Buscar en
Gastroenterología y Hepatología
Toda la web
Inicio Gastroenterología y Hepatología Pseudoaneurisma no traumático de la arteria cística como causa de hemobilia
Información de la revista
Vol. 41. Núm. 4.
Páginas 257-259 (Abril 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 41. Núm. 4.
Páginas 257-259 (Abril 2018)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.gastrohep.2017.04.002
Acceso a texto completo
Pseudoaneurisma no traumático de la arteria cística como causa de hemobilia
Non traumatic pseudoaneurysm of the cystic artery as a cause of haemobilia
Visitas
...
Raúl Medina Velázquez
Autor para correspondencia
raul.medvel@gmail.com

Autor para correspondencia.
, José Antonio Casimiro Pérez, María Asunción Acosta Mérida, Joaquín Marchena Gómez
Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Las Palmas de Gran Canaria, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

El término hemobilia representa cualquier sangrado gastrointestinal originado en el árbol biliar1. Su etiología es muy variada y determina el tratamiento. Actualmente, la mayoría de los casos son secundarios a lesiones traumáticas accidentales o iatrogénicas2. Los trastornos vasculares, como los pseudoaneurismas arteriales, constituyen una causa infrecuente. A continuación presentamos 2 casos de hemobilia secundaria a pseudoaneurismas de la arteria cística, asociados a sendos cuadros de colecistitis aguda.

Varón de 74 años con dolor abdominal en el hipocondrio derecho asociado a fiebre, hematemesis y melenas. Analíticamente destacaba elevación de amilasa, lipasa y parámetros de colestasis. Se realizó endoscopia digestiva alta que objetivó un sangrado procedente de la papila duodenal. Mediante angio-TC se evidenció una lesión pseudoaneurismática de 2cm adyacente al infundíbulo vesicular, con un gran cálculo apoyándose en dicha región (fig. 1), además de signos de colecistitis aguda. Presentaba una variante de la anatomía vascular; una arteria hepática común con nacimiento en la arteria mesentérica superior dividiéndose en 3 ramas antes del hilio hepático. Posteriormente se realizó una arteriografía que visualizaba la lesión pseudoaneurismática, sin que fuera posible identificar la arteria nutricia del pseudoaneurisma, imposibilitando su embolización. Finalmente, se practicó cirugía con abordaje laparoscópico evidenciándose colecistitis aguda con sangrado activo intravesicular que obligó a la conversión a colecistectomía abierta. Presentaba un gran cálculo de 3×2cm en el infundíbulo vesicular apoyado sobre la pared vesicular, erosionando el pseudoaneurisma anteriormente descrito.

Figura 1.

Flecha blanca: pseudoaneurisma. Flecha roja: cálculo.

(0,14MB).

Mujer de 74 años con dolor abdominal en el hipocondrio derecho, fiebre y desarrollo de melenas con anemización durante su hospitalización. Presentaba elevación de enzimas de citolisis y colestasis. La ecografía de abdomen reveló una colecistitis aguda con contenido ecogénico en la luz vesicular y dilatación de la vía biliar intrahepática. La endoscopia digestiva alta mostraba coágulos en la 2.ª porción duodenal procedentes de la papila. Se realizó CPRE extrayéndose coágulos de la vía biliar principal. La angio-TC evidenció una colecistitis aguda y una lesión pseudoaneurismática dependiente de la arteria cística, sin signos de sangrado activo, aunque con contenido hiperdenso intravesicular sugestivo de sangrado intraluminal (fig. 2). Finalmente, se realizó colecistectomía laparoscópica confirmándose la existencia de colecistitis aguda con un gran coágulo y 2 cálculos de 2cm intravesiculares.

Figura 2.

La flecha señala el pseudoaneurisma arterial.

(0,14MB).

Ambos pacientes evolucionaron favorablemente sin volver a presentar sangrado digestivo.

Los trastornos vasculares constituyen una causa infrecuente de hemobilia. Los aneurismas o pseudoaneurismas se encuentran mayoritariamente al nivel de la arteria hepática o alguna de sus ramas3. Los casos de hemobilia provocados por trastornos vasculares de la arteria cística son muy raros y ocurren generalmente tras algún traumatismo iatrogénico, como la colecistectomía laparoscópica4. Los pseudoaneurismas no traumáticos de la arteria cística son excepcionales y generalmente se deben a procesos inflamatorios de la vesícula biliar que, por vecindad, generan lesiones vasculares pudiendo fistulizar hacia la vesícula biliar. El proceso inflamatorio daña la adventicia vascular y provoca trombosis de los vasa vasorum, debilitando la pared del vaso. Otro mecanismo implicado es la erosión ejercida directamente por grandes cálculos que pueden apoyarse sobre la arteria cística5,6.

