Buscar en
Medicina General y de Familia (edición digital)
Toda la web
Inicio Medicina General y de Familia (edición digital) Neumotórax espontáneo
Información de la revista
Vol. 5. Núm. 4.
Páginas 161-163 (Octubre - Diciembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
3738
Vol. 5. Núm. 4.
Páginas 161-163 (Octubre - Diciembre 2016)
Clínica cotidiana
DOI: 10.1016/j.mgyf.2016.02.001
Open Access
Neumotórax espontáneo
Spontaneous pneumothorax
Visitas
...
Patricia Noemí Aguilera Samaniegoa,
Autor para correspondencia
patricia.aguilera.samaniego@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Álvaro Martín Péreza, María José Agüeros Fernándezb, Zuany Soneira Rodrígueza, Jorge Gaitán Valdizánc, Nuria San Miguel Martína
a Centro de Salud Centro, Santander, Cantabria, España
b Centro de Salud El Zapatón, Torrelavega, Cantabria, España
c Centro de Salud de Camargo Costa, Maliaño, Cantabria, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Tablas (1)
Tabla 1. Clasificación etiológica de los neumotórax
Resumen

Varón de 17 años de edad, que acude a urgencias del centro de salud por un cuadro de inicio súbito de disnea y dolor pleurítico en el hemitórax derecho.

Durante la exploración física se encuentra hemodinámicamente inestable, taquipneico, muy afectado por el dolor y con hipoventilación en el hemitórax derecho. Ante la clínica descrita y el antecedente personal de neumotórax espontáneo idiopático previo, se sospecha de dicha entidad como primer diagnóstico, que se confirma en la radiografía de tórax.

Tras la estabilización del paciente y el control del dolor, se coloca un tubo de drenaje pleural. Se consigue mejoría clínica y resolución del cuadro.

Palabras clave:
Neumotórax
Disnea
Dolor torácico
Abstract

The case is presented of a 17 year-old boy, who was seen into the Emergency Department with a clinical picture of sudden dyspnoea and right pleuritic chest pain.

In the physical examination he was haemodynamically unstable, very affected by chest paint, and shortness of breath, with hypophonesis in the right lung on auscultation. With these signs and symptoms, and a personal history of idiopathic spontaneous pneumothorax, we suspected this diagnostic at first, and after performing a chest X-ray, we confirmed our suspicion.

The patient made good progress after stabilising, pain control, and insertion of a chest drainage tube.

Keywords:
Pneumothorax
Dyspnoea
Chest pain
Texto completo

Varón de 17 años de edad, con antecedentes personales de alergia al mercurocromo, neumotórax derecho masivo y enfisema bulloso en el hemitórax derecho a los 10 años de edad.

Acude a urgencias del centro de salud por un cuadro de inicio súbito de dolor intenso en el hemitórax derecho y dificultad respiratoria en reposo, sin antecedentes de traumatismo previo; niega la existencia de otros síntomas asociados.

Durante la exploración física se constata una tensión arterial de 100/60mmHg, frecuencia cardiaca de 110lpm; saturación de oxígeno del 97% a su llegada, y posteriormente del 90%; está taquipneico y con respiración superficial. El paciente se encuentra muy afectado por el dolor, con palidez cutáneo-mucosa, frialdad distal de las extremidades, sudoración y mala perfusión distal. En la auscultación pulmonar se observa hipoventilación en el hemitórax derecho. El resto de la exploración física no muestra hallazgos de interés.

Analítica: hemograma, bioquímica y coagulación sin hallazgos significativos.

Radiografía de tórax: neumotórax derecho, con desplazamiento del mediastino a la izquierda (fig. 1).

Figura 1.

Neumotórax derecho: desplazamiento del mediastino a la izquierda.

(0,09MB).

Se considera como primer diagnóstico el de neumotórax espontáneo. Tras estabilizar al paciente, es remitido a urgencias del hospital, donde se confirma el diagnóstico mediante radiografía y se coloca un tubo de drenaje pleural.

La evolución clínica es favorable (fig. 2).

Figura 2.

Resolución del neumotórax tras colocación de un tubo de drenaje pleural.

(0,09MB).
Comentario

El neumotórax consiste en la entrada de aire en el espacio pleural, con la consiguiente pérdida de presión negativa intrapleural y colapso pulmonar2.

Dependiendo de su etiología se clasifica en espontáneo y adquirido. Los neumotórax espontáneos ocurren en ausencia de traumatismo torácico y se clasifican en idiopáticos y secundarios1 (tabla 1).

Tabla 1.

Clasificación etiológica de los neumotórax

Neumotórax espontáneos 
• Primario o idiopático (sin alteración pulmonar clínica aparente) 
• Secundario (con alteración pulmonar clínica) 
• Catamenial 
Neumotórax adquiridos 
• Traumático 
• Iatrogénico 
• Neumotórax por barotrauma 
Neumotórax a tensión 

El neumotórax espontáneo idiopático (NEI) ocurre sin un suceso precipitante en una persona que no tiene ninguna enfermedad pulmonar; el neumotórax es el resultado de la rotura de bullas subpleurales2.

En el Reino Unido, la tasa global es de 16,8 casos por cada 100.000 habitantes/año3. En EE.UU. presenta una incidencia de 4,2 casos por cada 100.000 habitantes/año. El pico de edad de máxima incidencia se sitúa para el NEI en los jóvenes, y los secundarios en las personas mayores de 55 años4.

Los NEI ocurren predominantemente en sujetos jóvenes, varones y delgados, con buen estado de salud. Los secundarios se presentan generalmente en pacientes de mayor edad, con enfermedad pulmonar conocida4.

En el examen físico podemos encontrar una tríada clásica: disminución o ausencia de vibraciones vocales, timpanismo y disminución o ausencia del murmullo vesicular2.

La radiología es indispensable para confirmar el diagnóstico1. En más del 10% de los casos, el neumotórax es asintomático; sin embargo, cuando hay síntomas, aproximadamente el 80% presentan clínica en reposo, o realizando una actividad normal:

  • Dolor torácico (pleurítico) de inicio agudo que se acentúa con los movimientos respiratorios. A veces se irradia hacia el cuello o hacia el abdomen. El dolor puede ser leve o intenso al comienzo y continuar como dolor sordo.

  • Disnea.

  • Tos seca o más esporádicamente, expectoración hemoptoica y síncope.

  • Otras manifestaciones: enfisema subcutáneo, hipoxemia, hipercapnia y alcalosis respiratoria2.

Ante la sospecha clínica de neumotórax, se debe realizar una radiografía de tórax posteroanterior y lateral en inspiración, para confirmar el diagnóstico1,4. En los casos dudosos se puede hacer una radiografía en inspiración-espiración o una TAC torácica1,4.

Cuando se diagnóstica en el servicio de urgencias es conveniente:

  • Canalizar una vía venosa.

  • Realizar determinación de bioquímica, hemograma y coagulación.

  • Electrocardiograma.

  • Saturación de oxígeno; si esta es menor del 93%, o si el paciente tiene antecedentes respiratorios, se efectuará una gasometría arterial basal5.

Disponemos de múltiples opciones de tratamiento:

  • Abstención terapéutica y observación domiciliaria (el aire se reabsorbe espontáneamente en una proporción de alrededor del 1-2% de su volumen al día).

  • Reposo hospitalario con oxigenoterapia.

  • Punción evacuadora.

  • Catéter pleural fino con o sin aspiración.

  • Drenaje pleural grueso (toracostomía cerrada) con o sin aspiración.

  • Drenaje y pleurodesis química (doxiciclina) o talcaje.

  • Toracoscopia y pleurodesis.

  • Cirugía torácica vídeo-asistida (VATS) con resección de las bullas.

  • Toracotomía.

  • Abrasión pleural o pleurectomía4.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J.M. Porcel, D. García-Gil.
Urgencias en enfermedades de la pleura.
Rev Clin Esp, 213 (2013), pp. 242-250
[2]
S. Grundy, A. Bentley, J.M. Tschopp.
Primary spontaneous pneumothorax: A diffuse disease of the pleura.
Respiration, 83 (2012), pp. 185-189
[3]
D. Gupta, A. Hansell, T. Nichols, Y. Duong, J.G. Ayres, D. Strachan.
Epidemiology of pneumothorax in England.
Thorax, 55 (2000), pp. 666-671
[4]
J.J. Rivas de Andrés, M.F. Jiménez López, L. Molins López-Rodó, A. Pérez Trullén, J. Torres Lanzas.
Normativa sobre el diagnóstico y tratamiento del neumotórax espontáneo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía torácica (SEPAR).
Arch Bronconeumol, 44 (2008), pp. 437-448
[5]
M.H. Baumann.
Management of spontaneous pneumothorax.
Clin Chest Med, 27 (2006), pp. 369-381
Copyright © 2016. Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.