Buscar en
Revista Chilena de Ortopedia y Traumatología
Toda la web
Inicio Revista Chilena de Ortopedia y Traumatología Fracturas periprotésicas de fémur en artroplastia total de rodilla: experienci...
Información de la revista
Vol. 57. Núm. 2.
Páginas 47-53 (Mayo - Agosto 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3483
Vol. 57. Núm. 2.
Páginas 47-53 (Mayo - Agosto 2016)
Revisión y actualización de tema
DOI: 10.1016/j.rchot.2016.02.003
Open Access
Fracturas periprotésicas de fémur en artroplastia total de rodilla: experiencia con técnica mínimamente invasiva
Peri-prosthetic femoral fractures in total knee arthroplasty: Experience using minimally invasive plate osteosynthesis
Visitas
...
Tamara Rodríguez Lópeza,
Autor para correspondencia
tamara.rl85@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Jesús Hernández Elenab, Miguel Rupérez Vallejoc, María Dolores Pérez Aguilarb, María Asunción Pascual Carrab, Alberto Núñez Medinaa, Ana Alfonso Fernándezc, Maria de los Angeles de la Red Gallegob, María Isabel Pérez Núñezb,d
a Hospital Universitario Torrejón de Ardoz, Madrid, España
b Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, España
c Hospital Sierrallana, Cantabria, España
d Universidad de Cantabria, Santander, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (4)
Tabla 1. Clasificación de las fracturas periprotésicas de Kim
Tabla 2. Antecedentes personales y factores de riesgo
Tabla 3. Resultados propios
Tabla 4. Tabla comparativa con las series existentes
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Antecedentes

La fractura periprótesica de fémur en artroplastia total de rodilla supone uno de los mayores retos quirúrgicos. La tasa de complicaciones generales supera el 30% tanto con tratamiento conservador como con el quirúrgico.

Parece que la técnica de osteosíntesis con placas bloqueadas de manera mínimamente invasiva ofrece buenos resultados para el tratamiento de las fracturas en las que no existe movilización del componente femoral.

Métodos

Se estudian retrospectivamente, desde enero de 2005 hasta diciembre del 2011, 32 pacientes, evaluando el tiempo de consolidación, el rango de movilidad, la deambulación y el alineamiento final mediante la realización de telemetrías en carga. El seguimiento medio fue de 56,5 meses (25-144).

Resultados

Se siguieron 32 pacientes (31 mujeres; un hombre) de los cuales el rango medio de edad fue de 77 años (70-89). Tres pacientes fallecieron (9%) y 4 pacientes (12%) se perdieron en la evolución final.

La tasa media de consolidación fue de 16,5 semanas (8-24); no se produjeron infecciones, presentaron 3 seudoartrosis y solo se produjo un alineamiento en excesivo valgo (15°). El balance articular fue similar al previo a la fractura. La deambulación final fue igual a la previa en 24 de los 25 casos.

Conclusiones

Es una técnica adecuada para conseguir la consolidación en este tipo de fracturas y restablecer tanto la movilidad previa como un alineamiento correcto de la extremidad.

Nivel de evidencia IV.

Palabras clave:
Factura periprosética
Rodilla
Técnicas con placa mínimamente invasiva
Abstract
Background

Peri-prosthetic fracture of the distal femur above total knee arthroplasty presents a challenging surgical problem for orthopaedic surgeons, as complication rates for both surgical and non-surgical treatment have been reported to be as high as 30%.

The minimally invasive plate osteosynthesis (MIPO) technique seems to have better results than other techniques in this type of fracture when there is no loosening of the femoral implant.

Methods

A total of 32 patients with this fracture were treated from January 2005 to December 2011. A retrospective review was conducted on the weeks of consolidation, range of motion, final alignment, and the ability to walk. The mean follow up was 56.5 months (25-144).

Results

A total of 32 (31 female, 1 male) patients, with a mean age 77 (70-89) years old were treated, of whom 3 (9%) died and 4 were lost to follow-up.

The mean time of consolidation was 16.5 weeks (8-24). There were no infections, although there were 3 non-unions and 1 malalignment (15° of valgus). We were able to restore the range of motion in every patient as it was before the fracture, as well as the ability to walk outdoors in 24 patients.

Conclusion

The MIPO technique is a great technique in order to achieve a good range of motion and alignment of these fractures.

Level of evidence IV.

Keywords:
Periprosthetic fracture
Knee
Less Invasive Stabilization System
Texto completo
NOTICE Undefined index: cita (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[402])
NOTICE Undefined index: cita (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[402])
Introducción

La incidencia de las fracturas periprótesicas de fémur en pacientes con artroplastia total de rodilla oscila entre 0,3% y el 2,5%1,2. Aunque mayoritariamente se producen en pacientes ancianos por mecanismos de baja energía, un pequeño porcentaje de las mismas se debe a mecanismos de alta energía, como los accidentes de tráfico3,4.

Determinados factores de riesgo se asocian a este tipo de fracturas, como son el sexo femenino, la obesidad, la osteoporosis o el notching anterior; aunque este último continúa sin estar claramente asociado5,6.

Existen muchas clasificaciones para este tipo de fracturas. La mayoría tienden únicamente al grado de desplazamiento fracturario y al aflojamiento del componente protésico. Autores como Kim et al. introducen además en su clasificación (tabla 1) el concepto de «stock óseo», lo que facilita la indicación terapéutica7–9. (figs. 1 y 2)

Tabla 1.

Clasificación de las fracturas periprotésicas de Kim

Tipo I
Correcto stock óseo
Componente protésico fijo y bien posicionado
IA
Reductibles o no desplazadas
Tratamiento conservador 
IB
No reductibles o desplazadas
Tratamiento quirúrgico (síntesis) 
Tipo II
Correcto stock óseo
Componente protésico aflojado o malposicionado 

Cirugía de revisión protésica (vástagos protésicos) 
Tipo III
Stock óseo malo
Componente aflojado o malposicionado 

Cirugía de revisión protésica (prótesis de revisión) 
Figura 1.

A. Telemetría al final del seguimiento de una de las pacientes con fractura interprotésica. B y C. Balance articular al final del seguimiento.

(0,2MB).
Figura 2.

A. Radiografía anteroposterior postoperatoria de un montaje con placa LISS. B y C. Radiografías AP y lateral de fallo del implante.

(0,18MB).

En el caso de aquellas fracturas en las que se considere la osteosíntesis como tratamiento, interesará emplear un sistema que mantenga el alineamiento, permita la movilización precoz, restrinja la pérdida sanguínea al mínimo y proporcione una fijación adecuada, aun cuando la calidad ósea no sea buena. En este sentido los implantes bloqueados, como el sistema Less Invasive Stabilitation System (LISS) (LISS; Synthes Corporation, Paoli, PA) cumplen todos estos requisitos, permitiendo realizar una osteosíntesis con placa de forma mínimamente invasiva (MIPO), evitando así posibles complicaciones1.

El propósito de nuestro estudio es evaluar los resultados a medio plazo de las fracturas periprotésicas de rodilla tratadas mediante osteosíntesis con técnica MIPO.

Material y métodos

Este estudio es una revisión retrospectiva de una serie de casos operados de prótesis de rodilla que sufrieron una factura periprotésica posterior a la misma.

Se incluyó a todos los pacientes con radiografías AP y laterales de rodilla, donde se objetivó una fractura periprotésica de fémur sobre prótesis de rodilla desplazada, sin signos de aflojamiento del componente femoral (IB clasificación de Kim), intervenidas entre diciembre de 2005 y enero del 2011 con placas LISS por técnica MIPO. Se excluyó a aquellos pacientes con signos de aflojamiento protésico, estudio radiográfico incompleto o sometidos a síntesis abierta y fijación interna.

Del total de 32 casos que cumplían estos criterios 3 murieron antes de la cirugía y 4 de ellos realizaron el seguimiento postoperatorio en otro centro, por lo que no se incluyeron en el presente estudio.

