Buscar en
Imagen Diagnóstica
Toda la web
Inicio Imagen Diagnóstica Un camino sin fin
Información de la revista
Vol. 3. Núm. 2.
Páginas 41-42 (Junio - Diciembre 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 3. Núm. 2.
Páginas 41-42 (Junio - Diciembre 2012)
Editorial
DOI: 10.1016/j.imadi.2012.09.002
Acceso a texto completo
Un camino sin fin
Endless road
Visitas
...
John P. Lampignano
GateWay Community College in Phoenix, Phoenix, Arizona, Estados Unidos
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Conforme avanzo en mi carrera profesional como radiólogo, tengo la impresión de estar siempre poniéndome al día. Empecé como estudiante en 1976, en un pequeño centro de Phoenix, Arizona, EE.UU. Llegué a dominar el procesamiento manual de placas en cuarto oscuro. Teníamos algunos médicos que utilizaban el procesamiento automático, pero otros aún no contaban con dicha tecnología. El control automático de la exposición consistía en una sola fotocélula que, a veces, era fiable. Por lo tanto, el conocimiento y uso de los factores de exposición manual eran esenciales. Llevaba conmigo un cuaderno de factores de exposición fiables que se convirtió en mi gran compañero de clínica.

En el transcurso de los 36 años siguientes estoy en situación de aprender constantemente nuevas tecnologías y procedimientos. En la pequeña clínica de medicina deportiva en la que trabajo utilizamos radiografías informatizadas vinculadas a un PACS con el que las imágenes se pueden enviar e interpretar desde cualquier parte de los EE.UU. Pero, por supuesto, se trata de una tecnología obsoleta. Esperamos adquirir pronto un sistema digital directo para eliminar el uso de placas de imagen. Y tendremos que aprender a usar este sistema de una forma segura y competente.

En nuestra profesión, el aprendizaje nunca acaba. Estamos unidos al avance constante de la tecnología y de los procedimientos. Fue ese amor por la tecnología lo que inicialmente nos trajo a esta profesión. Debemos aprender y utilizar tecnologías actualizadas, capaces de realizar estudios de diagnóstico con el menor riesgo posible para el paciente. Y ese elusivo objetivo de aprender la última y mejor tecnología nunca se alcanzará. Tan pronto empezamos a sentirnos cómodos con un sistema, aparece un nuevo campo de conocimiento que debemos aprender y aplicar en el ámbito clínico.

Se están investigando nuevos agentes de contraste. Se están miniaturizando algunos sistemas, por ejemplo, dispositivos de ultrasonido de mano que podremos utilizar en los servicios de urgencias para realizar diagnósticos rápidos. La fusión de la PET con la TAC y la RM ha ocasionado que profesionales de la radiología y la medicina nuclear deban aprender acerca de las disciplinas de los otros. Se están creando nuevas profesiones como los asistentes de radiología que realizan procedimientos básicos de fluoroscopia y similares para que el radiólogo pueda dedicarse a otras responsabilidades. Y en el horizonte se avistan nuevas tecnologías y técnicas de diagnóstico.

¿Cómo podemos hacer frente a esta constante evolución de la profesión? En primer lugar, nunca nos debemos acomodar. Pensar que dominamos nuestra profesión es una mera ilusión. Debemos permanecer activos en el proceso de aprendizaje: asistir a conferencias profesionales, leer revistas profesionales y participar en foros en línea. Informarnos de las tendencias futuras antes de vernos obligados a aprender el nuevo sistema que ha adquirido nuestro centro.

En segundo lugar, debemos convertirnos en aprendices de por vida. La educación continua es más que un mero requisito para mantener nuestra certificación. Es un compromiso profesional para mantenernos competentes en el uso de nuevas tecnologías y así realizar estudios de diagnóstico con el menor riesgo posible para nuestros pacientes. Esto es especialmente importante para los colegas educadores. No podemos preparar a la próxima generación de profesionales en técnicas de imagen a menos que tengamos conocimientos y competencia con las tecnologías emergentes. Además, los formadores necesitan volver a la práctica clínica para seguir siendo profesionales competentes. Lo que va a impresionar a nuestros estudiantes no son nuestros títulos, sino nuestra maestría clínica.

Por lo tanto, el camino es interminable. Pero en vez de temerle o ignorarlo, tenemos que sumergirnos en el viaje. Es una profesión única que nos permite crecer intelectualmente sin estancarnos.

Copyright © 2012. ACTEDI
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.