Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Atención Primaria
Toda la web
Inicio Atención Primaria Actividad física en población adulta trabajadora española: resultados de la E...
Información de la revista
Vol. 47. Núm. 9.
Páginas 551-610 (Noviembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2221
Vol. 47. Núm. 9.
Páginas 551-610 (Noviembre 2015)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.aprim.2015.01.005
Open Access
Actividad física en población adulta trabajadora española: resultados de la Encuesta Europea de Salud en España (2009)
Physical activity in adult working population: Results from the European National Health Survey for Spain (2009)
Visitas
2221
Carmen Casado-Péreza,
Autor para correspondencia
carmencp26@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Valentín Hernández-Barreraa, Rodrigo Jiménez-Garcíaa, Cesar Fernández-de-las-Peñasb, Pilar Carrasco-Garridoa, Domingo Palacios-Ceñab
a Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública e Inmunología y Microbiología Médicas, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid, España
b Departamento de Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Rehabilitación y Medicina Física, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid, España
Este artículo ha recibido
2221
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (4)
Tabla 1. Distribución de los factores sociodemográficos, las variables relacionadas con la salud y la prevalencia de actividad física en población trabajadora en España
Tabla 2. Prevalencia de la actividad física según las variables sociodemográficas y de salud en mujeres trabajadoras
Tabla 3. Prevalencia de la actividad física según las variables sociodemográficas y de salud en hombres trabajadores
Tabla 4. Resultados del análisis multivariante de la asociación entre actividad física moderada e intensa y las variables de salud estudiadas en mujeres y hombres trabajadores
Mostrar másMostrar menos
Figuras (1)
Resumen
Objetivos

1) Describir la actividad física realizada por la población española trabajadora entre los 16 y los 70 años, y 2) determinar las variables sociodemográficas, la percepción del estado de salud y los hábitos relacionados con estilos de vida asociados a la actividad física en población adulta trabajadora.

Diseño

Estudio observacional, utilizando la Encuesta Europea de Salud en España.

Emplazamiento

Comunitario.

Participantes

Los sujetos con edades entre 16-70 años fueron 10.928 (5.628 mujeres, 5.300 hombres).

Intervenciones

No se aplicó ninguna intervención.

Mediciones principales

La actividad física y su intensidad fueron valoradas mediante preguntas incluidas en la encuesta. Se analizaron variables sociodemográficas, la percepción del estado de salud y variables de salud, utilizando modelos multivariados de regresión logística.

Resultados

No tener pareja (OR 1,44; p<0,001), tener estudios universitarios (OR 1,62; p<0,001), no fumar (OR 1,50; p<0,001) y tomar medicación (OR 1,22; p<0,5) eran predictores de actividad física intensa en los hombres. En las mujeres se asoció significativamente con los 3 primeros factores. Por el contrario, la obesidad (OR 0,58; p<0,001) y tener 36-50 años (OR 0,68; p<0,001) se asociaron con sedentarismo en los hombres. Tener2 enfermedades (OR 1,30; p<0,001), no fumar (OR 1,17; p<0,5) y tener 36-50 años (OR 1,26; p<0,01) estaban asociados a una actividad moderada en las mujeres. El estado mental positivo fue significativo para la actividad física intensa en ambos sexos (OR 1,01; p<0,5).

Conclusiones

Se identifican factores que pueden influir en la actividad física de la población española trabajadora, con implicaciones para las estrategias y políticas de salud pública.

Palabras clave:
Actividad física
Actividad física en tiempo libre
Estilo de vida
Encuestas de salud
Abstract
Objectives

1) To describe physical activity in the Spanish adult working population aged 16-70 years in 2009, and 2) to describe the prevalence of physical activity according to socio-demographic features, self-perceived health status, co-morbidity, and lifestyle habits.

Design

An epidemiological population based descriptive study was conducted using individual data taken from the European Health Survey for Spain.

Setting

Community.

Participants

The number of subjects aged 16-70 years included in the study was 10,928 (5,628 women and 5,300 men).

Interventions

None.

Main variables

Physical activity and intensity were assessed from questions included in the interview-survey. An analysis was performed on the socio-demographic characteristics and self-rated physical and mental health, using multivariate logistic regression models.

Results

Not having a partner (OR 1.44; P<.001), have university studies (OR 1.62; P<.001), non-smoker (OR 1.50; P<.001), and taking medications (OR 1.22; P<.5) were a predictor of intense physical activity in men. The first 3 factors are equal for intense activity in women. In contrast, obesity (OR 0.58; P<.001), and 36-50 years (OR 0.68; P<.001) were factors related to low activity in men. Aged between 36-50 years (OR 1.26; P<.01), suffering2 co-morbid conditions (OR 1.30; P<.001), and non-smoker (OR 1.17; P<.5) were also associated with higher probability of reporting moderate physical activity in women. The positive mental health was significant for physical activity in both sexes (OR 1.01; P<.5).

Conclusions

This study identified several factors that appear to influence physical activity in the Spanish adult working population, with potential implications for healthcare providers.

Keywords:
Physical activity
Physical activity free time
Life style
Health surveys
Texto completo
Introducción

La actividad física (AF) es un comportamiento complejo y multidimensional, y es promovida como conducta de vida sana1. Los beneficios de salud derivados de la AF se obtienen tras una práctica regular de intensidad moderada, que involucra todos los contextos de la vida (ocio, transporte, trabajo, hogar)2. Numerosos estudios destacan la asociación entre realizar AF y un menor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas3, cardiovasculares1,4–9, neurodegenerativas1, cáncer de mama o colon4–9, depresión1,7–9, osteoporosis5,9 y diabetes4,9. Además, mejora el estado cardiorrespiratorio y la función cognitiva, y disminuye la mortalidad prematura1. También ha mostrado menor riesgo de mortalidad4,5, que se mantiene en el tiempo y en ambos sexos10.

A pesar de todo, en muchos países la AF no alcanza los niveles recomendados. Se ha observado que en España11 y Europa12 la población trabajadora es cada vez más sedentaria, y menos del 40% de los adultos participa regularmente en actividades deportivas, lo que evidencia la necesidad de llevar a cabo intervenciones y programas que promuevan la actividad en esta población12. Como base para dichas estrategias es necesario conocer los patrones de AF, así como los motivos que llevan a iniciarla, a mantenerla o a abandonarla8,13,14.

En poblaciones como Suecia1, Australia2, Brasil14, Inglaterra15 o EE. UU.16 se ha demostrado la fuerte asociación con el sexo, la edad, el índice de masa corporal (IMC) y la educación. En España, en comunidades autónomas como Madrid11,17 y Cataluña18,19, coinciden al relacionarla con la edad, sexo, IMC, percepción de salud, educación, estado civil, o consumo de tabaco.

Existe un creciente interés en el estudio de la AF durante el tiempo libre, en el trabajo, en el transporte o en el hogar, y su efecto en la salud de la población14.

Este estudio utilizó la Encuesta Europea de Salud en España (EESE) del año 200920 con los siguientes objetivos: 1) describir la prevalencia de AF realizada por la población española trabajadora entre los 16-70 años en 2009 por sexo, y 2) determinar las variables sociodemográficas, el estado de salud y los estilos de vida asociados a la AF en población adulta trabajadora.

Material y métodos

Se trata de un estudio observacional, epidemiológico descriptivo. La EESE es una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística20, que analiza una muestra representativa a nivel nacional de ciudadanos, no institucionalizados, mayores de 16 años. Se utilizó un muestreo trietápico con estratificación de las unidades de primera etapa. La encuesta abarcó un total de 22.188 adultos, y el error estimado total de la muestra fue de ±1,01%. La información fue recogida mediante entrevistas personales en el domicilio. El período de recopilación de datos abarcó desde abril de 2009 a marzo de 2010. Los detalles de la metodología de la EESE se describen en la página oficial del Instituto Nacional de Estadística20.

Población de estudio

Se seleccionó una población trabajadora entre 16-70 años (N=10.928), considerando así a las personas que en el momento de la entrevista tenían una relación contractual por la que recibían una retribución en metálico o en especie; a los empresarios, los trabajadores independientes y los miembros de cooperativas de producción que trabajan en las mismas; las personas que estuvieran de baja, de vacaciones, en días de permiso, realizando actividades de representación sindical, y por desorganización temporal del trabajo por razones como mal tiempo, averías mecánicas u otras análogas, siempre que estuviesen formalmente vinculadas a su empleo.

Variables de estudio

Dependientes: para valorar la AF, se utilizó la descripción de la EESE: «Las actividades que se realizan en el trabajo, así como las tareas que lleva a cabo en el hogar o jardín, los desplazamientos para ir de un lugar a otro y las actividades durante el tiempo libre, ya sea por recreo, ejercicio o deporte». Se dividieron en: 1) «actividad física intensa» (requiere mucho esfuerzo físico y hace que se respire más fuerte de lo normal); 2) «actividad física moderada» (requiere un esfuerzo físico moderado y hace que se respire de forma más agitada), y 3) «actividad física ligera o nada» (caminar al menos durante 10min seguidos, o no realizar ninguna AF).

Independientes: características sociodemográficas: estado civil (casado o vivir como una pareja casada/viudo/divorciado), nivel de estudios (sin estudios, educación primaria completa, educación secundaria o más), y el tamaño del municipio, subdividido en menor o igual de 50.000 personas o mayor o igual de 50.001.

La autopercepción del estado de salud fue evaluada con la pregunta: «¿Cómo diría que ha sido su salud durante los últimos 12 meses?». Con las opciones: muy buena, buena, regular, mala, muy mala. La respuesta fue dicotomizada como muy buena/buena o regular/mala/muy mala. También se obtuvo el número de diagnósticos médicos de enfermedades crónicas (ninguno, entre uno y 2, o más de 3), incluyendo: asma, bronquitis crónica, infarto cardiaco, angina de pecho, infarto cerebral, artritis reumatoide, osteoporosis, dolor de espalda, diabetes, cirrosis, cáncer, ansiedad, depresión u otros, y lesiones permanentes por accidentes. El consumo de medicamentos prescritos para cualquiera de estas enfermedades crónicas también se clasificó como: consume o no consume. El IMC se calculó con el peso y la altura autorreferidos. Las personas con un IMC30 fueron clasificados como obesos, aquellos con IMC entre 25 y 29,9, como personas con sobrepeso, y aquellos con IMC<25, como individuos con peso normal.

Respecto a los estilos de vida: el consumo de tabaco se diferenció en fumador y no fumador, y el consumo de alcohol se diferenció entre consumidor de alcohol o nunca consume alcohol.

Para la medición de la salud mental se utilizaron 2 indicadores de la escala de calidad de vida SF-36, la «disfunción psicológica» y la «salud mental positiva». Ambos indicadores se obtuvieron a través de 10 ítems, puntuados de 0 a 100, donde 100 representa la mejor puntuación posible, y 0, la peor20.

Análisis estadístico

Todos los análisis se realizaron por separado para hombres y mujeres. Se describe la distribución y prevalencia de la AF y las variables independientes en mujeres y hombres según las variables de estudio, la distribución de la AF y los grados de intensidad por sexo. Para evaluar la AF moderada e intensa se realizaron 2 modelos de regresión multivariante logística ordinal incondicionales, y se presentaron los resultados por sexo y totales. Los análisis multivariados se realizaron incluyendo las variables que fueron estadísticamente significativas en el análisis bivariado. Las estimaciones se realizaron con el programa STATA, y la significación estadística se fijó en p<0,05 (2 colas).

Aspectos éticos

Se realizó el análisis de datos obtenidos de bases de datos públicas (www.ine.es) y anónimas, por lo que no fue necesario obtener la aprobación del Comité de Ética de Investigación, siguiendo la legislación española.

Resultados

El número total de participantes para realizar el estudio ha sido de 10.928 trabajadores, 5.300 hombres (48,5%) y 5.628 mujeres (51,5%). La edad media fue de 41,05 años (40,8 años las mujeres y 41,3 años los hombres). La distribución de las variables independientes y la prevalencia de AF se presentan en la tabla 1. La mayoría de las mujeres realizan AF moderada (41,9%) y ligera (27,7%), mientras que los hombres realizan AF intensa (39,7%) y moderada (25,8%).

Tabla 1.

Distribución de los factores sociodemográficos, las variables relacionadas con la salud y la prevalencia de actividad física en población trabajadora en España

  MujerHombreTotal
  IC 95%  IC 95%  IC 95% 
Edad, años
16-35  1.873  33,3  32,1-34,5  1.707  32,2  30,9-33,5  3.580  32,8  31,9-33,7 
36-50  2.458  43,7  42,4-45,0  2.301  43,4  42,1-44,7  4.759  43,5  42,6-44,4 
51-70  1.297  23,0  21,9-24,1  1.292  24,4  23,2-25,6  2.589  23,7  22,9-24,5 
Estado civil
Con pareja  3.262  58,0  56,7-59,3  3.213  60,7  59,4-62,0  6.475  59,3  58,4-60,2 
Sin pareja  2.364  42,0  40,7-43,3  2.083  39,3  38,0-40,6  4.447  40,7  39,8-41,6 
Estudios
Analf./primarios  1.121  19,9  18,9-20,9  1.201  22,7  21,6-23,8  2.322  21,3  20,5-22,1 
Secundarios  2.929  52,1  50,8-53,4  2.963  55,9  54,6-57,2  5.892  53,9  53,0-54,8 
Universitarios  1.576  28,0  26,8-29,2  1.133  21,4  20,3-22,5  2.709  24,8  24,0-25,6 
IMC
Normopeso  3.554  65,6  64,4-66,8  1.993  38,6  37,3-39,9  5.547  52,5  51,6-53,4 
Sobrepeso  1.340  24,7  23,6-25,8  2.346  45,5  44,2-46,8  3.686  34,9  34,0-35,8 
Obesidad  524  9,7  8,9-10,5  818  15,9  14,9-16,9  1.342  12,7  12,1-13,3 
Percepción del estado de salud
MB/B  4.674  83,0  82,0-84,0  4.639  87,5  86,6-88,4  9.313  85,2  84,5-85,9 
R/M/MM  954  17,0  16,0-18,0  661  12,5  11,6-13,4  1.615  14,8  14,1-15,5 
Enfermedades crónicas
No tiene  3.347  59,5  58,2-60,8  3.502  66,1  64,8-67,4  6.849  62,7  61,8-63,6 
1-2  1.698  30,2  29,0-31,4  1.542  29,1  27,9-30,3  3.240  29,6  28,7-30,5 
583  10,4  9,6-11,2  256  4,8  4,2-5,4  839  7,7  7,2-8,2 
Medicamentos
Consume  2.859  50,8  49,5-52,1  1.931  36,4  35,1-37,7  4.790  43,8  42,9-44,7 
No consume  2.769  49,2  47,9-50,5  3.369  63,6  62,3-64,9  6.138  56,2  55,3-57,1 
Tabaco
Fumador  1.721  31,0  29,8-32,2  1.932  37,1  35,8-38,4  3.653  34,0  33,1-34,9 
No fumador  3.827  69,0  67,8-70,2  3.269  62,9  61,6-64,2  7.096  66,0  65,1-66,9 
Alcohol
Consume  3.428  61,8  60,5-63,1  4.194  80,9  79,8-82,0  7.622  71,0  70,1-71,9 
No consume  2.115  38,2  36,9-39,5  991  19,1  18,0-20,2  3.106  29,0  28,1-29,9 
Actividad física
Intensa  1.135  20,2  19,2-21,2  2.105  39,7  38,4-41,0  3.240  29,6  28,7-30,5 
Moderada  2.359  41,9  40,6-43,2  1.366  25,8  24,6-27,0  3.725  34,1  33,2-35,0 
Ligera  1.558  27,7  26,5-28,9  1.302  24,6  23,4-25,8  2.860  26,2  25,4-27,0 
No realiza  576  10,2  9,4-11,0  527  9,9  9,1-10,7  1.103  10,1  9,5-10,7 
  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95% 
Disfunción psicológica  81,78  76,44  79,78-83,78  18,40  15,93  17,97-18,83  79,03  17,45  78,70-79,36 
Salud mental positiva  74,01  66,86  72,26-75,76  20,10  17,89  19,62-20,58  70,32  19,39  69,96-70,68 

Fuente: Encuesta Europea de Salud en España 2009.

En la tabla 2 se muestra la prevalencia de las diferentes categorías de la AF con las variables independientes en mujeres trabajadoras. La mayoría de las variables estudiadas presentan diferencias significativas (p<0,05), excepto en el consumo de tabaco. La prevalencia de AF intensa es mayor en mujeres entre 16-35 años, sin pareja, con estudios universitarios, con buena percepción de su salud, y que no fuman. La salud mental positiva es significativamente mayor en las mujeres que realizan AF intensa. La prevalencia de AF moderada es mayor en las mujeres entre 36 y 50 años. Respecto a las variables de salud, realizan AF moderada aquellas que presentan una o 2 enfermedades crónicas, y no fuman.

Tabla 2.

Prevalencia de la actividad física según las variables sociodemográficas y de salud en mujeres trabajadoras

  Actividad física intensaActividad física moderadaActividad física ligeraNo realiza actividad física
  IC 95%  IC 95%  IC 95%  IC 95% 
Edad, años*
16-35  450  24,0  22,1-25,9  696  37,2  35,0-39,4  525  28,0  26,0-30,0  202  10,8  9,4-12,2 
36-50  494  20,1  18,5-21,7  1.094  44,5  42,5-46,5  629  25,6  23,9-27,3  241  9,8  8,6-11,0 
51-70  191  14,7  12,8-16,6  569  43,9  41,2-46,6  404  31,1  28,6-33,6  133  10,3  8,6-12,0 
Estado civil*
Con pareja  568  17,4  16,1-18,7  1.454  44,6  42,9-46,3  901  27,6  26,1-29,1  339  10,4  9,4-11,4 
Sin pareja  566  23,9  22,2-25,6  905  38,3  36,3-40,3  656  27,7  25,9-29,5  237  10,0  8,8-11,2 
Estudios*
Analf./primarios  147  13,1  11,1-15,1  490  43,7  40,8-46,6  331  29,5  26,8-32,2  153  13,6  11,6-15,6 
Secundarios  604  20,6  19,1-22,1  1.208  41,2  39,4-43,0  822  28,1  26,5-29,7  295  10,1  9,0-11,2 
Universitarios  384  24,4  22,3-26,5  660  41,9  39,5-44,3  405  25,7  23,5-27,9  127  8,1  6,8-9,4 
IMC*
Normopeso  793  22,3  20,9-23,7  1.474  41,5  39,9-43,1  966  27,2  25,7-28,7  321  9,0  8,1-9,9 
Sobrepeso  228  17,0  15,0-19,0  598  44,6  41,9-47,3  369  27,5  25,1-29,9  145  10,8  9,1-12,5 
Obesidad  85  16,2  13,0-19,4  213  40,6  36,4-44,8  160  30,5  26,6-34,4  66  12,6  9,8-15,4 
Percepción del estado de salud*
MB/B  1.001  21,4  20,2-22,6  1.954  41,8  40,4-43,2  1.269  27,2  25,9-28,5  450  9,6  8,8-10,4 
R/M/MM  134  14,0  11,8-16,2  405  42,5  39,4-45,6  289  30,3  27,4-33,2  126  13,2  11,1-15,3 
Enfermedades crónicas*
No tiene  737  22,0  20,6-23,4  1.328  39,7  38,0-41,4  947  28,3  26,8-29,8  335  10,0  9,0-11,0 
1-2  309  18,2  16,4-20,0  783  46,1  43,7-48,5  436  25,7  23,6-27,8  170  10,0  8,6-11,4 
89  15,3  12,4-18,2  248  42,5  38,5-46,5  175  30,0  26,3-33,7  71  12,2  9,5-14,9 
Medicamentos
Consume  498  17,4  16,0-18,8  1.265  44,2  42,4-46,0  778  27,2  25,6-28,8  318  11,1  9,9-12,3 
No consume  637  23,0  21,4-24,6  1.094  39,5  37,7-41,3  780  28,2  26,5-29,9  258  9,3  8,2-10,4 
Tabaco
Fumadora  333  19,3  17,4-21,2  707  41,1  38,8-43,4  488  28,4  26,3-30,5  193  11,2  9,7-12,7 
No fumadora  792  20,7  19,4-22,0  1.627  42,5  40,9-44,1  1.043  27,3  25,9-28,7  365  9,5  8,6-10,4 
Alcohol*
Consume  792  23,1  21,7-24,5  1.449  42,3  40,6-44,0  909  26,5  25,0-28,0  278  8,1  7,2-9,0 
No consume  333  15,7  14,1-17,3  883  41,7  39,6-43,8  618  29,2  27,3-31,1  281  13,3  11,9-14,7 
  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95% 
Salud mental positiva*  69,38  18,87  68,28-70,48  66,74  19,17  65,97-67,51  66,18  21  65,14-67,22  64,28  22,97  62,40-66,16 
*

Diferencia significativa en la actividad, p<0,05.

En la tabla 3 se muestra la prevalencia de la AF con las variables independientes en hombres trabajadores. Todas las variables estudiadas presentan diferencias significativas (p<0,05). La prevalencia de AF intensa es mayor en hombres de menor edad, sin pareja, con estudios universitarios, con normopeso, buena percepción de su salud, que no fuman y no consumen medicamentos. Como en las mujeres, la salud mental positiva es mayor en aquellos que practican AF intensa. La prevalencia de AF moderada es elevada en los que tienen pareja, en hombres que no fuman y toman algún medicamento.

Tabla 3.

Prevalencia de la actividad física según las variables sociodemográficas y de salud en hombres trabajadores

  Actividad física intensaActividad física moderadaActividad física ligeraNo realiza actividad física
  IC 95%  IC 95%  IC 95%  IC 95% 
Edad, años*
16-35  896  52,5  50,1-54,9  373  21,9  19,9-23,9  301  17,6  15,8-19,4  137  8,0  6,7-9,3 
36-50  876  38,1  36,1-40,1  636  27,6  25,8-29,4  545  23,7  22,0-25,4  244  10,6  9,3-11,9 
51-70  333  25,8  23,4-28,2  357  27,6  25,2-30,0  456  35,3  32,7-37,9  146  11,3  9,6-13,0 
Estado civil*
Con pareja  1.112  34,6  33,0-36,2  853  26,5  25,0-28,0  882  27,5  26,0-29,0  366  11,4  10,3-12,5 
Sin pareja  992  47,6  45,5-49,7  511  24,5  22,7-26,3  419  20,1  18,4-21,8  161  7,7  6,6-8,8 
Estudios*
Analf./primarios  377  31,4  28,8-34,0  326  27,1  24,6-29,6  348  29,0  26,4-31,6  150  12,5  10,6-14,4 
Secundarios  1.204  40,6  38,8-42,4  758  25,6  24,0-27,2  697  23,5  22,0-25,0  304  10,3  9,2-11,4 
Universitarios  524  46,2  43,3-49,1  281  24,8  22,3-27,3  256  22,6  20,2-25,0  72  6,4  5,0-7,8 
IMC*
Normopeso  922  46,3  44,1-48,5  475  23,8  21,9-25,7  431  21,6  19,8-23,4  165  8,3  7,1-9,5 
Sobrepeso  905  38,6  36,6-40,6  622  26,5  24,7-28,3  600  25,6  23,8-27,4  219  9,3  8,1-10,5 
Obesidad  230  28,1  25,0-31,2  241  29,5  26,4-32,6  231  28,2  25,1-31,3  116  14,2  11,8-16,6 
Percepción del estado de salud*
MB/B  1.935  41,7  40,3-43,1  1.192  25,7  24,4-27,0  1.086  23,4  22,2-24,6  426  9,2  8,4-10,0 
R/M/MM  170  25,7  22,4-29,0  174  26,3  22,9-29,7  216  32,7  29,1-36,3  101  15,3  12,6-18,0 
Enfermedades crónicas*
No tiene  1.482  42,3  40,7-43,9  890  25,4  24,0-26,8  807  23,0  21,6-24,4  323  9,2  8,2-10,2 
1-2  562  36,4  34,0-38,8  403  26,1  23,9-28,3  413  26,8  24,6-29,0  164  10,6  9,1-12,1 
61  23,8  18,6-29,0  73  28,5  23,0-34,0  82  32,0  26,3-37,7  40  15,6  11,2-20,0 
Medicamentos
Consume  639  33,1  31,0-35,2  502  26,0  24,0-28,0  557  28,8  26,8-30,8  233  12,1  10,6-13,6 
No consume*  1.466  43,5  41,8-45,2  864  25,6  24,1-27,1  745  22,1  20,7-23,5  294  8,7  7,7-9,7 
Tabaco
Fumador  698  36,1  34,0-38,2  496  25,7  23,8-27,6  512  26,5  24,5-28,5  226  11,7  10,3-13,1 
No fumador  1.366  41,8  40,1-43,5  852  26,1  24,6-27,6  764  23,4  21,9-24,9  287  8,8  7,8-9,8 
Alcohol*
Consume  1.679  40,0  38,5-41,5  1.099  26,2  24,9-27,5  1.030  24,6  23,3-25,9  386  9,2  8,3-10,1 
No consume  383  38,6  35,6-41,6  241  24,3  21,6-27,0  243  24,5  21,8-27,2  124  12,5  10,4-14,6 
  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95%  Media  DE  IC 95% 
Salud mental positiva*  75,77  16,9  75,05-76,49  73,83  17,85  72,88-74,78  72,8  18,12  71,82-73,78  70,36  20,3  68,63-72,09 
*

Diferencia significativa en la actividad física, p<0,05.

En la tabla 4 se muestran los resultados del análisis multivariado en hombres y mujeres. En el primer análisis, sin segmentar por sexos, tras ajustar por todas las variables confusoras, se obtuvo una odds ratio (OR) de 1,50 en mujeres para la AF moderada y una OR de 0,45 en AF intensa (p<0,001) respecto a los hombres, utilizando como categoría de referencia la AF ligera o nada. La probabilidad de que un sujeto refiera que realiza AF moderada es un 50% mayor si es mujer. En el caso de la AF intensa y ser mujer, esta probabilidad disminuye a la mitad. En mujeres, las variables asociadas significativamente con una mayor probabilidad de realizar AF moderada, en comparación con ligera o no hacer, eran la edad entre 36-50 años (OR 1,26), 1-2 enfermedades crónicas (OR 1,30) y no fumar (OR 1,17). En la AF intensa destacan no tener pareja (OR 1,30) y tener estudios universitarios (OR 1,56). Por el contrario, la probabilidad de no realizar AF intensa se asocia a edad entre 51-70 años (OR 0,73), percepción de la salud negativa (OR 0,77) y no consumir alcohol (OR 0,63; p<0,001). En hombres, se asocian significativamente con AF intensa y moderada no tener pareja, no fumar y consumir algún medicamento. En el caso de la AF intensa, también es significativo poseer estudios universitarios (OR 1,62). Por el contrario, la probabilidad de no realizar AF intensa se asocia a edades entre 35-50 (OR 0,68), 51-70 años (OR 0,38), obesidad (OR 0,58) y percepción negativa de su salud (OR 0,70).

Tabla 4.

Resultados del análisis multivariante de la asociación entre actividad física moderada e intensa y las variables de salud estudiadas en mujeres y hombres trabajadores

  ModeradoIntenso
  OR  IC 95%OR  IC 95%
Mujeres
Edad, años
16-35         
36-50  1,26**  1,09  1,46  1,03  0,86  1,23 
51-70  1,04  0,86  1,24  0,73*  0,58  0,92 
Estado civil
Con pareja         
Sin pareja  0,93  0,81  1,06  1,30**  1,11  1,52 
Estudios
Analf./primarios         
Secundarios  0,97  0,82  1,15  1,29*  1,02  1,63 
Universitarios  1,04  0,86  1,26  1,56**  1,21  2,01 
Percepción del estado de salud
MB/B         
R/M/MM  0,86  0,71  1,04  0,77*  0,59  1,00 
Enfermedades crónicas
No tiene         
1-2  1,30***  1,12  1,51  1,16  0,97  1,39 
1,23  0,96  1,57  1,23  0,89  1,70 
Tabaco
Fumadora         
No fumadora  1,17*  1,02  1,33  1,28***  1,08  1,51 
Alcohol
Consume         
No consume  0,82**  0,72  0,94  0,63***  0,53  0,74 
Salud mental positiva
1,00  1,00  1,00  1,01*  1,00  1,01   
Hombres
Edad, años
16-35         
36-50  1,09  0,90  1,32  0,68***  0,57  0,80 
51-70  0,84  0,67  1,06  0,38***  0,31  0,47 
Estado civil
Con pareja         
Sin pareja  1,29**  1,09  1,53  1,44***  1,24  1,68 
Estudios
Analf./primarios         
Secundarios  1,02  0,85  1,23  1,13  0,95  1,34 
Universitarios  1,14  0,91  1,44  1,62***  1,31  2,01 
IMC
Normopeso         
Sobrepeso  1,01  0,86  1,20  0,89  0,76  1,03 
Obesidad  0,99  0,80  1,22  0,58***  0,47  0,72 
Percepción del estado de salud
MB/B         
R/M/MM  0,82  0,64  1,04  0,70**  0,55  0,88 
Medicamentos
No consume         
Consume  1,18*  1,00  1,38  1,22*  1,05  1,42 
Tabaco
Fumador         
No fumador  1,27**  1,09  1,48  1,50***  1,30  1,73 
Salud mental positiva  1,00  1,00  1,01  1,01*  1,00  1,01 

Fuente: Encuesta Europea de Salud en España 2009.

*

p<0,05.

**

p<0,01.

***

p<0,001.

Discusión

El estudio mostró que la franja de edad donde se realiza más AF intensa es entre los 16-35 años, seguida de la AF moderada entre 36-50 años, en ambos sexos. En Brasil, Florindo et al.14 describen que las AF realizadas durante el trabajo (45,5%) y en el hogar (51,7%) se centran en edades entre 35-44 años, mientras que entre los 18-24 años destaca una mayor AF en el tiempo libre (18,3%) y en el transporte (13,6%).

En el presente estudio, el porcentaje de hombres que hacen AF es ligeramente mayor que el de las mujeres (90,1 frente a 89,9%). Alonso-Blanco et al.17 describen cómo las mujeres mostraron una menor prevalencia de AF tanto en el tiempo libre como en el trabajo (p<0,05). Rodríguez-Romo et al.9 también observaron un mayor porcentaje de hombres (82%) que participaban en AF moderada o alta, respecto a las mujeres (78%). Similares resultados aparecen en estudios previos8,16,21. En EE. UU., los Centers for Disease Control and Prevention16 establecían una proporción de inactividad física de un 21,4% para los hombres y de un 25,9% para las mujeres. En Japón, Kurozawa et al.21 mostraban que un 68,7% de los hombres frente al 76,2% de las mujeres dedicaban poco tiempo al ejercicio físico. Pitsavos et al.8 concluían que los hombres tenían más probabilidades de ser físicamente activos que las mujeres (53 frente a 48%). Wanner et al.22 observaron que las cifras de AF eran de un 43,1% en mujeres y de un 45,0% en hombres. Por el contrario, Van Tuyckom et al.12 analizaron la AF en 25 países de Europa, y observaron que las mujeres de países del sur presentaban tasas más bajas de participación deportiva, comparándolas con las de los países nórdicos, donde las mujeres superaban a los hombres.

Para ambos sexos, no fumar presenta una mayor probabilidad de práctica de AF moderada. Respecto a la AF intensa, para ambos sexos, se asocian positivamente ser joven, estar sin pareja, nivel de estudios universitarios, buena o muy buena percepción de la salud y no fumar. En China, Ding et al.23 demuestran que la mayor participación en AF en el tiempo libre se daba en personas jóvenes (p<0,001), hombres (63,6%) y sin pareja (50,5%). En Inglaterra, Stamatakis y Chaudhury15 relacionaban un mayor nivel de educación y percepción positiva del estado de salud con la realización de deporte, en ambos sexos (p<0,001). En España, estudios previos muestran resultados similares9,17,18,24. Alonso-Blanco et al.17 describen que las variables que se relacionan con mayor frecuencia de AF en el tiempo libre son mayor nivel educativo y no fumar. En Madrid, Rodríguez-Romo et al.9 concluían que la probabilidad de no alcanzar las recomendaciones de AF fue mayor en las personas que percibían negativamente su salud (OR 3,58) y fumaban (OR 1,41). Por el contrario, las personas con estudios universitarios tenían más probabilidad de alcanzar las recomendaciones (OR 2,05). Redondo et al.18 asociaron a una mayor prevalencia de sedentarismo a las variables: ser mujer (37,4% de mujeres frente a un 29,4% de hombres), edades entre 65-74 años (OR 1,41; IC 95%: 1,16-1,72), fumar (OR 1,28; IC 95%: 1,09-1,5), no tener estudios (OR 5,10; IC 95%: 3,37-7,25) y no consumir alcohol (OR 0,74; IC 95%: 0,6-0.91).

Respecto a la salud mental, De Miguel Diez et al.24 compararon pacientes con asma y bronquitis crónica con individuos sanos, y mostraron que la práctica de AF se asociaba con una puntuación significativamente más alta en salud mental positiva.

Europa, a través del programa de Salud Pública 2003-2008, llama la atención sobre la necesidad de elaborar planes que articulen respuestas integradas ante el sobrepeso y el sedentarismo a nivel regional, nacional y europeo25. En España, con el objetivo de impulsar acciones en materia de promoción de la salud a través de la AF y el deporte, se firmó el Convenio Marco de Colaboración entre el Ministerio de Sanidad y Política Social y el Consejo Superior de Deportes. A nivel de la población laboral, también propone acciones orientadas al fomento de AF26.

La principal fortaleza del presente estudio es la utilización de datos representativos de la población española, a través de la encuesta nacional, y el poder analizar un número importante de variables sociodemográficas y relacionadas con el estado de salud. Las limitaciones: la tasa de participación inicial de la EESE 2009 fue del 64%, por lo que la existencia de un posible sesgo de selección debe ser considerada27. Además, las preguntas sobre la AF y las variables independientes que se han utilizado en este estudio no han sido validadas. A este respecto, hay que señalar que el uso de medidas objetivas (a través del uso de acelerómetros) podría complementar los datos con el fin de evitar esta limitación; sin embargo, esto no es viable en las encuestas de población a gran escala debido a los altos costos.

Como en toda encuesta poblacional, las variables medidas pueden estar afectadas por el sesgo de memoria y la tendencia de los entrevistados a dar respuestas socialmente condicionadas.

Quizás la influencia del sesgo de memoria en estos resultados sea baja, ya que las variables dependientes se refieren a características de los sujetos en el momento de la encuesta. Respecto a las respuestas condicionadas socialmente, es posible que los sujetos tiendan a sobrestimar su ejercicio y capacidad física. Por otro lado, el diseño del estudio no permite el establecimiento de una relación causa-efecto debido a la falta de seguimiento longitudinal de los individuos.

Finalmente, las discrepancias entre las tendencias de la AF en los diferentes estudios pueden relacionarse con la definición de AF en el trabajo, la medición y el diseño del estudio28.

Los resultados proporcionan información sobre la AF y su distribución en la población, y revelan relaciones para el desarrollo de estrategias y políticas de salud pública, por lo que pueden ser el fundamento de futuras investigaciones, con el fin de mejorar las recomendaciones sobre la AF por edad y sexo. Las estrategias a diseñar deberían tener en cuenta los factores que predisponen al sedentarismo y las diferencias entre hombres y mujeres.

Lo conocido sobre el tema

  • La promoción de la AF es una de las estrategias para mejorar la salud de la población en todas las edades.

  • A pesar de los beneficios que aporta, en población adulta trabajadora existen niveles bajos de AF.

Qué aporta este estudio

  • Muestra la prevalencia de AF en diferentes grados de intensidad, en mujeres y hombres españoles.

  • Muestra la distribución de las variables relacionadas con datos sociodemográficos, el estado de salud y los estilos de vida, en los diferentes grados de intensidad de la AF, en ambos sexos.

  • Muestra la asociación entre AF moderada e intensa y las variables mencionadas, en ambos sexos.

  • Puede contribuir a desarrollar estrategias que promuevan la AF en población adulta, al ayudar a conocer los patrones de AF de la población, así como los motivos que llevan a iniciarla, mantenerla o abandonarla.

Financiación

No existe financiación externa.

Conflicto de intereses

No existen conflictos de intereses.

Bibliografía
[1]
N. Ng, K. Söderman, M. Norberg, A. Öhman.
Increasing physical activity, but persisting social gaps among middleaged people: Trends in Northern Sweden from 1990 to 2007.
Glob Health Action, 25 (2011), pp. 735-744
[2]
D. Merom, H. Bowles, A. Bauman.
Measuring walking for physical activity surveillance--The effect of prompts and respondents’ interpretation of walking in a leisure-time survey.
J Phys Act Health, 6 (2009), pp. S81-S88
[3]
M.C. Ashe, W.C. Miller, J.J. Eng, L. Noreau, Physical Activity and Chronic Conditions Research Team.
Older adults, chronic disease and leisure-time physical activity.
Gerontology, 55 (2009), pp. 64-72
[4]
Y.T. Lagerros, R. Bellocco, H.O. Adami, O. Nyrén.
Measures of physical activity and their correlates: The Swedish National March Cohort.
Eur J Epidemiol, 24 (2009), pp. 161-169
[5]
L. Byberg, H. Melhus, R. Gedeborg, J. Sundström, A. Ahlbom, B. Zethelius, et al.
Total mortality after changes in leisure time physical activity in 50 year old men: 35 year follow-up population based cohort.
Br J Sports Med, 43 (2009), pp. 482-489
[6]
K. Ueshima, K. Ishikawa-Takata, T. Yorifuji, E. Suzuki, S. Kashima, S. Takao, et al.
Physical activity and mortality risk in the Japanese elderly: A cohort study.
Am J Prev Med, 38 (2010), pp. 410-418
[7]
R.F. Gillum, T.O. Obisesan.
Physical activity, cognitive function, and mortality in a US national cohort.
Ann Epidemiol, 20 (2010), pp. 251-257
[8]
C. Pitsavos, D.B. Panagiotakos, Y. Lentzas, C. Stefanadis.
Epidemiology of leisure-time physical activity in socio-demographic, lifestyle and psychological characteristics of men and women in Greece: The ATTICA Study.
BMC Public Health., 5 (2005),
[9]
G. Rodríguez-Romo, C.A. Cordente, J.I. Mayrga, M. Garrido-Muñoz, R. Macías, A. Lucía, et al.
[Influence of socio-demographic correlates on the adherence to physical activity recommendations in adults aged from 15-to 74 years] Spanish.
Rev Esp Salud Publica, 85 (2011), pp. 351-362
[10]
C.H. Hirsch, P. Diehr, A.B. Newman, S.A. Gerrior, C. Pratt, M.D. Lebowitz, et al.
Physical activity and years of healthy life in older adults: Results from the cardiovascular health study.
J Aging Phys Act, 18 (2010), pp. 313-334
[11]
C.M. Meseguer, I. Galán, R. Herruzo, F. Rodríguez-Artalejo.
Trends in leisure time and occupational physical activity in the Madrid region, 1995-2008.
Rev Esp Cardiol, 64 (2010), pp. 21-27
[12]
C. Van Tuyckom, J. Scheerder, P. Bracke.
Gender and age inequalities in regular sports participation: A cross-national study of 25 European countries.
J Sports Sci, 28 (2010), pp. 1077-1084
[13]
G. Rodríguez-Romo, C. Boned-Pascual, M. Garrido-Muñoz.
Motivos y barreras para hacer ejercicio y practicar deportes en Madrid.
Rev Panam Salud Publica, 26 (2009), pp. 244-254
[14]
A.A. Florindo, P.C. Hallal, E.C. Moura, D.C. Malta.
Practice of physical activities and associated factors in adults, Brazil, 2006.
Rev Saude Publica, 43 (2009), pp. 65-73
[15]
E. Stamatakis, M. Chaudhury.
Temporal trends in adults’ sports participation patterns in England between 1997 and 2006: The Health Survey for England.
Br J Sports Med, 42 (2008), pp. 901-908
[16]
Centers for Disease Control and Prevention (CDC).
Trends in leisure-time physical inactivity by age, sex, and race/ethnicity--United States, 1994-2004.
MMWR Morb Mortal Wkly Rep, 54 (2005), pp. 991-994
[17]
C. Alonso-Blanco, D. Palacios-Ceña, V. Hernández-Barrera, P. Carrasco-Garrido, R. Jiménez-García, C. Fernández-de-las-Peñas.
Trends in leisure time and work-related physical activity in the Spanish working population, 1987-2006.
Gac Sanit, 26 (2012), pp. 223-230
[18]
A. Redondo, I. Subirana, R. Ramos, P. Solanas, J. Sala, R. Masiá, et al.
[Trends in leisure time physical activity practice in the 1995-2005 period in Girona] Spanish.
Rev Esp Cardiol, 64 (2011), pp. 997-1004
[19]
B. Román-Viñas, L. Serra-Majem, L. Ribas-Barba, E. Roure-Cuspinera, C. Cabezas, C. Vallbona, et al.
Trends in physical activity status in Catalonia, Spain (1992-2003).
Public Health Nutr, 10 (2007), pp. 1389-1395
[20]
Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Instituto Nacional de Estadística. Encuesta Europea de Salud en España. EES-2009. Metodología. Madrid: Instituto Nacional de Estadística; 2010 [consultado 12 Ene 2015]. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/EncuestaEuropea/Metodologia_EES_2009.pdf
[21]
Y. Kurozawa, T. Hosoda, N. Iwai, T. Nose, T. Yoshimura, A. Tamakoshi, et al.
Levels of physical activity among participants in the JACC study.
J Epidemiol, 15 (2005), pp. 43-47
[22]
M. Wanner, E. Martin-Diener, G.F. Bauer, H. Stamm, B.W. Martin.
Allez Hop, a nationwide programme for the promotion of physical activity in Switzerland: What is the evidence for a population impact after one decade of implementation?.
Br J Sports Med, 45 (2011), pp. 1202-1207
[23]
D. Ding, J.F. Sallis, M.F. Hovell, J. Du, M. Zheng, H. He, et al.
Physical activity and sedentary behaviours among rural adults in Suixi, China: A cross-sectional study.
Int J Behav Nutr Phys Act, 8 (2011), pp. 37
[24]
J. De Miguel Diez, R.J. García, V. Hernández-Barrera, P.R. Rodríguez, L.P. Maestu, P.C. Garrido.
Mental health among adults with asthma and chronic bronchitis. A population-based study in Spain.
Respir Med, 106 (2012), pp. 924-932
[25]
Alonso Alfonseca J, Aparicio Ibañez D, Baus Japón M, Blanco Aguilar J, Caballero López G, Conejo Díaz JA, et al. Plan para la promoción de la actividad física y la alimentación equilibrada: 2004-2008. Sevilla: Junta de Andalucía, Consejería de Salud; 2004 [consultado 12 Ene 2015]. Disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/salud/sites/csalud/galerias/documentos/c_1_c_6_planes_estrategias/plan_alimentacion_equilibrada/Plan_actividad_fisica.pdf
[26]
Ministerio de Sanidad y Política Social, Consejo Superior de Deportes. Convenio Marco de Colaboración entre el Ministerio de Sanidad y Política Social y el Consejo Superior de Deportes para la Promoción de la Salud a través de la práctica de actividad física y el deporte [consultado 12 Ene de 2015]. Disponible en: http://www.planamasd.es/sites/default/files/Convenio-Marco-MSPS-y-CSD_14_09_2010.pdf
[27]
Instituto Nacional de Salud. Encuesta Europea de Salud 2009. Evaluación de la falta de respuesta en la Encuesta Europea de Salud 2009 [consultado el 15 Dic 2014]. Disponible en: http://www.ine.es/daco/daco42/sanitarias/evalfrees09.pdf
[28]
D. Palacios-Ceña, C. Alonso-Blanco, R. Jiménez-García, V. Hernández-Barrera, P. Carrasco-Garrido, E. Pileño-Martinez, et al.
Time trends in leisure time physical activity and physical fitness in elderly people: 20 year followup of the Spanish population national health survey (1987-2006).
BMC Public Health., 11 (2011), pp. 799
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.