Se obtuvieron un total de 25 casos, de los cuales 24 eran mujeres, con edad media de 77 años (70-89). En todos los casos, a excepción de uno, el mecanismo de producción fue una caída desde su propia altura.

Se obtuvo el índice de masa corporal (IMC) del estudio preoperatorio, el diagnóstico previo de osteoporosis, la existencia de notching de más de 3mm y el balance articular previo a la fractura, recogido en la historia clínica de cada paciente.

Se valoró la longitud del implante empleado, el tiempo de descarga, el balance articular postoperatorio, el tiempo de consolidación con seguimiento radiográfico periódico y la telemetría de los miembros inferiores al año, donde se evaluó el eje de la extremidad radiográficamente. Se recogieron las complicaciones tales como infecciones o fracasos de la consolidación; en este último caso, ante datos de retardo de consolidación en la radiografía del sexto mes, se realizó un control radiográfico adicional antes del año.

Catalogamos de seudoartrosis a toda aquella fractura que no consolidase en menos de 8 meses desde la fractura.

Resultados

Con relación a los datos preoperatorios obtuvimos un promedio de IMC de 34,4 (28-44,1), un 45,5% de diagnosticados previamente de osteoporosis, así como una ausencia de notching de más de 3mm (tabla 2).

Tabla 2.

Antecedentes personales y factores de riesgo

Paciente  Edad  Sexo  IMC  Enfermedad asociada  Mecanismo de producción 
86  Mujer  41  DM, osteoporosis  Baja energía 
70  Mujer  36,10  Osteoporosis  Baja energía 
79  Mujer  32  Osteoporosis, PTC ipsilateral  Baja energía 
76  Mujer  37,30  Osteoporosis, PTR bilateral  Baja energía 
80  Mujer  35,50  PTR bilateral  Baja energía 
89  Mujer  38  DM, PTR bilateral  Baja energía 
72  Mujer  27  DM  Alta energía 
88  Mujer  36  DM, PTR bilateral, PTC ipsilateral  Baja energía 
76  Mujer  33    Baja energía 
10  68  Mujer  32  Osteoporosis  Baja energía 
11  76  Mujer  42  DM, PTR bilateral, AR  Baja energía 
12  75  Mujer  41,30  DM, PTR bilateral  Baja energía 
13  81  Mujer  30  Osteoporosis, PTR bilateral  Baja energía 
14  70  Mujer  35,50  Osteoporosis  Baja energía 
15  74  Mujer  29,40  Osteoporosis  Baja energía 
16  78  Mujer  25,20  Osteoporosis, PTR bilateral  Baja energía 
17  82  Mujer  34  PTR bilateral  Baja energía 
18  82  Mujer  28  DM, PTR bilateral, PTC ipsilateral  Baja energía 
19  70  Hombre  44,19    Baja energía 
20  80  Mujer  39,99  DM, osteoporosis, PTR bilateral  Baja energía 
21  78  Mujer  41  DM, osteoporosis  Baja energía 
22  79  Mujer  35,13  DM  Baja energía 
23  88  Mujer  32  Osteoporosis  Baja energía 
24  75  Mujer  29,50    Baja energía 
25  76  Mujer  28,13  Osteoporosis  Baja energía 

En 3 casos se utilizaron placas LISS cortas (5 orificios), mientras que en el resto se utilizaron placas con mayor longitud y número de orificios (9, 11 y 13 respectivamente). El tiempo medio de descarga fue de 8 semanas (5-15) y el de consolidación de 16,5 (8-24).

El rango de movilidad al final del seguimiento fue muy similar al presentado en las revisiones rutinarias de la prótesis de rodilla, que tuvieron lugar antes de la fractura (tabla 3).

Tabla 3.

Resultados propios

Paciente  Tratamiento  N.° orificios  Balance articular preoperatorio  Balance articular postoperatorio  Angulación varo/valgo 
LISS  11  0-95°  0-95°  4 valgo 
LISS  0-100°  0-100°  2 valgo 
LISS  0-100°  0-100°  15 valgo 
LISS  13  0-110°  0-110°  6 valgo 
LISS  0-95°  0-90°  4 varo 
LISS  0-90°  0-90°  6 valgo 
LISS  11  0-100°  0-100°  8 valgo 
LISS  13  0-95°  0-95°  5 valgo 
LISS  13  0-105  0-105°  4 valgo 
10  LISS  0-95°  0-95°  6 valgo 
11  LISS  11  0-100°  0-100°  7 valgo 
12  LISS  13  0-95°  0-95°  5 valgo 
13  LISS  0-95°  0-95°  10 valgo 
14  LISS  0-120°  0-120°  7 valgo 
15  LISS  11  0-90°  0-90°  5 valgo 
16  LISS  11  0-120  0-120°  0 valgo 
17  LISS  13  0-100°  0-100°  6 valgo 
18  LISS  11  0-115°  0-115°  6 valgo 
19  LISS  0-110°  0-110°  5 valgo 
20  LISS  11  0-95°  0-95°  6 valgo 
21  LISS  13  0-110°  0-110°  7 valgo 
22  LISS  0-95°  0-95°  9 valgo 
23  LISS  13  0-110°  0-110°  7 valgo 
24  LISS  11  0-110  0-110°  3 valgo 
25  LISS  13  0-110°  0-110°  6 valgo 

En la telemetría de miembros inferiores realizada en la evolución final encontramos un alineamiento correcto en el 84% de los casos (0-7 grados de valgo) (fig. 1). Dos de las pacientes intervenidas, en las que se implantaron placas LISS de 5 orificios, presentaron alineamientos de 4° de varo y 15° de valgo respectivamente; la tercera paciente con malalineamiento de 10° grados de valgo se intervino con placa de 11 orificios (IMC=39), y la cuarta paciente (9° valgo) declinó la reintervención por encontrarse asintomática (tabla 3).

Todos los casos, a excepción de uno, consiguieron realizar una buena deambulación extra-domiciliaria, aunque la mayoría ayudados de bastones. Si bien no se objetivaron episodios de infección, sí presentamos 3 casos con seudoartrosis (12%) en pacientes diabéticas, con osteoporosis, que presentaban un montaje más rígido. Las 3 fueron reintervenidas para realizar aporte de injerto autólogo de cresta ilíaca y reosteosíntesis con placas más largas. La consolidación posreintervención se produjo a las 14, 20 y 18 semanas respectivamente (tabla 3).

Aunque la complicación más frecuentemente presentada por los pacientes (12 de ellos) fue la molestia del material de osteosíntesis y la tendinitis de fascia lata, solamente 2 de ellos requirieron una extracción del material de osteosíntesis al año de la consolidación de la fractura (fig. 2).

El tiempo medio de seguimiento de estos pacientes fue de 56,5 meses (25-144) (tabla 4).

Tabla 4.

Tabla comparativa con las series existentes

Autor  Número pacientes  Malalineamientos/acortamientos  Seguimiento  Consolidación  Complicaciones 
Kolb et al.2  MIPO  1×7° varo×no rotacionales  46 meses (26-67)  14 semanas (7-20)  Infección: 1 (3,2%), 1 artrólisis por rigidez 
Ricci et al.4  24 MIPO  4×2-3-4° varo, 1×13° valgo, 1×1° varo  15 meses  12 semanas 9% seudoartrosis (3)  2 osteomielitis 
Norrish et al.19  16 MIPO  8 meses  15 semanas una seudoartrosis (6%)  Un desanclaje precoz de la placa 5 muertes 
Zlowodzki et al.20  13 MIPO  13 semanas no seudoartrosis  Un retardo consolidación con reintervención 
Large et al.21  5 MIPO  1 deformidad en excesiva flexión  36 meses  Una seudoartrosis  Una seudoartrosis por infección, una fatiga del implante 
Hou et al.11  34 MIPO  3 maluniones  29 meses  16 semanas 3 seudoartrosis (8,8%)  3 maluniones, 2 infecciones, 3 fatigas de placa 
Fulkerson et al.13  19 MIPO  1×varo  6,2 meses  Una seudoartrosis  Una infección profunda, una revisión de una PTR 
Muller et al.22  2 MIPO  2×10° valgo  20 meses  No seudoartrosis 
Streubel et al.23  61 MIPO  6 meses  13% seudoartrosis  11% retardo consolidación, 7% infección, 11% fatiga del implante 
Nuestra serie  25 MIPO  1×valgo 15°, 1×valgo 10°, 1×varo 4°  56,5 meses  16,5 semanas 3 seudoartrosis  Una fatiga de placa 
Discusión

El aumento de la esperanza de vida en países desarrollados, y el mayor número de artroplastias realizadas anualmente, hace previsible un aumento considerable de este tipo de fracturas en los próximos años. Estas representan todo un reto para el cirujano, que no solo se enfrenta a la síntesis de la fractura, sino a todos los factores de riesgo que aumentan con la edad del paciente y que ensombrecen su pronóstico9,10.

Existen determinados factores de riesgo bien conocidos como la diabetes mellitus, la osteoporosis, los desórdenes neurológicos o la revisión de artroplastia primaria; otros no tan claros como la obesidad y el notching anterior5,6.

En la revisión de los casos que presentamos se objetiva cómo la población muestral presenta muchos de estos factores de riesgo en rango muy elevado (tabla 2). Esto favorece no solo la aparición de estas fracturas, sino también los problemas que conllevan la misma para la síntesis, la consolidación y la restauración funcional de la rodilla.

En el presente trabajo evaluamos el balance articular, la alineación de la extremidad y las complicaciones empleando la técnica MIPO. Según esto vemos que la técnica MIPO ha permitido a nuestros pacientes un retorno a la actividad previa al 96% de los pacientes (24 pacientes deambulantes extradomiciliarios), una recuperación del balance articular correcto, así como una alineación fisiológica del eje de la extremidad en un 84% de los mismos.

Así mismo el tiempo medio de descarga fue de 8 semanas (5-15) y el de consolidación de 16,5 (8-24). Si evaluamos el tiempo de consolidación de las publicaciones referentes al empleo de técnica MIPO en este tipo de fracturas vemos que oscilan entre las 12 semanas de Ricci et al.4 y las 16 semanas de Hou et al.11.

A pesar de ser pacientes ancianos, con una media de edad de 77 años (70-89), diabéticos en un 40% de los casos, osteoporóticos en el 45,5% y con un IMC medio de 34 (28-44,1) no registramos episodios de infección.

Si bien es cierto que presentamos 2 colapsos angulares importantes en el plano coronal, de 4° de varo y 15° de valgo respectivamente. Estos se produjeron como consecuencia de la utilización de placas cortas (de 5 orificios) que no conseguían una síntesis estable y que, por tanto, produjeron el colapso de la fractura12.

La complicación más reseñable que hemos tenido ha sido la seudoartrosis de 3 pacientes (12%); es una tasa comparable a la de otros estudios realizados, como el de Ricci et al. (9%) o el de Fulkerson (13%), aunque es más elevada que en otras revisiones realizadas como la de Kregor et al., del 0%, o la de Kolb, del 0%1,2,4,13.

En nuestro caso atribuimos este fracaso consolidatorio a una tendencia a la rigidez de los montajes y mayores tiempos de descarga en el caso de IMC elevados, lo que pudo favorecer la ausencia de consolidación con posterior rotura de la placa por fatiga.

La síntesis con placa bloqueada mediante técnica MIPO es el procedimiento ideal para mantener la reducción, a pesar de la mala calidad del hueso, el cual no es tan fácilmente controlable con otras técnicas como el enclavado retrógrado7,14,15.

El sistema LISS y la técnica MIPO presentan numerosas ventajas, como la no apertura del foco de fractura, una menor desperiostización del hueso, así como mayor respeto de partes blandas. Esto supone una menor tasa de complicaciones en pacientes de alto riesgo quirúrgico, y una mejor tasa de consolidación. Permite un sistema de fijación más elástico estimulando la formación de callo óseo, evitando las pérdidas de reducción y la creación de un montaje estable, permitiendo la carga en pacientes osteoporóticos, ya que es capaz de soportar hasta 4 veces más carga axial que los sistemas no bloqueados convencionales3,16.

Como alternativa a la técnica MIPO se puede plantear el enclavado retrógrado a través de la prótesis, si el diseño de la prótesis lo permite. Herrera et al.17 indican una reducción de la tasa de seudoartrosis de hasta un 87% con el enclavado retrógrado y una mejor tasa de consolidación que la ofrecida por los sistemas de placas bloqueados (1,5% del enclavado frente al 5,3% de los sistemas de placas de bloqueo), sin embargo autores como Kregor o Kolb et al.1,2 reseñan una tasa de seudoartrosis del 0% en pacientes tratados mediante la técnica MIPO y placa LISS. Sin duda alguna, en ambos sistemas la pérdida sanguínea, las complicaciones de compromiso cutáneo y la tasa de infecciones se ven reducidas al mínimo.

Su et al.7 describen complicaciones derivadas del enclavado como la aparición de metalosis, provocando un fallo prematuro del implante protésico o una incapacidad para el correcto bloqueo distal de la fractura, en los casos en que el fragmento distal presenta una longitud desde la fractura hasta la interlínea articular menor de 8cm.

Además de objetivarse estas complicaciones, el uso del clavo ocasiona a veces problemas de acortamiento de la extremidad afecta y un menor rango de movilidad articular18. Complicaciones que no se presentan en los estudios realizados hasta el momento sobre pacientes tratados mediante técnica MIPO.

Es importante destacar el carácter retrospectivo del presente trabajo. La realización de estudios de mayor potencia estadística podrían aportar conclusiones con mayor evidencia.

Conclusiones

Nuestros resultados sugieren que el sistema de osteosíntesis con placa bloqueada mediante técnica mínimamente invasiva es un sistema adecuado para el tratamiento de las fracturas periprotésicas de rodilla, en las que el componente protésico no se encuentra aflojado y la fractura es irreductible o inestable (tipo IB de Kim). Con él se consigue un balance articular similar al previo a la fractura y una capacidad para la deambulación extradomiciliaria aceptable.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
P.J. Kregor, J.L. Hughes, P.A. Cole.
Fixation of distal femoral fractures above total knee arthroplasty utilizing the Less Invasive Stabilization System (L.I.S.S.).
Injury, 32 (2001), pp. SC64-SC75
[2]
W. Kolb, H. Guhlmann, C. Windisch, F. Marx, H. Koller, K. Kolb.
Fixation of periprosthetic femur fractures above total knee arthroplasty with the less invasive stabilization system: A midterm follow-up study.
J Trauma, 69 (2010), pp. 670-676
[3]
K. Kolb, H. Koller, I. Lorenz, U. Holz, F. Marx, P. Grutzner, et al.
Operative treatment of distal femoral fractures above total knee arthroplasty with the indirect reduction technique: A long-term follow-up study.
[4]
W.M. Ricci, T. Loftus, C. Cox, J. Borrelli.
Locked plates combined with minimally invasive insertion technique for the treatment of periprosthetic supracondylar femur fractures above a total knee arthroplasty.
J Orthop Trauma, 20 (2006), pp. 190-196
[5]
M.A. Ritter, A.E. Thong, E.M. Keating, P.M. Faris, J.B. Meding, M.E. Berend, et al.
The effect of femoral notching during total knee arthroplasty on the prevalence of postoperative femoral fractures and on clinical outcome.
J Bone Joint Surg Am, 87 (2005), pp. 2411-2414
[6]
J. Franklin, H. Malchau.
Risk factors for periprosthetic femoral fracture.
[7]
E.T. Su, H. DeWal, P.E. Di Cesare.
Periprosthetic femoral fractures above total knee replacements.
J Am Acad Orthop Surg, 12 (2004), pp. 12-20
[8]
C.H. Rorabeck, J.W. Taylor.
Classification of periprosthetic fractures complicating total knee arthroplasty.
Orthop Clin North Am, 30 (1999), pp. 209-214
[9]
K.I. Kim, K.A. Egol, W.J. Hozack, J. Parvizi.
Periprosthetic fractures after total knee arthroplasties.
Clin Orthop Relat Res, 446 (2006), pp. 167-175
[10]
J. Parvizi, N. Jain, A.H. Schmidt.
Periprosthetic knee fractures.
J Orthop Trauma, 22 (2008), pp. 663-671
[11]
Z. Hou, T.R. Bowen, K. Irgit, K. Strohecker, M.E. Matzko, J. Widmaier, et al.
Locked plating of periprosthetic femur fractures above total knee arthroplasty.
J Orthop Trauma, 26 (2012), pp. 427-432
[12]
M.K. Wong, F. Leung, S.P. Chow.
Treatment of distal femoral fractures in the elderly using a less-invasive plating technique.
Int Orthop, 29 (2005), pp. 117-120
[13]
E. Fulkerson, N. Tejwani, S. Stuchin, K. Egol.
Management of periprosthetic femur fractures with a first generation locking plate.
[14]
P. McGraw, A. Kumar.
Periprosthetic fractures of the femur after total knee arthroplasty.
J Orthop Traumatol, 11 (2010), pp. 135-141
[15]
M. Schutz, M. Muller, C. Krettek, D. Hontzsch, P. Regazzoni, R. Ganz, et al.
Minimally invasive fracture stabilization of distal femoral fractures with the LISS: A prospective multicenter study. Results of a clinical study with special emphasis on difficult cases.
Injury, 32 (2001), pp. SC48-SC54
[16]
P. Schandelmaier, A. Partenheimer, B. Koenemann, O.A. Grun, C. Krettek.
Distal femoral fractures and LISS stabilization.
Injury, 32 (2001), pp. SC55-SC63
[17]
D.A. Herrera, P.J. Kregor, P.A. Cole, B.A. Levy, A. Jonsson, M. Zlowodzki.
Treatment of acute distal femur fractures above a total knee arthroplasty: Systematic review of 415 cases (1981-2006).
Acta Orthop, 79 (2008), pp. 22-27
[18]
P.L. Althausen, M.A. Lee, C.G. Finkemeier, J.P. Meehan, J.J. Rodrigo.
Operative stabilization of supracondylar femur fractures above total knee arthroplasty: A comparison of four treatment methods.
J Arthroplasty, 18 (2003), pp. 834-839
[19]
A.R. Norrish, Z.A. Jibri, P. Hopgood.
The LISS plate treatment of supracondylar fractures above a total knee replacement: A case-control study.
Acta Orthop Belg, 75 (2009), pp. 642-648
[20]
M. Zlowodzki, S. Williamson, P.A. Cole, L.D. Zardiackas, P.J. Kregor.
Biomechanical evaluation of the less invasive stabilization system, angled blade plate, and retrograde intramedullary nail for the internal fixation of distal femur fractures.
J Orthop Trauma, 18 (2004), pp. 494-502
[21]
T.M. Large, J.F. Kellam, M.J. Bosse, S.H. Sims, P. Althausen, J.L. Masonis.
Locked plating of supracondylar periprosthetic femur fractures.
J Arthroplasty, 23 (2008), pp. 115-120
[22]
M. Muller, M. Kaab, S. Tohtz, N.P. Haas, C. Perka.
Periprosthetic femoral fractures: Outcome after treatment with LISS internal fixation or stem replacement in 36 patients.
Acta Orthop Belg, 75 (2009), pp. 776-783
[23]
P.N. Streubel.
Mortality after periprosthetic femur fractures.
J Knee Surg, 26 (2013), pp. 27-30
Copyright © 2016. Sociedad Chilena de Ortopedia y Traumatología
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.