Regístrese
Buscar en
Revista Mexicana de Biodiversidad
Toda la web
Inicio Revista Mexicana de Biodiversidad Biodiversidad de Mecoptera en México
Información de la revista
Vol. 85. Núm. S1.
Páginas 339-344 (Enero 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1322
Vol. 85. Núm. S1.
Páginas 339-344 (Enero 2014)
DOI: 10.7550/rmb.35747
Open Access
Biodiversidad de Mecoptera en México
Biodiversity of Mecoptera in Mexico
Visitas
1322
Atilano Contreras-Ramos1, Mariza A. Sarmiento-Cordero1, Norman D. Penny2
1 Departamento de Zoología, Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México, Apartado Postal 70-153, 04510 México, D. F., Mexico
2 Department of Entomology, California Academy of Sciences, 55 Music Concourse Drive, San Francisco, CA 94118, USA
Este artículo ha recibido
1322
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (1)
Cuadro 1. Especies de Mecoptera de México y su distribución por estado y provincia biogeográfica (clasificación biogeográfica de acuerdo con Morrone, 2001). *= identificación dudosa; ?= localidad no especificada
Resumen

Los Mecoptera son insectos holometábolos pequeños, de cuerpos alargados y delgados, semejantes superficialmente a moscas verdaderas primitivas. Poseen una estructura cefálica y bucal característica pronunciada para formar un rostro. Son usualmente llamados “mosca escorpión”, debido a que en Panorpidae machos la parte terminal del abdomen presenta las estructuras genitales en forma similar a un gancho o aguijón de escorpión. Su período de actividad es muy corto a través del año. Presentan distribución mundial, especialmente en climas templado húmedo y subtropical, con una representación moderada a escasa en colecciones científicas. El orden cuenta con cerca de 600 especies en 9 familias a nivel mundial. Para México se han resgistrado 47 especies comprendidas mayoritariamente en Panorpa (32 especies) y Bittacus (9 especies), ambos de amplia distribución, con el resto de las especies en Kalobittacus, Eremobittacus e Hylobittacus. Se incluye una breve descripción de su ciclo biológico y su distribución en México.

Palabras clave:
moscas escorpión
moscas colgantes
biodiversidad
biogeografía
endemismo
Abstract

Mecoptera are small holometabolous insects with elongate and slender bodies, superficially resembling primitive true flies. They posses a characteristic head and mouthparts structure pronounced to form a rostrum. They are commonly called scorpionflies, because in Panorpidae males the terminal part of the abdomen bears genital structures resembling a hook or scorpion sting. Their active season is brief through the year. Although distributed worldwide, especially in humid temperate and subtropical climates, they are only moderately to scarcely represented in scientific collections. The order comprises about 600 species in 9 families worldwide. In Mexico, 47 species have been recorded. They are comprised mainly in the genera Panorpa (32 species) and Bittacus (9 species) with a widespread distribution, with the rest of species in Kalobittacus, Eremobittacus and Hylobittacus. A brief account of their life cycle and distribution in Mexico are included.

Key words:
scorpion flies
hanging flies
biodiversity
biogeography
endemism
Texto completo
Introducción

Mecoptera es un grupo parafilético dado que excluye a Siphonaptera (pulgas), con quienes forma el grupo Mecopterida, que a su vez es el grupo hermano de Diptera y todos en conjunto (Mecoptera+Siphonaptera+Diptera) forman Antliophora (Grimaldi y Engel, 2005). Los mecópteros son un grupo primariamente terrestre de pequeño a mediano tamaño (9-25mm de largo), de cuerpos alargados y delgados, que usualmente viven en hábitats húmedos (Triplehorn y Johnson, 2005). Sólo algunas especies de Nannochoristidae, de distribución gondwánica, se sabe que poseen larvas acuáticas (Shepard y Contreras-Ramos, 2009; Ferrington, 2008; Machado et al., 2009). Son usualmente llamados “moscas escorpión”, debido a la distintiva apariencia de las estructuras reproductivas del macho en la familia Panorpidae, parecidas al aguijón de un escorpión (Esben-Petersen, 1921) (Fig. 1), pero que son completamente inofensivas. Poseen ojos compuestos grandes, separados, además de 3 ocelos. Las antenas son largas y multisegmentadas. Es distintiva una estructura cefálica y bucal pronunciada, en donde la mandíbula y la maxila son delgadas, alargadas y aserradas; el labio es también alargado y los palpos son carnosos, formándose en conjunto un rostro hipognato. Ambos pares de alas son del mismo tamaño y forma, con numerosas venas transversales (Esben-Petersen, 1921; Potter, 1938), ocasionalmente con manchas o parches de color. En algunos géneros las alas se han reducido o incluso perdido. Las especies se distinguen por sus características morfológicas, especialmente de genitalia del macho, así como de venación y patrón de color alar (Byers y Thornhill, 1983; Byers, 2002).

