Regístrese
Buscar en
Acta Otorrinolaringológica Española
Toda la web
Inicio Acta Otorrinolaringológica Española Adaptación transcultural al español del instrumento de evaluación de calidad ...
Información de la revista
Vol. 64. Núm. 6.
Páginas 416-422 (Noviembre - Diciembre 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4286
Vol. 64. Núm. 6.
Páginas 416-422 (Noviembre - Diciembre 2013)
Artículo original
DOI: 10.1016/j.otorri.2013.07.005
Acceso a texto completo
Adaptación transcultural al español del instrumento de evaluación de calidad de vida en pacientes usuarios de audífonos «Effectiveness of Auditory Rehabilitation»
Transcultural adaptation to Spanish of the instrument «Effectiveness of Auditory Rehabilitation» for the assessment of quality of life in patients using hearing aids
Visitas
4286
Felipe Cardemila,b,??
Autor para correspondencia
felipecardemil@med.uchile.cl

Autor para correspondencia.
, Patricia Esquivela, Lorena Aguayoc, Tamara Barríad, Adrian Fuentee, Rocío Carvajala, Rose Fromína, Iván Villalobosa, Bevan Yuehf
a Servicio de Otorrinolaringología, Hospital Barros Luco Trudeau, Universidad de Chile, Santiago, Chile
b Programa de Doctorado en Salud Pública, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile
c Programa de Magíster en Salud Pública, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile
d Programa de Magíster en Bioestadística, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile
e Escuela de Fonoaudiología, Facultad de Medicina, Universidad de Chile, Santiago, Chile
f Department of Otolaryngology/Head & Neck Surgery, University of Minnesota, Minneapolis, USA
Contenido relaccionado
Acta Otorrinolaringol Esp. 2014;65:14010.1016/j.otorri.2014.02.001
Felipe Cardemil, Patricia Esquivel, Lorena Aguayo, Tamara Barría, Adrian Fuente, Rocío Carvajal, Rose Fromín, Iván Villalobos, Bevan Yueh
Este artículo ha recibido
4286
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (11)
Tabla 1. Características de los pacientes en quienes se realizó adaptación transcultural de escala de evaluación de calidad de vida EAR
Tabla 2. Indicadores usados para realizar adaptación transcultural de escala de evaluación de calidad de vida EAR
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción y objetivos

Cada vez adquiere mayor importancia el contar con cuestionarios válidos y confiables. Esto cobra mayor relevancia al evaluar la hipoacusia.

El objetivo del trabajo es validar en población hispanohablante el cuestionario Effectiveness of Auditory Rehabilitation (EAR), que evalúa la calidad de vida y los aspectos auditivos en pacientes usuarios de audífonos.

Material y método

Estudio de validación de instrumento. Se realizó adaptación transcultural por medio de traducción y retraducción, después comparación con la versión original, y evaluación de confiabilidad y validez.

Resultados

Se evaluaron 69 individuos, de los cuales 44 fueron adultos mayores y 25 fueron adultos jóvenes. El promedio tonal puro fue 47,3dB en oído izquierdo y 47,1 en derecho. La discriminación de monosílabos promedio fue 83,3% en oído izquierdo y 82,9% en derecho. La consistencia interna presentó un alfa de Cronbach de 0,85 y 0,77 para las dimensiones interna y externa. El coeficiente de correlación intraclase fue de 0,80 para el módulo interno y 0,85 para el externo. La validez de constructo informó de una correlación de 0,71 basal y 0,76 a los 3 meses para el módulo interno, y de 0,62 inicial y 0,74 a los 3 meses en el módulo externo. La magnitud de efecto fue de 1,3 y 1,1 para el módulo interno y externo.

Conclusiones

La versión al español del cuestionario EAR parece ser un instrumento confiable y válido. Sus fortalezas son que evalúa aspectos audiológicos, pero además aspectos estéticos y comodidad. Por último, es más sensible al cambio que otras escalas.

Palabras clave:
Hipoacusia
Calidad de vida
Evaluación de impacto en salud
Abstract
Introduction and objectives

It is becoming increasingly important to have reliable and valid questionnaires. This becomes especially important when evaluating hearing loss.

The aim of this work was to validate «Effectiveness of Auditory Rehabilitation» (EAR) questionnaire for the Spanish-speaking population. This instrument assesses quality of life and hearing aspects in patients using hearing aids.

Material and method

Cross-sectional validation study. A cultural adaptation through the use of English to Spanish translations and re-translations was carried out. The validity and reliability of the newly adapted instrument were evaluated.

Results

A total of 69 individuals (44 older adults and 25 younger adults) were examined. The pure-tone averages were 47.3dB and 47.1dB for the left and right ears, respectively. The mean maximum speech discrimination in silence for monosyllables were 83.3% and 82.9% for the left and right ears, respectively. Internal consistency presented Cronbach alpha values of 0.85 and 0.77 for the internal and external dimensions, respectively. The intraclass correlation coefficients were 0.80 for the internal module and 0.85 for the external module. Construct validity reported a correlation coefficient of 0.71 at baseline and 0.76 at 3 months after the initial assessment for the internal module, and 0.62 at baseline and 0.74 at 3 months after the initial assessment for the external module. The size effects were 1.3 and 1.1 for the internal and external modules, respectively.

Conclusions

The Spanish version of the EAR questionnaire seems to be a reliable and valid instrument. The evaluation of audiological aspects, as well as aspects relating to aesthetics and comfort are the main strengths of this instrument. Finally, the EAR scale is more sensitive to change than other scales.

Keywords:
Hearing loss
Quality of life
Health impact assessment
Texto completo
Introducción

La hipoacusia es una de las condiciones crónicas más prevalentes en los adultos mayores, con una frecuencia entre el 25 y el 40% en los mayores de 65 años, que se va incrementando con la edad. Esta discapacidad produce además déficit cognitivo, disminución en la calidad de vida, y bajo estado de ánimo en quienes la padecen1,2. En Chile, según la Encuesta Nacional de Salud 2009-2010, el 32,7% de los encuestados declaró tener algún problema de audición. Más del 50% de los mayores de 65 años se encontraban en este grupo3,4.

El tratamiento de la hipoacusia consiste en la detección a edad adecuada, la amplificación del sonido mediante una prótesis auditiva o audífono, el uso de dispositivos de ayuda auditiva, y una rehabilitación auditiva adecuada, entre otras estrategias. Sin embargo, en trabajos internacionales se ha observado una baja adherencia al uso de audífono, que rondaría el 50%1. Cerca de un 16% de pacientes jamás usa su audífono5. Cifras más dramáticas muestran que entre un grupo de pacientes con hipoacusia solo un 14% usa su audífono6. Existen trabajos que estiman que un 48% de los pacientes lo utilizan al menos una vez por semana7, sin embargo solo el 43% lo usa todos los días8.

Para intentar explicar el fenómeno de la baja adherencia, se menciona que para muchos pacientes la aceptación y adaptación a la prótesis auditiva es un proceso lleno de dificultades y prejuicios, que tienen que ver tanto con aspectos técnicos, estéticos como sociales2. Algunos aspectos técnicos como la adaptación del audífono al canal auditivo, la regulación del volumen o el cambio de baterías se han señalado como algunos responsables de la baja adherencia. Si bien se podría pensar que estas dificultades incrementan con la edad del paciente, esta no ha mostrado ser un buen predictor de adherencia al uso de audífono, al igual que otros factores como el nivel educacional o la polifarmacia1.

En la actualidad evaluar los resultados de percepción de calidad de vida se ha vuelto esencial, lo que se realiza por medio de cuestionarios destinados exclusivamente a este fín9. Existen varias escalas que miden beneficios y uso del audífono. Algunas diferencian adecuadamente la percepción de calidad de vida entre los no usuarios y los usuarios de audífono, pero no entre estos. Dentro de las escalas se encuentran el Profile of hearing Aid Benefit (PHAB)10, y su versión abreviada (APHAB)11, el Hearing Handicap Inventory for the Elderly (HHIE)12, y la versión utilizada para screening (HHIE-S)13, el Cuestionario Internacional del Resultado de Uso de Audífono (CIRUA)14, la Satisfaction with Amplification in Daily Life (SADL)15, y el Glasgow Benefit Inventory (GBI)16, entre otras. De hecho, generalmente no son abordados los aspectos que probablemente llevan a los pacientes a desestimar el uso del audífono. En este sentido, cada vez adquiere mayor importancia el contar con cuestionarios válidos y confiables, es decir, que midan exactamente lo que queremos medir, y que sus aplicaciones den resultados parecidos. Esto cobra mayor relevancia al evaluar la hipoacusia.

En 2005, se desarrolló una nueva escala, denominada Effectiveness of Auditory Rehabilitation (escala de Eficacia en Rehabilitación Auditiva, o escala EAR)17, la que está dividida en 2 módulos: EAR interno, que evalúa aspectos intrínsecos de la audición, y el EAR externo, que abarca aspectos del uso del audífono, como comodidad, conveniencia y estética. Como ventaja es más sensible a los cambios que las escalas clásicamente utilizadas, como el APHAB y el HHIE, por lo que es ideal para evaluar impacto de una intervención. Además su brevedad minimiza la carga en el paciente. Este nuevo instrumento mide la efectividad de la amplificación en el tratamiento de la hipoacusia, mostrando además una buena correlación con la función de comunicación y la adherencia al uso del audífono17.

El objetivo del presente estudio fue realizar la adaptación transcultural en población hispanohablante del cuestionario EAR (Anexo 1).

Material y método

Se realizó un estudio de corte transversal, de validación de instrumento durante el período comprendido entre noviembre de 2011 a junio de 2012. Se incluyeron pacientes de 65 años o más, beneficiarios del programa de Garantías Explícitas en Salud de Hipoacusia18, y pacientes adultos menores de 65 años que recibieron su audífono como parte de una entrega especial, en ambos casos tanto usuarios nuevos como antiguos de audífonos. El protocolo del estudio fue aprobado por el comité de ética del centro del estudio, y cada participante firmó un consentimiento informado. Ningún paciente recibió pago o alguna otra compensación por la participación en el protocolo.

Todos los pacientes de 65 años o más incluidos en el presente estudio presentaban hipoacusia, con un umbral auditivo de al menos 40dB por oído, o de 40dB en uno y 35dB en el otro que requirieran el uso de audífono18. En el caso de los pacientes menores de 65 años, se siguió la clasificación de la OMS19,20, y se entregó el audífono en caso de hipoacusia moderada o mayor (40dB o más de pérdida auditiva) en el oído afectado.

Se siguieron los pasos de la teoría clásica de tests21, que comprende adaptación transcultural por medio de traducción al español por 2 profesionales del área otorrinolaringológica o audiológica bilingües, y después generación de una versión de consenso en español. A continuación se realizó la retrotraducción al inglés por un tercer profesional bilingüe. Posteriormente se realizó la comparación con la versión original por parte del autor de la escala original, quien aprobó la versión. Los pacientes fueron evaluados en primera instancia en el centro del estudio, después en un período entre 2 a 4 semanas, y una tercera evaluación entre 2 a 3 meses de la inscripción.

Cada módulo del instrumento posee 10 preguntas, junto con una pregunta global (módulo interno) y 2 preguntas globales (módulo externo), las que se puntúan en una escala tipo Likert de 5 alternativas (desde «muy mala» a «muy buena»). A cada pregunta individual se le asigna un puntaje entre 0 y 100, en escalas de 25, siendo el menor puntaje posible 0 y el máximo 100 (0, 25, 50, 75 y 100 puntos)17. Cada paciente fue inscrito y evaluado por un encuestador entrenado en el políclínico del hospital, y los retests fueron aplicados por una monitora entrenada para este fin.

Al tratarse de una adaptación transcultural, la validación aparente y la validación de contenido ya estaban realizadas en la versión original. Además, como la escala evalúa la calidad de vida, y no existe un estándar de oro para comparar esto, no se podía realizar validez de criterio. Por esta razón, se evaluó validez de constructo mediante la comparación con los instrumentos APHAB y HHIE-S y se estimó una R de Pearson, considerando como clínicamente útiles valores sobre 0,7. Para evaluar la consistencia interna se utilizó alfa de Cronbach22, considerando como útiles valores entre 0,7 y 0,9, ya que valores superiores a 0,9 sugerirían redundancia de los datos23. Para analizar confiabilidad test-retest se utilizó coeficiente de correlación intraclase (CCI), considerando como relevantes valores sobre 0,7. Entre la segunda y la tercera evaluación se analizó la sensibilidad al cambio (responsiveness), que es la medida en que los instrumentos son lo suficientemente sensibles para detectar la diferencia más pequeña considerada clínicamente relevante24. La sensibilidad al cambio es un tipo especial de validez de constructo, y fue evaluada mediante el estadístico effect size. El effect size es la diferencia entre el promedio basal y de seguimiento de la medida, dividida por la desviación estándar de las puntuaciones basales. El effect size se define como «pequeño» (ES<0,2), «pequeño a moderado» (ES entre 0,2 y 0,5), «moderado a grande» (ES entre 0,51 y 0,79), o «grande» (ES>0,79)23. Para evaluar diferencias en las variables cuantitativas se usaron pruebas pareadas o no pareadas según correspondiera. Todos los análisis fueron realizados con el programa Stata v.11.

Resultados

Fueron evaluados 69 individuos, de los cuales 44 fueron adultos mayores de 65 años o más, y 25 fueron adultos jóvenes entre 42 y 64 años de edad. La edad promedio (desviación estándar) fue de 66,2 (±11,3) años, siendo 73,5 (±5,6) años en el grupo de 65 años o más, y de 53,4 (±6,2) años en el grupo joven. Cuarenta y tres sujetos fueron mujeres (62,3%) (tabla 1). La totalidad de los pacientes presentaba 35dB o más de pérdida auditiva bilateral, y un 92,7% presentaban una hipoacusia moderada bilateral. Un 82,6% de los pacientes presentaron hipoacusia sensorioneural en el oído izquierdo, y un 84,06% una sensorioneural en el lado derecho. El 76,8% de las audiometrías presentaban una curva descendente para tonos agudos, y el restante 23,2% una curva plana. Un 75,3% de los pacientes eran usuarios nuevos de audífonos, y el restante 24,7% habían usado audífonos anteriormente. La totalidad de los pacientes fueron evaluados en la segunda medición en una mediana de 3 semanas, y en la tercera en una mediana de 3 meses.

Tabla 1.

Características de los pacientes en quienes se realizó adaptación transcultural de escala de evaluación de calidad de vida EAR

Variable  n=69 
Edad (años)a  66,2 (±11,3) 
Sexo femeninob  62,3% 
Adultos mayores de 65 añosb  63,8% 
Pacientes usuarios nuevos de audífonosb  75,3% 
PTP óseo oído derechoa  47,1dB (±10,2) 
PTP aéreo oído derechoa  54,6dB (±16,1) 
PTP óseo oído izquierdoa  47,3dB (±10,2) 
PTP aéreo oído izquierdoa  50,8dB (±10,6) 
Discriminación auditiva oído derechoa  82,9% (±22,3) 
Discriminación auditiva oído izquierdoa  83,3% (±21,2) 

EAR: Effectiveness of Auditory Rehabilitation; PTP: promedio tonal puro.

a

Promedio (±desviación estándar).

b

Porcentaje.

El PTP óseo promedio fue de 47,3dB (±10,2) en el oído izquierdo, y de 47,1 (±10,2) en el oído derecho (p=0,59), y el aéreo fue de 50,8dB (±10,6) en el oído izquierdo, y de 54,6dB (±16,1) en el oído derecho (p=0,08) (fig. 1). Se apreció una diferencia significativa al comparar el PTP aéreo y óseo en el oído izquierdo (p<0,001) y el en el derecho (p<0,001). El promedio de máximo porcentaje de discriminación en silencio para monosílabos, evaluado con listas de Rosenblüt y de Cruz, fue de 83,3% (±21,2) en oído izquierdo, y 82,9% (±22,3) en oído derecho, siendo 83,7% (±21,8) en oído izquierdo en los mayores de 65 años y 82,7% (±20,6) en los menores de 65 años (p=0,85), y 83,1% (±22,9) en oído derecho en los mayores de 65 años y 82,5% (±21,4) en los menores de 65 años (p=0,92).

Figura 1.

Audición promedio (PTP) en muestra estudiada para adaptación transcultural de instrumento de calidad de vida EAR. Las cajas representan los percentiles 25 y 75 de la muestra, las líneas dentro de la caja la mediana, y las barras los rangos máximo y mínimo.

(0,08MB).

La consistencia interna del instrumento presentó un alfa de Cronbach de 0,85 para el EAR interno y 0,77 para la dimensión externa, ambos puntajes sobre 0,7, e inferiores a 0,9. La consistencia interna para los ítems individuales de cada dominio en el EAR interno fluctuó entre 0,83 (ítem 4) y 0,86 (ítem 10), y para el EAR externo entre 0,72 (ítem 4) y 0,78 (ítem 3) (tabla 2).

Tabla 2.

Indicadores usados para realizar adaptación transcultural de escala de evaluación de calidad de vida EAR

Escala  Magnitud de efectoa  Consistencia internab  Confiabilidada  Validez de constructoc 
EAR interno  1,3  0,85  0,8  0,76 
EAR externo  1,1  0,77  0,85  0,74 
APHAB  0,8  –  –  – 
HHIE-S  0,2  –  –  – 

APHAB: Profile of hearing Aid Benefit; EAR: Effectiveness of Auditory Rehabilitation; HHIE-S: Hearing Handicap Inventory for the Elderly.

a

Entre la evaluación basal y la de los 3 meses.

b

Solo en evaluación basal.

c

Solo a los 3 meses.

La confiabilidad test-retest fue evaluada en los 69 sujetos, quienes completaron el módulo interno, observándose un CCI de 0,80. El módulo externo fue evaluado en los 17 pacientes que era usuarios previos de audífonos, apreciándose un CCI de 0,85 (tabla 2).

La validez de constructo fue evaluada mediante correlaciones entre el puntaje global del EAR y las dimensiones interna y externa, siendo la primera de 0,81, y la segunda de 0,58 en la primera evaluación. Al evaluar la correlación entre el puntaje del módulo interno y la pregunta «¿Cómo calificaría en forma global su habilidad para escuchar?», al igual que en la versión original de la escala7, se observó una correlación de 0,71 en la medición basal, de 0,80 a las 3 semanas, y de 0,76 a los 3 meses. Al evaluar la correlación entre el puntaje del módulo externo y la pregunta «¿Cómo calificaría la mejoría global en su audición con el uso del audífono?», se apreció una correlación de 0,62 en la medición basal, de 0,77 a las 3 semanas, y de 0,74 a los 3 meses (tabla 2).

Además, la validez de constructo fue evaluada comparando los resultados con las escalas HHIE-S y APHAB en la evaluación inicial y a los 3 meses. La primera presentó una correlación de 0,62 con el módulo interno en la evaluación basal, y de 0,52 a los 3 meses. Al evaluar el puntaje global del EAR con la escala APHAB se apreció una correlación inicial de 0,42, y de 0,54 a los 3 meses.

Respecto a la sensibilidad al cambio, al evaluar los cambios en los puntajes entre la primera medición y la tercera, se apreció una magnitud de efecto superior tanto para el módulo interno como el externo de la escala EAR, en comparación con la escala APHAB y HHIE-S. La magnitud de efecto del EAR y del APHAB fueron grandes, y del HHIE-S fue pequeña a moderada (tabla 2).

Discusión

Una desventaja de las escalas de evaluación auditiva y de utilidad de los audífonos es que dan poca consideración a los aspectos no funcionales que tienen relación con la calidad de vida de los usuarios, y que eventualmente determinan la adherencia al uso del audífono, como por ejemplo la comodidad de su uso, apariencia con el audífono, o mantenimiento de este17.

El PHAB o su versión abreviada APHAB, evalúan las habilidades comunicacionales y la percepción del sonido en diferentes situaciones de la vida diaria. Según el patrón de respuesta en las diferentes subescalas se puede intentar predecir el éxito futuro con el uso del audífono11. Por otra parte, el HHIE evalúa los efectos de la hipoacusia a nivel social y emocional. Tanto la versión completa como la versión utilizada como tamizaje tienen una buena reproducibilidad y niveles aceptables de sensibilidad y especificidad para detectar personas con hipoacusia clínicamente significativa. Además sus resultados tienen correlación con calidad de vida global y pueden ser utilizados para evaluar la efectividad de un audífono12,13. El CIRUA nació producto de un workshop internacional como un intento por unificar las evaluaciones entre investigadores de diferentes orígenes, y hacer los resultados comparables, para lo cual se elaboraron versiones en diferentes idiomas14. Todas estas escalas, además de otras, evalúan principalmente aspectos funcionales, lo que no ha permitido predecir qué pacientes utilizarán realmente su audífono.

Respecto a este punto existen algunos factores sobre los que se ha sugerido una relación con mayor adherencia al uso de audífono. La predisposición al uso es uno de ellos, aunque la evidencia no es categórica. Por otro lado, las sesiones de orientación respecto al uso de audífono, en general han mostrado mayor adherencia a corto plazo, pero no se tiene claridad sobre lo que ocurre a más largo plazo. El grado de hipoacusia determina la búsqueda de ayuda, pero no es un buen predictor de adherencia una vez que se ha entregado el audífono25.

Con la creación del cuestionario EAR se pueden evaluar tanto aspectos intrínsecos de la audición como aquellos relacionados con el uso del audífono. De esta forma, se evalúan todos los aspectos del tratamiento, mostrando además una buena correlación con la función de comunicación y la adherencia al uso del audífono. En este sentido, tanto la versión original como la corregida del cuestionario EAR son buenas herramientas para evaluar el estado puntual y la evolución de un paciente con hipoacusia en función de su implementación auditiva17,26. Además, al presentar una excelente sensibilidad al cambio, es un cuestionario ideal para evaluar la efectividad de intervenciones en este grupo de pacientes. En este sentido, el módulo interno del cuestionario EAR ha sido usado para analizar el impacto de un programa de entrega y adaptación grupal de audífonos y seguimiento, tanto en un estudio observacional27 como en un ensayo clínico aleatorizado28, sugiriendo que respecto a la adaptación auditiva y el seguimiento grupal, la sensación de discapacidad auditiva era parecida y presentaban mayor satisfacción y adherencia al uso del audífono que en el grupo de adaptación y seguimiento individual27.

Según los resultados expuestos, la versión al español del cuestionario EAR impresiona ser un instrumento confiable y válido. Dentro de sus fortalezas se incluye que evalúa aspectos audiológicos con el audífono, pero además aspectos estéticos y bienestar. Posee una estructura modular por lo que puede ser usado en usuarios nuevos y antiguos de audífonos y, además, se puede utilizar en dispositivos menos comunes como BAHA o implantes cocleares. Por último, presenta una mejor sensibilidad al cambio que las escalas APHAB y HHIE-S, por lo que es un buen instrumento para evaluar el impacto de alguna intervención orientada a mejorar la calidad de vida en los pacientes usuarios de audífonos.

Conclusión

Es importante evaluar la implementación de programas de salud con instrumentos adecuados, válidos (que midan lo que realmente se quiere medir) y confiables (que sus aplicaciones repetidas presenten resultados parecidos). Por este motivo, la utilidad de la adaptación transcultural de este instrumento al español es que permitirá evaluar resultados de intervenciones en pacientes con hipoacusia, usuarios de audífonos respecto a su calidad de vida, y a los resultados de la amplificación, por lo que será de utilidad para las futuras investigaciones en esta área.

Financiación

Este proyecto fue financiado con fondos del concurso de investigación de la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología, Medicina y Cirugía de Cabeza y Cuello, año 2010 y con fondos del VIII concurso nacional de proyectos de investigación en salud (Proyecto Fonis SA11I2199), Conicyt Chile.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Los autores desean agradecer a la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología, Medicina y Cirugía de Cabeza y Cuello, por la financiación necesaria para realizar este estudio, mediante el fondo de investigación concursable del año 2010.

Además, desean agradecer la colaboración del Dr. Daniel Cantero para la realización del presente estudio.

The annex must start in the next page and should only occupy one page (page 421). Decrease font size if needed.

Anexo 1.
Cuestionario EAR

EAR interno

1. ¿Cómo calificaría su capacidad para entender lo siguiente?

  Muy mala  Mala  Regular  Buena  Muy buena 
Lo que sus familiares o amigos cercanos le dicen           
Una conversación en una pieza silenciosa           
Lo que dicen las personas sentadas en su mesa en un restaurante lleno de gente           
Lo que usted quiere escuchar y la capacidad de filtrar o dejar de oír ruidos no deseados           
Conversaciones telefónicas           

2. ¿Cómo calificaría su capacidad para escuchar?

  Muy mala  Mala  Regular  Buena  Muy buena 
En diferentes situaciones auditivas           
Sonidos domésticos sutiles, como el tic-tac del reloj o el intermitente del auto           

3. ¿Cómo calificaría su estado de ánimo o como se siente frente a su capacidad para escuchar?

  Muy malo  Malo  Regular  Bueno  Muy bueno 
           

4. ¿Cuánto le molesta lo siguiente?

  Mucho  Un poco  Regular  Casi nada  Nada 
Tener que decirle a la gente que le repita las cosas           
Tener que restringir sus actividades debido a su audición           
5. ¿Cómo calificaría en forma global su habilidad para escuchar?
  Muy mala  Mala  Regular  Buena  Muy buena 
           

EAR externo

1. ¿Cómo calificaría lo siguiente?

  Muy mala  Mala  Regular  Buena  Muy buena 
Calidad de su propia voz           
Cuan natural su audífono «suena»           
La comodidad física después de usar el audífono por algún momento (dolor, molestias físicas)           
La facilidad para usar su audífono           
Su dependencia del audífono           

2. ¿Cuanto le ha molestado lo siguiente?

  Mucho  Un poco  Regular  Casi nada  Nada 
Sonidos fuertes como los que produce una puerta cerrándose bruscamente o la caída de una olla           
El sonido del viento           
Su apariencia cuando usa el audífono           
Tener que cambiar las baterías           
Cuando su audífono emite ruidos como chirridos o pitidos           
3. ¿Cómo calificaría la mejoría global en su audición con el uso del audífono?
  Nada  Un poco  Regular  Buena  Muy buena 
           
4. ¿Valió la pena la inversión en el audífono (relación costo/beneficio global)?
  No  No mucho  Regular  Un poco  Definitivamente 
           

Bibliografía
[1]
B. Yueh, N. Shapiro, C.H. MacLean, P.G. Shekelle.
Screening and management of adult hearing loss in primary care: Scientific review.
JAMA, 289 (2003), pp. 1976-1985
[2]
J.T. Pacala, B. Yueh.
Hearing deficits in the older patient: I didn’t notice anything.
JAMA, 307 (2012), pp. 1185-1194
[3]
Encuesta Nacional de Salud, Chile 2009-2010 [consultado 10 Oct 2012]. Disponible en: http://www.redsalud.gov.cl/portal/url/item/99bbf09a908d3eb8e04001011f014b49.pdf
[4]
Encuesta CASEN 2011 [consultado 5 Nov 2012]. Disponible en: http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen_publicaciones.php?ano=2011
[5]
S. Kochkin, V. MarkeTrak.
Why my hearing aids are in the drawer: The consumers’ perspective.
Hearing J, 53 (2000), pp. 34-42
[6]
M.M. Popelka, K.J. Cruickshanks, T.L. Wiley, T.S. Tweed, B.E. Klein, R. Klein.
Low prevalence of hearing aid use among older adults with hearing loss: The epidemiology of hearing loss study.
J Am Geriatr Soc, 46 (1998), pp. 1075-1078
[7]
X. Maul, C. Rivera, K. Aracena, F. Slater, H. Breinbauer.
Adherencia y desempeño auditivo en uso de audífonos en pacientes adultos hipoacúsicos atendidos en la Red de Salud UC.
Rev Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello, 71 (2011), pp. 225-230
[8]
A. León, R. Ediap, R. Carvallo.
Adherencia al uso de audífonos en adultos mayores del Servicio de Salud Aconcagua.
Rev Otorrinolaringol Cir Cabeza Cuello, 70 (2010), pp. 37-42
[9]
L. Sánchez-Camón, L. Lassaletta, A. Castro, J. Gavilán.
Calidad de vida de los pacientes con BAHA.
Acta Otorrinolaringol Esp, 58 (2007), pp. 316-320
[10]
R.M. Cox, C. Gilmore.
Development of the Profile of Hearing Aid Performance (PHAP).
J Speech Hear Res, 33 (1990), pp. 343-357
[11]
R.M. Cox, G.C. Alexander.
The abbreviated profile of hearing aid benefit.
Ear Hear, 16 (1995), pp. 176-186
[12]
I.M. Ventry, B.E. Weinstein.
The hearing handicap inventory for the elderly: A new tool.
Ear Hear, 3 (1982), pp. 128-134
[13]
M.J. Lichtenstein, H.P. Hazuda.
Cross-cultural adaptation of the hearing handicap inventory for the Elderly-Screening Version (HHIE-S) for use with Spanish-speaking Mexican Americans.
J Am Geriatr Soc, 46 (1998), pp. 492-498
[14]
R.M. Cox, D. Stephens, S.E. Kramer.
Translations of the International Outcome Inventory for Hearing Aids (IOI-HA).
Int J Audiol, 41 (2002), pp. 3-26
[15]
R.M. Cox, G.C. Alexander.
Measuring Satisfaction with Amplification in Daily Life: The SADL scale.
Ear Hear, 20 (1999), pp. 306-320
[16]
K. Robinson, S. Gatehouse, G.G. Browning.
Measuring patient benefit from otorhinolaryngological surgery and therapy.
Ann Otol Rhinol Laryngol, 105 (1996), pp. 415-422
[17]
B. Yueh, J.A. McDowell, M. Collins, P.E. Souza, C.F. Loovis, R.A. Deyo.
Development and validation of the effectiveness of auditory rehabilitation scale.
Arch Otolaryngol Head Neck Surg, 131 (2005), pp. 851-856
[18]
Guía clínica de Garantías Explícitas en Salud (GES) Hipoacusia bilateral en personas de 65 años y más que requieren uso de audífono [consultado 12 Dic 2012]. Disponible en: http://www.redsalud.gov.cl/archivos/guiasges/hipoacusia.pdf
[19]
World Health Organization.
Report of the Informal Working Gro up on Prevention of Deafness and Hearing Impairment Programme Planning. WHO/PDH/91.
World Health Organization, (1991),
[20]
World Health Organization.
Report of the first informal consultation on future programme developments for prevention of deafness and hearing impairment. WHO/PDH/97.3.
World Health Organization, (1997),
[21]
J.M. Bland, D.G. Altman.
Validating scales and indexes.
BMJ, 324 (2002), pp. 606-607
[22]
J.M. Bland, D.G. Altman.
Cronbach's alpha.
BMJ, 314 (1997), pp. 572
[23]
D.L. Streiner, G.R. Norman.
Health Measurement Scales: A Practical Guide to their development and use.
2nd ed., Oxford University Press, (1989),
[24]
M.H. Liang, R.A. Lew, G. Stucki, P.R. Fortin, L. Daltroy.
Measuring clinically important changes with patient-oriented questionnaires.
Med Care, 40 (2002), pp. 45-51
[25]
L.V. Knudsen, M. Oberg, C. Nielsen, G. Naylor, S.E. Kramer.
Factors influencing help seeking, hearing aid uptake, hearing aid use and satisfaction with hearing aids: A review of the literature.
Trends Amplif, 14 (2010), pp. 127-154
[26]
B. Yueh, J.A. McDowell, M. Collins, P.E. Souza, C.F. Loovis, R.A. Deyo.
Development and validation of the effectiveness of [corrected] auditory rehabilitation scale.
Arch Otolaryngol Head Neck Surg, 131 (2005), pp. 851-856
[27]
M.P. Collins, P.E. Souza, S. O’Neill, B. Yueh.
Effectiveness of group versus individual hearing aid visits.
J Rehabil Res Dev, 44 (2007), pp. 739-749
[28]
M.P. Collins, P.E. Souza, C.F. Liu, P.J. Heagerty, D. Amtmann, B. Yueh.
Hearing aid effectiveness after aural rehabilitation-individual versus group (HEARING) trial: RCT design and baseline characteristics.
BMC Health Serv Res, 9 (2009), pp. 233
Copyright © 2013. Elsevier España, S.L.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.