Buscar en
Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Toda la web
Inicio Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Electromiografía evocada (tEMG) en la columna lumbar. ¿Es confiable? Correlaci...
Información de la revista
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 143-148 (Marzo - Abril 2022)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
526
Vol. 66. Núm. 2.
Páginas 143-148 (Marzo - Abril 2022)
ORIGINAL
Open Access
Electromiografía evocada (tEMG) en la columna lumbar. ¿Es confiable? Correlación de tEMG con imágenes de TC posoperatorias en la instrumentación lumbar
Triggered electromyography (tEMG) in the lumbar spine It́s reliable? Correlation of tEMG with postoperative CT images in lumbar instrumentation
Visitas
...
L. Beaulieu Lalannea, R. Larrondo Carmonaa, F. Alvarez Lemosa,
Autor para correspondencia
facundoalemos@gmail.com

Autor para correspondencia.
, C. Oelker Behnb, M. Cáceres Copettab, J.T. Muñoz Wilsonc, A.M. Beaulieu Montoyad, V. Larrondo Martinezd
a Departamento de Cirugía de Columna, Clínica Universidad de los Andes, Santiago, Chile
b Departamento de Neurología Electrofisiológica, Clínica Universidad de los Andes, Santiago, Chile
c Departamento de Ortopedia y Traumatología, Universidad de los Andes, Santiago, Chile
d Facultad de Medicina, Universidad de los Andes, Santiago, Chile
Contenido relaccionado
L. Beaulieu Lalanne, R. Larrondo Carmona, F. Alvarez Lemos, C. Oelker Behn, M. Cáceres Copetta, J.T. Muñoz Wilson, A.M. Beaulieu Montoya, V. Larrondo Martinez
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (4)
Tabla 1. Correlación entre tEMG y TC-postop
Tabla 2. Utilidad diagnóstica con punto de corte de 24mA en comparación con 10mA
Tabla 3. Resultados de tEMG en distintos estudios con sus respectivos umbrales de corte
Tabla 4. Relación de resultados de tEMG a distinto umbral
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

La instrumentación con tornillos pediculares (TP) puede comprometer las estructuras neurales adyacentes. La electromiografía evocada (tEMG) es una modalidad del neuromonitoreo intraoperatorio utilizada para asistir la colocación de estos. El objetivo del presente estudio es evaluar la confiabilidad de esta herramienta.

Método

Revisión retrospectiva de pacientes intervenidos de artrodesis lumbar posterolateral instrumentada desde enero del 2017 hasta diciembre del 2019. Se correlacionaron las imágenes de TC postoperatorias (TC-postop) con los resultados de la tEMG para cada TP con un umbral de 10mA, y se establecieron la sensibilidad y especificidad de esta herramienta. Se realizó test diagnóstico y la curva característica operativa del receptor para evaluar el área bajo la curva.

Resultado

Se evaluaron 275 TP entre L1 y S1; 5 TP presentaban concordancia para una trayectoria inadecuada, mientras que 10TP, con tEMG <10mA, se encontraban correctamente posicionados. La TC-postop identificó 17 brechas pediculares no advertidas por la tEMG. La sensibilidad y la especificidad fue del 23% (IC 95%: 8-45) y 96% (IC 95%: 93-98), respectivamente, con un VPP del 33,3% y un VPN del 93,6%. El área bajo la curva fue de 0,74 (IC 95%: 0,62-0,86) con punto de corte de 24mA, que mostró una sensibilidad del 77% (IC 95%: 0,55-0,92) y una especificidad del 69% (IC 95%: 0,63-0,75).

Conclusión

Dada su baja sensibilidad, no aconsejamos la tEMG como prueba única en la verificación de TP. Recomendamos la utilización de un punto de corte ≤8mA, ya que ha demostrado los niveles más altos de sensibilidad y especificidad. No recomendamos el uso de umbrales elevados para aumentar la sensibilidad.

Palabras clave:
Electromiografía evocada
Tornillo pedicular
Brecha pedicular
Sensibilidad
Especificidad
Abstract
Introduction

Instrumentation with pedicle screws (PS) can compromise the adjacent neural structures. Triggered electromyography (tEMG) is a modality of intraoperative neuromonitoring, used to assist in the placement of these. The objective of the present study is to evaluate the reliability of this tool.

Method

Retrospective review of patients underwent posterior lumbar fusions from January 2017 to December 2019, correlating postoperative CT images (postop CT) with tEMG results for each PS with a threshold of 10mA, establishing sensitivity and specificity of this tool. Diagnostic test and receiver operating characteristic curve were performed to evaluate the area under the curve.

Result

A total of 275 PS were evaluated between L1 to S1; 5 PS showed concordance for an inadequate trajectory, while 10PS, with tEMG <10mA, were correctly positioned. The postoperative CT identified 17 pedicle gaps not noticed by the tEMG. Sensitivity and specificity were 23% (95% CI: 8-45) and 96% (95% CI: 93-98), respectively, with a PPV of 33.3% and a NPV of 93.6%. The area under the curve was 0.74 (95% CI: 0.62-0.86) with a cut-off point of 24mA, showing a sensitivity of 77% (95% CI: 0.55-0.92) and specificity of 69% (95% CI: 0.63-0.75).

Conclusion

Given its low sensitivity, we do not recommend tEMG as the sole test in the verification of PS. We recommend using a cut-off point ≤8mA as it demonstrated the highest levels of sensitivity and specificity. We do not recommend using high thresholds to increase sensitivity.

Keywords:
Evoked electromyography
Pedicle screw
Pedicle gap
Sensitivity
Specificity
Texto completo
Introducción

La correcta implantación de los tornillos pediculares (TP) es fundamental en la cirugía de columna1. Un trayecto inadecuado del TP puede producir una violación del canal medular o del foramen vertebral, lo que puede generar lesiones de las estructuras neurológicas.

Se han desarrollado múltiples métodos para asistir la colocación de TP. La fluoroscopia intraoperatoria es el más usado, sin llegar a ser altamente precisa2,3. El O-arm ha demostrado ser el estándar clínico, por su alta sensibilidad y especificidad para detectar el posicionamiento inadecuado de un TP de forma intraoperatoria4-7, permitir el reposicionamiento en el mismo acto quirúrgico y evitar así una posible cirugía de revisión. Pese a esto, es aún una tecnología costosa y está lejos del alcance de todos los cirujanos de columna.

El neuromonitoreo intraoperatorio (IONM), específicamente en su modalidad de electromiografía evocada (tEMG) en que se estimulan los TP y se registran las respuestas en los músculos de las extremidades inferiores, es otra herramienta para determinar el mal posicionamiento de los TP8,9. Este método alerta del posible contacto de estos con estructuras neurales subyacentes a través de una brecha pedicular (BP) generada por una trayectoria incorrecta del tornillo; sin embargo, la utilidad de este método no es del todo reconocida.

El objetivo del presente estudio es evaluar la confiabilidad de esta herramienta como elemento de apoyo en la colocación de TP.

Método

Tras la aprobación del Comité de Ética de nuestra institución, se revisó retrospectivamente, desde enero del 2017 hasta diciembre del 2019, a todos los pacientes intervenidos de artrodesis posterolateral instrumentada de la columna lumbar por trastornos degenerativos. Se correlacionó la presencia o ausencia de BP en imágenes de tomografía computada postoperatoria (TC-postop) con los valores intraoperatorios de la tEMG para cada tornillo, a fin de establecer la sensibilidad, especificidad y valor predictivo positivo (VPP) y negativo (VPN) de esta herramienta. Además, se realizó un análisis para test diagnóstico, transformando la variable cuantitativa de mA en cualitativa de 2niveles, según el umbral de corte, establecido en 10mA. Posteriormente, se calculó una curva característica operativa del receptor (COR) para evaluar el área bajo la curva (ABC) para esta muestra, y se obtuvieron nuevamente los datos correspondientes al test según el umbral, con mayor sensibilidad y especificidad. Por último, se analizaron los datos demográficos (sexo y edad), el número de tornillos utilizados y los niveles intervenidos. Para el análisis estadístico se utilizó el programa R versión 4.0.2.

