Buscar en
Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Toda la web
Inicio Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Fractura aislada del cuerpo del hueso ganchoso. A propósito de un caso
Información de la revista
Vol. 55. Núm. 4.
Páginas 288-291 (Julio - Agosto 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Visitas
21041
Vol. 55. Núm. 4.
Páginas 288-291 (Julio - Agosto 2011)
Nota clínica
DOI: 10.1016/j.recot.2011.04.002
Acceso a texto completo
Fractura aislada del cuerpo del hueso ganchoso. A propósito de un caso
Isolated fracture of the body of the hamate bone. About a case
Visitas
...
J. Torresa,??
Autor para correspondencia
jmcftorres@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, F. Abatb, E. Monteiroa, P. Gelberb
a Servicio Cirugía Ortopédica, Hospital S. Joao, Porto, Portugal
b Servicio Cirugía Ortopédica y Traumatología, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Resumen
Objetivo

Mostrar mediante un caso clínico que las fracturas del hueso ganchoso son muy poco frecuentes, mucho menos aún las que afectan al cuerpo del mismo sin fracturas asociadas de otros huesos del carpo. Debido a su infrecuencia y a la inespecificidad de sus manifestaciones clínicas, suelen ser de difícil diagnóstico.

Material y método

Presentamos el caso de un varón de 24 años, que sufrió fractura conminuta aislada del cuerpo del hueso ganchoso. Fue tratado de forma conservadora, obteniéndose una recuperación ad integrum sin déficit funcional.

Conclusiones

Es importante considerar este tipo de fracturas ante un traumatismo directo sobre la mano. Es recomendable la realización de una tomografia computerizada (TC) para caracterizar correctamente la fractura y valorar las posibles lesiones asociadas. La decisión terapéutica depende del grado de conminución de la fractura, de su estabilidad y de la afectación articular.

Palabras clave:
Fractura ganchoso
Aislada
Tratamiento conservador
Abstract
Objective

To demonstrate, through a clinical case, that fractures of the hamate bone are very infrequent and even more so those that affect its body without there being fractures of the other associated carpal bones. Due to its infrequency and to the non-specificity of its clinical manifestations, they are usually difficult to diagnose.

Material and methods

We present a case of a 24 year old male who suffered an isolated comminuted fracture of the body of the hamate bone. It was treated conservatively and full recovery without any functional deficit was obtained.

Conclusions

It is important to consider this type of fracture when confronted with a direct traumatism to the hand. Performing computed tomography (CT) is recommended in order to correctly identify the fracture and assess any possible associated lesions. The therapeutic decision depends on the degree of comminution of the fracture, its stability and any joint involvement.

Keywords:
Hamate fracture
Isolated
Conservative treatment
Texto completo
Introducción

Las fracturas del hueso ganchoso son muy poco frecuentes, constituyendo alrededor del 2% de todas las fracturas del carpo1,2. Debido al aumento de la popularidad de deportes de raqueta o bates, ha aumentado la frecuencia de las fracturas tipo I1,3–6.

Se clasifican en tipo I cuando afectan al gancho del hueso, y tipo II cuando afectan al cuerpo del mismo2. Las fracturas tipo II, causadas generalmente por traumatismo directo, son extremadamente raras, aún más de forma aislada, debido a la dificultad de lesionar el ganchoso sin afectar otros huesos del carpo2.

Además de ser lesiones poco frecuentes, su diagnóstico puede ser difícil ya que los pacientes suelen demorar su visita médica y la exploración física suele ser inespecífica y en ocasiones incluso anodina. El examen neurológico y vascular acompañado de radiografías simples es básico en el servicio de Urgencias, y en los casos de duda diagnóstica se debe realizar una tomografía computaderizada (TC)7–9.

La decisión de tratamiento conservador o quirúrgico se debe basar en la estabilidad de la fractura5,10,11 y en la afectación articular.

Presentamos un caso clínico de una fractura aislada del cuerpo del hueso ganchoso, lesión que presenta un pronóstico incierto debido en parte a la falta de información al respecto en la bibliografía.

Caso clínico

Paciente de 24 años de edad, que acudió al servicio de Urgencias 48 horas después de sufrir un traumatismo directo en la mano izquierda, causado por impacto de la cara cubital de la misma contra una puerta.

En el examen físico el paciente presentó un ligero edema en la zona del carpo y dolor difuso de la mano, que aumentaba en las maniobras de desviación cubital.

En las radiografías simples (fig. 1A) se evidenciaba una fractura aislada del cuerpo del ganchoso.

Figura 1.

A) Radiografía inicial con fractura aislada del cuerpo del ganchoso. B, C y D) Control TC de la fractura a la semana.

(0,25MB).

Dado el pequeño tamaño y el poco desplazamiento del fragmento óseo principal, se decidió iniciar tratamiento conservador con una férula dorsal de yeso durante una semana para control del edema.

Una semana después se realizó una TC (figs. 1B, C y D) que objetivaba un leve desplazamiento de la fractura. Se decidió proseguir con tratamiento conservador, realizándose el cambio por un yeso antebraquial.

En el control radiográfico a las 6 semanas, evidenció un aumento en el grado de desplazamiento. Un nuevo control con TC que se realizó a las 8 semanas (fig. 2A) demostró suficiente callo de fractura como para nuevamente cambiar a una inmovilización con férula dorsal de yeso durante otros dos meses.

Figura 2.

A) TC control a la octava semanas. B) Control Rx a las 16 semanas.

(0,12MB).

Posteriormente se iniciaron ejercicios de rehabilitación en el domicilio, obteniéndose una completa recuperación de la movilidad de la muñeca y fuerza de presa tras 4 semanas.

Durante el seguimiento, a las 16 semanas, se realizaron radiografías (fig. 2B) que mostraron completa recuperación sin escalón articular. A los dos años, el paciente permanece asintomático.

Discusión

La fractura del hueso ganchoso tipo II sin lesiones asociadas como la que presentaba nuestro paciente es extremadamente infrecuente1,2, habiendo escasas referencias al respecto en la literatura. Asociado a la dificultad en su diagnóstico, las convierte en fácilmente infradiagnosticadas con el consiguiente riesgo de secuelas al dejar sin tratar una fractura con afectación articular.

Las diferentes opciones de tratamiento siguen en discusión5,10,11. En nuestro caso, a pesar de la afectación articular, la conminución de la fractura no recomendaba la reducción abierta y osteosíntesis ni la fijación mediante agujas percutáneas.

Es importante considerar este tipo de fracturas ante un traumatismo directo sobre la mano. Es recomendable la realización de una TC para caracterizar correctamente la fractura y valorar las frecuentes lesiones asociadas. La decisión terapéutica depende del grado de conminución de la fractura, de su estabilidad y de la afectación articular.

Protección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Todos los pacientes incluidos en el estudio han recibido información suficiente y han dado su consentimiento informado por escrito para participar en el mismo. Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Nivel de evidencia

Nivel de evidencia V.

Bibliografía
[1]
Rockwood and Green's fractures in adults. 6th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2006.
[2]
G. Lister.
The Hand: Diagnosis and Indications, 3rd ed., pp. 88-92
[3]
K. Hirano, G. Inoue.
Classification and treatment of hamate fractures.
Hand Surg, 10 (2005), pp. 151-157
[4]
A.R Guha, H. Marynissen.
Stress fracture of the hook of the hamate.
Br J Sports Med, 36 (2002), pp. 224-225
[5]
H.J. Boulas, M.A. Milek.
Hook of the hamate fractures. Diagnosis, treatment, and complications.
Orthop Rev, 19 (1990), pp. 518-529
[6]
A.T. Bishop, R.D. Beckenbaugh.
Fracture of the hamate hook.
J Hand Surg [Am], 13 (1988), pp. 135-139
[7]
J.M. Failla.
Hook of hamate vascularity: vulnerability to osteonecrosis and nonunion.
J Hand Surg [Am], 18 (1993), pp. 1075-1079
[8]
R.D. Welling, J.A. Jacobson, D.A. Jamadar, S. Chong, E.M. Caoili, P.J. Jebson.
MDCT and radiography of wrist fractures: radiographic sensitivity and fracture patterns.
AJR Am J Roentgenol, 190 (2008), pp. 10-16
[9]
R. Andresen, S. Radmer, M. Sparmann, G. Bogusch, D. Banzer.
Imaging of hamate bone fractures in conventional X-rays and high-resolution computed tomography. An in vitro study.
Invest Radiol, 34 (1999), pp. 46-50
[10]
O. Scheufler, R. Andresen, S. Radmer, D. Erdmann, K. Exner, G. Germann.
Hook of hamate fractures: critical evaluation of different therapeutic procedures.
Plast Reconstr Surg, 115 (2005), pp. 488-497
[11]
P. Gutiérrez Carbonell, R. Cebrián Gómez, F. Sánchez Candell.
Fractura de la apofisis unciforme del hueso ganchoso.
Rev Ortop Traum, 40 (1996), pp. 47-50
Copyright © 2010. SECOT
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos