Buscar en
Revista Médica Clínica Las Condes
Toda la web
Inicio Revista Médica Clínica Las Condes Trastorno de Somatización: una relectura del ¿Síndrome de Briquet¿
Información de la revista
Vol. 16. Núm. 1.
Páginas 25-29 (Enero 2005)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 16. Núm. 1.
Páginas 25-29 (Enero 2005)
Acceso a texto completo
Trastorno de Somatización: una relectura del ¿Síndrome de Briquet¿
Visitas
...
Lina Ortiz L.a, Rodrigo Erazo R.a
Información del artículo

"Varios estudios nacionales y extranjeros señalan que entre un tercio y un cuarto de los síntomas físicos que son causa de consulta médica corresponderían a somatización, entendiendo por ello a la sintomatología corporal en que no es po- sible demostrar una causa orgánica (Es- cobar y cols., 1989). Una gran variedad de cuadros psiquiátricos pueden explicar completa o parcialmente la presencia de tales síntomas, como ocurre con la de- presión y la angustia, cuadros clínicos de gran prevalencia.La nomenclatura psiquiátrica ha variado considerablemente a través de la historia, procurando por un lado perfeccionar la comprensión de las enfermedades descri- tas, y por otro, evitar la dispersión de cri- terios al momento de la clasificación de enfermedades y cuadros sindromáticos. Un criterio relativamente nuevo, el de trastorno de somatización, ha tenido un devenir   particularmente   azaroso.   Por una parte, su génesis se encuentra en las excelentes descripciones que hicieron al- gunos clínicos hace ya un siglo y medio, como es la de Paul Briquet (1859). Des- de otro lado, el sistema de clasificación norteamericano DSM (1) ha fluctuado en sus últimas versiones entre reconocer el aporte de Briquet, y renegar del mismo (DSM-IV). La somatización ha sido descrita como “la expresión del distrés personal y so-cial en un idioma de quejas o síntomas corporales con requerimiento de ayuda médica” (Bass y Benjamin, 1993).

A través de un breve recorrido histórico, nos proponemos recoger el aporte clíni- co y semiológico de las presentaciones psíquicas acompañadas de somatización, cuadros que en la actualidad consumen una gran cantidad de recursos en los di- ferentes niveles de los sistemas de salud.

Sugerimos que a través de una distinción clínica de mayor precisión, los médicos y profesionales de la salud se pueden en- contrar en un mejor pie al momento de diagnosticar y sobre todo de intervenir sobre las personas que los consultan con este tipo de síntomas.

 

"

El Texto completo está disponible en PDF
Opciones de artículo
Herramientas