Todos los tornillos fueron colocados por los mismos 2cirujanos experimentados de columna, desde L1 hasta S1, utilizando la técnica free hand, con base en puntos de referencia anatómicos, con apoyo fluoroscópico y previa a palpación satisfactoria del pedículo.

Después de la colocación de los TP y en ausencia de agentes bloqueadores neuromusculares, se realizó la estimulación de estos, según técnica convencional descrita por Calancie et al.10. A través del contacto directo de la cabeza del tornillo con la sonda estimuladora, se aplicaron pulsos de corriente constante ascendente (de 0 a 30mA de amplitud con 200 ms de duración y a una frecuencia de 3Hz) hasta provocar una respuesta muscular, registrada por electrodos de aguja colocados bilateralmente en los músculos de las extremidades inferiores inervados por las raíces que evaluar: así se obtenía el umbral de estímulo para cada tornillo (fig. 1). Se tuvo particular cuidado de aplicar la estimulación a través del eje del TP y no a través de su corona móvil, así como del aspirado meticuloso de los fluidos biológicos. Los TP con valores críticos en la tEMG (por ejemplo, 3mA) fueron redireccionados según la percepción de los cirujanos y las imágenes de fluoroscopia intraoperatoria.

Figura 1.

Estimulación de tornillo pedicular.

(0,15MB).

Las imágenes de TC-postop, obtenidas dentro de las primeras 72 h, fueron evaluadas por un tercer cirujano de columna que no conocía los resultados de la tEMG. Las BP fueron definidas como la protrusión de más del 25% del diámetro del TP sobre la cortical superior, inferior, lateral o medial del pedículo11,12.

Resultados

Se incluyó a un total de 57 pacientes, 53,4% de sexo femenino y el 47,6%, masculino, con una edad media de 62,14 años (DE ± 13,74). De este total se obtuvieron 275 TP colocados entre los segmentos L1 y S1. El segmento L5 (34,8%) fue el más frecuentemente intervenido, seguido por el L4 (24,6%) y el S1 (20,4%).

Los registros de la tEMG del IOMN mostraron 15 TP (5,4%), con una respuesta ≤10mA, mientras que en las imágenes de TC-postop, 22 TP (8%) presentaban BP. Al correlacionar los valores de la tEMG con las imágenes de TC-postop, 5 TP presentaban concordancia para una trayectoria inadecuada (verdadero positivo, vP), mientras que 10 TP, con valores por debajo de nuestro punto de corte, se encontraban correctamente posicionados en las imágenes postoperatorias (falso positivo, fP). La TC-postop identificó 17 BP que no fueron advertidas por la tEMG (falso negativo, fN). Para los 243 TP restantes la correlación fue correcta (tabla 1 y fig. 2).

Tabla 1.

Correlación entre tEMG y TC-postop

Evaluación de tornillos
  TC (+)  TC (−)  Total 
tEMG (+)  10  15 
tEMG (−)  17  243  260 
Total  22  253  275 
Figura 2.

Gráfico de distribución de resultados de tEMG.

(0,07MB).

La sensibilidad y la especificidad obtenidas para un punto de corte de 10mA fue de 23% (IC 95%: 8-45) y 96% (IC 95%: 93-98), respectivamente, con un VPP del 33,3% y un VPN del 93,6%. La razón de probabilidad (likelihood ratio ) positiva fue de 5,75 (2,16-15,34) y negativa de 0,80 (0,64-1,01). Al aplicar la curva COR para nuestra muestra de estudio, el ABC fue de 0,74 (IC 95%: 0,62-0,86) (fig. 3), con un punto de corte de 24mA, lo que significaba la mejor combinación de sensibilidad y especificidad: 77% (IC 95%: 0,55-0,92) y 69% (IC 95% 0,63-0,75), respectivamente (tabla 2).

Figura 3.

Curva característica operativa del receptor (COR) y evaluación de área bajo la curva (ABC).

(0,09MB).
Tabla 2.

