Buscar en
Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología
Toda la web
Inicio Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología Efecto de la radiofrecuencia en roturas parciales del ligamento cruzado anterior...
Información de la revista
Vol. 55. Núm. 4.
Páginas 277-281 (Julio - Agosto 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Visitas
9849
Vol. 55. Núm. 4.
Páginas 277-281 (Julio - Agosto 2011)
Investigación
Acceso a texto completo
Efecto de la radiofrecuencia en roturas parciales del ligamento cruzado anterior: estudio experimental ex vivo en cerdos
Effect of radiofrequency on partial tears of the anterior cruciate ligament. Ex vivo experimental study in pigs
Visitas
...
D. Figueroaa,??
Autor para correspondencia
dfigueroa@alemana.cl

Autor para correspondencia.
, P. Meleána, R. Calvoa, F. Figueroab, M. Hubeb, G. Labarcab
a Unidad de Cirugía de Rodilla y Artroscopía, Departamento Traumatología y Ortopedia, Clínica Alemana de Santiago y Universidad del Desarrollo de Santiago, Santiago, Chile
b Facultad de Medicina Universidad de los Andes, Santiago, Chile. Facultad de Medicina Clínica Alemana de Santiago y Universidad del Desarrollo de Santiago, Santiago, Chile
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Tabla 1. Grupos control y tratados con radiofrecuencia
Resumen
Introducción

En roturas parciales del ligamento cruzado anterior (LCA) no existe consenso en relación a la mejor opción de tratamiento. El uso de radiofrecuencia (RF) es una alternativa empleada actualmente. Este tratamiento puede alterar negativamente la resistencia del LCA.

Objetivo

Evaluar punto de fallo a carga máxima (PFCM) de muestras de LCA porcinos con lesiones parciales tratados con RF en haz indemne.

Métodos

Se estudian dos grupos (N=40); A control y B tratada con RF. Fijamos muestras en equipo de tracción universal PASCO® y aplicamos tracción axial continua hasta fallo, registrando fuerza en Newtons (N) necesaria para PFCM.

Resultados

PFCM fue A: 1951,9N (1144-2688) y B: 1457,1N (1070-2025) (p ≤ 0,001).

Conclusión

El uso de RF de manera puntual en el haz indemne de secciones del fascículo PL del LCA porcino disminuye el PFCM en forma significativa respecto de las secciones del fascículo PL del LCA porcino sin tratamiento.

Palabras clave:
LCA
Roturas parciales
Radiofrecuencia
Punto de fallo
Abstract
Introduction

There is no consensus on the optimal treatment of partial tears in the anterior cruciate ligaments (ACL). Radiofrequency (RF) has been used to treat ACL partial tears. This treatment can be detrimental to ACL strength.

Objective

To evaluate the ultimate failure at maximum load (UFML) of porcine ACL with partial tears.

Methods

Two groups were evaluated, N=40, A control and B treated with RF. Samples were placed in a PASCO® universal traction machine and axial continuous tension was applied until failure; documenting necessary strength in Newtons (N) to produce UFML.

Results

UFML for A: 1951,9N (1144-2688) and B: 1457,1N (1070-2025) (P≤.001).

Conclusion

RF use for single bundle ACL partial tears treatment compromises the UFML when compared to single bundle ACL parcial tears without RF.

Keywords:
ACL
Partial tears
Radiofrequency
Ultimate failure
Texto completo
Introducción

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es un diagnóstico muy frecuente dentro de la práctica clínica1,2.

Anatómicamente el LCA presenta dos haces, el haz anteromedial (AM) y el posterolateral (PL). Ambos participan en la estabilización de la rodilla en el plano antero-posterior y se ha postulado que además podría presentan un rol de estabilización rotacional secundario3.

Existen dos tipos de roturas de LCA, las roturas totales y las roturas parciales, donde solamente un haz del LCA se ve comprometido. Este tipo de rotura representa del 10 al 28% del total de las roturas de LCA4,5. En la literatura se ha documentado la historia natural de esta lesión con una evolución hacia rotura total en un gran número de casos4–6.

Dentro de las alternativas terapéuticas para el tratamiento de estas lesiones parciales se ha ocupado el encogimiento (shrinking) de las lesiones parciales con uso de radiofrecuencia7–9. El principio físico del uso de la RF es aumentar la temperatura del tejido, sin exceder los 65-75° Celsius, causando el acortamiento de los mismos y por ende mejorando la estabilidad articular4,5,7.

Los resultados de este tratamiento descritos en la literatura son variables en series de casos terapéuticos en relación a los cambios propios del ligamento, tanto en resistencia como en fuerza necesarias para producir el punto de fallo a carga máxima (PFCM).

El objetivo del presente estudio es el de evaluar el PFCM en LCA de porcinos con roturas parciales infringidas de manera sistemática, separando en dos grupos para el posterior estudio del punto de fallo a la carga máxima (PFCM) registrado en Newtons con y sin aplicación de RF.

Nuestra hipótesis es de que el PFCM de un LCA con rotura parcial tratado con RF puede verse disminuido al comparar el PFCM de un LCA con rotura parcial sin tratamiento con RF.

Material y métodosMuestras

Se trabajó con 40 muestras de rodillas de porcinos, con características similares en edad y sexo. Se obtuvieron todas las muestras a partir de porcinos frescos, transcurriendo 12 horas desde la extracción de la pieza hasta la utilización y medición posterior (fig. 1).

Figura 1.

Observamos las características macroscópicas de las muestras de rodilla porcinas empleadas. El punto azul muestra el haz AM del LCA. El punto rojo muestra el haz PL del LCA.

(0,06MB).

Se documentó el ancho de cada LCA y se realizó una lesión correspondiente al 50% del área en la misma zona anatómica (tercio medio del haz PL) con bisturí frío (fig. 2a y b).

Figura 2.

A: observamos una de las muestras mientras se realiza la lesión parcial del LCA con bisturí frío. Se inflingió la misma lesión en todas las muestras de ambos grupos. B: la flecha negra muestra el haz PL seccionado resultando en la lesión parcial del LCA.

(0,11MB).

Cada una de las muestras fue separada aleatoriamente en 2 grupos (N=20). El primer grupo fue usado como control (grupo A). El segundo grupo (grupo B) fue tratado con RF monopolar Orthopedic Procedure Electrosurgical System (OPES, Arthrex®, Naples, Florida, USA) en el haz indemne de la lesión parcial simulando condiciones artroscópicas con objeto de conseguir un shrinkage ligamentario. Se aplicó una coagulación media, con 1.373μm de potencia (67°C y 40W) por tres segundos de contacto (fig. 3).

Figura 3.

Observamos la aplicación de RF sobre la rotura parcial del LCA. Se simularon condiciones artroscópicas para el tratamiento con RF.

(0,06MB).
Implementación

Todas las muestras fueron fijadas a una maquina basada en un sistema de poleas con un transductor de medición universal de fuerzas incorporado a la misma para registrar el PFCM. Los extremos proximales y distales de la rodilla, fueron fijados a un tubo de la maquina de tracción, mediante el uso de tornillo corticales.

Una vez fijada la muestra en ambos extremos, se aplicó una fuerza axial y progresiva continua hasta conseguir el PFCM, siendo registrado a través de un transductor eléctrico PASCO® (Roseville, California, USA); documentando la curva de tensión aplicada hasta que se producía el PFCM, donde se observaba una inflexión brusca en la curva del gráfico. Se registraron los datos en un software especialmente diseñado para este transductor.

Análisis estadístico

Los datos obtenidos fueron analizados por medio de pruebas ANOVA para verificar diferencias estadísticas en variables continuas. Se estableció una diferencia estadística para el valor de p<0,005 para un intervalo de confianza del 95% y un poder estadístico de 90%. El análisis fue realizado con el software SPSS versión 15.0 para Windows.

Resultados

Los resultados obtenidos en el presente estudio son descritos en la tabla 1. El grupo A presentó un diámetro de LCA promedio de 9,9mm±1,2, mientras que el grupo B 9,92mm±1,1 (p>0,96); esto connota que todas las muestras empleadas presentaron características similares al momento de ser sometidas a la carga continua.

Tabla 1.

Grupos control y tratados con radiofrecuencia

  Ancho (mm)  PFCM (N) 
GA (control)  9,9 (7-12)  1951.9 (1144 - 2688) 
GB (RF)  9,92 (8-12)  1457.1 (1070 - 2025) 
0,96  0,001 

No documentamos cambios significativos entre las muestras de ambos grupos antes de realizar el tratamiento con RF en el grupo B; así mismo, posteriormente el uso de RF y tracción continua hasta el PFCM, documentamos que el grupo tratado con RF presentó un PFCM menor con significancia estadística.

GA: grupo A; GB: grupo B; MM: milímetros; N: newton; PFCM: punto de fallo a la carga máxima.

El resultado promedio del PFCM del grupo A fue de 1951.9N±48 (1144–2688) mientras que el grupo B 1457.1N±30 (1070–2025), siendo esta diferencia entre ambos grupos estadísticamente significativa (p<0,001).

En el análisis macroscópico de las muestras después del fallo, observamos que tanto el grupo A como el grupo B presentaron una rotura completa del LCA. Todas las fallas se produjeron en la banda lesionada en el área tratada con RF, no observamos roturas a otros niveles.

Discusión

En el presente estudio se analizó el PFCM de muestras porcinas in vitro con lesiones parciales de LCA reparados con uso de RF realizando un shrinkage del haz indemne para compararlo con un grupo de las mismas características, pero sin el uso de RF; todas las muestras fueron sometidas a cargas continuas hasta llegar al PFCM. El propósito de nuestro estudio fue comprobar el nivel de resistencia biomecánica y las diferencias presentes entre el grupo de muestras porcinas de LCA con lesiones parciales tratado con RF respecto al grupo control con una lesión parcial y sin uso de RF.

Macroscópicamente, los resultados arrojaron fallas similares entre ambos grupos. No fue posible encontrar diferencias en la forma, dirección y longitud de fallo de las muestras, a nivel de resistencia. El grupo tratado con RF presento un PFCM significativamente menor al grupo control (tabla 1).

Dentro de las limitaciones de nuestro estudio cabe destacar que se analizó el PFCM de forma continua, hasta el fallo. Desconocemos el comportamiento de estas muestras sometidas a cargas cíclicas donde se podría encontrar diferencias en términos de fuerza como en comportamiento macroscópico. Así mismo, no logramos determinar el cambio en la longitud de los ligamentos post tratamiento con RF secundario a limitaciones técnicas durante la realización del estudio experimental.

En la actualidad, el manejo adecuado de las lesiones parciales del LCA, es un tema de controversia, ya que en la literatura no se describe un manejo estandarizado ni se presentan protocolos claramente establecidos, mostrando una amplia gama de alternativas para el tratamiento de estas lesiones, dentro de las cuales destacan la reparación artroscópica asociada al uso de RF monopolar buscando como objetivo final el acortamiento (shrinkage en ingles) del ligamento insuficiente, restaurando de esa forma la estabilidad disminuida secundaria a la lesión parcial7–9.

Los estudios sobre el manejo de las roturas parciales del LCA mediante el uso de RF se limitan a series clínicas, siendo lo mas reportado en la literatura la medición de la estabilidad mediante pruebas artrométricas6–9.

Respecto al manejo con RF, los niveles de evidencia presentes en la literatura no son lo suficientemente consistentes para recomendar o establecer el uso de ésta herramienta terapéutica en el caso de las lesiones parciales.

En un estudio de Derek et al9, se analizó una serie clínica de 64 pacientes con inestabilidad de LCA por lesiones parciales sin reconstrucciones previas de ligamento. Estos pacientes fueron sometidos a RF monopolar fijada en 40 w y 65°C con el objetivo de lograr una contracción del 20% del ligamento. El seguimiento fue realizado después de dos años de la intervención, arrojando resultados que no recomiendan el uso de RF, donde el 49,2% de los pacientes tuvieron un resultado satisfactorio mientras que un 50,8% de los pacientes presentaron fallo articular registrado con un estudio artrometrico KT – 1000. Este estudio tiene un nivel de evidencia tipo IV y concluyen que el tratamiento con RF no es una alternativa terapéutica recomendada.

En relación a los estudios experimentales diseñados para el análisis de esta patología tratada con RF destacan una amplia variedad de modelos biomecánicos10–15; los más usados en la literatura son los modelos humanos ex vivo, modelos de articulaciones de ovejas y de porcinos in vitro, siendo estos últimos, los mas semejantes a la anatomía humana, por lo que son ampliamente utilizados10.

López y Markel et al11, evaluaron los efectos de la RF en LCA normales en un modelo canino donde se tomaron 18 hembras sin lesión articular preexistente, las que se sometieron a tratamiento del LCA con RF monopolar con una intensidad de 25W y de 70°C. Las muestras fueron evaluadas con placas de fuerza de marcha antes y después de 4, 8, 12, 16, 26 y 36 semanas de la cirugía. Los resultados obtenidos documentaron una rotura de todos los ligamentos tratados 55 días promedio posteriores a la cirugía.

Por otro lado en un estudio de Lamar et al15se evaluaron 12 pacientes con rotura parcial de LCA evidenciadas por artroscopía. Fueron intervenidos con una modificación térmica (Oratec Interventions®, Menlo Park, CA, USA) y luego evaluados a las 6 semanas, 3, 6, 12, 24 meses postcirugía. En sus resultados documentaron 10 pacientes con un promedio de 23 meses de evaluación, con signo de Lachmann y pivot-shift negativo y dos pacientes con complicaciones los cuales fueron derivados a reconstrucción de LCA, por lo que se concluyó que la modificación térmica puede ser una alternativa de tratamiento en un subconjunto de pacientes bien seleccionados.

Los resultados presentados demostraron una debilidad tisular de las muestras tratadas con RF al compararlas con el grupo control al ser sometidas a una carga constante hasta que se produzca el PFCM o rotura tisular.

Conclusión

El uso de RF de manera puntual en el haz indemne de secciones del fascículo PL del LCA porcino disminuye el PFCM en forma significativa respecto de las secciones del fascículo PL del LCA porcino sin tratamiento.

Nivel de evidencia

Nivel de evidencia II.

Protección de personas y animales

Los autores declaran que los procedimientos seguidos se conformaron a las normas éticas del comité de experimentación humana responsable y de acuerdo con Asociación Médica Mundial y la Declaración de Helsinki.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
V.M. Schreiber, C.F. Van Eck, F.H. Fu.
Anatomic double-bundle ACL Reconstruction.
Sports Med Arthrosc, 18 (2010), pp. 27-32
[2]
M.J. DeFranco, B.R. Bach Jr..
A Comprehensive Review of Partial Anterior Cruciate Ligament Tears.
J Bone Joint Surg Am, 91 (2009), pp. 198-208
[3]
T. Zantop, W. Petersen, J.K. Sekiya, V. Musahl, F.H. Fu.
Anterior cruciate ligament anatomy and function relating to anatomical reconstruction.
Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc, 14 (2006), pp. 982-992
[4]
W. Liu, M.E. Maitland, G.D. Bell.
A Modeling Study of Partial ACL Injury: Simulated KT 2000.
J Biomech Eng, 124 (2002), pp. 294-301
[5]
W. Petersen, T. Zantop.
Partial rupture of the anterior cruciate ligament.
Arthroscopy, 22 (2006), pp. 1143-1145
[6]
W. Furman.
The anterior cruciate ligament. A functional analysis based on postmortem studies.
J Bone Joint Surg Am, 58 (1976), pp. 179-185
[7]
S.P. Arnoczky, A. Aksan.
Thermal modification of connective tissues: Basic science considerations and clinical implications.
J Am Acad Orthop Surg, 8 (2000), pp. 305-313
[8]
J.H. Lubowitz.
Thermal modification of the lax anterior cruciate ligament using radiofrequency: Efficacy or catastrophe?.
Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc, 13 (2005), pp. 432-436
[9]
D. Smith, T. Carter, D. Johnson.
High Failure Rate for Electrothermal Shrinkage of the Lax Anterior Cruciate Ligament: A Multicenter Follow-up Past 2 Years.
Arthroscopy, 24 (2008), pp. 637-641
[10]
F. Fuss.
Anatomy and function of the cruciate ligaments of the domestic pig (Sus scrofa domestica): a comparison with human cruciates.
J Anat, 178 (1991), pp. 11-20
[11]
M.J. López, M. Markel.
Anterior cruciate ligament rupture after termal treatment in a canine model.
Am J Sports Med, 31 (2003), pp. 164-167
[12]
A.M. Ozenci, M.M. Panjabi.
Radiofrequency treatment weakens the fatigue characteristics of rabbit anterior cruciate ligament.
Clin Biomech, 18 (2003), pp. 150-156
[13]
T.R. Carter, D.S. Bailie, S. Edinger.
Radiofrequency electrothermal shrinkage of the anterior cruciate ligament.
Am J Sports Med, 30 (2002), pp. 221-226
[14]
E. Eriksson.
Thermal shrinkage of the anterior cruciate ligament: any good?.
Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc, 10 (2002), pp. 65
[15]
D.S. Lamar, A.R. Bartolozzi, K.B. Freedman, S.H. Nagda, C. Fawcett.
Thermal Modification of Partial Tears of the Anterior Cruciate Ligament.
Arthroscopy, 21 (2005), pp. 809-914
Copyright © 2010. SECOT
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos