Buscar en
Revista Española de Geriatría y Gerontología
Toda la web
Inicio Revista Española de Geriatría y Gerontología A propósito de un caso, linfoma cerebral primario diagnosticado durante estudio...
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 5.
Páginas 303-304 (Septiembre - Octubre 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 53. Núm. 5.
Páginas 303-304 (Septiembre - Octubre 2018)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.regg.2018.01.004
Acceso a texto completo
A propósito de un caso, linfoma cerebral primario diagnosticado durante estudio de demencias en una paciente inmunocompetente
Presentation of a case of primary cerebral lymphoma diagnosed in an immunocompetent patient during a dementia study
Visitas
...
Neus Muñoza,
Autor para correspondencia
neus85@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Bárbara Gonzálezb, Beatriz Calvoa, Nuria Cañamerasb
a Medicina Interna, Corporació Hospital Parc Tauli, Sabadell, Barcelona, España
b Servicio de Medicina Interna, Unidad de Geriatría, Corporació Hospital Parc Tauli, Sabadell, Barcelona, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

El linfoma primario del sistema nervioso central (LPSNC) es una enfermedad poco frecuente y agresiva, forma de linfoma no-Hodgkin (LNH) en pacientes inmunocompetentes que representa el 4% de todas las neoplasias intracerebrales y un 1-2% de los linfomas extranodales1. Las condiciones asociadas a inmunodepresión aumentan el riesgo de padecer un LPSNC2,3.

Comunicamos un caso de LPSNC de células B en una paciente inmunocompetente. Paciente de 80 años con antecedentes de asma, HTA parcialmente dependiente para las actividades básicas de la vida diaria (índice de Barthel previo al ingreso de 80), que ingresó en la unidad de convalecencia del Hospital Corporació Sanitaria Parc Tauli por artroplastia total de cadera izquierda. Durante el ingreso presentó declive funcional, lenta recuperación de la marcha y se detectó también alteración la memoria reciente e inatención. En exploración física neurológica destacaba desorientación parcial en tiempo y espacio, orientada en persona, déficits a nivel de funciones ejecutivas con inatención importante con déficits en la memoria de trabajo y la reciente, apraxias visual-espaciales e ideo motoras, pero sin alteración de la nominación ni de la comprensión. Sin otros déficits neurológicos asociados. Cuestionario de Pfeiffer de 6 errores y test de Mini-Mental de 17.

Se realizó análisis sanguíneo con hemograma, función renal, hepática y tiroidea, proteinograma, vitamina B12, ácido fólico, LDH y serologías VIH y sífilis que resultó dentro de la normalidad salvo la presencia de anemia normocítica y normocrómica con Hb 10g/l (120-160). Se realizó TC craneal que objetivó una lesión infiltrativa a nivel cuerpo calloso. Posteriormente se realizó RMN cerebral que mostraba un proceso tumoral a nivel del cuerpo calloso y periependimario, compatible con proceso linfoproliferativo con atrofia cerebral y leuco encefalopatía hipóxica (fig. 1). Se determinó a nivel plasmático ß2-microglobulina 3,3μg/ml (0,8-2,2) que resultó elevada y también inmunofenotipo de sangre periférica que resultó dentro de la normalidad. Se completó estudio de extensión con TC torácica-abdominal que no mostraba enfermedad en otros niveles ni adenopatías. Se valoró por el servicio de neurología y se realizó punción lumbar de la que resultó líquido cefalorraquídeo (LCR) amarillento, a nivel de bioquímica destacaba proteinorraquia de 2g. Histológicamente el LCR no mostró células malignas ni población monoclonal, pero con moderada cantidad de linfocitos de fenotipo T. Se realizó citometría de flujo de LCR en la que se detectó antígenos CD3, CD454, FMC7, CD20, CD22, CD19, CD79b positivos y una población linfoide B policlonal con un predominio de linfocitos T.

Figura 1.

La RMN cerebral muestra imágenes hiperdensas a nivel ependimario-periventricular y cuerpo calloso compatible con linfoma cerebral primario. cerebral.

(0,05MB).

También se cultivó LCR para micobacterias y bacterias que resultó negativo. Delante del diagnóstico de LPSNC, se hizo valoración multidisciplinar (geriatría, neurología, hematología y cuidados paliativos) y finalmente se decidió realizar tratamiento conservador y sintomático con seguimiento en domicilio de la paciente por la unidad de cuidados paliativos de nuestro centro.

La paciente a los 3 meses ingresó por somnolencia secundaria a progresión de la enfermedad con desenlace fatal.

El LPSNC es un LNH agresivo. Se origina en cerebro, ojos, leptomeninges o médula espinal, sin evidencia de linfoma sistémico en el momento del diagnóstico4. Su máxima incidencia se sitúa en la sexta década de la vida. Su incidencia se ha duplicado en las últimas 2 décadas, constituyendo un 4% de los tumores primarios del sistema nervioso central5,6.

La forma clínica más frecuente es aparición de focalidad neurológica, seguida de síntomas neurológicos-psiquiátricos, crisis epilépticas y síntomas oculares. Las lesiones son solitarias en el 65% de los casos, sus localizaciones más frecuentes son: hemisferios 38%, tálamo/ganglios basales 16%, cuerpo calloso 14% y región periventricular 12%1. Se completa estudio con TAC torácica-abdominal, punción lumbar para citología y citometría de flujo y analítica con LDH y ß2-microglobulina. Desde el punto de vista histológico-inmunofenotípico la mayoría expresan Ag CD20 y CD797.

Se describen 5 factores que comportan peor pronóstico: >60 años, LDH elevado, hipeproteinorraquia, afectación de estructuras cerebrales profundas periventriculares y ECOG performance status2. Si no hay factores de riesgo, el 80% de pacientes sobreviven a los 2 años, con 2 o 3 lo hace un 48% y con 4 o 5 factores solo un 15% sobreviven a los 2 años8. La supervivencia media sin tratamiento es de 2-4 meses tras el diagnóstico.

El tratamiento más descrito en la las publicaciones es radioterapia y quimioterapia en los que se han descrito diferentes esquemas con metotrexato intratecal, rituximab y otros agentes quimioterápicos, la cirugía solo se realiza si su localización lo permite9,10.

En este caso se conjugan varios factores que lo hacen singular como son el la edad y la forma de presentación clínica, y posteriormente una evolución rápida y fatal.

Bibliografía
[1]
I. Zazpe, P. de Llano, A. Gorosquieta, T. Cabada, T. Tuñón, A. Vazquez, et al.
Linfoma cerebral primario: revisión bibliográfica y experiencia en el Hospital de Navarra en los últimos 5 años (2000-2004).
An Sist Sanit Navar, 28 (2005), pp. 367-377
[2]
M. Schabet.
Epidemiology of primary CNS lymphoma.
J Neurooncol, 43 (1999), pp. 199
[3]
M.N. Kerbauy, F.Y. Moraes, B.H. Lok, J. Ma, L.N. Kerbauy, D.E. Spratt, et al.
Challenges and opportunities in primary CNS lymphoma: A systematic review.
Radiother Oncol, 122 (2017), pp. 352-361
[4]
A.D. Singh, H. Lewis, A.P. Schachat.
Primary lymphoma of the central nervous system.
Ofthalmol Clin North Am, 18 (2005), pp. 99-207
[5]
J.F. Batara, S.A. Grossman.
Primary central nervous system lymphomas.
Curr Opin Neurol, 16 (2003), pp. 671-675
[6]
B.P. O’Neill, P.A. Decker, C. Tieu, J.R. Cerhan.
The changing incidence of primary central nervous system lymphoma is driven primarily by the changing incidence in young and middle-aged men and differs from time trends in systemic diffuse large B-cell non-Hodgkin's lymphoma.
Am J Hematol, 88 (2013), pp. 997-1000
[7]
J.A. Ferry, R. Pfannl, N.L. Harris.
Pathology of primary central nervous system lymphoma and related conditions.
Lymphoma and leukemia of the nervous system, 2nd ed., pp. 61-86
[8]
A.J. Ferreri, J.Y. Blay, M. Reni, F. Pasini, M. Spina, A. Ambrosetti, Study Group experience, et al.
Prognostic scoring system for primary CNS lymphomas: The International Extranodal Lymphoma.
J Clin Oncol, 21 (2003), pp. 266-272
[9]
E. Fraser, K. Gruenberg, J.L. Rubenstein.
New approaches in primary central nervous system lymphoma.
Chin Clin Oncol, 11 (2015), pp. 2304-2330
[10]
P.L. Nguyen, A. Chakravarti, D.M. Finkeltein, T.T. Hochberg FHm Batchelor, J.S. Loeffler.
Results of whole-brain radiation as salvage of methotrexate failure for immunocompetent patients with primary CNS lymphoma.
J Clin Oncol, 23 (2005), pp. 1507-1513
Copyright © 2018. SEGG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.