Buscar en
Revista Hispanoamericana de Hernia
Toda la web
Inicio Revista Hispanoamericana de Hernia Otras cuestiones de acentuación gráfica: la tilde en las vocales en mayúscula...
Información de la revista
Vol. 2. Núm. 3.
Páginas 129-130 (Julio - Septiembre 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 2. Núm. 3.
Páginas 129-130 (Julio - Septiembre 2014)
Carta al director
DOI: 10.1016/j.rehah.2014.05.001
Open Access
Otras cuestiones de acentuación gráfica: la tilde en las vocales en mayúsculas
Others matters of Spanish accentuation: The tilde in capital vowels
Visitas
...
Manuel José Aguilar Ruiz??
Autor para correspondencia
mjaguilar@sohah.org

Autor para correspondencia.
Universitat de València, Valencia, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. director:

Existe un error muy extendido, y es la creencia común en que las vocales escritas en letra mayúscula –tanto en posición inicial de palabra como en interior o final– quedan exentas de portar tilde, mientras que si estuvieran escritas en letra minúscula sí deben llevarla. Por esta creencia encontramos grafías erróneas, del tipo *Oscar (en el ejemplo 1) o *composicion y *poblacion (en el ejemplo 2):

  • (1)

    Dr. *Oscar A. Mendiz1

  • (2)

    TABLA 1: *COMPOSICION POR EDAD Y SEXO DE LA *POBLACION AFILIADA A OBRAS SOCIALES NACIONALES2

Sin embargo, la Ortografía académica3 especifica claramente que «no existe motivo alguno por el que las palabras escritas en mayúsculas deban recibir distinto tratamiento en lo que al uso de la tilde […] se refiere». Las reglas de acentuación –continúa– «rigen para todas las palabras, con independencia de la forma en que estén escritas». Es más: la Academia nunca ha tenido esa norma.

Pese a la regla de acentuación anterior, encontramos multitud de textos en los que antropónimos (nombres de pila, apellidos, hipocorísticos, alias, etc.) o palabras que deberían portar tilde no la llevan, por estar escritos en letra mayúscula. Sucede, como se acaba de comentar, con nombres propios (*Oscar, en los ejemplos 1 y 3) o con cualquier palabra escrita con mayúscula (por ejemplo, con títulos de artículos, como las voces *gestion, *cirugia y *toracica en el ejemplo 4):

  • (3)

    […] el doctor *Oscar Cochlar pasó a analizar detenidamente los puntos y dudas más salientes4

  • (4)

    *GESTION DE RIESGO Y EVENTOS ADVERSOS EN *CIRUGIA *TORACICA5

De esta forma, las grafías anteriores son incorrectas, ya que las vocales mayúsculas han de llevar tilde si les corresponde según las reglas de acentuación, exactamente igual que si estuvieran escritas en minúsculas6. Y es que, como afirma la normativa académica3, «el empleo de la mayúscula no exime de poner la tilde cuando así lo exijan las reglas de acentuación gráfica». Como ejemplo de escritura correcta, podemos ver las grafías de las palabras introducción, métodos, dieciséis e índice en las documentaciones siguientes:

  • (5)

    INTRODUCCIÓN Y FUNDAMENTOS; PACIENTES Y MÉTODOS7

  • (6)

    MEDIASTINITIS NECROTIZANTE DESCENDENTE: DIECISÉIS AÑOS DE EXPERIENCIA8

  • (7)

    Índice de Masa Corporal: 35,02 Kg/m29

Martínez de Sousa explica, de manera magistral, el origen de este error, debido a un impedimento especial en la composición tipográfica manual de tiempos pasados: «Los editores […] en muchos casos tuvieron que renunciar a ella [la tilde en las mayúsculas], especialmente durante el periodo de la composición manual, debido a que en la impresión se rompían los acentos (sobre todo los de las primeras líneas de las páginas) y así se daban a lo largo de una obra mayúsculas acentuadas y sin acentuar. Con los modernos sistemas de composición (autoedición) e impresión (ófset), las tildes no pueden romperse (se imprime con una plancha grabada, no con un molde cuyos elementos estaban en relieve), razón por la cual los editores no se ven obligados a prescindir de un detalle tan importante […]»10. Como se puede comprobar, nada impide en la actualidad, tanto en un texto escrito a mano como tecleado en el ordenador, acentuar las vocales mayúsculas cuando les corresponda.

Bibliografía
[1]
Ó.A. Mendiz, H. Fraguas, G. Lev, L. Valdivieso, C. Fava, L. Villagra, et al.
Beneficios y complicaciones del implante directo de prótesis aórtica autoexpandible para el tratamiento de la estenosis valvular aórtica grave.
Rev argent cardiol, 80 (2012), pp. 360-365
[2]
E. Van der Kooy, H. Pezzella.
Estimación del gasto necesario para garantizar la canasta asistencial del PMO.
Médicos, 71 (2012), pp. 30-34
[3]
Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española.
Ortografía de la lengua española.
Espasa, (2010),
[4]
Entre dudas y certezas.
Médicos, 68 (2012), pp. 26-30
[5]
R.D. Algieri, E.B. Arribalzaga, G. Segura, M.S. Ferrante, B. Nowydwor, J.P. Fernández.
Gestión de riesgo y eventos adversos en cirugía torácica.
Rev argent cir, 102 (2012), pp. 17-21
[6]
M.M. García Negroni.
Escribir en español. Claves para una corrección de estilo.
Santiago Arcos, (2010), pp. 145
[7]
J.J. Rozanec, M. Featherston, P. Holst, J. Ares, C. Vallone, A. Grassi, et al.
Evolución del tiempo de isquemia en 130 nefrectomías parciales laparoscópicas.
Rev Arg Urol, 77 (2012), pp. 184-190
[8]
C.A. Ruiz, W.G. Otero, A.D. Giacoia, G.E. Duza.
Mediastinitis necrotizante descendente: dieciséis años de experiencia.
Rev argent cir, 102 (2012), pp. 7-11
[9]
J.L. D’Addino, M.M. Pigni, D. Siguelboim, H. Niepomniszcze.
Carcinoma papilar tiroideo variante esclerosante difuso.
Revista Argentina de Endocrinología y Metabolismo, 49 (2012), pp. 77-81
[10]
J. Martínez de Sousa.
Ortografía y ortotipografía del español actual.
TREA, (2008), pp. 156
Copyright © 2014. Sociedad Hispanoamericana de Hernia
Opciones de artículo
Herramientas