Figura 1.

Hábito de Mecoptera. A), Panorpa sp. (macho), dorsal; B), Panorpa sp., macho, lateral; C), Bittacus sp. (macho), dorsal; D), Bittacus sp. (macho), lateral.

(0,3MB).

Los panórpidos se alimentan primariamente de cadáveres de artrópodos de cuerpo suave, principalmente insectos (Byers y Thornhill, 1983). De manera secundaria, algunas especies se alimentan de polen de hierbas, jugo de frutos, néctar, pétalos, musgo y plantas vivas (Carpenter, 1931; Webb, 1975). Las especies de la familia Bittacidae son depredadores de pequeños insectos voladores. Los adultos se mantienen colgados (“hanging flies”) entre la vegetación, debajo de las hojas, con ayuda de sus patas delanteras y, con el resto de sus patas, atrapan insectos voladores para después inyectarles saliva, amasarlos y succionar los fluidos, hasta dejar limpio el exoesqueleto y desecharlo. Algunos mecópteros roban las presas recién atrapadas en telarañas, y son los únicos insectos depredadores que se cuelgan y capturan a sus presas con las patas traseras (Carpenter, 1931; Potter, 1938).

Los rituales de apareamiento varían entre las familias. Algunas hembras aceptan a los pretendientes machos, sólo si traen una presa de regalo. En la familia Bittacidae es conocido su elaborado ritual, en el cual las hembras seleccionan a su pareja por la calidad de la presa ofrecida durante la cópula (Esben-Petersen, 1921; Thornhill, 1976; Byers y Thornhill, 1983). Los machos ocasionalmente mimetizan a las hembras para obtener comida gratis. Las hembras son atraídas por la feromona emitida por vesículas abdominales terminales de los machos (Potter, 1938). Ellas examinan el ofrecimiento, mientras el macho busca la abertura genital de la hembra y copula. Si el regalo es rechazado la hembra escapa, pero si es aceptado el macho se acopla con la hembra, que es sujetada en sentido contrario, mientras come el ofrecimiento. La duración de la cópula es de acuerdo al tamaño de la presa. Al durar la cópula un tiempo largo, incrementa la oviposición, y por consiguiente, una máxima transferencia de esperma (Carpenter, 1931; Thornhill, 1976; Byers y Thornhill, 1983; Engqvist y Sauer, 2001).

Las hembras depositan sus huevos en lugares húmedos, lo que permite que los huevos absorban el agua e incrementen notablemente su tamaño. En especies que viven en climas calientes los huevos depositados tardan en eclosionar varios meses; la larva emerge cuando la estación seca ha finalizado. En sitios de clima húmedo los huevos eclosionan en un período corto de tiempo. Es característico de los huevos de Mecoptera que se expandan con el desarrollo del embrión, que puede tomar de 5 a 10 días (algunos Panorpidae) o hasta varios meses (algunos Bittacidae) (Carpenter, 1931; Byers y Thornhill, 1983; Arnett, 2000).

La larva exhibe una variedad de formas dependiendo de la familia. Son generalmente eruciformes y miden de 3 a 30mm (Byers y Thornhill, 1983; Arnett, 2000); la cabeza es esclerotizada, con unos cuantos a varios ojos simples y, en algunos casos (Panorpa, Chorista), con 30 o más omatidios que forman verdaderos ojos compuestos (Byers y Thornhill, 1983). Generalmente se alimentan de vegetación o de insectos muertos; de algunas se conoce que son depredadores de otras larvas (Carpenter, 1931; Byers y Thornhill, 1983). Después de 4 estadios, la larva cava un hoyo en la tierra, en el cual pupa (Carpenter, 1931; Arnett, 2000). La pupa posee las extremidades del cuerpo libres (exarada) y no presenta mandíbulas articuladas (adéctica). La duración del estado pupal es de aproximadamente 32 días, no obstante en ambientes secos puede pasar varios meses en diapausa, después emerge como adulto una vez que las condiciones son adecuadas (Carpenter, 1931; Byers y Thornhill, 1983; Gullan y Cranston, 2010). Los mecópteros adultos pueden ser capturados en vuelo o utilizando trampas Malaise, ya que muchas especies son activas tanto de día como de noche (Webb, 1975).

Los fósiles de Mecoptera incluyen cerca de 400 especies (Byers, 2000), fueron muy abundantes y diversos durante el Pérmico tardío, Triásico y Jurásico, pero en el Cretácico su número disminuyó considerablemente (Grimaldi y Engel, 2005). La familia Panorpidae fue la primera en aparecer en el registro fósil, con 2 especies de Panorpa en el ámbar Báltico proveniente del Oligoceno, hace 35 millones de años (Byers, 2002).

Diversidad

Durante 120 años de exploración entomológica en México (1838-1958), sólo 9 especies de Mecoptera fueron descritas (Fig. 2). El primer mecóptero mexicano descrito fue Bittacus mexicanus Klug, 1838. Después de 75 años, se describió Panorpa mexicana Banks, 1913; 40 años después, fue descrita Panorpa azteca Byers, 1958. El trabajo de campo en las últimas décadas ha resultado en un incremento en el conocimiento de la fauna mexicana, principalmente con los trabajos de Byers (1994, 1996, 1999, 2000, 2001, 2011) y Bicha (2006). No existen trabajos de biogeografía de mecópteros mexicanos, salvo descripciones generales (Byers, 1996; Bicha, 2006). La página web “World checklist of extant Mecoptera species” (Penny, 2011) es una excelente guía para profundizar en el estudio de la fauna mexicana.

Figura 2.

Curva acumulativa de especies descritas de Mecoptera (especies con holotipo de México).

(0,06MB).

Se han registrado 9 familias a nivel mundial, 32 géneros y alrededor de 600 especies, con 4 de las familias restringidas al Neotrópico y Australasia (Riek, 1954; Byers, 1996; Grimaldi y Engel, 2005; Penny, 2011). El orden está representado en México por 47 especies descritas de las familias Panorpidae y Bittacidae (Penny, 2011), distribuidas en 5 géneros: Panorpa (32), Bittacus (9), Kalobittacus (3), Eremobittacus (2) e Hylobittacus (1), lo cual constituye casi el 7.6% de la fauna mundial.

La familia Panorpidae es principalmente circumboreal, presente en Europa, Asia y Norteamérica. Las especies de Panorpa conocidas del suroeste y centro sur de México se encuentran en lugares húmedos, en áreas montañosas arriba de los 1 200m (Bicha, 2006). Así, el patrón de distribución de Panorpa parece apegarse a las principales cadenas montañosas del país, como el Eje Volcánico Transversal, la sierra Madre Oriental, la sierra Madre Occidental y la sierra Madre del Sur (Cuadro 1), con una marcada afinidad neártica. La familia Bittacidae, en contraste, tiene una distribución principalmente meridional (gondwánica), con numerosas especies en África, Sudamérica y Australia, pero relativamente pocas en los continentes del norte; sin embargo, en los últimos años se han reportado varias especies e incluso un par de géneros endémicos del sur de China. En México los bittácidos se encuentran invariablemente en ambientes cálidos, debajo de los 1 500m (Cuadro 1). De acuerdo con Byers (1996), la fauna mexicana de Mecoptera es esencialmente endémica y en la mayoría de los casos, cada especie sólo se conoce de 1 o 2 localidades. De 47 especies registradas en México, 42 se distribuyen sólo en el interior del país, lo cual indica un 91% de endemismo.

Cuadro 1.

Especies de Mecoptera de México y su distribución por estado y provincia biogeográfica (clasificación biogeográfica de acuerdo con Morrone, 2001). *= identificación dudosa; ?= localidad no especificada

Especie  Distribución  Provincia biogeográfica 
Panorpidae, Panorpinae     
Panorpa accolaByers, 2011  Guerrero  Sierra Madre del Sur 
Panorpa acicularisByers, 2001  Oaxaca  Sierra Madre del Sur 
Panorpa aculeataByers, 2001  Oaxaca  Sierra Madre del Sur 
Panorpa apiculataByers, 2000  Michoacán  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa attenuataByers, 1996  San Luis Potosí  Sierra Madre Oriental 
Panorpa azteca Byers, 1958  Distrito Federal, Estado de México  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa bimaculaByers, 1996  Oaxaca, Puebla  Sierra Madre del Sur 
Panorpa contorta Byers, 1996  Hidalgo, San Luis Potosí, Tamaulipas  Sierra Madre Oriental 
Panorpa conversaByers, 2001  Puebla  Sierra Madre del Sur 
Panorpa dividilaciniaBicha, 2006  Michoacán  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa fuscaByers, 2001  Puebla  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa gladiataByers, 2000  Oaxaca  Sierra Madre del Sur 
Panorpa immaculata Esben-Petersen, 1915  Guerrero, Estado de México  Eje Volcánico Transmexicano, Sierra Madre del Sur 
Panorpa insignaBicha, 2006  Jalisco  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa involutaByers, 1996  Veracruz  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa luteolaByers, 2001  Jalisco  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa mexicana Banks, 1913  Puebla, Veracruz  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa michoacanaByers, 2011  Michoacán  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa mixtecaBicha, 2006  Oaxaca  Sierra Madre del Sur 
Panorpa mucronataByers, 1996  Hidalgo  Sierra Madre Oriental 
Panorpa nuptialis Gerstaecker, 1863  México 
Panorpa penicillata Byers, 1962  Durango, Sinaloa  Sierra Madre Occidental 
Panorpa punctata Klug, 1836  México (país) 
Panorpa ramosaByers, 1996  Hidalgo  Sierra Madre Oriental 
Panorpa reclusaByers, 1996  Hidalgo  Sierra Madre Oriental 
Panorpa sentosa Byers, 1997  San Luis Potosí, Tamaulipas  Sierra Madre Oriental 
Panorpa sertaByers, 1996  Michoacán  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa terminata Klug, 1838  Michoacán, Morelos, Nayarit*  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa teziutlanaByers, 2011  Puebla  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa tribulosaByers, 2000  Puebla  Sierra Madre Oriental 
Panorpa truncata Byers, 1997  Jalisco  Eje Volcánico Transmexicano 
Panorpa umbricola Byers, 2006  Jalisco  Eje Volcánico Transmexicano 
Bittacidae     
Bittacus alexanderiByers, 1999  Puebla  Depresión del Balsas 
Bittacus banksi Esben-Petersen, 1915  Guerrero, Jalisco, Morelos, Yucatán  Eje Volcánico Transmexicano, Depresión del Balsas, Costa Pacífica Mexicana, Península de Yucatán 
Bittacus hansoni Byers, 2004  Sinaloa  Costa Pacífica Mexicana 
Bittacus mexicanus Klug, 1838  Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa  Sierra Madre Oriental, Eje Volcánico Transmexicano, Costa Pacífica Mexicana 
Bittacus occidentis Walker, 1853  Querétaro, Quintana Roo  Altiplano Mexicano 
Bittacus peninsularisByers, 1996  Baja California Sur  Baja California 
Bittacus sylvaticusByers, 1996  Veracruz  Eje Volcánico Transmexicano 
Bittacus texanus Banks, 1908  Coahuila, Nuevo León  Sierra Madre Oriental 
Bittacus whartoniByers, 2000  Oaxaca  Costa Pacífica Mexicana 
Hylobittacus apicalis (Hagen, 1861)  Hidalgo  Sierra Madre Oriental 
Kalobittacus bimaculatus Esben-Petersen, 1914  Tabasco, Veracruz  Golfo de México 
Kalobittacus masoniByers, 1994  Veracruz  Golfo de México 
Kalobittacus similisByers, 1994  Veracruz  Golfo de México 
Eremobittacus sodaliumByers, 2011  Sinaloa  Costa Pacífica Mexicana 
Eremobittacus spinulatus Byers, 1997  Puebla  Depresión del Balsas 

Byers (1996) estima que el número de especies de mecópteros de México sea comparable con el número conocido de Norteamérica, de cerca de 70 especies descritas (Arnett, 2000); incluso sugiere que algunas familias neárticas puedan descubrirse en el país, como Boreidae y Meropeidae. Por tanto, se requiere mucho trabajo taxonómico exploratorio a lo largo del territorio mexicano. En particular, el género Nannobittacus, registrado del norte de Sudamérica (Colombia, Brasil) y Panamá, fue encontrado en Chiapas, sólo que al tratarse de un ejemplar hembra no fue posible identificar la especie y podría tratarse de una especie nueva para la ciencia (Byers, 1996).

Las muestras de mecópteros de México son usualmente pequeñas, porque han sido resultado incidental de estudios de otros grupos de insectos, a pesar de ello se continúa descubriendo nuevas especies (Byers, 2000). Posiblemente la colección más amplia de ejemplares de México sea la mantenida por el Dr. George W. Byers de la Universidad de Kansas, quien menciona que aún hay especies nuevas por describir en ese material (Byers, 1996).

Agradecimientos

Gracias al Dr. George W. Byers por haber mandado varios sobretiros de sus publicaciones sobre el grupo. Al Dr. Martín Zurita por tomar las fotografías. MASC es estudiante del Posgrado en Ciencias Biológicas (Sistemática), Instituto de Biología, UNAM.

Literatura citada
[Arnett, 2000]
R.H. Arnett Jr..
American insects, CRC Press, Boca Raton, (2000), pp. 1003
[Bicha, 2006]
W. Bicha.
New scorpionflies (Mecoptera: Panorpidae) from Jalisco, Michoacán, and Oaxaca, Mexico.
Proceedings of the Entomological Society of Washington, 108 (2006), pp. 24-34
[Byers and Thornhill, 1983]
G.W. Byers, R. Thornhill.
Biology of the Mecoptera.
Annual Review of Entomology, 28 (1983), pp. 203-228
[Byers, 1994]
G.W. Byers.
Mexican species of Kalobittacus Esben-Petersen (Mecoptera: Bittacidae).
The Canadian Entomologist, 126 (1994), pp. 1093-1099
[Byers, 1996]
G.W. Byers.
Mecoptera.
pp. 549-552
[Byers, 1999]
G.W. Byers.
A new Bittacus from southern Mexico (Mecoptera).
University of Kansas Natural History Museum Special Publications, 24 (1999), pp. 121-123
[Byers, 2000]
G.W. Byers.
Four new Mecoptera from Mexico.
Journal of the Kansas Entomological Society, 73 (2000), pp. 77-83
[Byers, 2001]
G.W. Byers.
New Mexican Mecoptera.
Journal of the Kansas Entomological Society, 74 (2001), pp. 92-100
[Byers, 2002]
G.W. Byers.
Scorpionflies, hangingflies, and other Mecoptera.
The Kansas School Naturalist, 48 (2002), pp. 1-16
[Byers, 2011]
G.W. Byers.
Additions to the Mecoptera of Mexico.
Journal of the Kansas Entomological Society, 84 (2011), pp. 1-11
[Carpenter, 1931]
F.M. Carpenter.
The biology of the Mecoptera. Psyche, 38 (1931), pp. 41-55
[Engqvist and Sauer, 2001]
L. Engqvist, K.P. Sauer.
A life-history perspective on strategic mating effort in male scorpionflies.
Behavioral Ecology, 13 (2001), pp. 632-636
[Esben-Petersen, 1921]
P. Esben-Petersen.
Mecoptera.
Collections Zoologiques du Baron Edm. de Selys Longchamps, Fasc. V (Deuxième partie), Bruxelles, (1921), pp. 172
[Ferrington, 2008]
L.C. Ferrington Jr..
Global biodiversity of scorpionflies and hanginflies (Mecoptera) in freshwater.
Hidrobiologia, 595 (2008), pp. 443-445
[Grimaldi and Engel, 2005]
D. Grimaldi, M.S. Engel.
Evolution of the insects, Cambridge University Press, (2005), pp. 755
[Gullan and Cranston, 2010]
P.J. Gullan, P.S. Cranston.
The insects: an outline of entomology, Wiley-Blackwell, (2010), pp. 584
[Machado et al., 2009]
R.J.P. Machado, F.S.P. Godoi, J.A. Rafael.
Neotropical Mecoptera (Insecta): new generic synonymies, new combinations, key to families and genera, and checklist of species.
Zootaxa, 2148 (2009), pp. 27-38
[Morrone, 2001]
J.J. Morrone.
Biogeografía de América Latina y el Caribe.
pp. 148
[Penny, 2011]
N.D. Penny.
World checklist of extant Mecoptera species, California Academy of Sciences, (2011),
[Potter, 1938]
E. Potter.
The internal anatomy of the order Mecoptera.
Transactions of the Royal Entomological Society of London, 87 (1938), pp. 467-501
[Riek, 1954]
E.F. Riek.
The Australian Mecoptera or scorpion-flies.
Australian Journal of Zoology, 2 (1954), pp. 143-168
[Shepard and Contreras-Ramos, 2009]
W.D. Shepard, A. Contreras-Ramos.
Neuroptera y Mecoptera.
Macroinvertebrados bentónicos sudamericanos,, pp. 247-254
[Thornhill, 1976]
R. Thornhill.
Sexual selection and nuptial feeding behavior in Bittacus apicalis (Insecta: Mecoptera).
The American Naturalist, 110 (1976), pp. 529-548
[Triplehorn and Johnson, 2005]
C.A. Triplehorn, N.F. Johnson.
Borror and DeLong’s introduction to the study of insects, 7th, Thomson Brooks/ Cole, Belmont, (2005), pp. 864
[Webb, 1975]
D.W. Webb.
New species of Panorpa (Mecoptera: Panorpidae).
Entomological News, 85 (1975), pp. 171-173
Copyright © 2014. Universidad Nacional Autónoma de México
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.