Los métodos diagnósticos a emplear en estos casos dependerán del estado hemodinámico del paciente. Siempre que se mantenga estable, la primera exploración a realizar es la endoscopia digestiva alta, que permitirá descartar otro origen del sangrado digestivo, así como comprobar signos de sangrado a través de la papila. No obstante, no permite ninguna maniobra terapéutica sobre el origen del sangrado y puede resultar negativa si este es intermitente6.

La angio-TC tiene gran utilidad porque, además de poder visualizar lesiones que actúen como foco del sangrado, identifica extravasación de contraste si este es suficientemente importante7.

El método más importante en casos de hemobilia con presencia demostrada (generalmente por angio-TC) o sospechada de sangrado activo es la angiografía, sobre todo por su capacidad terapéutica mediante embolización selectiva del vaso sangrante3. Cada vez son más los autores que consideran la embolización como el gold standard como tratamiento inicial de hemobilias en las que se demuestre sangrado activo, especialmente en pacientes con alto riesgo quirúrgico6,7. No obstante, la naturaleza intermitente del sangrado, la presencia de placas de ateroma, la tortuosidad vascular, o la existencia de variantes anatómicas (como en el primer caso), pueden hacer infructífero un intento de embolización2. A diferencia de los casos de hemobilia procedentes de ramas de la arteria hepática, donde la tasa de éxito de la embolización es razonablemente alta (llegando incluso al 100%)8, en los pseudoaneurismas de la arteria cística la tasa de éxito es menor (40%)7. Generalmente, se debe extirpar la vesícula biliar tras la embolización de la cística por el riesgo de isquemia vesicular, si bien se han reportado algunos casos que obvian la colecistectomía con buenos resultados7.

A pesar de la posibilidad de tratamiento angiográfico, la mayoría de los autores consideran la colecistectomía laparoscópica con ligadura de la arteria cística como tratamiento de elección. La situación del paciente o la dificultad técnica pueden obligar a la conversión o al abordaje abierto de entrada.

En conclusión, el tratamiento de elección es la colecistectomía con ligadura de la arteria cística, preferiblemente laparoscópica, aunque el tratamiento angiográfico constituye una alternativa ideal para pacientes de alto riesgo quirúrgico con estabilidad hemodinámica.

Bibliografía
[1]
P. Sandblom.
Hemorrhage into the biliary tract following trauma: Traumatic hemobilia.
Surgery, 24 (1948), pp. 571-586
[2]
S.W. Merrell, P.D. Schneider.
Hemobilia-evolution of current diagnosis and treatment.
West J Med, 155 (1991), pp. 621-625
[3]
D.J. Tessier, R.J. Fowl, W.M. Stone, M.A. McKusick, M.A. Abbas, M.G. Sarr, et al.
Iatrogenic hepatic artery pseudoaneurysms: An uncommon complication after hepatic, biliary, and pancreatic procedures.
Ann Vasc Surg, 17 (2003), pp. 663-669
[4]
Y. Butet, A.F. Bouras, S. Truant, F.R. Pruvot.
Pseudoaneurysm of the cystic artery as a complication of laparoscopic cholecystectomy.
Dig Liver Dis, 44 (2012), pp. 449-450
[5]
S.S. Saluja, S. Ray, M.S. Gulati, S. Pal, P. Sahni, T.K. Chattopadhyay.
Acute cholecystitis with massive upper gastrointestinal bleed: A case report and review of the literature.
BMC Gastroenterol, 7 (2007), pp. 12
[6]
H. Priya, G. Anshul, T. Alok, K. Saurabh, N. Ranjit, L. Romesh, et al.
Emergency cholecystectomy and hepatic arterial repair in a patient presenting with haemobilia and massive gastrointestinal haemorrhage due to a spontaneous cystic artery gallbladder fistula masquerading as a pseudoaneurysm.
BMC Gastroenterol, 13 (2013), pp. 43
[7]
R. Mullen, S.A. Suttie, R. Bhat, N. Evgenikos, S. Yalamarthi, K.D. McBride.
Microcoil embolisation of mycotic cystic artery pseudoaneurysm: A viable option in high-risk patients.
Cardiovasc Intervent Radiol, 32 (2009), pp. 1275-1279
[8]
D.N. Srivastava, S. Sharma, S. Pal, S. Thulkar, A. Seith, S. Bandhu, et al.
Transcatheter arterial embolizationa in the management of hemobilia.
Abdominal Imaging, 31 (2006), pp. 439-448
Copyright © 2017. Elsevier España, S.L.U., AEEH y AEG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos