Regístrese
Buscar en
Revista Mexicana de Oftalmología
Toda la web
Inicio Revista Mexicana de Oftalmología Endoftalmitis bilateral por Pseudomonas aeruginosa secundaria a cirugía de cata...
Información de la revista
Vol. 89. Núm. 2.
Páginas 116-119 (Abril - Junio 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3241
Vol. 89. Núm. 2.
Páginas 116-119 (Abril - Junio 2015)
Caso clínico
DOI: 10.1016/j.mexoft.2014.09.003
Open Access
Endoftalmitis bilateral por Pseudomonas aeruginosa secundaria a cirugía de catarata simultánea. Reporte de caso
Pseudomonas aeruginosa bilateral endophthalmitis after simultaneous cataract surgery. Case report
Visitas
3241
Sergio E. Hernández Da Mota
Autor para correspondencia
tolodamota@yahoo.com.mx

Autor para correspondencia.
, Francisco Béjar Cornejo
Clínica David, Morelia, Michoacán, México
Este artículo ha recibido
3241
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Resumen

El advenimiento de la tendencia a realizar procedimientos de cirugía intraocular bilateral en forma simultánea conlleva riesgos adicionales que pueden traer consecuencias devastadoras para el paciente y su entorno.

Un claro ejemplo de esto es la endoftalmitis, proceso infeccioso que muchas veces destruye por completo el globo ocular.

Se presenta un caso clínico de paciente sometido a procedimiento bilateral simultáneo de cirugía de facoemulsificación quien desarrolló endoftalmitis por Pseudomonas aeruginosa en ambos ojos y perdió la percepción luminosa bilateralmente al final del seguimiento teniendo que ser eviscerado también de ambos ojos.

Esta es una complicación rara pero, por sus obvias implicaciones, a tener en cuenta para evitar los procedimientos quirúrgicos bilaterales simultáneos.

Palabras clave:
Endoftalmitis
Pseudomonas aeruginosa
Facoemulsificación
Abstract

The tendency to perform bilateral intraocular surgery procedures simultaneously carries additional risks that can have devastating consequences for the patient.

A clear example of this is endophthalmitis, an infectious process that often completely destroys the eye.

A clinical case of a patient who underwent simultaneous bilateral phacoemulsification and developed Pseudomonas aeruginosa endophthalmitis in both eyes is presented. At the end of follow-up the patient had no light perception in both eyes and had bilateral evisceration to relieve pain.

This is a rare complication but its obvious deleterous implications should prompt us to avoid simultaneous bilateral eye surgical procedures.

Keywords:
Endophthalmitis
Pseudomonas aeruginosa
Phacoemulsification
Texto completo
Introducción

La endoftalmitis infecciosa ha sido desde los inicios de la cirugía intraocular una de sus complicaciones más temidas.

Ha habido muchos avances en cuanto a su tratamiento y la antibioticoterapia intravítrea sigue constituyendo uno de los pilares en su manejo.

La etiología más común la constituyen bacterias grampositivas, aunque en una mínima proporción la causan bacterias gramnegativas.

La enfermedad obviamente afecta al ojo intervenido quirúrgicamente pero si se intervienen los 2 ojos puede afectar a ambos1. Este reporte de caso tiene como objetivo describir un caso de endoftalmitis bilateral por Pseudomonas aeruginosa (P. aeruginosa) posquirúrgica y evidenciar una de las más temidas complicaciones de la cirugía intraocular simultánea bilateral.

Presentación del caso

Se trata de paciente masculino de 72años de edad quien acude a consulta por presentar dolor intenso, constante que no le permitía conciliar el sueño, así como baja súbita e importante de agudeza visual de 8días de evolución. Un día antes de comenzar con los síntomas el paciente fue intervenido de cirugía de facoemulsificación de ambos ojos en forma simultánea.

También refería el paciente que se le habían administrado inyecciones intravítreas de Avastin en ambos ojos también en forma simultánea. Como antecedente de importancia el paciente informó que padecía diabetes mellitus desde hacía aproximadamente 15años. A la exploración física se encontró una agudeza de no percepción de luz en ojo derecho y de percepción de luz dudosa en ojo izquierdo.

Se encontró edema bipalpebral bilateral importante, con hiperemia conjuntival marcada e hipopion prácticamente total en ambos ojos de tonalidad verdosa-amarillenta (fig. 1).

Figura 1.

Aspecto del segmento anterior de ambos ojos en donde destaca la presencia de hipopion casi total de tonalidad verdosa e hiperemia marcada.

(0,07MB).

Se realizó estudio ecográfico modo B el cual mostró desprendimiento de retina, con presencia de imágenes hiperecoicas sugestivas de material inflamatorio-purulento por delante y detrás de la retina (fig. 2).

Figura 2.

Ecografía de ambos ojos en donde se aprecia desprendimiento de retina prácticamente total e imágenes hiperecoicas sugestivas de proceso inflamatorio severo en ambas cavidades vítreas.

(0,15MB).

Con base en lo anterior se sometió al paciente a inyección intravítrea de ceftazidima 2.25 mg/0.1ml y vancomicina a una concentración de 1mg/0.1ml. Se realizó vitrectomía exploratoria. En el caso del OS al evacuar el hipopion de cámara anterior hubo una salida espontánea de material purulento de tonalidad verdosa-amarillenta (fig. 3). Se encontró material purulento abundante en cavidad vítrea así como licuefacción de tejidos intraoculares incluyendo retina.

Figura 3.

Imagen de vitrectomía del OS en donde al evacuar el hipopion de cámara anterior se aprecia salida espontánea de material purulento de tonalidad verdosa-amarillenta.

(0,07MB).

Se tomó biopsia vítrea para análisis en laboratorio el cual reportó a los 3días crecimiento de P. aeruginosa multirresistente incluyendo resistencia a ceftazidima.

El paciente continuó con dolor intenso que no respondía a analgésicos opiáceos y sin percepción de luz durante varios días más, por lo que aceptando el paciente y su familia se realiza evisceración de ambos globos oculares.

Discusión

La incidencia de endoftalmitis después de cirugía de catarata de ha reportado en el 0.03-0.072%2,3.

Los microorganismos gramnegativos causan solo un 6% de los casos con cultivo positivo según el Estudio de Vitrectomía en Endoftalmitis4. Ocasionalmente se ha pensado que el origen de este tipo de bacterias pudiera ser un facoemulsificador contaminado o el material viscoelástico al aislarse y haber crecimiento bacteriano en cultivos tomados de estas fuentes de patógeno5,6.

Cuando P. aeruginosa o Bacillus son los agentes causales de la endoftalmitis casi nunca se ha reportado la conservación de algún grado de visión útil7,8.

El retraso en el tratamiento de más de 36h después del inicio de los síntomas se ha asociado a un resultado visual pobre9,10. Este fue el caso de nuestro paciente, pues ya habían transcurrido 8días desde el inicio de la sintomatología.

El género Pseudomonas comprende un grupo de microorganismos gramnegativos, estrictamente aeróbicos que se encuentran en el suelo, agua y ambientes marítimos. Pueden ser parte de la flora normal pero se aíslan predominantemente como resultado de una infección oportunista nosocomial1.

La patogénesis de la enfermedad por P. aeruginosa es compleja e incluye la producción de proteasas y otras proteínas tóxicas, así como hemolisina, endotoxina y exotoxina A. Todas ellas tienen un poder de lisis tisular importante lo que explica el grado tan grande de destrucción y en tan poco tiempo de todas las estructuras intraoculares que se ven en los pacientes cuyo globo ocular se ve afectado por esta bacteria.

Por otro lado, P. aeruginosa produce una variedad muy amplia de síndromes clínicos que incluyen endocarditis en pacientes con implantes valvulares y usuarios de drogas intravenosas, infecciones de vías respiratorias bajas en pacientes con algún tipo de inmunocompromiso, úlceras corneales, y oftalmia neonatorum1. Es la causa más común de endoftalmitis causada por bacterias gramnegativas aunque también se han llegado a aislar algunas otras especies.

Los casos de endoftalmitis bilateral reportados casi siempre han sido de tipo endógena11–14, por microorganismos grampositivos siendo los secundarios a cirugía intraocular, por fortuna, muy escasos15–17. Destaca en este sentido, el de Kashkouli et al.15, el cual, como el aquí reportado fue causado también por P. aeruginosa con no percepción de luz al final del seguimiento. El otro es el reportado por Ozdec et al.16 en donde hubo conservación de cierto grado de visión.

El debate en cuanto a si intervenir en forma simultánea ambos ojos o no sigue en pie. En este sentido, dicho proceder tiene tanto sus defensores como detractores. Los últimos tienen como argumento sólido una de las complicaciones más temidas y devastadoras en la cirugía oftálmica, motivo de este reporte de caso. Los defensores podrán decir que la incidencia es demasiada baja para ser tomada en cuenta; sin embargo, así fuera todavía menor, sentimos que no justifica en absoluto el hacerlo. El decir que es una complicación rara no significa que no ocurra, y puede suceder en cualquier paciente que sea intervenido de esta manera.

Conclusiones

La endoftalmitis bilateral es una complicación rara en la cirugía intraocular bilateral pero que, por lo devastador que resulta, sobre todo con etiologías como la que presentamos en el presente reporte de caso, tiene múltiples repercusiones para el paciente, su familia y el médico tratante desde muchos aspectos. Aquí se incluyen el psicológico y legal. Por todo lo anterior debe de tomarse muy en cuenta en épocas como la actual, en la que está haciéndose común el intervenir quirúrgicamente en forma simultánea ambos globos oculares.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Financiamiento

Los autores no recibieron patrocinio para llevar a cabo este artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
T.A. Meredith, J.N. Ulrich.
Infectious endophthalmitis.
5.a ed, pp. 2019-2039
[2]
G. Bohigian.
A study of the incidence of culture-positive endophthalmitis after cataract surgery in an ambulatory care center.
Ophthalmic Surg Lasers, 30 (1999), pp. 295-298
[3]
H.M. Kattan, H.W. Flynn, S.C. Pflugfelder, C. Robertson, R.K. Forster.
Nosocomial endophthalmitis survey: current incidence of infection following intraocular surgery.
Ophthalmology, 98 (1991), pp. 227-238
[4]
Results of the Endophthalmitis Vitrectomy Study. A randomized trial of immediate vitrectomy and of intravenous antibiotics for the treatment of postoperative bacterial endophthalmitis. Endophthalmitis Vitrectomy Study Group.
Arch Ophthalmol, 113 (1995), pp. 1479-1496
[5]
K.K. Hoffmann, D.J. Weber, M.F. Gergen, W.A. Rutala, G. Tate.
Pseudomonas aeruginosa-related postoperative endophthalmitis linked to a contaminated phacoemulsifier.
Arch Ophthalmol, 120 (2002), pp. 90-93
[6]
J.C. Chen, M. Roy.
Epidemic Bacillus endophthalmitis after cataract surgery II: Chronic and recurrent presentation and outcome.
Ophthalmology, 107 (2000), pp. 1038-1041
[7]
C.W. Eifrig, I.U. Scott, H.W. Flynn Jr., D. Miller.
Endophthalmitis caused by Pseudomonas aeruginosa.
Ophthalmology, 110 (2003), pp. 1714-1717
[8]
G.M. Bohigian, R.J. Olk.
Factors associated with a poor visual result in endophthalmitis.
Am J Ophthalmol, 101 (1986), pp. 332-341
[9]
C.A. Puliafito, A.S. Baker, J. Haaf, C.S. Foster.
Infectious endophthalmitis: A review of 36 cases.
Ophthalmology., 89 (1982), pp. 921-929
[10]
L. Laatikainen, A. Tarkkanen.
Early vitrectomy in treatment of postoperative purulent endophthalmitis.
Acta Ophthalmol, 65 (1987), pp. 455-460
[11]
V. Degoricija, V. Skerk, Z. Vatavuk, T. Kenezevic, S. Sefer, Z. Vucicevic.
Pseudomonas aeruginosa endogenous endophthalmitis in an immune-competent patient with nosocomial urosepsis following abdominal surgery.
Acta Clin Croat, 50 (2011), pp. 261-266
[12]
V. Hu, F. Zaidi, G. Larkin, G. Muir, M. Stanford.
Bilateral endogenous endophthalmitis after holmium laser lithotripsy.
Urology, 70 (2007),
[13]
K. Matasova, J. Hudecova, M. Zibolen.
Bilateral endogenous endophthalmitis as a complication of late-onset sepsis in a premature infant.
Eur J Pediatr, 162 (2003), pp. 346-347
[14]
S. Dua, W. Chalermskulrat, M.B. Miller, M. Landers, R.M. Aris.
Bilatera hematogenous Pseudomonas aeruginosa endophthalmitis after lung transplantation.
Am J Transplant, 6 (2006), pp. 219-224
[15]
M.B. Kashkouli, S. Salimi, H. Aghaee, M. Naseripour.
Bilateral Pseudomonas aeruginosa endophthalmitis following bilateral simultaneous cataract surgery.
Indian J Ophthalmol, 55 (2007), pp. 374-375
[16]
S.C. Ozdek, Z. Onaran, G. Gürelik, O. Konuk, A. Tekinşen, B. Hasanreisoğlu.
Bilateral endophthalmitis after simultaneous bilateral cataract surgery.
J Cataract Refract Surg, 31 (2005), pp. 1261-1262
[17]
B.N. Wasserman, N. Sondhi, B.L. Carr.
Pseudomonas-induce bilateral endophthalmitis with corneal perforation in a neonate.
J AAPOS, 3 (1999), pp. 183-184
Copyright © 2014. Sociedad Mexicana de Oftalmología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.