metricas
covid
Buscar en
Revista Española de Geriatría y Gerontología
Toda la web
Inicio Revista Española de Geriatría y Gerontología El valor de «sentirse como en casa» en los centros residenciales: lo pequeño ...
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 5.
Páginas 307-308 (septiembre - octubre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 5.
Páginas 307-308 (septiembre - octubre 2018)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
El valor de «sentirse como en casa» en los centros residenciales: lo pequeño es hermoso
The value of «feeling at home» in nursing homes. Small is beautiful
Visitas
2666
Mayte Sanchoa, Pura Díaz-Veigab,
Autor para correspondencia
pura.diaz-veiga@matiafundazioa.eus

Autor para correspondencia.
a Fundación Matia, San Sebastián, Guipúzcoa, España
b Instituto Gerontológico Matia, San Sebastián, Guipúzcoa, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

La tendencia a la personalización en las sociedades modernas aparece con una fuerza inusitada. Desde los ámbitos del consumo, hasta aquellos que configuran la vida cotidiana de las personas que necesitan apoyos.

Especial relevancia tiene, desde esta perspectiva, la atención a las personas mayores en residencias. Estos recursos si bien suelen prestar una atención adecuada desde el punto de vista médico-asistencial, suponen la pérdida de uno de los espacios más importantes para la personalización y el mantenimiento de la identidad: la casa, el lugar de la seguridad, los afectos y la historia vivida1.

En los últimos años se están generando iniciativas en el marco de la atención centrada en la persona (MACP), que ponen de manifiesto la importancia del «sentido de la casa» en el diseño de alojamientos para personas en situación de dependencia.

El significado o sentimiento de hogar es un fenómeno multifactorial condicionado no solo por el ambiente físico, sino también por las peculiaridades tanto personales como sociales y culturales de las personas que los ocupan. Para algunos autores «sentirse como en casa» en una residencia es un concepto complejo, determinado por un equilibrio dinámico entre autonomía y seguridad que progresivamente va transformando un espacio en un hogar2.

En nuestro contexto, cuando algún residente desea enseñar el lugar en el que vive, suele referirse a «su casa». Un espacio reducido o incluso compartido, que ha ido configurando como propio con unos cuantos elementos cuidadosamente elegidos y dispuestos para ser vistos, disfrutados y mostrados a los visitantes3.

En este mismo sentido, algunos trabajos recientes, efectuados con y desde la perspectiva de los usuarios, resaltan el valor que tienen «los detalles», «lo pequeño» para que la personalización en el trato sea posible y la vida tenga sentido.

Comer en compañía en entornos hogareños4, contar con la presencia y la participación de allegados en las actividades que configuran la vida diaria, ofrecer posibilidades para que el día transcurra acorde a lo que se desea, etc., son algunas de las cuestiones que ayudan a que un entorno residencial se convierta en algo parecido a un hogar1.

Por otro lado, el grupo de la casa (personas residentes, familiares y profesionales) constituido en «una familia» se convierte en el contexto en el que se desarrollan las intervenciones profesionales, favoreciendo ya no solo la implementación de nuevas prácticas, sino también su consolidación y mantenimiento. Los pequeños-grandes entornos y eventos que construyen el día a día, se configuran en elementos que han de guiar la identificación y desarrollo de las actuaciones profesionales, ofreciendo además una oportunidad para superar la tradicional separación entre prácticas basadas en la evidencia y rutinas profesionales más o menos estandarizadas5.

Considerar «la casa» y dar voz a quienes la habitan, resultan pues asuntos imprescindibles para avanzar hacia los alojamientos que organizaciones, personas y profesionales perseguimos6.

Pero los retos que imponen incorporar los detalles relevantes para que cada persona, en entornos institucionales, «se sienta como en casa» son grandes y dificultosos.

En primer lugar, asegurar la participación de personas, la mayoría con deterioro cognitivo avanzado en las decisiones que les afectan, es una tarea compleja que exige generación de conocimiento e identificación de metodologías y herramientas de evaluación que, hasta ahora, han tenido un valor y desarrollo muy limitado: observación, etnografía visual, autoevaluación, etc.7.

Además, las transformaciones de carácter organizacional, que posibiliten dar respuesta a las preferencias de las personas, imponen un cambio cultural en profundidad que ha de avanzar hacia la singularización del individuo desde su rol profesional, promoviendo el desarrollo de competencias, tales como la escucha activa, la capacidad para el consenso, la gestión emocional y del conflicto propio y del entorno8.

En definitiva «sentirse como en casa» exige esfuerzo y compromiso por parte de todos los implicados para rutinizar solo aquello que sea beneficioso para las personas y abordar un proceso creativo y, de liderazgo, para transitar en lo cotidiano hacia la generación de interés e ilusión y llenar de vitalidad los itinerarios de las personas que necesitan ayuda. Un itinerario que incluye a los amigos y las familias que, con frecuencia viven con preocupación y tristeza esta etapa, y también a profesionales, hasta ahora centrados en el cumplimiento de tareas múltiples e, invitados actualmente a «ser personas» en su actividad laboral.

Sin duda nos espera un futuro mejor en el acompañamiento del itinerario vital de la dependencia. Definitivamente, «lo pequeño es hermoso»9.

Agradecimientos

Las autoras desean agradecer a Raquel Lázaro sus contribuciones a versiones preliminares del manuscrito.

Bibliografía
[1]
J. Van Hoof, H. Verbeek, B.M. Janssen, A. Eijkelenboom, S.L. Molony, E. Felix, et al.
A three perspective study of the sense of home nursing home residents: The views of residents, care professionals and residents.
BMC Geriatr, 16 (2016), pp. 169
[2]
C. Van Dijck-Heinen, E. Wouters, B. Janssen, J. van Hoof.
A sense of home through the eyes of nursing home residents International.
IJIRST, 1 (2014), pp. 57-69
[3]
Fundación Matia. Informe no publicado. San Sebastián, 2016.
[4]
A. García-Soler, M. Jiménez, V. Olivan, A. Gómez, O. Arizaga, A. Salaberria, S. Fernández, et al.
Estudio descriptivo observacional de las prácticas profesionales relacionadas con las preferencias de los usuarios de residencias a la hora de comer.
59 Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, (2017),
[5]
S. Vinkström, P.O. Sandman, E. Stenwall, A.M. Boström, L. Saarnio, K. Kinblom, et al.
A model for implementing guidelines for person-centered care in a nursing home setting.
Int Psycogeriatr, 27 (2015), pp. 49-59
[6]
P. Díaz-Veiga, M. Sancho.
Residencias, crisis y preferencias de las personas mayores.
Rev Esp Geriatr Gerontol, 48 (2013), pp. 101-102
[7]
L. Hung, A. Phinney, H. Chaudhry, P. Rodney, J. Tabamo, D. Bohl.
«Little things matter!» Exploring the perspectives of patients with dementia about the hospital environment.
Int J Older People Nurs, 12 (2017),
[8]
D. Prieto.
Acercamiento cualitativo al periodo de ampliación del Modelo de Atención Centrado en la Persona (Informe no publicado) San Sebastián Instituto Gerontológico Matia, (2016),
[9]
E.F. Schumacher.
Lo pequeño es hermoso.
Akal, (2011),
Copyright © 2018. SEGG
Opciones de artículo
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

Quizás le interese:
10.1016/j.regg.2022.09.002
No mostrar más