Utilidad diagnóstica con punto de corte de 24mA en comparación con 10mA

Características del test
  24 mA  10 mA 
Sensibilidad  0,77 (0,55, 0,92)  0,23 (0,08, 0,45) 
Especificidad  0,69 (0,63, 0,75)  0,96 (0,93, 0,98) 
Valor predictivo positivo  0,18 (0,11, 0,27)  0,33 (0,12, 0,62) 
Valor predictivo negativo  0,97 (0,94, 0,99)  0,93 (0,90, 0,96) 
Razón de probabilidad positiva  2,51 (1,87, 3,36)  5,75 (2,16, 15,34) 
Razón de probabilidad negativa  0,33 (0,15, 0,71)  0,80 (0,64, 1,01) 
Discusión

El objetivo del IOMN, en sus 3modalidades, potenciales evocados somatosensitivos, potenciales evocados motores y electromiografía continua (EMG), es la detección en tiempo real de una lesión yatrogénica de las estructuras neurales. Su utilidad en cirugías de tumores y deformidades de columna es reconocida por la bibliografía, pero en otros tipos de enfermedades su utilidad ha sido puesta en duda13.

La electromiografía es la modalidad más efectiva para evaluar las raíces nerviosas por medio del control de la actividad eléctrica de músculo14. La tEMG registra la intensidad necesaria (mA) para generar una activación muscular posterior al estímulo de la raíz nerviosa a través del TP. Un implante correctamente posicionado requerirá una intensidad mayor para lograr el estímulo de la raíz nerviosa debido al aislamiento que proporciona el hueso circundante del pedículo, mientras que ante la presencia de una BP la intensidad para lograr esta respuesta será mucho menor15.

Al analizar los resultados de nuestro trabajo podemos proponer, dada la alta especificidad (96%) y el alto VPN (93%), que el estímulo por encima de 10mA es confiable para suponer que no existe una BP, pero la baja sensibilidad (23%) pone en duda la confiabilidad del método como prueba de detección.

Parker et al.12 correlacionaron los resultados de la tEMG con imágenes de TC-postop en 2.450 TP, con una especificidad similar (95,9%), pero con una mayor sensibilidad (69,6%). De los 115 TP (4,7%) que tenían un umbral de estímulo menor a 10mA, solo 16 tenían imágenes que evidenciaban una BP (vP), mientras que los restantes 99 se encontraban correctamente posicionados (fP); 7 TP con umbral de estímulo mayor a 10mA evidenciaban BP en las imágenes (fN). Ravindra et al.1 compararon las imágenes del O-arm intraoperatorio con resultados de tEMG con un umbral de corte de 12mA en 1.006 TP, encontraron 14 vP, 40 fP y 21 fN y obtuvieron nuevamente valores altos de especificidad (96%) con valores bajos de sensibilidad (40%) y un VPP del 26% y VPN del 98% (IC 95%: 15-40).

La alta especificidad (100 a 93,6%) y los resultados variables de sensibilidad (10,7 a 86,2%) han sido descritos en otros estudios, lo que muestra una concordancia en la capacidad de este método para respaldar el adecuado posicionamiento del TP, pero no para la detección de una trayectoria inadecuada (tabla 3). El estudio que demostró la tasa más alta de sensibilidad fue el de Raynor et al.11, quienes evaluaron los resultados de tEMG en más de 4.800 TP, con una probabilidad del 99% de una adecuada trayectoria de estos, cuando la respuesta al estímulo se producía por arriba de 8mA. Sin embargo, la comprobación de este adecuado posicionamiento fue realizado por fluoroscopia intraoperatoria o palpación pedicular, métodos que han demostrado no ser del todo confiables16-18.

Tabla 3.

Resultados de tEMG en distintos estudios con sus respectivos umbrales de corte

Autor y año  N° de TP  Umbral de corte  vP  fP  fN  vN  Sensibilidad %  Especificidad % 
Parker, 2011  2.450  10  13  2.426  43,8  99,9 
Raynor, 2007  4.857  96  280  15  4.466  86,2  94,1 
Parker, 2011  2.450  16  49  2.378  68,8  98,5 
Alemo, 2010  414  24  383  87,5  99,5 
Kulik, 2013  136  10  16  114  17,5  98,9 
Glassman, 1995  512  10  12  498  10,7  99,9 
Parker, 2011  2.450  10  16  99  2.328  68,8  96,6 
Ravindra, 2018  1.006  12  14  40  21  931  40  96 
Wang, 2010  409  12  35  369  8,3  93,6 

El umbral de respuesta es una variable íntimamente relacionada con la sensibilidad y especificidad de este método. En el estudio antes mencionado de Parker et al.12, los autores evaluaron distintos umbrales dentro de la misma muestra, identificando que, a medida que disminuye el umbral de estímulo, disminuye el número de fP y vP (especificidad) mientras que aumentaban los fN y los vN (sensibilidad), lo que demostraba que la especificidad era inversamente proporcional al umbral de estimulación y la sensibilidad, directamente proporcional (tabla 4).

Tabla 4.

Relación de resultados de tEMG a distinto umbral

  Brecha pediculartEMG S/E
Umbral de corte  vP  vN  fP  fN  Sensibilidad  Especificidad 
10 mA  16  2.328  99  69,6  95,9 
8 mA  16  2.378  49  69,6  97,9 
5 mA  10  2.426  13  43,4  99,9 

Tomado de Parker et al.12.

La influencia del umbral de respuesta se replica en nuestro trabajo a través del análisis de la curva COR y evaluación del ABC, en la que, para alcanzar una sensibilidad del 77% se requiere un umbral de estímulo de 24?mA, a expensas de una disminución de la especificidad (mayor número de fP).

La mayoría de los estudios aconseja la utilización de un umbral de entre 6 y 10mA para mantener niveles aceptables de sensibilidad y especificidad12,19,20. Dos revisiones sistemáticas y metaanálisis mostraron una alta especificidad con una relativa baja sensibilidad (hasta un 22% de los TP mal posicionados pueden pasarse por alto con la tEMG), donde según el análisis COR ABC, un umbral de estímulo de entre 8 y 12mA otorga los valores más altos de sensibilidad y especificidad (82 y 97%, respectivamente) con una razón de posibilidades de diagnóstico de 147,9521,22.

Si bien tanto la TC como el O-arm son los método más sensibles y específicos para evaluar la trayectoria del TP, el artefacto metálico generado por estos sobrestima hasta en 1mm las dimensiones del TP23 y dificulta la evaluación de los márgenes corticales, complica la valoración de las imágenes y hace que la distinción entre la presencia y la ausencia de una BP no siempre sea posible. Esto se evidencia en los diferentes porcentajes de incidencia de BP detectadas por este medio (desde un 4,2% hasta un 32,4%) en la literatura médica24.

Las limitaciones de este estudio son, en primer lugar, su carácter retrospectivo; en segundo lugar, el resultado de la sensibilidad puede haberse alterado por el mismo diseño del estudio, el cual no es el adecuado para este tipo de análisis y por el tamaño de la muestra, relativamente pequeño. Con relación a esto, el VPN puede haberse comprometido por la baja sensibilidad (clásicamente las pruebas con VPN alto tienen una sensibilidad alta). Por último, no se categorizó la magnitud de la brecha, la cual puede influir en los resultados de la tEMG ni tampoco se discriminó la dirección de la brecha (medial, lateral, superior o inferior). Si bien las brechas mediales tienen mayor riesgo de lesión neurológica, la estabilidad biomecánica del constructo puede verse comprometida por cualquier tipo de brecha y, por lo tanto, amerita su identificación.

Conclusión

La tEMG es una herramienta más para asistir la instrumentación de la columna lumbar. Dada su baja sensibilidad, no es aconsejable como prueba única en la verificación de un TP. Además, se encuentra sujeta a múltiples variables externas, como la densidad ósea del paciente, la trasmisión del impulso por fluidos biológicos, la anestesia y el estado de relajación u otras condiciones clínicas (como hipoglucemia, anomalías electrolíticas, hipoxia, etc.)25,26 que pueden alterar los resultados de la prueba.

Recomendamos la utilización de un punto de corte ≤8mA, ya que este ha demostrado presentar los niveles más altos de sensibilidad y especificidad en la literatura médica. Con base en nuestros resultados, no recomendamos el uso de umbrales elevados en un intento de maximizar la sensibilidad del método, ya que acarrea una pérdida de la especificidad y aumento de los fP, con el riesgo consecuente de revisión innecesaria de TP y retraso en el tiempo quirúrgico.

El cirujano de columna debe entender las virtudes y limitaciones de la tEMG, utilizándola siempre en apoyo de otros métodos, idealmente el O-arm.

Nivel de evidencia

Nivel de evidencia IV.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Bibliografía
[1]
V.M. Ravindra, R.R. Kalra, A.T. Dailey.
Electromyography stimulation compared with intraoperative O-arm imaging for evaluating pedicle screw breaches in lumbar spine surgery: A prospective analysis of 1006 screws in 164 patients.
Spine J., 19 (2019), pp. 206-211
[2]
H. Matsuzaki, Y. Tokuhashi, F. Matsumoto, M. Hoshino, T. Kiuchi, S. Toriyama.
Problems and solutions of pedicle screw plate fixation of lumbar spine.
Spine (Phila Pa 1976)., 15 (1990), pp. 1159-1165
[3]
J.N. Weinstein, K.F. Spratt, D. Spengler, C. Brick, S. Reid.
Spinal pedicle fixation: Reliability and validity of roentgenogram-based assessment and surgical factors on successful screw placement.
Spine (Phila Pa 1976)., 13 (1988), pp. 1012-1018
[4]
G. Rao, D.S. Brodke, M. Rondina, A.T. Dailey.
Comparison of computerized tomography and direct visualization in thoracic pedicle screw placement.
J Neurosurg., 97 (2002), pp. 223-226
[5]
V.M. Ravindra, R.R. Kalra, A.T. Dailey.
Electromyography stimulation compared with intraoperative O-arm imaging for evaluating pedicle screw breaches in lumbar spine surgery: a prospective analysis of 1006 screws in 164 patients.
[6]
E.R. Santos, C.G. Ledonio, C.A. Castro, W.H. Truong, J.N. Sembrano.
The accuracy of intraoperative O-arm images for the assessment of pedicle screw postion.
Spine (Phila Pa 1976)., 37 (2012), pp. E119-E125
[7]
S.T. Garber, E.F. Bisson, M.H. Schmidt.
Comparison of three-dimensional fluoroscopy versus postoperative computed tomography for the assessment of accurate screw placement after instrumented spine surgery.
Global Spine J., 2 (2012), pp. 95-98
[8]
D.H. Clements, D.E. Morledge, W.H. Martin, R.R. Betz.
Evoked and spontaneous electromyography to evaluate lumbosacral pedicle screw placement.
Spine (Phila Pa 1976)., 21 (1996), pp. 600-604
[9]
B.V. Darden 2nd, K.E. Wood, M.K. Hatley, J.H. Owen, J. Kostuik.
Evaluation of pedicle screw insertion monitored by intraoperative evoked electromyography.
J Spinal Disord., 9 (1996), pp. 8-16
[10]
B. Calancie, N. Lebwohl, P. Madsen, K.J. Klose.
Intraoperative evoked EMG monitoring in an animal model. A new technique for evaluating pedicle screw placement.
Spine (Phila Pa 1976)., 17 (1992), pp. 1229-1235
[11]
B.L. Raynor, L.G. Lenke, K.H. Bridwell, B.A. Taylor, A.M. Padberg.
Correlation between low triggered electromyographic thresholds and lumbar pedicle screw malposition: Analysis of 4857 screws.
Spine (Phila Pa 1976)., 32 (2007), pp. 2673-2678
[12]
S.L. Parker, A.G. Amin, S.H. Farber, M.J. McGirt, D.M. Sciubba, J.P. Wolinsky, et al.
Ability of electromyographic monitoring to determine the presence of malpositioned pedicle screws in the lumbosacral spine: Analysis of 2450 consecutively placed screws.
J Neurosurg Spine., 15 (2011), pp. 130-135
[13]
A. Charalampidis, F. Jiang, J.R. Wilson, J.H. Badhiwala, D.S. Brodke, M.G. Fehlings.
The use of intraoperative neurophysiological monitoring in spine surgery.
Global Spine J., 10 (2020), pp. 104S-114S
[14]
A.M. Padberg, E.D. Thuet.
Intraoperative electrophysiologic monitoring: Considerations for complex spinal surgery.
Neurosurg Clin N Am., 17 (2006),
[15]
B.M. Ozgur, S. Berta, V. Khiatani, W.R. Taylor.
Automated intraoperative EMG testing during percutaneous pedicle screw placement.
[16]
G.L. Farber, H.M. Place, R.A. Mazur, D.E. Jones, T.R. Damiano.
Accuracy of pedicle screw placement in lumbar fusions by plain radiographs and computed tomography.
Spine (Phila Pa 1976)., 20 (1995), pp. 1494-1499
[17]
T.J. Learch, J.B. Massie, M.N. Pathria, B.A. Ahlgren, S.R. Garfin.
Assessment of pedicle screw placement utilizing conventional radiography and computed tomography: A proposed systematic approach to improve accuracy of interpretation.
Spine (Phila Pa 1976)., 29 (2004), pp. 767-773
[18]
R.A. Lehman, B.K. Potter, T.R. Kuklo, A.S. Chang, D.W. Polly, S.B. Shawen, et al.
Probing for thoracic pedicle screw tract violation(s): Is it valid?.
J Spinal Disord Tech., 17 (2004), pp. 277-283
[19]
G. Kulik, E. Pralong, J. McManus, D. Debatisse, C. Schizas.
A CT-based study investigating the relationship between pedicle screw placement and stimulation threshold of compound muscle action potentials measured by intraoperative neurophysiological monitoring.
Eur Spine J., 22 (2013), pp. 2062-2068
[20]
A.F. Mavrogenis, P.J. Papagelopoulos, D.S. Korres, K. Papadopoulos, D.E. Sakas, S. Pneumaticos.
Accuracy of pedicle screw placement using intraoperative neurophysiological monitoring and computed tomography.
J Long Term Eff Med Implants., 19 (2009), pp. 41-48
[21]
A.L. Mikula, S.K. Williams, P.A. Anderson.
The use of intraoperative triggered electromyography to detect misplaced pedicle screws: A systematic review and meta-analysis.
J Neurosurg Spine., 24 (2016), pp. 624-638
[22]
C.H. Lee, H.W. Kim, H.R. Kim, C.Y. Lee, J.H. Kim, F. Sala.
Can triggered electromyography thresholds assure accurate pedicle screw placements? A systematic review and meta-analysis of diagnostic test accuracy.
Clin Neurophysiol., 126 (2015), pp. 2019-2025
[23]
L.M. Romero-Muñoz, M. Alfonso, C. Villas, J.L. Zubieta.
Effect of brightness in the valuation of lumbar pedicular screws position: Clinical study.
Musculoskel Surg, 97 (2013), pp. 159-164
[24]
J.L. Beguiristain, P. Berjano, M. Alfonso, J.L. Zubieta, C. Villas.
Valoración por tomografía axial computarizada de la posición de tornillos pediculares en raquis lumbosacro.
Rev Ortop Traumatol, 45 (2001), pp. 106-113
[25]
T.B. Sloan, E.J. Heyer.
Anesthesia for intraoperative neurophysiologic monitoring of the spinal cord.
J Clin Neurophysiol., 19 (2002), pp. 430-443
[26]
R.R. Lall, R.R. Lall, J.S. Hauptman, C. Munoz, G.R. Cybulski, T. Koski, et al.
Intraoperative neurophysiological monitoring in spine surgery: Indications, efficacy, and role of the preoperative checklist.
Neurosurg Focus., 33 (2012), pp. E10
Copyright © 2021. SECOT
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos