Buscar en
Revista Española de Geriatría y Gerontología
Toda la web
Inicio Revista Española de Geriatría y Gerontología Linfoma no Hodgkin T como complicación infrecuente de la micosis fungoide tumor...
Información de la revista
Vol. 50. Núm. 5.
Páginas 257-258 (Septiembre - Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 50. Núm. 5.
Páginas 257-258 (Septiembre - Octubre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.regg.2015.05.004
Acceso a texto completo
Linfoma no Hodgkin T como complicación infrecuente de la micosis fungoide tumoral
T-cell non-Hodgkin lymphoma as a rare mycosis fungoide complication
Visitas
...
María José Vallejo-Herreraa, Antonio Ruiz-Serratoa, Socorro Ocaña-Wilhelmib, Miguel Ángel García-Ordóñeza,
Autor para correspondencia
miguel.garcia.sspa@juntadeandalucia.es

Autor para correspondencia.
a Servicio Medicina Interna, Hospital de Antequera, Área Sanitaria Norte de Málaga, Antequera, Málaga, España
b Servicio Dermatología, Hospital de Antequera, Área Sanitaria Norte de Málaga, Antequera, Málaga, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

La micosis fungoide (MF) es un linfoma primitivamente cutáneo derivado de la proliferación neoplásica de linfocitos T cooperadores. Aunque el proceso se origina en la piel y permanece como un proceso, solo cutáneo, durante periodos prolongados de tiempo, en fases avanzadas de su evolución puede extenderse a ganglios linfáticos y vísceras internas1. Presentamos un singular caso de MF en fase tumoral que evoluciona de forma excepcional a un linfoma no Hodgkin.

Mujer de 76 años, sin antecedentes médicos de interés. Valoración geriátrica integral: a) escala de Lawton-Brody para actividades instrumentales: 8 (rango de puntuación: 0-8); b) test de Pfeiffer: 2 errores (rango de puntuación: 0-10); c) escala de Yesavage: 5 (rango de puntuación: 0-15), y d) escala de valoración socio-familiar de Gijón: 7 (rango de puntuación: 5-25). Consultó por gran tumoración indolora en región axilar derecha de 6 meses de evolución, así como lesiones cutáneas eritematosas asintomáticas de reciente aparición de distribución universal, sin asociar sintomatología sistémica. En la exploración destacaba una tumoración axilar derecha ulcerada de 15×10cm con signos de necrosis y sobreinfección. En axila izquierda se apreciaba inicio de tumoración inflamatoria de menor tamaño (fig. 1). Del mismo modo presentaba placas eritemato-descamativas en zonas no fotoexpuestas: espalda, axilas, abdomen y proximal de extremidades. El resto de la exploración era rigurosamente normal. En el estudio analítico destacaba hemograma, hemostasia, perfil renal, lipídico, tiroideo, ferrocinético y hepático, vitamina B12, folato y sedimento urinario dentro de la normalidad. Las serologías a CMV, VHB, VHC y a VIH eran negativas a excepción de VEB IgG positivo. ß-2 microglobulina y PCR presentaban también valores normales. El frotis de sangre periférica reflejaba un 4-5% de células linfoides de pequeño tamaño con núcleos irregulares o de aspecto cerebroide. La TAC de tórax-abdomen describía la lesión cutánea axilar derecha con adenopatías locales menor de 1cm sin otra afectación orgánica. El cultivo del exudado axilar mostró flora polimicrobiana epidérmica.

Figura 1.

A) Masa axilar derecha gigante con datos de necrosis y sobreinfección. B) Lesión tumoral incipiente axilar izquierda.

(0,15MB).

La biopsia axilar y ganglionar derecha informaba de un denso infiltrado linfoide atípico (positivo CD3 y CD45, Ki-67: 30-40%) desde hipodermis a epidermis, con marcado epidermotropismo, compatible con linfoma cutáneo primario de células T, tipo MF en estadio tumoral. Se inició tratamiento con prednisona 100mg/día y radioterapia local axilar derecha (16 sesiones) obteniendo remisión en 3 meses. Cinco meses después es hospitalizada por disnea de reposo y deterioro del estado general, destacando en el estudio realizado los hallazgos del TAC toraco-abdominal que mostraba adenopatías múltiples (axilares, mediastínicas, retroperitoneales) que presentaban captación hipermetabólica, así como en bazo, médula ósea, focos cutáneos y pulmonares bilaterales, sugerente de proceso linfoproliferativo. La biopsia ganglionar axilar fue compatible con linfoma no Hodgkin T de alto grado, iniciándose tratamiento quimioterápico (gemcitabina) con ausencia de respuesta y desenlace fatal en el propio ingreso hospitalario.

Los linfomas cutáneos de células T representan un grupo heterogéneo de linfomas no Hogdkin caracterizados por una proliferación clonal de linfocitos T maduros y células natural killer con capacidad de anidamiento cutáneo, siendo el 2% de todos los linfomas y el 75-80% de los linfomas cutáneos primarios1. Presentan una incidencia de 0,5 casos por 100.000 habitantes/año, siendo más frecuente en el sexo femenino en una relación 1.5:12. Entre los LCCT, la MF es el subtipo más frecuente, derivando la célula neoplásica del linfocito TCD4+ y definiéndose histológicamente por la presencia de células T atípicas de núcleo cerebriforme y presencia de infiltrado de epidermis3. La historia natural de la MF se caracteriza por ser tendente a la cronicidad e indolencia, con una fase inicial consistente en placas o máculas en zonas no fotoexpuestas, con posterior progresión en estadios avanzados (10% de los casos) a lesiones tumorales cutáneas y en fases muy avanzadas o tardías puede ocurrir invasión extra-cutánea ganglionar, hematológica o visceral4. No existe tratamiento curativo, presentando diferentes opciones para obtener la remisión, las cuales dependen de la estadificación y situación clínica, entre ellas se encuentran la fototerapia (PUVA), quimioterapia tópica o radioterapia5. La asociación de MF y linfoma en el mismo paciente es excepcional existiendo escasas y puntuales referencias en las que ambas enfermedades se presentan de forma secuencial o simultánea6,7. Diversos estudios relacionan a la MF con un aumento en el riesgo de malignidad y la aparición de segundas neoplasias, especialmente trastornos linfoproliferativos (linfoma de Hodgkin y no Hodgkin) y aunque cronológicamente la enfermedad cutánea puede presentarse antes o después de los trastornos linfoproliferativos, lo habitual es que sea la predecesora, y la aparición del linfoma ocurra años o décadas después8,9. Se ha observado que esta infrecuente transformación cuando ocurre suele ser en estadios avanzados de la enfermedad, especialmente en la fase tumoral, asociando una evolución más agresiva de la enfermedad y supervivencia más corta10. En este caso se conjugan varios factores que lo hacen singular como son el diagnóstico de la MF en fase tumoral presentando una iconografía impactante y, posteriormente, una evolución rápida y fatal a linfoma no Hodgkin, lo cual es excepcional.

Bibliografía
[1]
S.T. Rosen, C. Querfeld.
Primary cutaneous t-cell lymphomas.
[2]
R. Willemze, E.S. Jaffe, G. Burg, L. Cerroni, E. Berti, S.H. ET-AL> Swerdlow.
WHO-EORTC clasificación for cutaneous lymphomas.
Blood, 105 (2005), pp. 3768-3785
[3]
S.I. Jawed, P.L. Myskowski, S. Horwitz, A. Moskowitz, C. Querfeld.
Primary cutaneous T-cell lymphoma (mycosis fungoides and Sézary syndrome): Part I. Diagnosis: Clinical and histopathologic features and new molecular and biologic markers.
J Am Acad Dermatol, 70 (2014), pp. 205
[4]
E.A. Olsen, S. Whittaker, Y.H. Kim, M. Duvic, H.M. Prince, S.R. Lessin, International Society for Cutaneous Lymphomas; United States Cutaneous Lymphoma Consortium; Cutaneous Lymphoma Task Force of the European Organisation for Research and Treatment of Cancer, et al.
Clinical end points and response criteria in mycosis fungoides and Sézary syndrome: A consensus statement of the International Society for Cutaneous Lymphomas, the United States Cutaneous Lymphoma Consortium, and the Cutaneous Lymphoma Task Force of the European Organisation for Research and Treatment of Cancer.
J Clin Oncol, 29 (2011), pp. 2598-2607
[5]
S.I. Jawed, P.L. Myskowski, S. Horwitz, A. Moskowitz, C. Querfeld.
Primary cutaneous T-cell lymphoma (mycosis fungoides and Sézary syndrome): Part II. Prognosis, management, and future directions.
J Am Acad Dermatol, 70 (2014), pp. 223
[6]
J. Campos Franco, R. López Rodríguez, J. García González, I. Abdulkader Nallib, M.R. Alende Sixto, A. González Quintela.
Pelvic mass in a patient with background of mycosis fungoid [Article in Spanish].
Rev Clin Esp, 206 (2006), pp. 595-596
[7]
S. Gómez Díez, M.F. Fresno Forcelledo, C. Raya Aguado, F. Vázquez López, T. Rodríguez Vigil, M. González López, et al.
Transformación de la micosis fungoide/síndrome de Sézary a linfoma de células grandes.
Actas Dermosifiliogr, 92 (2001), pp. 391-396
[8]
K.P. Huang, M.A. Weinstock, C.A. Clarke, A. McMillan, R.T. Hoppe, Y.H. Kim.
Second lymphomas and other malignant neoplasms in patients with mycosis fungoides and Sezary syndrome: Evidence from population-based and clinical cohorts.
Arch Dermatol, 143 (2007), pp. 45-50
[9]
I. Brownell, C.J. Etzel, D.J. Yang, S.H. Taylor, M. Duvic.
Increased malignancy risk in the cutaneous T-cell lymphoma patient population.
Clin Lymphoma Myeloma, 8 (2008), pp. 100-105
[10]
M.F. Benner, P.M. Jansen, M.H. Vermeer, R. Willemze.
Prognostic factors in transformed mycosis fungoides: A retrospective analysis of 100 cases.
Blood, 119 (2012), pp. 1643-1649
Copyright © 2015. SEGG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.