Buscar en
Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Toda la web
Inicio Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología El aspirador quirúrgico como factor de contaminación bacteriana en Cirugía Or...
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 383-385 (Octubre 1998)
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
Vol. 42. Núm. 5.
Páginas 383-385 (Octubre 1998)
Acceso a texto completo
El aspirador quirúrgico como factor de contaminación bacteriana en Cirugía Ortopédica
SURGICAL ASPIRATORS AS A BACTERIAL CONTAMINATION FACTOR IN ORTHOPAEDIC SURGERY
Visitas
...
L. MARCO GÓMEZ, E. SEBASTIÁ FORCADA, A. LIZAUR UTRILLA, P. CASCALES RAMOS, V. CASTELLÓ SANTONJA
Información del artículo
Texto completo
Estadísticas
Texto completo

REVISTA DE ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA

Volumen 42, pp 383-385


© 1996 EDITORIAL GARSI

El aspirador quirúrgico como factor de contaminación bacteriana en Cirugía Ortopédica

L. MARCO GÓMEZ*, E. SEBASTIÁ FORCADA, A. LIZAUR UTRILLA*, P. CASCALES RAMOS** y V. CASTELLÓ SANTONJA**

*.Servicios de Cirugía Ortopédica y Traumatología y **.Microbiología. Hospital General de Elda. Alicante.


RESUMEN: Se realizó un estudio prospectivo de los terminales de aspirador quirúrgico utilizados en 44 intervenciones sucesivas de Cirugía Ortopédica limpia, entendiendo por tal las realizadas sobre lesiones cerradas en pacientes sin signos infecciosos locales ni generales y sin intervenciones previas al mismo nivel. A los 30 minutos de comenzada la intervención el 48% de los terminales de aspiración estaban contaminados con bacterias, preferentemente por colonias de Staphylococcus (91%), de las que el 38% se trataban de cepas de S. epidermidis. A pesar de ello no se presentaron complicaciones infecciosas en el postoperatorio inmediato ni al año. No obstante, el aspirador quirúrgico debe ser considerado, en cuanto al riesgo infeccioso, como un elemento potencialmente contaminante.

PALABRAS CLAVE: Aspirador quirúrgico. Contaminación.

SURGICAL ASPIRATORS AS A BACTERIAL CONTAMINATION FACTOR IN ORTHOPAEDIC SURGERY

ABSTRACT: A prospective study was made of the surgical suction terminals used in 44 successive clean Orthopaedic operations, considering as such those carried out on closed lesions in patients without local or general signs of infection and without any previous intervention at the same site. Thirty minutes after the intervention began, 48% of the suction terminals were contaminated by bacterias, mainly Staphylococcus colonies (91%), 38% of which were S. epidermidis. In spite of this, no infectious complications appeared in the immediate postoperative period or in the year after surgery. Nonetheless, the surgical aspirator should be considered a potentially contaminating element in terms of infective risk.

KEY WORDS: Surgical suction. Contamination.


La lucha contra la infección postquirúrgica es un desafío constante en Cirugía Ortopédica; tratando de disminuir su incidencia se han estudiado muchos aspectos del entorno quirúrgico. Desde hace más de 50 años se emplea la radiación ultravioleta para reducir la contaminación bacteriana del aire, aunque razones de seguridad limitan la intensidad de la radiación a emplear;8 asimismo se han utilizado sistemas de extracción del aire corporal mediante una especie de campana dentro de la cual respiraba el cirujano;1,3,13 también se desarrollaron los llamados sistemas de ventilación de aire ultralimpio,1,2 en los que a pesar de su eficacia se debe prestar atención a detalles tales como cubrir la mesa de instrumental cuando se está preparando el campo quirúrgico para mitigar los efectos del período de máxima expansión bacteriana.5 La profilaxis antibiótica pre y peroperatoria está ampliamente aceptada.9-11

El terminal del aspirador quirúrgico ha recibido poca atención como posible reservorio de microorganismos, así como el papel que puede desempeñar en la infección quirúrgica.

A fin de valorar sus riesgos se diseñó un protocolo prospectivo para determinar si el terminal de aspirador se contaminaba con bacterias durante la intervención quirúrgica.

Material y Método

Se estudiaron los terminales de aspiración quirúrgica utilizados en el Servicio de Cirugía Ortopédica del Hospital General de Elda durante el mes de Marzo de 1996 en las intervenciones consideradas de cirugía «limpia», entendiendo por tal las lesiones cerradas del sistema musculoesquelético y sin intervenciones previas al mismo nivel; quedaron excluidos los pacientes que presentaran cualquier tipo de patología infecciosa a nivel local o general.

Todos los pacientes fueron operados en el mismo quirófano, exclusivo para cirugía programada del Aparato Locomotor, dotado de ventilación por aire a presión positiva y 18 recambios/hora, en el cual el aire entra por dos pantallas, situadas en el techo, dotadas de filtros bacteriológicos absolutos UHEPA y sale por rejillas dispuestas en las paredes a 20 cm del suelo, creando el sistema una corriente de aire de flujo laminar con dirección techo suelo. En el quirófano se realizó una limpieza terminal semanalmente y una convencional entre intervenciones y al final de la jornada quirúrgica; para la limpieza y desinfección de todas las superficies verticales y horizontales del quirófano se utilizó una dilucción acuosa al 1% de un detergente clorado líquido compuesto de agente tensioactivo e hipoclorito sódico al 46,5%. Durante la no utilización del quirófano funcionó un aparato productor de radiación ultravioleta. Semanalmente se controló el crecimiento de colonias bacterianas en el medio ambiente.

El campo quirúrgico del paciente se preparó 1 hora antes de entrar a quirófano: la piel se lavó con solución jabonosa de povidona yodada, el vello se rasuró con medios químicos, tras lo cual se volvió a aplicar solución de povidona yodada y se cubrió con tallas estériles.

Todos los pacientes recibieron profilaxis antibiótica preoperatoria consistente en 1 g de cefazolina por vía endovenosa media hora antes de la operación y postoperatoriamente cada 6 horas hasta llegar a un total de cuatro dosis.

Todo el personal de quirófano vistió uniforme quirúrgico de algodón, siendo el gorro, la mascarilla facial y las calzas de material desechable. Durante las intervenciones las puertas del quirófano permanecieron cerradas, limitándose al máximo la entrada y salida de personal. Todo el instrumental utilizado en las intervenciones había superado los controles físicos, químicos y biológicos de la Unidad de Esterilización, siendo manipulado con doble enguantado.

En todos los casos se utilizó terminal de aspirador estándar desechable, conectado a vacío centralizado mediante tubo y botella de depósito desechables con filtro intermedio. El aspirador se ponía en funcionamiento al comienzo de la operación y de manera ininterrumpida, aunque no necesariamente hubiera de ser utilizado en el campo operatorio.

A los 30 minutos de comenzada la intervención se cortó la punta del aspirador con tijeras estériles a unos 5 mm de su extremo distal, se colocó en un recipiente estéril y se remitió al laboratorio de Microbiología dentro de los 30 minutos siguientes.

Esta metodología fue seguida en 44 intervenciones quirúrgicas sucesivas; la edad media de los pacientes fue de 61 ± 20 años (mínimo: 15 y máximo: 92 años); 26 fueron mujeres y 18 varones. En 21 casos (48%) se trataba de fracturas cerradas agudas, con una demora quirúrgica no superior a 5 días, y en 23 de lesiones crónicas del Aparato Locomotor, de los que en 16 casos (36%) se realizó una artroplastia total de cadera o rodilla (Tabla 1).

Resultados

En 23 casos (52%) no se aisló especie bacteriana alguna y en los otros 21 (48%) se aisló al menos una especie (en dos casos se aislaron dos especies) (Tabla 1). Se identificaron en total 23 especies bacterianas, de las que 21 (91%) fueron Staphylococcus, hubo una Pseudomona stutzeri y un Corynebacterium sp. Las cepas de Staphylococcus encontradas fue-

ron ocho S. epidermidis (38%), cuatro S. cohnii, dos

S. simulans, dos S. hominis, dos S. kloosii, un

S. warnei, un S. saprophyticus y un S. haemolyticus. La media de colonias fue 1,7 ± 0,8 (mínimo: una y máximo: cuatro colonias). Todos los gérmenes fueron sensibles a la cefazolina excepto tres: un S. epidermidis, un S. kloosii y una Ps. stutzeri (Tabla 1). No se registró ninguna complicación infecciosa en el post-operatorio inmediato ni al año de la intervención.

Tabla 1. Serie clínica.

CasoEdadSexo Diagnóstico TratamientoBacteriaColonias

163V CoxartrosisArtroplastia total----
234VFr. epitróclea OsteosíntesisS. epidermidis1
366V CoxartrosisArtroplastia total Corynebacterium sp2
425MFr. tibiaEnclavado UTNS. epidermidis1
571M GonartrosisArtroplastia total----
625MFr. antebrazoPlacas DCPS. epidermidis*2
774M CoxartrosisArtroplastia total----
845VArtrosis tobilloArtrodesis tibioastragalina----
941VFr. húmeroEnclavado HacketalS. epidermidis3
1076V CoxartrosisArtroplastia totalS. epidermidis2
1132VArtrosis pieArtrodesis subastragalina----
1275VFr. cadera Clavo-placaS. simulans2
1315VFr. rodilla OsteosíntesisS. haemolyticus/cohnii1/1
1467V CoxartrosisArtroplastia total----
1592MFr. cadera Clavo-placaS. epidermidis1
1674V CoxartrosisArtroplastia totalS. epidermidis1
1778MFr. caderaArtroplastia parcial----
1885MFr. caderaArtroplastia parcialS. simulans1
1961V CoxartrosisArtroplastia total----
2070V GonartrosisArtroplastia total----
2172MSTCApertura y neurolisisPs. stutzeri*2
2261MGenu varoOsteotomía valguizante----
2354MFr. cadera Osteosíntesis----
2476MFr. caderaArtroplastia parcialS. warneri1
2571M GonartrosisArtroplastia totalS. cohnii1
2629VFr. tobilloReducción y osteosíntesis----
2771M CoxartrosisArtroplastia totalS. cohnii1
2877MFr. cadera Clavo-placa----
2969MFr. cadera Clavo-placa----
3070V CoxartrosisArtroplastia total----
3164M CoxartrosisArtroplastia total----
3269MHallux valgus Keller-BrandesS. cohnii2
3355VFr. antebrazoPlacas DCPS. epidermidis3
3474MFr. caderaArtroplastia parcial----
3573M CoxartrosisArtroplastia total----
3624MCondromalacia

rotuliana
Transposición TTAS. hominis4
3778MFr. caderaArtroplastia parcial----
3852VArtrosis pieArtrodesis subastragalina----
3968MFr. rodilla Clavo-placaS. kloosii/hominis1/1
4017MFr. tibiaExtracción clavo UTN----
4160V CoxartrosisArtroplastia total----
4283MFr. cadera Clavo-placa----
4380MFr. caderaArtroplastia parcialS. saprophyticus2
4465M GonartrosisArtroplastia totalS. kloosii*1

Fr.: Fractura; STC: Síndrome del túnel carpiano. *.Resistente a la cefazolina.

Discusión

A pesar de utilizar un quirófano convencional, los resultados de este trabajo son similares a los obtenidos por Robinson y cols.12 en un quirófano de aire ultralimpio, los cuales refieren que un 41% de 39 pacientes presentaron colonización con una o más bacterias. En el presente estudio el 91% de los gérmenes fueron Staphylococcus y el más frecuente fue el epidermidis (38%), lo cual coincide con los hallazgos de otros autores.7 De los Staphylococcusencontrados, las especies cohnii, simulans y kloosii (ocho aislamientos en total) no producen infecciones; el resto de ellas sí son capaces de provocar infección postquirúrgica. El hecho de que no hayan aparecido complicaciones infecciosas en los casos con contaminación puede deberse a que el aspirador no se llegó a usar, a que la profilaxis antibiótica fue efectiva, a que el número de gérmenes contaminantes fue insuficiente para producir una infección clínica o a que los gérmenes no fueron variantes productoras de exopolisacáridos que favorecen la formación de una biocapa tanto en el hueso como en los materiales implantados, la cual hace que los gérmenes no sean susceptibles a la fagocitosis y sean resistentes a los antibióticos.6

Está clara la utilidad del aspirador en la profilaxis infecciosa quirúrgica al eliminar restos y detritus de sangrado o lavados; no obstante, debe ser considerado como un elemento de riesgo por la posibilidad de constituirse en reservorio de gérmenes contaminantes y estar en contacto directo con la herida quirúrgica. Aunque su uso no está generalizado, existen en el mercado terminales dotados de aspiración, irrigación y luz, los cuales teóricamente disminuirían los movimientos del equipo quirúrgico e incluso acortarían la intervención en unos minutos, por lo que su uso sería recomendable.

Creemos que el aspirador quirúrgico debe ser montado rutinariamente al comienzo de la intervención y puesto en marcha posteriormente cuando sea necesario su uso, con frecuencia mucho tiempo después de comenzada la intervención. La maniobra de puesta en marcha apenas requiere un gesto físico y en poco puede contribuir a la expansión de gérmenes y creación de turbulencias en el aire ambiental; de esta forma se evitaría que pasaran por el terminal de aspirador muchos litros de aire ambiental que como sabemos no es completamente estéril,4,7obviándose la posibilidad de que algún germen quede adherido a la punta y contamine la herida operatoria cuando sea introducido en ella.

Al igual que otros autores12 somos de la opinión que al menos en las intervenciones de larga duración y alto riesgo infeccioso, como las artroplastias de cadera y rodilla, el terminal de aspirador debería ser cambiado en momentos de riesgo como la preparación del canal femoral.


Correspondencia:

Dr. L. MARCO GÓMEZ.

Servicio de COT.

Hospital General de Elda.

Carretera Elda-Sax, s/n.

03600 Elda (Alicante).


Bibliografía

1. Ayliffe, GA: Role of the environment of the operating suite in surgical wound infection. Rev Infect Dis, 13 (suppl 10): 800-804, 1991.

2. Babb, JR; Lynam, P, y Ayliffe, GA: Risk of airborne transmission in an operating theatre containing four ultraclean air units. J Hosp Infect, 31: 159-168, 1995.

3. Bohn, WW; McKinsey, DS; Dykstra, M, y Koppe, S: The effect of a portable HEPA-filtered body exhaust system on airborne microbial contamination in a conventional operating room. Infect Control Hosp Epidemiol, 17: 419-422, 1996.

4. Brown, AR; Taylor, GJ, y Gregg, PJ: Air contamination during skin preparation and draping in joint replacement surgery. J Bone Joint Surg, 78B: 92-94, 1996.

5. Chosky, SA; Modha, D, y Taylor, GJ: Optimisation of ultraclean air. The role of instrument preparation. J Bone Joint Surg, 78B: 835-837, 1996.

6. Gracia, E; Fernández, A, Conchello, P, Lacleriga, A, Paniagua, L, Seral, F, y Amorena, B: Adherencia de Staphylococcus aureus a biomateriales: Implicaciones en Cirugía Ortopédica y Traumatología. Rev Ortop Traumatol, 39: 457-464, 1994.

7. Kiss, L; Sztroj, T, y Szell, M: Coagulase-negative staphylococci in air samples from operating theatres. Acta Microbiol Immunol Hung, 43: 39-46, 1996.

8. Lidwell, OM: Ultraviolet radiation and the control of airborne contamination in the operating room. J Hosp Infect, 28: 245-248, 1994.

9. Lortat-Jacob, A:Antibiotic prophylaxis in Orthopedic Surgery. Ann Fr Anesth Reanim, 13 (suppl 5): 51-60, 1994.

10. Mauerhan, DR; Nelson, CL; Smith, DL; Fitzgerald, RH, Jr; Slama, TG; Petty, RW; Jones, RE, y Evans, RP: Prophylaxis against infection in total joint arthroplasty. One day of cefuroxime compared with three days of cefazolin. J Bone Joint Surg, 76A: 39-45, 1994.

11. Norden, CW: Antibiotic prophylaxis in orthopedic surgery. Rev Infect Dis, 13 (suppl 10): 842-846, 1991.

12. Robinson, AH; Drew, S; Anderson, J; Bentley, G, y Ridgway, GL: Suction tip contamination in the ultraclean-air operating theatre. Ann Royal Coll Surg Engl, 75: 254-256, 1993.

13. Shaw, JA, Bordner, MA, y Hamory, BH: Efficacy of the Steri-Shield filtered exhaust helmet in limiting bacterial counts in the operating room during total joint arthroplasty. J Arthroplasty, 11: 469-473, 1996.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos