Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Rabdomiólisis tras una sesión de spinning. Pruebas para descartar miopatía me...
Información de la revista
Vol. 40. Núm. 2.
Páginas 109-110 (Marzo 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
5217
Vol. 40. Núm. 2.
Páginas 109-110 (Marzo 2014)
Carta clínica
DOI: 10.1016/j.semerg.2013.07.003
Acceso a texto completo
Rabdomiólisis tras una sesión de spinning. Pruebas para descartar miopatía metabólica
Rhabdomyolisis after a spinning session. Tests to rule out metabolic myopathy
Visitas
...
A. Peña Irúna,??
Autor para correspondencia
alvaro290475@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, A. Pérez del Molino Castellanosb, A.R. Gonzalez Santamaríac, G. Santiago Ruizb
a Medicina Interna, Centro de Salud Sardinero, Santander, Cantabria, España
b Servicio de Medicina Interna, Hospital Comarcal Sierrallana, Torrelavega, Cantabria, España
c 061 Cantabria, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Miopatías metabólicas
Texto completo
Introducción

La rabdomiólisis es un síndrome caracterizado por necrosis muscular y liberación al torrente circulatorio de elementos intracelulares. Clínicamente se presenta como mialgias acompañadas de orina oscura, pudiendo asociarse en casos severos debilidad muscular y fracaso renal1. Su diagnóstico se realiza por una elevación de creatinfosfocinasa (CPK) 5 veces por encima de su valor normal2. Dentro de sus causas destaca el ejercicio físico que suele afectar a pacientes poco entrenados favorecido por condiciones de humedad y calor ambiental3. Una historia de episodios recurrentes de mialgias o debilidad en relación con el ejercicio nos haría sospechar un defecto metabólico del músculo. Nosotros presentamos un episodio de rabdomiólisis tras ejercicio físico en un paciente entrenado y sin historia de episodios previos, al que realizamos estudio de miopatía metabólica.

Caso clínico

Se trata de un varón de 24 años, sin medicación habitual ni consumo de tóxicos. Tras una sesión de spinning de minutos de duración nota debilidad, dolor y tumefacción en ambos cuádriceps. Tres días después coluria y oliguria, lo que le alarma y motivo por el que acude a urgencias. Nunca había sufrido episodios similares. Practicaba deporte habitualmente (jugador de bolos) y acudía con regularidad a un gimnasio. En la exploración física destacaban unos cuádriceps hinchados, tumefactos y dolorosos a la palpación. El hemograma era normal y la bioquímica mostraba glucosa 95 mg/dl, urea 31mg/dl, creatinina 0,95mg/dl, glutamato piruvato transaminasa (GPT) 840 UI/l, glutamato oxalacetato transaminasa (GOT) 1.937 UI/l, CPK 237.617 UI/l, sodio 139 mEq/l, potasio 3,9 mEq/l y hormona tirotropa 1,18 mUI/l. El elemental y sedimento de orina eran indicativos de mioglobinuria y la gasometría arterial normal. Permaneció ingresado 4 días recibiendo hidratación intravenosa intensa sin sufrir en ningún momento deterioro de la función renal, con desaparición de la mioglobinuria y disminución de CPK y transaminasas. Con el fin de descartar una miopatía de base se realizó electromiograma (EMG) de cuádriceps y bíceps que no mostró datos compatibles con neuropatía o miopatía y se realizó un test de lactato que resultó normal (basal: 27,9mg/dl [normal entre 5,7 y 22mg/dl]; al minuto: 65,7mg/dl; a los 3 min: 68,4mg/dl; a los 6 min: 48mg/dl; a los 10 min: 27mg/dl). Al cabo de un año permanecía asintomático con valores de lactato, CPK, aldolasa y transaminasas dentro del rango de normalidad, por lo que se concluye con el diagnóstico de rabdomiólisis causada por ejercicio.

Discusión

La rabdomiólisis por ejercicio se puede dar en individuos con músculos sanos o con algún defecto. Las miopatías metabólicas representan un pequeño porcentaje de los casos de rabdomiólisis y deben ser sospechadas en pacientes con síntomas musculares recurrentes en relación con el ejercicio.

Esto no sucedía en nuestro paciente, pero dado que era deportista, que el ejercicio no había sido extenuante y hay casos descritos de presentación a edad avanzada4, decidimos realizar el estudio de miopatía metabólica (tabla 1).

Tabla 1.

Miopatías metabólicas

1. Parálisis periódicas 
HipopotasémicaHiperpotasémica 
2. Miopatías glucogenósicas 
Tipo II: Déficit de maltasa ácidaTipo III: Déficit de amiloglucosdasaTipo IV: Déficit de amilotransglucosidasaTipo V: Déficit de fosforilasa muscularTipo VI: Déficit de fosforilasa hepáticaTipo VII: Déficit de fosfofructocinasaTipo VIII: Déficit de fosforilasacinasaTipo IX: Déficit de fosfogliceratocinasaTipo X: Déficit de fosfogliceratomutasaTipo XI: Déficit de lactatodeshidrogenasaTipo XII: Déficit de aldolasa ATipo XIII: Déficit de betaenolasaTipo XIV: Déficit de fosfoglucomutasa-1Tipo XV: Déficit de glucogenin-1 
3. Miopatías lipídicas 
Déficit de carnitinaDéficit de carnitina palmioiltransferasa 

Elaboración propia.

El defecto metabólico a estudiar lo sospecharemos en función de las circunstancias en que se produzcan los síntomas. Si aparecen en el contexto de esfuerzos de gran intensidad (isométricos) o en los primeros momentos de actividad en esfuerzos sostenidos (menos de 1 h)5, pensaremos en defectos en el metabolismo de los hidratos de carbono. Si por el contrario los síntomas comienzan después de una hora de ejercicio de moderada intensidad, sospecharemos defectos en el metabolismo de los ácidos grasos6.

Teniendo en cuenta el tipo de ejercicio realizado en este caso, intentamos descartar una miopatía por defecto de la miofosforilasa, lo que conlleva un bloqueo en la formación de adenosintrifosfato desde glucógeno en el músculo esquelético, tanto por alteración de la glucólisis anaerobia como del metabolismo oxidativo7. Para ello se realizan varias pruebas. El EMG no es imprescindible, pero nos aporta datos orientativos si muestra descargas miotónicas y fibrilaciones, siendo además útil para descartar procesos neuropáticos. El test del lactato consiste en medir los niveles basales de lactato y realizar contracciones de muñeca durante 1 min (30 contracciones) y en esta situación determinar secuencialmente los niveles de lactato, que aumentará en individuos normales y no lo hará en pacientes con déficit de miofosforilasa. Otra prueba útil pero no disponible en todos los centros es la espectroscopia por resonancia magnética. Esta prueba nos permite demostrar la ausencia de acidificación intracelular durante el ejercicio de una forma no invasiva, lo que es indicativo de defecto glucolítico.

Finalmente, si hay sospecha clínica y además el test de lactato es positivo, el diagnóstico se confirmaría bien con la determinación de actividad de miofosforilasa en la biopsia muscular o bien mediante el test genético molecular8.

Como nuestro caso no fue así, quedó diagnosticado de rabdomiólisis por ejercicio, que aunque suele darse en individuos poco entrenados, como hemos visto, también puede ocurrir en personas físicamente entrenadas sin otros factores de riesgo.

Bibliografía
[1]
M.L. Millar.
Clinical manifestations, diagnosis and causes of rhabdomiolysis.
Uptodate, (2011),
[2]
F.Y. Khan.
Rhabdomyolisis: a review of the literature.
Neth J Med, 67 (2009), pp. 272-283
[3]
B. Dekeyser, V. Schwagten, L. Beaucort.
Sever rhabdomyolisis after recreational training.
Emerg Med J, 26 (2009), pp. 382-383
[4]
K.J. Felice, A.B. Schneebaum, H.R. Jones.
McArdle's disease with late-onset symptoms: case report and review of the literature.
J Neurol Neurosurg Psychiatry, 55 (1992), pp. 407-408
[5]
S. di Mauro.
Muscle glycogenoses: An overwiew.
Act Myol, 26 (2007), pp. 35-41
[6]
B.T. Darras.
Approach to the metabolic myopathies.
Uptodate, (2011),
[7]
R. Haller, J. Vissing.
Spontaneous second Wind’ and glucose-induced second «second wind» in Mcardle disease.
Arch Neurol, 59 (2002), pp. 1395-1402
[8]
J. Arenas, M.A. Martin, A.L. Andrew.
Glycogen storage disease type V.
Gene reviews, (2009),
Copyright © 2013. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos