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. 2020 [consultado 7 Oct 2020]. Disponible en: https://dle.rae.es/mentira.
[3]
J. Daley.
Overcoming the barrier of words.
Through the patient's eyes: Understanding and promoting patient-centered care.,
[4]
T. Delbanco, M. Gerteis.
A patient-centered view of the clinician-patient relationship.
UpToDate., (2020),
[5]
J.J. Palmieri, T.A. Stern.
Lies in the doctor-patient relationship.
Prim Care Companion J Clin Psychiatry [Internet]., (2009),
[6]
M. Krasner.
Association of an educational program in mindful communication with burnout empathy, and attitudes among primary care physicians.
Copyright © 2021. The Authors
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos