Buscar en
Angiología
Toda la web
Inicio Angiología Trombo mural en endoprótesis aórticas abdominales: factores predictivos y evol...
Información de la revista
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 58-63 (Marzo - Abril 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1967
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 58-63 (Marzo - Abril 2014)
Original
DOI: 10.1016/j.angio.2013.11.005
Acceso a texto completo
Trombo mural en endoprótesis aórticas abdominales: factores predictivos y evolución clínica
Mural thrombus in abdominal aortic endograft: Predictive factors and clinical progress
Visitas
...
P. Calvín??
Autor para correspondencia
calvinalvarez@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, M. Botas, P. del Canto, M. Vicente, A.A. Zanabili, L.J. Álvarez
Hospital de Cabueñes, Gijón, Asturias, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (2)
Tabla 1. Comparación de las características clínicas y demográficas en pacientes con y sin trombo mural
Tabla 2. Características de la endoprótesis
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

El incremento del tratamiento endovascular en aneurismas de aorta abdominal ha dado lugar a nuevas complicaciones, como la formación de trombo intraprótesis, cuya aparición no está exenta de riesgos.

Objetivos

Conocer la incidencia de trombo mural, su evolución clínica y determinar qué factores pueden influir directamente en su desarrollo.

Material y métodos

Revisamos retrospectivamente (julio 2006-octubre 2011) pacientes con reparación endovascular de aneurismas de aorta abdominal y seguimiento por angiografía tomográfica computarizada superior a 6 meses. Estudiamos la aparición de trombo mural en relación con características de la endoprótesis (tipo, material, longitud, ratio [R2/ (r12+r22)] y permeabilidad de las arterias iliacas internas) mediante tablas de contingencia, ANOVA de un factor y regresión logística.

Resultados

Recogimos 63 casos con seguimiento medio de 17,43 meses. La incidencia de trombo mural fue de 22,2% (14), de los cuales el 78,6% (11) se desarrollaron durante el primer mes y el 21,4% (3) en los 6 siguientes. Observamos mayor incidencia para Excluder® (7 de 18 [28%]) y Zenith® (5 de 8 [62,5%]) (p=0,010), siendo la ratio el único factor predictivo de formación de trombo, tanto en el análisis bivariante (p=0,001; intervalo de confianza del 95% 0,392-1,453) como en la regresión logística (p=0,021; odds ratio 3,424; intervalo de confianza del 95% [1,205-9,727]). En ningún caso hubo regresión de trombo. Solamente uno evolucionó a trombosis de rama a 17 meses de seguimiento, no precisando intervención adicional.

Conclusiones

El trombo mural intraprotésico es un hallazgo frecuente tras reparación endovascular en aneurismas de aorta abdominal, asociándose más a algunos tipos de endoprótesis. Hallar una discordancia importante de áreas puede ser útil como factor predictivo. En caso de detección precoz de trombo, recomendamos seguimiento más exhaustivo mediante angiografía tomográfica computarizada.

Palabras clave:
Aneurisma aórtico abdominal
Trombo intramural
Endoprótesis
Abstract
Introduction

The increase in endovascular treatment of abdominal aortic aneurysms has led to seeing more complications, such as intraprosthesis thrombus formation, which is not without risk.

Objectives

To determine the incidence of mural thrombus and the clinical course, and the factors that can directly influence its development.

Material and methods

A retrospective review (July 2006-October 2011) was conducted on patients with endovascular repair of abdominal aortic aneurysms, who were monitored with computed tomographic angiography for more than 6 months. A study was made of the appearance of mural thrombus in relation to the endograft characteristics (type, material, length, ratio [R2/ (r12+r22)] and internal iliac artery patency) using contingency tables, ANOVA test, and logistic regression.

Results

A total of 63 cases were found, with an average follow-up of 17.43 months. The incidence of mural thrombus recorded was 22.2% (14), of which 78.6% (11) developed in the first month, and 21.4% (3) in the following 6 months. There was a higher incidence with Excluder® (7 of 18 [28%]) and Zenith® (5 of 8 [62.5%]) (P=.010), being the ratio the only predictor of thrombus formation, in both bivariate analysis (P=.001; 95% confidence interval from 0.392 to 1.453) and logistic regression (P=.021; odds ratio 3.424; 95% CI 1.205 to 9.727). There were no cases of thrombus recurrence. Only one case progressed to branch thrombosis in 17 months of follow-up, which did not require additional intervention.

Conclusions

Intra-prosthetic mural thrombus is commonly found after endovascular abdominal aortic aneurysms repair, being more associated to other types of endografts. Finding a major discrepancy area may be useful as a predictor. For early detection of thrombus, we recommend a closer monitoring with computed tomographic angiography.

Keywords:
Abdominal aortic aneurysm
Intra-mural thrombus
Endografts
Texto completo
Introducción

El tratamiento endovascular de los aneurismas de aorta abdominal (AAA) mediante colocación de endoprótesis ha experimentado un aumento significativo en la última década en detrimento de la cirugía convencional1,2. Esto ha dado lugar a la aparición de nuevas complicaciones, siendo la endofuga la más conocida, y otras menos frecuentes como las migraciones, las fracturas o el trombo mural intrainjerto, que suele ser asintomático, pero que en ocasiones puede ser causa de trombosis de rama o de tromboembolismo3. El objetivo de este estudio es conocer la incidencia de trombo mural en nuestra serie, su evolución clínica, y determinar qué factores pueden estar relacionados con su aparición.

Material y métodos

Desarrollamos un estudio retrospectivo, recogiendo aquellos pacientes en los que se llevó a cabo reparación endovascular de un AAA, entre julio de 2006 y octubre de 2011. El único criterio de inclusión fue contar con un seguimiento por angiografía tomográfica computarizada (angio-TC) superior o igual a 6 meses. Además de las variables clínicas y demográficas habituales (edad, sexo, hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemia, historia de tabaquismo, tratamiento antiagregante o anticoagulante, cardiopatías, enfermedades pulmonares y arteriopatía periférica) estudiamos la aparición de trombo mural en relación con características de la endoprótesis: tipo (Excluder® [W.L. Gore & Associates, Flagstaff, AZ, EE. UU.], Zenith® [Cook, Bloomington, IN, EE. UU.], Talent®, Endurant™ [Medtronic AVE, Santa Rosa, CA, EE. UU.] y Anaconda™ [Vascutek TERUMO, Scotland, Reino Unido]), material (PTFE y poliéster), longitud del cuerpo, configuración (bifurcada o monoiliaca), ratio [R2/(r12+r22)] o relación entre el diámetro proximal/distal de la endoprótesis implantada y otros factores como la permeabilidad de la arteria hipogástrica, o la asociación de obstrucción femoropoplítea (encontrada mediante exploración clínica y medición de índices tobillo/brazo). También se registraron las características del trombo (morfología y localización) durante el seguimiento. El parámetro de la ratio fue analizado de forma independiente en cuanto a configuración bifurcada o monoiliaca. Se realizó un análisis estadístico mediante el programa SPSS®, versión 19.0, comparando las frecuencias de las diferentes variables clínicas/demográficas, y se realizaron tablas de contingencia según el modelo de Cox para variables categóricas. Para variables continuas se efectuaron test ANOVA de un factor y t de Student. Finalmente se realizó un análisis de regresión logística incluyendo como variables independientes la longitud del cuerpo, el material, la ratio y la permeabilidad de la arteria iliaca interna, y como variable dependiente la presencia o ausencia de trombo mural, a fin de encontrar posibles factores pronósticos independientes de formación de trombo intramural.

Resultados

Entre julio de 2006 y octubre de 2011, 63 casos cumplieron los criterios de inclusión, con un seguimiento medio de 17,4 meses (DE 12,8).

La edad media fue de 75,2 años (DE 7,4), y el 93,7% (59) fueron varones. El resto de parámetros clínicos y demográficos se exponen en la tabla 1. Hay que destacar una edad media significativamente inferior (70,7 frente a 76,5; intervalo de confianza [IC] 95% 1,6-10,1; p=0,008) en el grupo que finalmente desarrolló trombosis intramural, así como una mayor proporción de pacientes con diabetes mellitus (66,7% [6] frente a 33,3% [3]; p=0,003).

Tabla 1.

Comparación de las características clínicas y demográficas en pacientes con y sin trombo mural

Factores clínicos y demográficos  Trombo mural intrainjerto
  No (n=49)  Sí (n=14)   
Edad  76,57 (DE 6,5)  70,7 (DE 8,7)  0,008 
Sexo  Varones 71,4%; mujeres 6,3%  Varones 22,2%; mujeres 0%  0,56 
Hipertensión arterial  81,2%  18,2%  0,24 
Diabetes mellitus  66,7% (6)  33,3% (3)  0,003 
Dislipidemia  84,2%  15,8%  0,52 
Tabaquismo  73,9%  26,1%  0,31 
Cardiopatías  41,3%  58,7%  0,15 
Enfermedad pulmonar  55,6%  44,5%  0,93 
Arteriopatía periférica  75%  25%  0,75 
Tratamiento  77,8%  22,2%  NS 
Ácido acetilsalicílico 100 mg  54%  9,5% (6)   
Clopidogrel 75 mg  15,9%  1,6% (1)   
Ambos  4,8% (3)  11,1% (7)   
Acenocumarol 4 mg  3,2% (2)  Ninguno   

De las endoprótesis utilizadas, 55 (87%) fueron bifurcadas y 8 (13%) monoiliacas, siendo el material más frecuente el poliéster (38 endoprótesis de poliéster [60,3%] frente a 25 de PTFE [39,7%]).

Entre los modelos comerciales que se usaron, Excluder® fue el más frecuente, con 25 casos (40%), seguido de Talent® monoiliaca y Endurant™, ambas en 12 casos (19%), Zenith® en 8 (13%) y Anaconda™ en 6 (9%).

Se observó una incidencia de trombo mural en 14 casos (22%), apareciendo el 78,6% en el primer control con angio-TC realizado al mes, y el resto (21,4%) en el siguiente control, a 6 meses de seguimiento.

Con respecto a la localización, 10 estaban situados en el cuerpo de la endoprótesis, 2 en las ramas iliacas y 2 afectaban tanto el cuerpo como una de las ramas. La morfología observada en el cuerpo fue circular en 5 y semicircular en 7 de los casos.

Las endoprótesis que mostraron trombo mural fueron Excluder® (7 de 25 [28%]), Zenith® (5 de 8 [62,5%]) y Talent® monoiliaca (2 de 8 [16,7%]), con una diferencia superior para las Zenith®, estadísticamente significativa (p=0,010).

De las características estudiadas (tabla 2), solo la ratio en las endoprótesis bifurcadas se mostró significativa para el desarrollo de trombosis intramural (2,52 frente a 1,59 en las que no desarrollaron trombo; p=0,001; IC 95% 0,4-1,45). En el caso de la configuración monoiliaca, la ratio fue de 5,09, sin alcanzar significación, al igual que en el resto de variables estudiadas.

Tabla 2.

Características de la endoprótesis

Características de la endoprótesis  Trombo mural intrainjerto
  No (n=49)  Sí (n=14)   
Configuración
Monoiliaca  6 (9,5%)  2 (3,2%)  1,00 
Bifurcada  43 (68,3%)  12 (19%)   
Longitud (mm)  39,3 (35,6-43)  45 (37,3-52,7)  0,153; IC 95% −(-2,16-13,5) 
Ratio [R2/(r12+r22)]
Bifurcadas  1,59 (1,37-1,81)  2,52 (1,83-3,2)  0,001; IC 95% (0,4-1,45) 
Monoiliacas  3,6 (2,21-4,97)  5,09 (0,40-9,78)  0,183; IC 95% (0,4-9,8) 
Material
Poliéster  31 (49,2%)  7 (11,1%)  0,37; IC 95% (0,6-3,8) 
PTFE  18 (28,6%)  7 (11,1%)   
Permeabilidad AII
Una  14 (22,2%)  7 (11,1%)  0,16 
Ambas  28 (44,4%)  4 (6,3%)   
Ninguna  7 (11,1%)  3 (4,8%)   
Obstrucción FP  15 (23,8%)  4 (6,3%)  1,00 

AII: arteria iliaca interna; FP: femoropoplítea.

Con respecto a la evolución, no observamos ningún caso de regresión o desaparición espontánea de trombo, y solo un caso evolucionó hacia trombosis de rama a 17 meses de seguimiento (fig. 1), no siendo necesaria ninguna intervención adicional.

Figura 1.

Trombosis de rama durante el seguimiento.

(0,16MB).

En el análisis de regresión logística (fig. 2) con las diferentes variables estudiadas en el análisis bivariante, la única que demostró actuar como factor pronóstico independiente de formación de trombo intramural fue la ratio (odds ratio 3,42; p=0,021; IC 95% 1,2-9,72).

Figura 2.

Análisis de regresión logística.

(0,16MB).
Discusión

Se ha demostrado que el trombo mural intraprotésico es un hallazgo relativamente frecuente en los pacientes en los que se ha llevado a cabo reparación endovascular de un AAA, con unas incidencias que varían entre las series publicadas del 10 al 24%4–8. En la presente serie hemos encontrado una incidencia del 22%, con un seguimiento medio de 17 meses.

Se piensa que existen una serie de patrones de flujo específico que conducirían a la formación de trombo7. Este concepto hemodinámico9,10 estaría en relación con la geometría de la endoprótesis, la configuración monoiliaca, el ángulo del cuello, la longitud del cuerpo y una diferencia importante de tamaños entre el diámetro proximal y el diámetro de salida de ambas ramas de la endoprótesis (ratio). La hipótesis es que estos factores provocarían un enlentecimiento del flujo, generando una recirculación y un flujo turbulento intraprótesis que finalmente llevarían a la aposición de trombo. Por este mismo motivo, la configuración aortouniiliaca per se también jugaría un papel importante8. Wu et al.10 encontraron significación estadística tanto para la ratio como para la longitud del cuerpo de la endoprótesis. En nuestra serie, la ratio también fue significativa (2,52 frente a 1,59 en las que no desarrollaron trombo; p=0,001; IC 95% 0,4-1,45), y además se mostró como factor pronóstico independiente de formación de trombo mural, con una OR de 3,42 (IC 95% 1,2-9,72). El bajo número de casos de la configuración monoiliaca no nos permitió alcanzar significación, aunque sí se observó una ratio muy superior en aquellas con formación de trombo.

Parece que existe también una mayor predisposición en relación con el dispositivo o modelo utilizado. Maleux et al.11 describieron una mayor proporción de trombosis intrainjerto en las Zenith® en comparación con las Excluder®, así como Wu et al.10, donde solo las Zenith® desarrollaron trombo. Este hallazgo vuelve a reflejarse en esta serie en comparación con Excluder® y Talent® monoiliaca (p=0,010). Se cree que este hecho está relacionado con una mayor longitud del cuerpo de este modelo en concreto.

Aunque se ha observado una tendencia superior para el poliéster8 (mayor trombogenicidad que el PTFE), no hemos encontrado diferencias en cuanto a este marcador.

Otros factores predisponentes que podrían influir en la formación de trombo intraluminal, como la permeabilidad de las arterias hipogástricas o la obstrucción femoropoplítea (ambas determinantes del flujo eferente de la endoprótesis), no demostraron diferencias, resultados que se asemejan a lo descrito en la literatura en relación con la zona de anclaje distal8,11.

La localización más frecuente suele ser el cuerpo de la endoprótesis, y el hallazgo de trombo se suele observar precozmente durante los 6 primeros meses de seguimiento, datos similares a los descritos por Dorffner et al.4, Wegener et al.7 y Mestres el al.8.

No observamos ningún caso de remisión o desaparición espontánea de trombo, y de los 14 casos encontrados solo uno (0,14%) evolucionó hacia trombosis de rama durante el seguimiento (quedando una claudicación glútea susceptible de tratamiento médico). Esto pone de manifiesto el comportamiento benigno de esta complicación, apoyado por otras series donde las tasas de oclusión de la endoprótesis varían entre 0,57-5,8%6. Maleux et al.11, con un seguimiento amplio a medio plazo (≈ 5 años), no observó oclusiones debidas al trombo intraprótesis, al igual que Wu et al.10, con 3 trombosis de rama, ninguna de ellas relacionada con esta complicación. Esto contrasta con lo publicado por Mestres et al.8, donde se observó una tendencia significativa del trombo intramural a provocar oclusión del cuerpo o de las ramas durante el seguimiento (5 de 18 casos [27,8%]). Recientemente se ha publicado un caso aislado de oclusión de arteria renal tardía12 (tras 2,5 años de seguimiento), pero, en general, son necesarios más estudios a largo plazo centrados en el trombo intramural para conocer la importancia clínica de esta complicación y determinar la posible actitud terapéutica.

Las principales limitaciones de este estudio son la naturaleza retrospectiva y el bajo número de casos, que no nos permitió, entre otros, estudiar el papel del tratamiento anticoagulante y/o antiagregante, no concluyente en publicaciones recientes8,10.

De momento, recomendamos una estrategia con un seguimiento más estricto mediante angio-TC, posponiendo la anticoagulación para aquellos casos con una progresión objetivable en el mismo.

Conclusiones

El trombo mural intraprotésico es un hallazgo frecuente tras reparación endovascular en AAA, asociándose más a algunos tipos de endoprótesis. Hallar una discordancia importante de áreas puede ser útil como factor predictivo. En caso de detección precoz de trombo, recomendamos un seguimiento más exhaustivo mediante angio-TC.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación humana responsable y de acuerdo con la Asociación Médica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes y que todos los pacientes incluidos en el estudio han recibido información suficiente y han dado su consentimiento informado por escrito para participar en dicho estudio.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
S.C. Franks, A.J. Sutton, M.J. Bown, R.D. Sayers.
Systematic review and meta-analysis of 12 years of endovascular abdominal aortic aneurysm repair.
Eur J Vasc Endovasc Surg, 33 (2007), pp. 154-171
[2]
F.R. Arko, E.H. Murphy, C. Boyes, T. Nussbaum, S.G. Lalka, J. Holleman, et al.
Current status of endovascular aneurysm repair: 20 years of learning.
Semin Vasc Surg, 25 (2012), pp. 131-135
[3]
R. Hobo, J. Buth, EUROSTAR collaborators.
Secondary interventions following endovascular abdominal aortic aneurysm repair using current endografts. A EUROSTAR report.
J Vasc Surg, 43 (2006), pp. 896-902
[4]
R. Dorffner, S. Thurnher, P. Polterauer, G. Kretschmer, J. Lammer.
Treatment of abdominal aortic aneurysms with transfemoral placement of stent-grafts: Complications and secondary radiologic intervention.
[5]
C.D. Schunn, M. Krauss, P. Heilberger, W. Ritter, D. Raithel.
Aortic aneurysm size and graft behavior after endovascular stent-grafting: Clinical experiences and observations over 3 years.
[6]
M. Krauss, W. Ritter, I. Bär, P. Heilberger, C. Schunn, D. Raithel.
Imaging of aortic endoprostheses and their complications.
Rofo, 169 (1998), pp. 388-396
[7]
M. Wegener, J. Görich, S. Krämer, T. Fleiter, R. Tomczak, R. Scharrer-Pamler, et al.
Thrombus formation in aortic endografts.
[8]
G. Mestres, J. Maeso, V. Fernandez, N. Allegue, I. Constenla, M. Matas.
Incidencia y evolución del trombo mural en endoprótesis aórticas abdominales.
Ann Vasc Surg, 23 (2009), pp. 627-633
[9]
C.K. Chong, T.V. How, P.L. Harris.
Flow visualization in a model of a bifurcated stent-graft.
J Endovasc Ther, 12 (2005), pp. 435-445
[10]
I.H. Wu, P.C. Liang, S.C. Huang, N.S. Chi, F.Y. Lin, S.S. Wang.
The significance of endograft geometry on the incidence of intraprosthetic thrombus deposits after abdominal endovascular grafting.
Eur J Vasc Endovasc Surg, 38 (2009), pp. 741-747
[11]
G. Maleux, M. Koolen, S. Heye, B. Heremans, A. Nevelsteen.
Mural thrombotic deposits in abdominal aortic endografts are common and do not require additional treatment at short-term and midterm follow-up.
J Vasc Interv Radiol, 19 (2008), pp. 1558-1562
[12]
A. Katsargyris, A. Chatziioannou, S. Lioudaki, A. Papapetrou, C. Klonaris.
Late renal artery occlusion following endovascular repair of abdominal aortic aneurysm: A possible complication of mural thrombus formation within aortic endografts.
Vascular, (2013),

La información de este manuscrito fue presentada en el pasado 58 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular.

Copyright © 2012. SEACV
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.